Empire: Total War

Empire: Total War

Fecha de lanzamiento: 4 de marzo de 2009
 · Plataforma

Análisis - Empire: Total War

3 de marzo de 2009 / Página 1 de 4
Análisis “Empire: Total War”

Total War es a la estrategia en tiempo real lo que Maradona al fútbol o El Padrino al cine. Creative Assembly no falta a su cita con el género y nos aporta uno de los títulos más completos de la saga. Descubre en primicia nacional con 3DJuegos los secretos que oculta tras de sí el que es, sin ningún género de dudas, el exclusivo de Pc más importante del 2009.

¿Qué decir a estas alturas de Creative Assembly? Shogun: Total War los puso en el mapa en el año 2000 con una fantástica reinvención del clásico Centurion: Defender of Rome que había visto la luz diez años antes de la mano de Bits of Magic y Electronic Arts. Desde entonces han pulido su franquicia estratégica con videojuegos de una calidad impresionante, y con entregas tan emblemáticas como Medieval I y II y Rome, convirtiéndose en una ineludible referencia del género.

Encumbrados ya como una de las desarrolladoras de culto en Pc, su anuncio de Empire en agosto de 2007 no dejó indiferente a nadie. Las épicas series de estrategia viajarían en esta ocasión a la edad de los imperios abarcando el siglo XVIII, y permitiéndonos encarnar a una de las grandes potencias militares de la época.

El estudio británico vuelve a demostrar una vez más una inusual maestría en el género, que lo equipara a equipos de desarrollo tan importantes en la actualidad como Blizzard o Relic, y que lo encumbra a la altura de grandes compañías clásicas del género de la talla de los vetustos y ya desaparecidos Westwood. Empire: Total War no sólo es un gigantesco testimonio de una época fascinante y turbulenta a partes iguales, sino que también supone una nueva demostración de la supremacía definitiva de una plataforma, Pc, en un género en el que no conoce rival: La estrategia en tiempo real.

Guerra y Paz
La campaña individual es el grueso de Empire: Total War, y como todos los videojuegos de la saga será aquí donde invertiremos más tiempo. En este modo historia podremos encarnar a una de las 11 facciones que oferta el videojuego –Inglaterra, España, Francia, Austria, las Provincias Unidas, Prusia, Polonia-Lituania, el Imperio Otomano, Rusia, Suecia y la Confederación Amatha-, y afrontar sus diferentes objetivos y puntos de partida según la opción escogida.

Empire Total War

Uno de los aspectos más brillantes de toda la saga Total War es su rejugabilidad, y Empire no es una excepción. Cada facción tiene sus propias circunstancias y sus condiciones de victoria, con lo cual cada una es un videojuego en sí misma.

Esta vertiente del título se divide en dos partes bien diferenciadas que el habitual de la saga conocerá sobradamente. La primera de ellas es la de los combates en tiempo real con la que se resuelven las batallas y que pueden ser simulados para obtener un “resultado rápido”, o que pueden ser disputadas por el propio jugador. Esta vertiente la explicaremos con detalle más adelante.

De momento nos quedaremos con la segunda y más importante, que es la del mapa estratégico bidimensional, que sirve para gestionar los recursos, las tropas y nuestras ciudades en un planteamiento tipo Risk. Aquí movemos nuestros ejércitos por turnos, y debemos mantener contenta a la población mientras simultáneamente tomamos parte de la diplomacia, la economía o el comercio.

La habilidad del jugador en esta faceta del título resultará concluyente, puesto que de tramitar con acierto los centenares de variantes que se ofertan en esta parte del juego obtendrá la victoria incluso en mayor medida que sobre el campo de batalla. Aquí pactaremos nuestras enemistades y amistades –estas últimas tan difíciles de trabar como siempre-, bloquearemos las rutas comerciales del enemigo, crearemos nuestros ejércitos y desplazaremos nuestros personajes –civiles y militares- para expandir nuestra hegemonía por Europa, América y parte del próximo Oriente.

Podría llevarnos páginas y páginas explicar con detalle cómo operar en esta parte, pero es un placer que dejaremos que descubra el neófito, de modo que a partir de ahora nos centraremos en las novedades que se incluyen para esta ocasión.

Empire Total War (PC)

El prestigio es un elemento vital en las condiciones de victoria de muchos países, y sirve para reflejar en puntos la reputación que tenemos entre el resto de naciones.

El usuario experimentado descubrirá con rapidez que se han eliminado de un plumazo la presencia de los diplomáticos, puesto que ahora todas las labores de relación con otros países se llevan a cabo a través de los menús. Sin embargo los agentes vuelven a cobrar especial relevancia, y una vez más contamos con espías, misioneros, eruditos y otras unidades especiales con las que sabotear instalaciones enemigas, extender la religión o potenciar la investigación.

