Assassin’s Creed: Revelations
Assassin’s Creed Revelations - Análisis

Assassin’s Creed Revelations - Análisis PS3 / X360

Análisis “Assassin’s Creed: Revelations”

9,3
Twittear

3

0

Compartir

0

Por  /  14 de noviembre de 2011
231 comentarios
Recientes

El momento más importante al que ha tenido que enfrentarse la franquicia Assassin's Creed hasta ahora es el que trae consigo Revelations, el de la conclusión del primer volumen de la IP que comenzó con el juego original. Ezio y Altair concluyen sus historias en un título que vuelve a demostrar el maravilloso estado de salud de la franquicia.

El género de aventuras no pasa por su mejor momento en la actual generación de videoconsolas tras triunfar con títulos asombrosos en la época de PlayStation 2 y la primera Xbox, no obstante Ubisoft resiste contra viento y marea esta corriente con una de las sagas de más éxito de la actualidad: la de Assassin's Creed.


El primer gran volumen de la saga, el que comenzó con el mismísimo Altair, toca a su fin con Revelations, el que se va a convertir en el último gran lanzamiento de esta serie hasta el presumible cambio de ambientación que se producirá con el siguiente capítulo que todavía no se ha anunciado, pero cuyo lanzamiento parece más que probablemente enmarcado para el año 2012.


No obstante ahora toca hablar de este nuevo juego, este broche de auténtico lujo para una de las IPs más afamadas, exitosas y también de mayor calidad que hemos tenido la oportunidad de disfrutar en la Next-Gen. Un título en el que Desmond, Altair y Ezio unen fuerzas para desenmascarar los secretos que hemos venido atisbando desde el comienzo de la franquicia, y que por fin ahora reciben la merecida respuesta que tanto nosotros como sus protagonistas esperaban.



La Trinidad -La Historia-

A menudo en tantos y tantos juegos pertenecientes a una saga hablamos de la importancia de conocer los títulos precedentes, pero matizamos que no suele ser necesario el haberlos terminado para disfrutar de lo que nos ofrece el actual. El caso de Revelations es bien distinto, y es que si bien toda la vertiente de enorme calidad como juego de aventuras sigue intacta hayamos superado o no sus predecesores, lo cierto es que desde el punto de vista narrativo el programa sólo se disfruta, se entiende y se desgrana plenamente si conocemos a sus antecesores al dedillo.

En 3DJuegos, en nuestra costumbre de llevar a cabo análisis libres de spoilers, vamos a tratar de hablar del argumento del juego sin mencionar ningún aspecto que pueda desvelar información alguna a los aficionados que no hayan disfrutado de alguno de los anteriores Assassin's Creed. De este modo lo que podemos contar tiene más que ver con aportar una serie de rasgos generales del videojuego, la mayoría de ellos relacionados con la forma de contar la historia.


Por ejemplo sí podemos adelantar que lo que se nos narra, por primera vez en la saga, se nos cuenta a tres bandas. Los tres héroes que, hasta ahora, hemos visto en la IP toman el rol protagonista en el juego, y si bien el rol preponderante corresponde como no podía ser de otro modo a Ezio, lo cierto es que tanto Desmond como Altair tienen cosas importantes que decir en el conjunto de Revelations. Todo se desarrolla de tal manera que los tres arcos de la historia transcurren en paralelo, aunque cada uno en su ubicación y su época, hasta coincidir en un épico final que a nuestro entender hace justicia a lo que la saga ha ofrecido hasta ahora pero que, como resulta obvio, es imposible que satisfaga a todos los paladares teniendo en cuenta lo altas que están las expectativas.


Ezio nos cuenta su historia desde la lejana y exótica Constantinopla, Altair ofrece sus recuerdos desde Masyaf, mientras que Desmond al mismo tiempo lidia por saber dónde se encuentra: sumergido en una suerte de Limbo informático en el que amanece tras los acontecimientos que cerraron La Hermandad. Las tres historias se entremezclan con mucha habilidad en este Revelations, en una maniobra que vuelve a mostrar una vez más lo cómodos que se sienten con este tipo de historias los diferentes estudios de Ubisoft que han participado en el desarrollo del videojuego.


