Juegos
Max Payne 3

Max Payne 3

Fecha de lanzamiento: 1 de junio de 2012
 · Plataforma

Análisis - Max Payne 3

11 de junio de 2012 / Página 1 de 3
Análisis “Max Payne 3”

Max vuelve a PC. Tras unas semanas de interminable espera, la saga creada por Remedy llega a PC de nuevo, y ahora de manos de Rockstar en un cambio de testigo que se lleva a cabo de una forma genial. Max Payne 3 es uno de los mejores shooters en tercera persona de los últimos tiempos en consolas y ahora también podemos asegurarlo en su versión PC. Prepara tus armas, Brasil te espera.

Por
58 comentarios
Como viene siendo habitual, algunos de los más esperados lanzamientos multiplataforma de los últimos tiempos llegan más tarde a PC que a consola. Normalmente los usuarios de compatibles reciben suculentos extras (casi siempre tecnológicos) para compensar este hecho, aunque en Max Payne 3 asistimos únicamente a una versión idéntica en términos jugables a la de consolas, aunque sí con algo más de nitidez sacando partido del hardware de PC y una excelente optimización: algo que es un triunfo teniendo en cuenta los últimos productos de Rockstar.

Con la versión de consolas en las tiendas desde hace semanas, la respuesta a la pregunta de si es Max Payne 3 un digno sucesor de sus dos brillantes predecesores es obvia, un sí rotundo. No sólo porque es un gran videojuego de acción, sino también porque destila la esencia de la franquicia por los cuatro costados; ahora con la edición de compatibles en las manos sólo podemos reiterar las sensaciones. Cambia el telón de fondo, su personaje llega al límite y es, hasta ahora, el título más crudo de la saga, pero es un Max Payne total y su estilo sigue homenajeando al cine negro del pasado aunque actualizándolo a los tiempos que corren, y a la siempre característica forma de sus nuevos responsables. Un gran juego también en PC, en definitiva, que parece perfectamente capacitado para luchar con los lanzamientos más importantes del 2012 por el cetro de juego del año.


Ángel Vengador a Sueldo -La Historia-
La eterna pugna del género shooter con lo narrativo ha vivido siempre un duro pulso dado lo difícil que es mantener un ritmo adecuado para un título de acción con el tener tiempo para contar una buena historia. Max Payne, por el contrario, siempre se ha mostrado como uno de los grandes referentes en el campo de las buenas historias, y fue uno de los primeros títulos de acción en ofrecernos un héroe tridimensional y creíble: con problemas, con un pasado oscuro y con demonios personales que lo atormentan constantemente.

En la tercera parte de la saga se lleva al protagonista un paso más allá. Nadie puede acusar a Rockstar de medias tintas en sus videojuegos, y menos con un Max que en el título que nos ocupa toca definitivamente fondo. No vamos a vivir una espiral de autodestrucción que lleven al héroe a lo más bajo, no. En Max Payne 3 comenzamos en lo más hondo y de ahí caemos todavía más y más. El personaje comienza convertido en guardaespaldas privado de una familia acaudalada de Brasil que es el objetivo de una banda de narcotraficantes locales, y a partir de ahí la historia avanza hacia delante y hacia atrás en el tiempo en función de sus necesidades narrativas: mezclando el relato brasileño con algunas pinceladas de las vivencias del protagonista en Nueva York antes del viaje.

Max acude a Sao Paulo con la intención de comenzar una nueva vida, y de abandonar sus hábitos alcohólicos y drogodependientes, sin embargo puede tratar de engañar a los demás pero no puede negarse a sí mismo lo que en realidad es. Bastará con los recuerdos de su esposa y su hija asesinadas en La Gran Manzana para desatar sus destructiva pasión por el alcohol y los antidepresivos nada más instalarse en Sudamérica. Todo esto se nos cuenta con el estilo impecable que Rockstar utiliza desde que estamos en la actual generación de consolas, y que aquí alcanza algunos clímax impactantes como la secuencia de apertura, donde el propio Max trata de "vendernos" una imagen de redención y nueva vida que las imágenes que acompañan a su voz en off contradicen por completo.

Max Payne 3 (PC)

Proteger una familia millonaria en un país como Brasil no parecía tarea fácil, pero con paramilitares y criminales enfrente será todavía más difícil.

El guión de Max Payne 3 se sigue con mucho interés, no sólo porque es imposible no mostrar empatía con su protagonista acabado, viejo y tan poco profesional que lleva a cabo su trabajo en patético estado de embriaguez, sino también porque el hilo argumental tiene intriga. De acuerdo en que la temática del guardaespaldas norteamericano de familia rica que se enfrenta en América Latina a las bandas locales tras un ataque no es nueva, la película El Fuego de la Venganza de Tony Scott ya lo trató en 2004, pero aquí se trata con enorme profundidad y casi más como un viaje para el propio héroe que como una historia propiamente dicha.