Estas labores de apoyo son fundamentales para el devenir del videojuego, sin embargo los ejércitos acaban siendo el verdadero factor desequilibrante. El funcionamiento para su reclutamiento, movilidad y combate es idéntico al de entregas anteriores, aunque en esta ocasión hay algunas novedades. La principal es la de la aparición de los líderes militares como personajes que pueden ascender. Tradicionalmente en las series esta figura estaba asociada a las relaciones familiares, y los generales surgían de una estirpe dinástica relacionada con los primeros líderes que tuviéramos en la campaña. En esta ocasión podemos ascender a los brigadieres y capitanes a nuestro antojo mediante el botón de ascenso para convertirlos en generales y almirantes según nuestro criterio. Sin embargo deberemos tener mucho cuidado con los personajes que escojamos, puesto que en nuestra mano estará enaltecer o devaluar la jerarquía militar.

Para cerrar el apartado de la campaña en su vertiente del mapa estratégico debemos hacer referencia a tres elementos más que nos han llamado poderosamente la atención. En primer término hay que hablar del gobierno, un detalle totalmente novedoso que incluye esta entrega, y que profundiza notablemente en aspectos que en anteriores episodios de Total War tan sólo habían sido insinuados. En Empire podemos cambiar nuestro tipo de gobierno, aunque siempre habrá que hacerlo desde revoluciones planificadas o accidentales. Éstas se producen en la capital del imperio, y nos obligarán a decidir si deseamos un cambio en el gobierno tomando la capital por la fuerza, o si deseamos preservar el sistema actual acabando con las tropas revolucionarias. Además aparece también la figura de los ministros que nos aportarán diferentes bonificaciones y que podrán ser sustituidos por otros en caso de considerarlo oportuno.

Empire Total War

La diplomacia es ahora mucho más intuitiva y con más posibilidades. Sigue siendo tan complicado como siempre el negociar con la IA, pero en esta ocasión el abanico de opciones es más amplio.

En segundo lugar hay que destacar que las ciudades ya no son fortalezas inexpugnables dentro de las cuales se esconden todos los edificios valiosos de cada facción. En Empire muchas de las carísimas y avanzadas instalaciones que erijamos quedarán fuera de las murallas por razones de espacio, lo que significará que éstas podrán ser arrasadas por el enemigo sino las protegemos debidamente. Un nuevo lado táctico sobre el que reflexionar al construir nuestro imperio.

Por último debemos hablar de la faceta de la investigación y las tecnologías, otra de las que ha sufrido un profundo lavado de cara. Ya no debemos progresar torpemente entre unos edificios y otros con la mera construcción en forma de árbol de éstos, ahora es obligatorio estudiar los avances en bibliotecas, escuelas y universidades. En Empire todo se desarrollará en base a un cómodo panel de tecnologías que nos informará de cuántos turnos necesitamos para investigar una nueva, y que irá abriendo progresivamente el acceso a otras inéditas.

Anímate y comparte tu experiencia con el resto de jugadores realizando tu propio análisis de Empire: Total War. Tu artículo será publicado en la revista y leído por muchos usuarios, ¡Lúcete!

Sigue 3DJuegos en
Valoración y estadísticas
9,5
Valoración 3DJuegos
“Imprescindible”
Análisis lectores (72 análisis)
7,4
Popularidad:
Excelente
¿Qué es?
Ranking:322 de 19230 juegos
En la comunidad:
Usuarios (1120) | Grupos y clanes (15) | Más
Expectativas / Valoración (6283 votos)
8,3
Tu voto:
Tienda
Empire: Total War
39,99  36,95 €

¡No busques más! te ofrecemos el mejor precio.

Grupos y Clanes relacionados
Reyes de la Estrategia

Grupo con 309 miembros

Acá manda el Mouse
3DEstrategas

Grupo con 231 miembros

Divide et Impera
Estrategas

Grupo con 93 miembros

Comandar y destruir
Hardcore PC

Grupo con 88 miembros

Donde no necesitamos una consola...
SAGA TOTAL WAR Y MAS

Grupo con 38 miembros

Hablemos de juegos total war
Pc estrategas gamers

Grupo con 16 miembros

Para los grandes estrategas
Todos los grupos y clanes (15)
Foro del juego
Autor: The-republican
Autor: NintendoFan007
Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “Empire: Total War” de PC, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o impresiones sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.
Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.
Universo relacionado
Anuncios Google