Juegos
Far Cry 3: Blood Dragon

Far Cry 3: Blood Dragon

Fecha de lanzamiento: 1 de mayo de 2013
 · Plataforma

Análisis - Far Cry 3: Blood Dragon

30 de abril de 2013 / Página 1 de 2
Análisis “Far Cry 3: Blood Dragon”

Si tienes espíritu ochentero. Si adoras el más casposo cine de acción y ciencia ficción de hace treinta años. Si eres fan de los shooters más genialmente descerebrados... Blood Dragon es tu juego. Far Cry 3 se viste de serie Z y VHS, y suena a sintetizador y a diálogos absurdos con una propuesta frenética e hilarante, que sabe no tomarse en serio absolutamente nada de lo que pone sobre la mesa.

Por
114 comentarios
Desde el anuncio de Blood Dragon hemos visto una amalgama de reacciones digna de estudio. Por un lado ha habido muchos aficionados, generalmente jóvenes, que han recibido con escepticismo a este lanzamiento descargable: cuestionando incluso el hecho de que lleve las palabras Far Cry 3 consigo. Por otro encontramos a un perfil de público de una cierta edad que ha vivido todo lo que el juego de Ubisoft satiriza en este lanzamiento, esencialmente elementos de la cultura popular de la década de los 80, y que ha seguido con inusitado interés su desconcertante punto de partida.

¿Por qué tanto revuelo? Principalmente porque, como muchos ya sabrán, el producto es principalmente una parodia, un título que emplea el fenomenal armazón jugable del propio Far Cry 3 para crear una promesa divertida, desenfadada y plagada de homenajes que sin duda los veteranos agradecerán. Libertad de movimientos, misiones alocadas y un protagonista carismático, chulesco y cargado de sorna son las claves de esta breve e impetuosa aventura que no ha querido dejar indiferente a nadie y que podemos superar en unas seis horas.


Colt, Power Colt
Blood Dragon nos pone en el pellejo de Rex "Power" Colt. ¿Quién se oculta bajo ese imposible nombre? Un supersoldado de un "futuro" ambientado a finales del siglo XX que tiene la misión de salvar la humanidad de un jocoso villano en un planeta Tierra post-apocalíptico devastado por la guerra nuclear. Este ejército de máquinas de matar cibernéticas al que pertenecemos es creado en serie, y tiene como punta de lanza a nuestro protagonista que, acompañado por su inseparable compañero Spider, lleva a cabo una misión de auténtica vida o muerte.

Con esa base tan tópica, planteada de este modo con entera premeditación por cierto, sirve de punto de partida para un juego en el que la narrativa tiene mucha importancia a pesar de lo poco en serio que se la toma. Todo se nos cuenta a través de viñetas en movimiento acompañadas de voces al más puro estilo cómic interactivo, y ese es uno de los grandes puntos fuertes del título en cuanto a guión, puesto que ayudan a construir esa robusta identidad que atesora el programa. Las frases más estereotipadas de camaradería militar tienen, por supuesto, su hueco, con todas esas sentencias tan manoseadas que hemos oído mil y una veces en películas de género; sin embargo todo está tratado con un sentido del humor y un ansia de tomárselo todo a broma que resulta muy refrescante.

Far Cry 3 Blood Dragon

Blood Dragon nos pone en el pellejo de Rex "Power" Colt, la única esperanza de la humanidad en un oscuro futuro.

Trataremos con personajes como el propio Spider o la Doctora Elizabeth Darling, ya sea en persona o a través de la radio, y nuestros diálogos con ellos irán más allá del mero intercambio de instrucciones para seguir hacia delante. El motivo está relacionado con Rex: que replica y tiene contestación para todo lo que se le dice, casi siempre con palabras soeces y mal encaradas, pero siempre divertidas y a menudo capaz de dibujarnos una sonrisa en el rostro. Lo cierto es que ya sea por lo desenfadado que es lo que se nos cuenta, o por las escalada de situaciones absurdas que vamos a vivir, es difícil no sentir simpatía y gancho por el guión del título.