Assassin’s Creed Revelations

Revelations es muchas cosas, pero sobre todo es la merecida conclusión de la primera parte de una serie de tanto éxito como Assassin’s Creed.

De este modo tomamos control sobre los tres personajes y, a pesar de que como hemos dicho Ezio es el principal protagonista, tanto Altair como Desmond tendrán también sus momentos de gloria. Las secciones con el personaje contemporáneo, por ejemplo, aparecen como siempre para enlazar unas partes con otras, mientras que las del primer héroe de la saga se desbloquean cuando encontremos en Constantinopla las Llaves con sus recuerdos guardados, y todo ello se nos cuenta con las palabras del propio Ezio, que le escribe una carta a su hermana Claudia, y que da pie con estas misivas a unas escenas que funcionan como catalizador de todo lo que se narra.


Un juego, por lo tanto, más que sólido desde el punto de vista argumental. Un colofón fantástico para esta primera parte de la serie Assassin’s Creed que funciona no sólo desde el punto de vista argumental con un comienzo, un nudo y un desenlace fantásticos, sino que además atesora todas las virtudes jugables que tradicionalmente han caracterizado a la IP.


Nexo de Unión –Experiencia Jugable-

Si hemos jugado a alguno de los Assassin’s Creed anteriores nos vamos a sentir tremendamente cómodos con lo que nos ofrece Revelations, y es que el título es tremendamente fiel a lo que hemos venido disfrutando en los últimos años en el pellejo de Ezio, Altair y Desmond…

De hecho este juego, de alguna manera, es una suerte de compendio de todos los elementos característicos de estos personajes y, al mismo, tiempo un homenaje a todos ellos. El planteamiento de base sigue siendo tan libre como siempre, con una propuesta en la que prima sobre cualquier otra cosa el hecho de sentir que nuestro libre albedrío está por encima del resto de consideraciones en una Constantinopla gigantesca, no obstante en esta ocasión todo está constreñido por una disposición de la campaña en compartimentos mucho más marcada que en el pasado.


Assassin’s Creed Revelations (PlayStation 3)

Desmond se encuentra completamente perdido tras los acontecimientos de La Hermandad. Nuestro deber será ayudarle, a él y a Ezio y Desmond.

Para luchar contra ello, Ubisoft ha dispuesto infinidad de actividades accesorias y distracciones de todo tipo con las que salpicar de entretenimientos el arco habitual de misiones principales. Éstas, como es tradicional, son las más fuertes en todos los sentidos de Revelations, con las mejores secuencias cinemáticas, las propuestas más interesantes y los desarrollos más largos y complejos. Las diferencias entre las principales y las secundarias se pueden detectar rápidamente no sólo por su icono diferente en el mapa, sino también porque la atención prestada por la compañía gala para su concepción ha sido mucho mayor.


Aquí la variedad es máxima, y es que tras tomar buena nota de las críticas que recibió desde ciertos sectores el patrón repetitivo del juego original, Ubisoft apuesta por encargos tremendamente diferentes entre sí. Por el camino conoceremos a diferentes personajes, algunos de ellos históricos, que requerirán la ayuda de un hombre de nuestra singular habilidad, y poco a poco no sólo iremos llevando a cabo asesinatos, rescates o espectaculares búsquedas de tesoro, sino que también ellos mismos nos irán dando consejos que funcionarán a modo de tutorial.


