Diablo III: Ultimate Evil Edition

Diablo III: Ultimate Evil Edition

Reedición · Fecha de lanzamiento: 19 de agosto de 2014
 · Plataforma
Diablo III Ultimate Evil Edition - Análisis

Diablo III Ultimate Evil Edition - Análisis PS3 / X360 / PS4 / XOne

La versión de Diablo III más completa

8,5
Twittear

26

2

Compartir

0

Por  /  12 de agosto de 2014
34 comentarios
Recientes

El Ángel de la Muerte extiende sus alas en consolas, donde al fin los aficionados a Diablo III pueden disfrutar de la versión más completa de este exitoso juego de acción y rol. Una que incluye la nueva clase de personaje, el Cruzado, junto a montones de misiones adicionales, nuevas modalidades de juego y todo el encanto propio de esta serie a la que el manejo con mando le ha sentado tan bien.

Un año después de lo que hasta entonces parecía imposible, que era ver Diablo en consolas, Blizzard vuelve a la carga con una Ultimate Evil Edition que lleva a las plataformas de Sony y Microsoft las últimas novedades del destacable Diablo III. ¡Que no son pocas! Porque la expansión Reaper of Souls, que se estrenó en PC hace tan solo unos meses, renueva en lo más profundo las bases jugables de este frenético título de acción y rol, que ahora sí que sí es el juego que todos los fans esperaban.


No exageramos. Desde el épico nuevo Acto para el modo historia, hasta la presencia de un héroe tan atractivo como el Cruzado, pasando por la completa revisión del sistema de botín y la inclusión del adictivo Modo Aventura, esta versión definitiva de Diablo III cumple de manera sobresaliente a todos los niveles posibles, contando además con varios atractivos intrínsecos a su versión consolera como son ese loco Sistema Némesis, que nos permitirá enviar a nuestros amigos aquellos monstruos que más nos hayan hecho sufrir durante la partida, y por supuesto las batallas cooperativas para cuatro jugadores en una misma consola. ¡Puro vicio!


Nota: Este análisis se centra en las novedades incluidas por la expansión Reaper of Souls, disponible en PC desde hace unos meses. Si ya leíste en su momento el análisis original de la misma, puedes pasar directamente a la sección Belleza Siniestra -Diablo en consolas- para descubrir las novedades de esta Ultimate Evil Edition para consolas.

Esencia Diablo

El Ángel de la Muerte, Malthael, ha desatado su ira sobre el reino de Westmarch llevándose por delante a miles de inocentes, que nada han podido hacer frente a las fuerzas oscuras que comanda este temible enemigo. Un rival al que tendremos que hacer frente en el nuevo Acto que da forma a la primera gran expansión de contenidos de Diablo III, y que mejora sustancialmente la experiencia de juego con respecto al original en aspectos fundamentales como la rejugabilidad o el reparto del botín. Pero vayamos por partes.

Si hablamos del nuevo Acto V este nos ha parecido francamente bueno. Incluso sorprendente en algunos aspectos. Sobre todo porque a nivel estético recupera la esencia más oscura y siniestra de la serie, dándonos la oportunidad de combatir a un buen puñado de nuevos y peligrosos enemigos en un entorno de juego magistralmente diseñado, que además destaca por su gran variedad de localizaciones. Que no es poca cosa tratándose de una expansión. Pero aquí lo importante es el juego en sí, el cómo se desarrolla la acción; y en este sentido Blizzard también está a la altura de las expectativas.


Principalmente en lo tocante al inteligente y variado diseño de las misiones a las que haremos frente, con una gran afluencia de jefazos y enemigos élite que nos obligarán a dar lo mejor de nosotros mismos para sobrevivir a las duras contiendas que nos aguardan. Recolección de objetos mágicos, la aniquilación de hordas demoníacas, los duelos cara a cara contra peligrosas criaturas del averno… sin ser nada original en la mayoría de sus objetivos, el nuevo acto de Diablo III consigue de principio a fin mantener muy alto el interés por su acción, ya sea por lo atractivo de su argumento o la intensidad de sus batallas, que en algunos casos nos dejarán con la boca abierta.


También se ha mejorado mucho la sensación de libertad con respecto al original en el sentido de que ahora los escenarios son más grandes y laberínticos, ocultando en su interior un mayor número de eventos aleatorios y mazmorras opcionales. Todo sigue igual, es cierto, pero la sensación es la de estar ante un videojuego más variado y sorprendente que el original, que además potencia considerablemente la exploración de los entornos con un único objetivo en mente: obtener el mejor botín posible.