Todo se nos cuenta además con un estilo que renuncia al toque de novela gráfica pura y dura que tenían las dos primeras entregas, y que apuesta en esta ocasión por no perder la esencia pero adaptarla al software del año 2012. Las cinemáticas son algo así como presenciar un cómic en movimiento, muy estilizado, moderno y cargado de infinidad de filtros y efectos para asemejarlo a un videoclip. El tratamiento puede parecer excesivo para algunos paladares, puesto que se han tomado algunas decisiones que pueden sonar a superfluas como el hecho de que la pantalla se divide en momentos intrascendentes o que se resaltan en la imagen palabras que a veces no tienen demasiada importancia; pero todo eso forma un todo: un conjunto del que el aspecto del título se beneficia enormemente.

El profundo desprecio que Max siente por los Branco, la familia a la que vigila, por su condición frívola y por su millonaria fortuna se convierte en comprensión cuando la desgracia los golpea, y todo suena a creíble dentro de la fórmula del juego. El cambio de look del protagonista ha sido mostrado mucho en la fase de promoción del programa, pero sigue teniendo enorme fuerza; quizá no tanto por el momento en el que se produce como por lo verosímil que resulta todo el proceso y el cambio que supone sobre el antiguo detective tanto física como mentalmente.

Max Payne 3

El sistema de coberturas será fundamental para sobrevivir en las dificultades más altas. Eso sí, habrá que tener cuidado con los parapetos destructibles.

Con el Arma a Punto -La Campaña-
Max Payne 3 es un juego de acción en tercera persona tan lineal como cabía esperar, que reduce algo más la libertad de sus predecesores eliminando de un plumazo cualquier pequeño atisbo de exploración que había en éstos, y que sólo nos pone a los mandos de Max cuando hay alguien a quien matar. Hay apenas un par de secuencias donde podemos caminar libremente y sin armas en las manos, pero se trata de escenas muy encorsetadas donde se trata más de empaparse del ambiente (como nuestro primer paseo por la favela más peligrosa de Sao Paulo) que de realmente descubrir algo. El título trata de luchar contra la sensación de linealidad absoluta con la presencia de desbloqueables como armas o pistas que podemos encontrar en los escenarios una vez que los hayamos limpiado de enemigos, pero el hacerlo es algo que rompe un poco el ritmo trepidante del título y éste es igualmente disfrutable sin su presencia.

Y es que si alguien tenía dudas sobre cómo iba a manejarse Rockstar con un juego lineal debe disiparlas por completo, ya que si bien no es el primer título que renuncia al estilo sandbox que ha primado en sus obras más características como la saga GTA, sí podemos asegurar que es el mejor. En un shooter de cualquier tipo las mecánicas de disparo son fundamentales, y en el caso de Max Payne 3 éstas son sencillamente fantásticas. La intención ha sido la de ser muy respetuosos con la identidad de la saga, de modo que los aficionados no deben esperar grandes cambios con respecto a lo que ha sido siempre característico en la franquicia.

La idea es la de que el lanzamiento sea tan espectacular como práctico, así que se ha implementado una mecánica de coberturas que adapta la saga a los nuevos tiempos y a las actuales exigencias del género, y al mismo tiempo se mantiene la presencia de clásicos como el Bullet-Time, los saltos a cámara lenta, etcétera. ¿Cómo funciona todo esto? Perfectamente, y facilitando varias opciones que el usuario puede utilizar en función del estilo que prefiera, y que nos permiten amoldarnos a las exigencias de cada situación y también del nivel de dificultad.

Anímate y comparte tu experiencia con el resto de jugadores realizando tu propio análisis de Max Payne 3. Tu artículo será publicado en la revista y leído por muchos usuarios, ¡Lúcete!

Más sobre Max Payne 3
 
Sigue 3DJuegos en
Valoración y estadísticas
9,5
Valoración 3DJuegos
“Imprescindible”
Análisis lectores (78 análisis)
8,5
Popularidad:
Excelente
¿Qué es?
Ranking:448 de 18100 juegos
Top10 PC:6 días como número 1
En la comunidad:
Usuarios (1844) | Grupos y clanes (9) | Más
Expectativas / Valoración (2899 votos)
9,2
Tu voto:
Tienda
Max Payne 3
19,99 €

¡No busques más! te ofrecemos el mejor precio.

Oferta exclusiva: ¡Regalamos el DLC Potenciador de Fuerza Mortal con la compra del juego!
Grupos y Clanes relacionados
Max Payne 3

Grupo con 225 miembros

Welcome to São Paulo
Gaming World

Grupo con 43 miembros

Bienvenido a todos los Gamers
Fans Max Payne

Grupo con 32 miembros

No sé si creo en el paraíso, pero creo en los ángeles.
Max Payners

Grupo con 11 miembros

Policía, detective, drogadicto... Max.
FullGamers

Grupo con 2 miembros

The World of The Games
Todos los grupos y clanes (9)
Foro del juego
Autor: Danic36
Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “Max Payne 3” de PC, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o impresiones sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.
Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.
Universo relacionado
Anuncios Google