Por ejemplo, el gancho es una de las principales novedades jugables de este Revelations, y es que es una mecánica que nos proporcionará uno de los primeros secundarios a los que conoceremos y que va a multiplicar exponencialmente nuestras posibilidades acrobáticas con su empleo. Para hacer uso de él sencillamente debemos pulsar el botón círculo de PlayStation 3 o B de Xbox 360 al hacer un salto, y automáticamente Ezio lo sacará de la manga para ganar unos centímetros extra de margen a la hora de, por ejemplo, agarrarse a una cornisa. Además algunos elementos del escenario como las antorchas colgantes permiten ahora dobles juegos, y es que si saltamos sobre ellas de forma normal giraremos como siempre las esquinas agarrados a ellas, no obstante si hacemos uso del gancho seguiremos nuestro camino en línea recta. Esto, que puede parecer un detalle totalmente superfluo, cobra enorme importancia en las secciones de plataformas más exigentes, donde el agarrarse a una cornisa a tiempo o el no realizar el mencionado giro con la antorcha pueden marcar la diferencia entre una misión cumplida o no.


El combate también será introducido por terceros, y mejora lo visto en entregas anteriores. Se unen nuevos movimientos como, por ejemplo, el de rodar por encima de la espalda de un enemigo para cogerle la retaguardia, y ganan en importancia otros ya presentes pero poco utilizados como el de la patada para desarmar la defensa del enemigo, pero en líneas generales se trata de unas luchas muy marcadas por los nuevos movimientos y una mayor amplitud de posibilidades. Destacan, sobre todo, las nuevas ejecuciones a espada que llevar a cabo sobre nuestros enemigos, y que mantienen todo el espectáculo cinemático de antaño añadiendo una violencia todavía más exagerada.


Otro de los elementos que estos NPCs van a presentarnos son los de la Defensa, pequeñas misiones en las que deberemos guardar alguna posición de los asedios enemigos. Para ello se plantea una suerte de minijuego táctico muy ligero, en el que debemos invertir puntos de experiencia en posicionar barricadas y unidades de diferente tipo tras ellas o en los tejados para evitar el avance del enemigo sobre una posición estratégica un determinado tiempo. Se trata de entretenimientos de corte secundario que aportan un soplo de aire fresco a la ya de por sí nada rígida estructura del videojuego, pero que no resultan demasiado divertidos.


Assassin’s Creed Revelations

El gancho es uno de los principales debuts de Revelations en lo jugable. Nuevas posibilidades para las secciones más acrobáticas del programa.

Artefacto Explosivo –Alternativas…-

Al margen de los objetivos que hacen avanzar la historia, el juego ofrece un completísimo abanico de distracciones de todo tipo, la mayoría de ellas heredadas de juegos precedentes. Por ejemplo todo el tema de la notoriedad viene de los juegos anteriores, aunque en esta ocasión ha sido suavizado, eliminando multitud de elementos como la posibilidad de arrancar carteles. Ahora "sólo" podemos llevar a cabo sobornos a los heraldos, efectuar eliminaciones de testigos…

Por otra parte también se recupera el reclutamiento de asesinos, y su envío a diferentes misiones para que obtengan experiencia y mejoras. El sistema es idéntico al de La Hermandad, con un interfaz muy cómodo para distribuir a nuestros hombres por ciudades de toda Europa en encargos de los que no veremos nada y de los que sólo sabremos cuando se inicien y finalicen. Éstos aparecen descritos con el objetivo a realizar, acompañados de la duración que supondrá el llevarlos a cabo y el porcentaje de probabilidad de éxito. Para reclutarlos podemos ayudarles cuando encontremos el icono específico en el mapa, en lugares aleatorios, y para ello deberemos echarles una mano generalmente con enfrentamientos muy rápidos contra soldados que tratan de apresarlos; como respuesta a nuestro favor pasarán a unirse a nuestra causa, y a partir de entonces podremos destinarlos a este tipo de encargos desde los paneles de acceso que salpican la ciudad y que permiten la entrada a dicho menú.