Diablo III Ultimate Evil Edition

Aparte del nuevo Acto V, el juego se renueva con el Modo Aventura, en el que podremos subir de nivel enfrentándonos a innumerables hordas demoníacas.

Una Cruzada Renovadora

Con el Ángel de la Muerte como gran némesis de la expansión Reaper of Souls, el juego mantiene el tipo a nivel argumental cerrando algunos de los cabos sueltos que dejó el original, a la par que abre nuevas vías que en el futuro podrían explorarse con otras expansiones o un posible Diablo IV. Nada oficial, por supuesto, aunque una reciente encuesta por parte de Blizzard parece indicar que sí habrá novedades al respecto. Dicho lo cual, no podemos dejar de destacar una vez más lo interesante de su historia, que por razones obvias nos deja con ganas de más. Es muy interesante, por momentos incluso apasionante; incluye enfrentamientos contra enemigos que no habríamos imaginado y, además, expande sobremanera el trasfondo argumental del universo Diablo con una serie de tramas conspiratorias que nos han encantado.

Podría haber sido mejor, es cierto, sobre todo por ese final un tanto abrupto que nos deja con una sensación agridulce. Pero es innegable que el ambiente más oscuro y siniestro con el que se ha dotado a esta expansión le hace ganar muchos enteros. A lo que también ayuda mucho la presencia del Cruzado. La nueva clase de personaje que se estrenó con Reaper of Souls, y que sorprende por su versatilidad en el combate. Porque este héroe, que indudablemente recuerda al mítico paladín de Diablo II, se desenvuelve a la perfección tanto en labores ofensivas, gracias a su maestría con las armas blancas y poderes celestiales, como en defensa, apoyándose en su enorme resistencia y las auras mágicas que le beneficiarán tanto a él como a sus aliados.


Héroes que también han visto incrementado su poder en esta Ultimate Evil Edition con nuevas habilidades y runas que se desbloquearán en el camino hacia el nuevo nivel máximo de poder fijado en 70. Pero a diferencia del original, ahí no acaba la cosa gracias al nuevo sistema Paragón 2.0, que nos permitirá seguir adquiriendo puntos de habilidad extra para personalizar a nuestro guerrero de forma más concienzuda. Porque en este caso, hablamos de la posibilidad de invertir libremente estos puntos de experiencia en cuatro categorías distintas.


Básico, en la que nos encontramos los atributos tradicionales de fuerza, destreza, inteligencia y vitalidad; Ofensivo, que nos dará la oportunidad de mejorar aspectos como la velocidad de ataque, el daño crítico, la reutilización de habilidades activas, etc. Defensivo, que nos permitirá potenciar la vida, resistencia a los estados alterados, capacidad de bloqueo y esquiva, etc.; y Utilidad, que variará dependiendo de la clase de personajes que controlemos, mejorando aquellos aspectos que lo hacen único. No llega al nivel de personalización de Diablo II, por ejemplo, pero sí supone un gran paso adelante que sin duda satisfará, aunque sea de manera parcial, a los más veteranos.


Diablo III Ultimate Evil Edition (PlayStation 4)

El argumento de Reaper of Souls presenta un tono sombrío que nos encanta. El final de la historia resulta algo abrupto, pero en líneas generales es bastante bueno.

Aventuras en Santuario

Si lo visto hasta el momento nos parece poca cosa, conviene destacar que Blizzard guarda una sorpresa para los fieles seguidores del universo Diablo: el nuevo Modo Aventuras. O lo que es lo mismo. La excusa perfecta para que todos aquellos cansados de repetir una y otra vez las misiones del modo historia tengan la oportunidad de seguir mejorando sus habilidades de combate sin distracciones de ningún tipo. ¿De qué modo? Afrontando una ingente cantidad de misiones aleatorias repartidas por todos y cada uno de los actos de la campaña mientras se baten en duelo contra algunos de los enemigos más poderosos de Diablo III. ¡Casi nada!

Acabar con un jefazo, exterminar a decenas de enemigos, proteger una posición de las incesantes oleadas demoníacas, recuperar un objeto de gran valor… fieles al estilo propio de la serie, superar estas misiones no nos llevará más que un par de minutos por cada una de ellas; pero tal es la intensidad de estas contiendas, y es tan divertido completarlas, que de verdad os resultará muy difícil no caer presa en las adictivas garras de esta nueva modalidad de juego. Aventuras adicionales que, por supuesto, se disfrutan muchísimo más en compañía de otros jugadores. ¡Y aún hay más!