A final de cuentas la estructura es la misma que en Far Cry 3, con bloques de misiones principales, instalaciones aliadas y con abundantes entretenimientos secundarios para romper con el esquema. Así no nos llevará demasiadas horas superar los encargos principales, aquellos que hacen avanzar la historia, puesto que su número es breve y no resultan demasiado difíciles, pero si logramos sentir interés por todas las alternativas que ofrece a su alrededor y por la exploración de su mundo, sí le sacaremos buen jugo a todos los contenidos que oferta el producto. El mapa, en esencia, es muy parecido al del shooter tropical y cuenta con la misma disposición de ofrecer bases militares, patrullas itinerantes, distintos tipos de fauna... Todo al estilo Blood Dragon.

Y es que para algunos paladares que sólo echen un vistazo rápido al título, éste puede dar la sensación de que el juego no es sino un mero skin de la aventura del propio Far Cry 3. Sin embargo la más mínima exploración nos hace darnos cuenta de que esta sensación es algo engañosa. Cierto que el nuevo lanzamiento recicla infinidad de elementos del shooter del año pasado, sin embargo también ofrece nuevos conceptos, enemigos inéditos, todo el arco de misiones que debutan y, por supuesto, los dragones que le dan nombre al juego.

Far Cry 3 Blood Dragon (Xbox 360)

Las misiones principales incluyen objetivos de sabotaje, protección, limpieza... Un clásico abanico de estilos, algo exiguos en cuanto a duración, pero muy objetivos.

El Año del Dragón
Tras comenzar Blood Dragon y superar su tutorial, especialmente prolongado y jocoso por cierto, el juego abre sus posibilidades ante nosotros. Podemos llevar a cabo un buen número de tareas, y es precisamente por eso por lo que el juego resulta muy divertido. Antes de dar paso alguno hay que planificar nuestros movimientos al igual que lo hacíamos en Far Cry, así que el paso por las tiendas de munición para cargarnos de balas, chalecos y botiquines, la exploración del escenario con los prismáticos o la mejora del personaje son aspectos fundamentales. Debemos dejar claro que el sistema de progresión, como el resto de elementos del título, es en este videojuego digital algo mucho más sencillo, y es que si bien todo se desbloquea con la experiencia que obtenemos por matar enemigos o cumplir misiones, también es cierto que lo que se libera es de forma automatizada, sin posibilidad alguna por nuestra parte de personalizar el siguiente aspecto a incrementar.

Todo queda encaminado a cumplir las misiones, que huelga decir que son el plato fuerte. En ellas es donde más brilla el sentido del humor, donde sin ningún tipo de sonrojo Ubisoft rinde culto de forma divertidísimamente grosera a películas como Terminator, Aliens: El Regreso, 1997: Rescate en Nueva York, y una larga retahíla de otros grandes hits cinematográficos de los 80. Se trata casi más de parodias cariñosas que de homenajes llevados a cabo con escrupuloso respeto, así que lo que el usuario debe esperar son bromas de trazo grueso llevadas a cabo con toda la chulería y el estilo retro de nuestro protagonista en cada palabra que pronuncia o en cada gesto obsceno que lleva a cabo.

Anímate y comparte tu experiencia con el resto de jugadores realizando tu propio análisis de Far Cry 3: Blood Dragon. Tu artículo será publicado en la revista y leído por muchos usuarios, ¡Lúcete!

Sigue 3DJuegos en
Valoración y estadísticas
8,5
Valoración 3DJuegos
“Excelente”
Análisis lectores (4 análisis)
9,0
Popularidad:
Inexistente
¿Qué es?
Ranking:4234 de 18840 juegos
En la comunidad:
Usuarios (132) | Grupos y clanes (0) | Más
Expectativas / Valoración (80 votos)
8,6
Tu voto:
Foro del juego
Autor: Xbosito666
Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “Far Cry 3: Blood Dragon” de Xbox 360, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o impresiones sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.
Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.
Universo relacionado
Anuncios Google