Generalmente al lado de estos paneles podemos encontrar los de elaboración de bombas, una de las grandes novedades de Revelations. Si en el pasado veíamos el debut de los disparos con rústicas armas de pólvora, en esta ocasión disfrutamos de la posibilidad de utilizar explosivos empleando un sistema muy similar. Para utilizar estas bombas bastará con seleccionarlas desde el menú rápido, y acto seguido lanzarlas apretando incluso el mismo botón que con éstas. Las hay tácticas, las hay de distracción y las hay directamente de fragmentación, y ya sea tirando una bomba de humo para cubrir nuestra huída, lanzando un petardo para distraer a unos guardias o arrojándoles una de fragmentación directamente para tratar de acabar con ellos.


Assassin’s Creed Revelations (PlayStation 3)

Como conclusión, Revelations supone también el regreso de varios personajes importantísimos de la saga. El ya mítico Altair tendrá un papel predominante.

Lo más interesante de Revelations es que se incorpora todo un sistema de elaboración alrededor de esta presencia de explosivos que estamos relatando. Con él podemos escoger con enorme detalle los componentes de este tipo de artefactos, desde la carcasa que los cubre hasta los ingredientes que lleva dentro como el tipo de pólvora, el efecto, etcétera… Ingredientes que iremos coleccionando o comprando en nuestras aventuras, y que producirán efectos muy diferentes en los tipos de artefactos que elaboremos en estos bancos de trabajo.


Con todos estos elementos el juego acaba consolidando uno de los muestrarios más ricos de actividades principales y secundarias que se pueden encontrar en un juego de estas características, y a ello hay que añadir muchos aspectos que dejamos en el tintero y que no reproducimos por no abrumar al lector con un dilatadísimo texto que flaco favor le haría. Únicamente rescataremos que también hay más novedades como la posibilidad de asesinar al líder templario de cada área para liberar cada zona de comercio e influencia; así como infinidad de otras actividades que llevar a cabo y que regresan de juegos anteriores como la posibilidad de comprar, mejorar o reparar nuestro equipo, la de adquirir y reformar comercios o la de utilizar la ayuda de los diferentes clanes como el de los asesinos o el de los debutantes gitanos.


Las novedades, así pues, son abundantes aunque no abrumadoras, y para el perfil de usuarios más inexperto Ubisoft ha tenido a bien aprovechar los tiempos de carga para echarles una mano. Así, por ejemplo, muchos tutoriales se nos presentan precisamente durante los tiempos de espera, de modo que los paseos en el vacío que anteriormente representaban las pantallas de espera de Assassin's Creed, en esta ocasión pueden aprovecharse poniendo en práctica las acciones y mecánicas que se nos han presentado como si de una demo del Animus o de las instalaciones de Abstergo se tratara.


Crimen Organizado –Multijugador-

La faceta multijugador de Assassin's Creed aparecía por vez primera en La Hermandad, y en esta ocasión nos encontramos con una versión corregida y aumentada de lo que pudimos ver el año pasado. En Revelations, como ya pudieron comprobar los aficionados con la beta, se mantienen las bases conceptuales de esta experiencia on-line, pero se aderezan con una serie de novedades y ajustes de lo más interesantes.

La cantidad de personajes jugables ha aumentado exponencialmente hasta superar la veintena, para hacer las partidas no sólo más pintorescas desde el punto de vista estético, sino también mucho más ricas desde la perspectiva jugable puesto que todo ello engorda las posibilidades de los juegos del gato y el ratón que constantemente se generan.


Assassin’s Creed Revelations

El multijugador mejora sensiblemente lo visto en La Hermandad. Más modos y unos réditos en cuanto a la diversión mucho más logrados.

En cuanto a las modalidades, éstas básicamente expanden las vistas en La Hermandad con nuevas alternativas que contribuyen a aumentar su profundidad. El Modo Wanted, por ejemplo, resulta idéntico a lo visto en La Hermandad, no obstante admite ajustes como, por ejemplo, los de Deathmatch que presenta la ausencia de radar. Por otra parte, el Artifact Assault, por mencionar otro ejemplo, es una suerte de reinvención del solicitado Captura la Bandera que prima, como siempre en esta saga, los patrones de sigilo e infiltración. Hay muchos más, aunque todos ellos giran en torno a los mismos pilares jugables.