Porque el equipo de desarrollo también ha integrado nuevos niveles de dificultad para que, ya desde el principio, configuremos el grado de desafío de la partida escogiendo entre las seis variables disponibles: Normal, Difícil, Experto, Maestro y Tormento, que a su vez se divide en seis niveles de dificultad adicionales. ¿Queríais un desafío a la altura? Pues ahí lo tenéis. Y ya os lo advertimos, algunos retos os lo harán pasar condenadamente mal. Cosa que, por otro lado, nos encanta. Como también hemos quedado tremendamente satisfechos con las Fallas Nephalem.


Otra de las grandes novedades de este Modo Aventura, que se presentan como una serie de portales dimensionales que nos transportarán a mazmorras especiales en las que tendremos que medir nuestras fuerzas contra enemigos aleatorios de cualquier acto del modo historia, peleando sin descanso hasta que, llegado el momento, aparezca el guardián de dicha mazmorra que, al ser derrotado –y no es fácil-, nos recompensará con un botín de gran valor. Vamos, la excusa perfecta para ponernos a prueba constantemente mientras alargamos la vida útil del juego hasta cotas insospechadas.


Diablo III Ultimate Evil Edition

Nuestros enemigos han crecido en número y poder. Ahora nos sorprenderán con ataques especiales más dañinos que nos obligarán a movernos constantemente.

Y ya que hablamos de tesoros, no podemos obviar la que es otra de las mejoras más destacables que introdujo Reaper of Souls: el renovado reparto de botín, que ahora es más justo, equilibrado y coherente que el visto en el título original. ¿Las razones? Por un lado, destaca el que ahora los objetos legendarios sean, de verdad, legendarios, mostrando una serie de atributos únicos que los convierten en piezas de gran valor. Así que se acabó eso de contar con objetos mágicos infinitamente más poderosos que los de leyenda.


Pero más importante si cabe es el hecho de que ahora, por norma, caerán siempre objetos que tengan relación con la clase de personaje que controlemos. Obviamente, el looteo sigue siendo aleatorio; pero si jugamos como Cruzado, lo más habitual será encontrarnos con piezas propias de este personaje y no un sinfín de varitas para el mago, fajines de bárbaro, o ballestas para el cazador de demonios como ocurría antes de esta completa renovación. Un enorme paso adelante que hace que el progresar con nuestros héroes sea ahora un camino mucho más placentero, al poder ir mejorando de forma constante sus estadísticas con un mejor equipo de leyenda.


Lo que debe quedar claro es que ahora sí, Diablo III cuenta con una magnífica base jugable que alargará durante meses nuestras sesiones de juego con él; y más teniendo en cuenta que el nuevo equipo creativo a cargo del programa, con Josh Mosqueria a la cabeza, tiene grandes planes de futuro con la inclusión de las míticas ladders o temporadas, que retarán a los jugadores a completar ciertos desafíos durante un tiempo límite para así obtener recompensas exclusivas. Mejoras que llegarán casi de forma simultánea en PC y consolas; lo que supone un enorme paso adelante en esta clase de adaptaciones.


Diablo III Ultimate Evil Edition (PlayStation 4)

El sistema de control funciona tan bien como en el original: se mantienen las curiosas esquivas con el stick derecho y, en el caso de PS4, la posibilidad de navegar por los menús usando el Touchpanel del DualShock 4.

Belleza Siniestra -Diablo en consolas-

No podíamos cerrar este análisis sin destacar también el fantástico trabajo llevado a cabo a nivel audiovisual, con un nuevo Arco realmente espectacular sobre todo en lo que se refiere al diseño artístico de entornos y enemigos, que vuelven estar un paso por delante de la gran mayoría de competidores en este género. Es visualmente impactante, una auténtica gozada, perderse por las siniestras calles de una Westmarch asediada por las tropas del Ángel de la Muerte, mientras exploramos también sombrías zonas pantanosas, un Pandemónium absolutamente espectacular o sangrientas mazmorras mientras acabamos con decenas y decenas de enemigos a la vez.

La calidad de los efectos de luces y sombras, lo efectistas y llamativo de muchas de las habilidades especiales de nuestros héroes, o la contundencia con la que los enemigos estallarán en mil pedazos frente a nosotros –dejando tras de sí un reguero de sangre- hacen de esta Ultimate Evil Edition un título verdaderamente absorbente. Más si cabe en Xbox One y PlayStation 4, donde el juego se muestra en todo su esplendor a una resolución de 1080p y 60 imágenes por segundo; que es un gran paso en comparación con lo visto en la versión para las consolas de la pasada generación.