Por si fuera poco podremos personalizar a nuestro personaje, tanto en cuanto a apariencia como en lo tocante a sus armas. La idea de Revelations es la de crear un personaje persistente de cara a atraer la atención constante del jugador, y en este sentido podremos ir desbloqueando numerosas posibilidades con el transcurso de las partidas. Desde una perspectiva más social también destaca la posibilidad de crear nuestros propios clanes con una herramienta muy cómoda, y la de elaborar nuestros propios sets predefinidos de armas, que se entremezclan hábilmente con los cuidados sentidos de rachas o ventajas que podemos configurar a nuestro entero gusto.


Por otra parte nos ha gustado mucho el hecho de que se conjunte tan bien la parte multijugador con la de la campaña individual. Por ejemplo para liberar algunos de los personajes que podremos escoger en los modos on-line deberemos llevar a cabo ciertas tareas de desbloqueo en la campaña individual como, por citar algunos casos, conocerlos o incluso llegar a asesinarlos, y además conforme vayamos avanzando en el multijugador iremos liberando interesantes documentos que nos darán pistas sobre las entrañas de Abstergo y sobre algunos aspectos de lo más interesante acerca de la campaña. Nada de una importancia capital puesto que sus responsables no desean marginar a los usuarios que no sientan interés por la vertiente on-line del programa, pero sí con algunos elementos curiosos y divertidos que hagan la experiencia más divertida y apasionante para los que sí lo estén.


Constantinopla: Entre dos Mundos –Gráficos y Tecnología-

A nivel visual, Revelations es con mucha diferencia el videojuego más bello de la franquicia Assassin’s Creed. El salto que hemos visto en esta entrega es muy superior a lo que hemos presenciado en capítulos anteriores, con muchos de los elementos que criticábamos en el pasado convenientemente corregidos. Si anteriormente, por ejemplo, hablábamos de unos rostros para los personajes que resultaban muy poco detallados para las secuencias cinemáticas y ciertamente hieráticos en cuanto a su expresividad, en esta ocasión el avance es francamente notorio.

Donde en el pasado, con Assassin’s Creed II concretamente, se daba una sorprendente y equívoca sensación de falta de medios con las cinemáticas, en esta ocasión es un verdadero placer presenciar las descripciones de los encargos por parte de nuestros interlocutores. Ya en La Hermandad veíamos un trabajo muy superior al de su predecesor en este sentido, pero en
Revelations todo da un serio salto hacia delante en un progreso que es francamente agradecido.


Assassin’s Creed Revelations (PlayStation 3)

Convertir a nuestros asesinos en maestros, enviarlos a hacer misiones, mejorar sus armaduras o su capacidad combativa... Hay toda una microgestión alrededor de nuestro gremio.

Por otra parte el inmaculado retrato de las ciudades siempre ha sido una de las grandes bazas de la saga Assassin’s Creed, y como no podía ser de otro modo, en esta ocasión el juego tampoco es una excepción. Constantinopla es el gran reclamo del juego en este sentido, y es que a pesar de que hay otras localizaciones que se exploran brevemente como Masyaf o el Limbo del Animus, la gigantesca ciudad turca es el lugar donde más horas vamos a pasar. Los escenarios que vamos a recorrer son aquí increíblemente detallados, y elementos como la propia identidad que destila cada uno de los barrios son características a agradecer que le aportan enorme realismo y personalidad a la urbe. La interacción en el sentido más puro de la palabra es tan escasa como siempre debido a lo estático de todos los entornos, pero las enormes posibilidades que se derivan de nuestros movimientos enteramente libres por él compensan sobradamente estas debilidades. La cuidadísima iluminación y la vida que rezuman las calles completa un apartado estético genial.


Por lo que respecta a los protagonistas, y también en cuanto a los secundarios, el acabado que exhiben es tan fantástico como siempre. El modelado de Ezio es impecable, literalmente, con un aspecto enormemente característico que se potencia con el look algo más maduro que muestra. El acabado de Altair y Desmond, por su parte, está un peldaño por debajo, aunque es también sobresaliente y los secundarios, por otro lado, también cuentan con una carga poligonal más que adecuada y un notable trabajo de texturas. Las animaciones, por otro lado, son geniales para todos los protagonistas y NPCs, siempre ha sido una de las grandes características de la saga, y a pesar de que no hay demasiadas novedades en este sentido, tanto las pequeñas incorporaciones y ajustes como los movimientos y acciones que repiten son de una calidad asombrosa.


En cuanto a las diferencias entre versiones, éstas no son demasiado notorias. Donde la de Xbox 360 muestra algunas fortalezas, PlayStation 3 ofrece algunas debilidades y viceversa, de modo que nos encontramos ante dos ediciones muy parejas de Revelations. Quizá en la máquina de Microsoft el antialiasing resulta algo menos notorio que en la de Sony, pero por el contrario la sincronía vertical hace mejor su trabajo en la primera. Por otra parte, ambas son estables en la tasa de imágenes por segundo, y sólo en momentos muy puntuales hemos visto alguna caída no demasiado notoria.


Assassin’s Creed Revelations

Las cinemáticas presentan en este Assassin's Creed un aspecto impecable, muy superior al de juegos anteriores merced a la impecable calidad de los rostros.

Por lo que respecta al audio, el juego vuelve a demostrar por enésima vez los enormes valores de producción que atesora la franquicia. La banda sonora de Jesper Kyd vuelve a demostrar el brillante estado de forma del talentoso compositor cuando cuenta con un buen telón de fondo, y el afamado músico regala nuestros oídos con algunas de las mejores partituras en lo que llevamos de saga. Por otra parte el título vuelve a llegar traducido a nuestro idioma en textos y voces, con un doblaje tan bueno como el de entregas precedentes.


El Desenlace –Conclusiones-

A pesar de que con cuatro entregas en cinco años este Revelations podría dar la sensación de comenzar a mostrar síntomas de agotamiento para la saga, Ubisoft se las ha arreglado para que el juego sea tan relevante como los anteriores títulos de la IP, y eso a pesar de que tres de estas aventuras han estado ambientadas en el mismo período y han contado con el mismo personaje como protagonista.

¿Cómo ha conseguido la compañía gala mantener las cotas de interés? Principalmente prometiendo una conclusión para los diferentes personajes que estuviera a la altura de lo que los aficionados han venido demandando en los últimos tiempos. Un cierre para las historias de Ezio, Desmond y Altair a los que también dirigiremos en esta aventura y que, como si de una trinidad se tratara, concluyen para fusionarse en un único final que da paso a futuros héroes y ambientaciones. Eso sí, todas las secciones son completamente fieles a los personajes que representen, de modo que, por ejemplo, siempre que dirijamos los pasos de Altair contaremos con su equipamiento del primer Assassin's Creed y no con las sofisticadas mejoras con las que contaba Ezio en títulos precedentes.


Por otra parte, en términos de duración, Revelations es una nueva demostración de la generosidad de contenidos por la que siempre se ha caracterizado la saga. La campaña es tremendamente larga, con una duración imposible de cuantificar en números concretos puesto que a cada uno le llevará una cantidad de horas muy variable, pero además encontramos infinidad de cosas para hacer como, por mencionar un único ejemplo, desbloquear áreas del Animus para Desmond con los fragmentos de éste que encontremos por el escenario en la piel de Ezio. Una nueva y apasionante manera de dar salida a los coleccionables que, antaño, servían únicamente como elemento ornamental y que ahora tienen una aplicación jugable.