Esta adaptación consolera, que nos permite transferir los datos de nuestra partida en Diablo III para continuar la acción en el mundo de Reaper of Souls, también incluye el divertido sistema Némesis que nos permitirá enviar a los monstruos que nos hayan matado para que siembren el caos en las partidas de nuestros amigos, así como el modo aprendiz, que mejorará las estadísticas de los jugadores de nivel bajo para cuando se aventuren con jugadores de mayor nivel. Pero ojo, que también podéis ser buenos con ellos ofreciéndoles diversos regalos; ¡que no todo es hacer el mal!


Diablo III Ultimate Evil Edition

El multijugador cooperativo para cuatro jugadores es otro de los mayores logros de Diablo III. Disfrutar de esta opción en una misma consola es todo un lujo, pero también encontramos diversas opciones online: intercambio de objetos, partidas con desconocidos, etc.

Igualmente, en el caso de las consolas PlayStation, se han incluido varios objetos de batalla inspirados en algunos de los juegos más queridos de Sony, como Shadow of the Colossus; así como una interesante Falla Nephalem basada en el universo de The Last of Us. No es gran cosa, pero estos pequeños detalles pueden marcar la diferencia para algunos a la hora de decantarse por una u otra versión.


Tampoco queremos olvidarnos de la poderosa banda sonora que presenta el juego, que ha visto ampliado su repertorio musical con nuevas melodías propias de Reaper of Souls. ¡Ah! El doblaje al castellano sigue siendo tan bueno como siempre, en esta ocasión con la participación también del doblador de Bruce Wayne en las últimas películas de Batman: Claudio Serrano.


Y ahora llega la pregunta del millón. ¿Merece la pena hacerse con esta Ultimate Evil Edition? Si en su día no comprasteis Diablo III y no tenéis un PC donde disfrutar de su intensa acción, entonces os diríamos que corráis a la tienda más cercana para haceros con él a partir del 19 de agosto. Si por el contrario ya tenéis el original en vuestro poder… bueno, los cambios son notables y mejoran mucho el resultado final, pero también es verdad que el juego se vende a un precio un tanto elevado para las novedades que aporta. Así que en ese caso la respuesta sería un sí menos convincente, pero seguro de que os gustará.


8,5
“Excelente”
Valoración 3DJuegos - Diablo III: Ultimate Evil Edition
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:

Épica, muy intensa y con montones de contenidos jugables por descubrir, Ultimate Evil Edition de Diablo III raya a un nivel sobresaliente. El nuevo Acto V es apasionante, mientras que el novedoso Modo Aventura promete mantenernos durante meses pegados al juego. Los cambios en el sistema de reparto de botín, personalización y nivel de dificultad también suponen un gran avance. Por eso, si todavía no tenéis Diablo III esta es la excusa perfecta para hacerse con uno de los mejores juegos de acción y rol del momento. Pero si ya contáis con el original en consolas, o lo tenéis en PC, las novedades que aporta esta edición especial saben a poco; y más al precio al que se venden.

El Acto V. Es épico, intenso y muy divertido.
El Cruzado. Es una clase de personaje muy atractiva con muchas posibilidades jugables.
El Modo Aventura y las Fallas Nephalem. La dificultad está bien ajustada.
Mejor reparto de botín y novedades atractivas para todos los héroes.
Cooperativo local. ¡Es lo más!
Se echa en falta alguna clase de personaje adicional.
Si ya tienes el original, aporta poco para el elevado precio al que se vende.
Duración: 20-30 horas (mínimo)Jugadores: 1-4 (Competitivo: Sí / Cooperativo: Sí)

Anímate y comparte tu experiencia con el resto de jugadores realizando tu propio análisis de Diablo III: Ultimate Evil Edition. Tu artículo será publicado en la revista y leído por muchos usuarios, ¡Lúcete!

Valoración y estadísticas
8,5
Valoración 3DJuegos
“Excelente”
9,3
Análisis lectores (3 análisis)
Popularidad:
Excelente
¿Qué es?
Ranking:174 de 19567 juegos
En la comunidad:
Usuarios (203) | Grupos y clanes (1) | Más
Expectativas / Valoración (103 votos)
8,9
Tu voto:
Tienda
Diablo III: Ultimate Evil Edition
71,99  64,95 €

¡No busques más! te ofrecemos el mejor precio.

Oferta exclusiva: ¡Regalamos un estupendo colgante de Diablo y el objeto del juego exclusivo Cubrehombros Infernales con la compra del juego!
Grupos y Clanes relacionados
Foro del juego
Autor: AMP791985
Autor: Markensen
Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “Diablo III: Ultimate Evil Edition” de PlayStation 4, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o impresiones sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.
Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.
Universo relacionado