Assassin’s Creed Revelations (PlayStation 3)

Toda la magia de Assassin's Creed regresa con Revelations, otro juego de la saga imprescindible para los fans de los títulos de aventuras.

Además puede que el juego en su totalidad no sea particularmente rejugable, pero dividiéndolo en partes sí que lo resulta puesto que las propias misiones sí lo son, y en ese sentido Ubisoft apela al sentido perfeccionista del jugador. Para ser más exactos al acabar cada uno de los encargos el título nos informará del índice de sincronización alcanzado, un baremo que sólo alcanzará el 100% si cumplimos con determinadas condiciones. Así, por ejemplo, para sacar la máxima puntuación deberemos superar un recorrido en menos tiempo del predeterminado o acabar con un enemigo sin despertar alertas, logros para los que a menudo nos hará falta repetir la secuencia. Este elemento unido al hecho de que podemos volver a jugar cualquier misión en el momento que deseemos desde la pestaña del menú de ADN, va a buscarnos seriamente las cosquillas si somos de esos que gustan de completar al máximo los videojuegos de su colección.


El juego presenta unas cotas de variedad, por si fuera poco, tremendamente amplias. No sólo se trata de unas misiones en Constantinopla fantásticas en todos los sentidos y con enorme diferencia entre unas y otras, sino que también está ahí Altair para aportar un soplo de aire fresco todavía mayor a la ecuación. A esto debemos sumar la presencia de Desmond, con algunas partes más llamativas que nunca en un lugar tan imposible y desafiante como el Limbo informático del propio Animus, un sitio en el que "nada es verdad" y donde "todo está permitido", y en el que viviremos algunas de las escenas más desconcertantes de toda la saga y sobre las que, por supuesto, no podemos contar absolutamente nada.


9,3
“Magnífico”
Valoración 3DJuegos - Assassin’s Creed: Revelations
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:

Revelations cierra con brillante broche el primer volumen de la genial saga Assassin's Creed, el que aglutina el primer título además del segundo, La Hermandad y el que nos ocupa. Ezio, Desmond y Altair protagonizan su última aventura, una que resultará imprescindible para cualquier fan del género de aventuras y que aúna una calidad jugable fuera de toda duda con una duración y una cuantía de contenidos encomiable. Fantástico.

Anímate y comparte tu experiencia con el resto de jugadores realizando tu propio análisis de Assassin’s Creed: Revelations. Tu artículo será publicado en la revista y leído por muchos usuarios, ¡Lúcete!

Valoración y estadísticas
9,3
Valoración 3DJuegos
“Magnífico”
9,1
Análisis lectores (320 análisis)
Popularidad:
Notable
¿Qué es?
Ranking:722 de 20039 juegos
Top10 Global:126 días como número 1
Top10 PS3:164 días como número 1
En la comunidad:
Usuarios (7794) | Grupos y clanes (88) | Más
Expectativas / Valoración (9231 votos)
9,5
Tu voto:
Tienda
Assassin’s Creed: Revelations
19,99 €

¡No busques más! te ofrecemos el mejor precio.

Grupos y Clanes relacionados
Fans Assassins Creed

Grupo con 4872 miembros

[ ¡Propaga La Revolución! ]
Gamers Assassins Creed

Grupo con 3927 miembros

Actuamos en las sombras para servir a la luz .Somos Asesinos
GREMIO ASSASSINS CREED

Grupo con 1577 miembros

Rediseñando grupo proximamente mas novedades
Todo Assassins Creed

Grupo con 251 miembros

La gente solo ve lo que esta entrenada para ver [2 años]
AC insuperable

Grupo con 139 miembros

Assassins creed 3 no hay mas palabras
El Gremio de asesinos

Grupo con 99 miembros

Somos un credo,somos,asesinos
Todos los grupos y clanes (88)
Foro del juego
Autor: Manuxito
Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “Assassin’s Creed: Revelations” de PlayStation 3, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o impresiones sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.
Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.
Universo relacionado