La Torre de las Sombras

La Torre de las Sombras

Fecha de lanzamiento: 17 de septiembre de 2010
 · Plataforma
La Torre de las Sombras - Análisis

La Torre de las Sombras - Análisis Wii

Análisis “La Torre de las Sombras”

8,2
Twittear

0

0

Compartir

1

Por  /  21 de octubre de 2010
8 comentarios
Recientes

Más allá de las producciones “made in Nintendo”, los usuarios de Wii no suelen disfrutar de numerosos títulos de los llamados hardcore. Y esto se debe fundamentalmente a que esta máquina lleva arrastrando la etiqueta de “consola para casuals” desde hace ya bastante tiempo, quizá demasiado. Menos mal que, de vez en cuando, llega alguna compañía y nos sorprende con alguna propuesta única y exclusiva para Wii de una envergadura altísima. El último ejemplo es La Torre de las Sombras, una aventura que desde ya se convierte en todo un clásico.

Ha llegado de puntillas, casi sin hacer ruido, pero ha conseguido despertar un enorme interés entre todos aquellos que se han animado a probarlo. Hudson Soft acaba de firmar una de las mejores aventuras disponibles para Wii, título que posee una personalidad, ambientación y jugabilidad únicas. La Torre de las Sombras es un juego de culto en toda regla.



Una sombra incorpórea

Como ocurre con prácticamente todos los apartados de La Torre de las Sombras, el argumento que da pie a la aventura es realmente original. En la secuencia introductoria vemos cómo una especie de poderoso guardián cercena –mediante una espada especial- la sombra de un joven muchacho, que a la postre es el protagonista de esta historia. Dicha sombra es enviada a una torre enorme y majestuosa, lugar donde tiene lugar prácticamente toda la aventura. Dicha torre consta más de 50 alturas (que vienen a ser las fases del juego) y nuestra meta principal es alcanzar su cima para, en teoría, devolver la sombra del muchacho a su cuerpo original y recuperar así su vida. No queremos desvelaros nada más acerca del argumento para no estropear parte del encanto del título, pero ya veréis cómo a medida que progreséis os iréis enterando (mediante escenas estáticas y escuetos mensajes de texto) de nuevos matices que enriquecerán aún más la historia. A nosotros, ésta nos ha parecido realmente interesante.

Como os decíamos al comienzo, el protagonista absoluto es la sombra de un muchacho. Esta sombra es incorpórea, por lo que los objetos de los decorados no tienen ningún efecto sobre ella… pero sí las sombras que dichos elementos proyectan sobre los decorados. O lo que es lo mismo, que para avanzar es necesario ir siguiendo las zonas sombrías que aparecen en cada uno de los niveles, quedando el resto en un segundo plano. Y obviamente, dado que las sombras son planas la jugabilidad del título es 2D.


Nada más iniciarse la aventura, tomamos el control de la sombra en un área cercana a la torre. Esta zona sirve como tutorial, permitiéndonos acostumbrarnos al sencillo y cómodo sistema de control que presenta el título. Este se basa en la combinación entre Wiimote y Nunchak y es muy fácil hacerse con él. El stick analógico del Nunchuk nos permite guiar al protagonista, quedando el botón Z de dicho periférico para leer los mensajes (y memorias, de las que más tarde os hablaremos) que están repartidos por los decorados. Por su parte, el botón A del Wiimote es el dedicado a la función de salto, mientras que con el gatillo B podemos emplear la espada (que adquirimos al poco de adentrarnos en la torre). Pero el Wiimote no solo se utiliza para llevar a cabo estas dos funciones…


La Torre de las Sombras

La Torre de las Sombras es una aventura increíblemente sugerente, de esas que te atrapan ya desde la misma pantalla del menú principal.

Sombras interactivas

En la gran mayoría de los escenarios, nuestra misión es muy sencilla: alcanzar la salida del nivel, que en la mayor parte de las ocasiones está situada en la parte superior. Pero para poder hacerlo, es necesario recoger los tres Ojos Custodios que se encuentran repartidos por cada uno de los fondos. Eso a corto plazo, ya que a lo largo de todo nuestro viaje también es necesario recuperar media docena de trozos de vidriera, que están ocultos en los decorados.

La jugabilidad de La Torre de las Sombras se basa en la combinación de múltiples aspectos, siendo la interactuación con algunos de los elementos de los decorados uno de los más importantes. Y es que nuestra querida sombra va siempre acompañada por una especie de hada o sílfide, ser que nos permite alterar, mover o variar algunos objetos. Cuando veamos un pequeño punto brillante en un objeto, si apuntamos con el Wiimote a la pantalla mientras pulsamos B este podrá ser alterado de alguna forma. ¿Y para qué nos servirá esto? Pues para que la sombra que dicho elemento proyecte sobre el escenario modifique su altura, posición o grosor, lo que nos permitirá alcanzar zonas de otra forma inaccesibles.


La Torre de las Sombras (Nintendo Wii)

En la aventura se dan la mano las plataformas con la continua resolución de puzles y una pizca de RPG. Su jugabilidad es sobresaliente.

Pero la interactuación con los escenarios no se queda solo en eso, puesto que también es necesario jugar con la luz que emanan algunas bombillas y focos. Cuando atravesamos una zona en la que le llega luz directa de una bombilla, en imagen aparece un indicador (superior y/o lateral) que nos permite variar su posición ligeramente, hecho que repercute de manera directa en la composición de las sombras que se manifiestan en los decorados. Y como sucedía en el caso anterior, estos cambios nos permiten variar la estructura de los escenarios y superar ciertos obstáculos.


Los puzles también son una de las bases del juego. Y es que salvando quizá las primeras fases, a medida que vayamos escalando la torre iremos encontrándonos con un diseño de niveles cada vez más complejo y enrevesado. Y para poder llegar a la salida de la gran mayoría de ellos, es vital activar ciertas palancas y mecanismos, encontrar la forma de derrotar a enemigos en un principio invulnerables, etc. Mención aparte merecen los llamados Pasillos de Sombras, que son una especie de mini-fases que se encuentran dentro de cada uno de los niveles que rompen un poco el ritmo del juego. Dichos Pasillo de Sombras suelen ser secciones más bien cortas pero también un poco más complejas que las normales, proponiéndonos puzles y situaciones algo más intrincadas de las habituales.


Jugabilidad variada

Y si los puzles son casi constantes, las secciones plataformeras no lo son menos. La sombra que controlamos a lo largo de todo el juego es bastante endeble, pero por el contrario goza de bastante agilidad. Así, ésta es capaz de saltar, correr, agarrarse a salientes de los decorados, gatear, subir y bajar escaleras, etc. Y todas estas acciones hay que ponerlas en práctica asiduamente en cada uno de los niveles para conseguir superarlos.

Por el contrario, los combates son mucho más básicos, si bien juegan un papel importante en la aventura. En nuestro camino hacia la cima de la torre nos encontramos con una interesante e imaginativa colección de enemigos, que nos complican un poco la vida. Para liquidarlos contamos con la ayuda de una espada, con la que es posible propinar ataques simples pero efectivos. Además es interesante liquidar a la mayor cantidad de rivales posible, por la sencilla razón de que el protagonista irá adquiriendo experiencia con cada adversario que elimine, volviéndose cada vez más poderoso. Este ligero toque RPG añade aún más interés y profundidad a una jugabilidad ya de por sí muy rica.


La Torre de las Sombras

No sabemos a ciencia cierta el por qué, pero la sombra del chaval que controlamos durante toda la aventura goza de un gran carisma.

Y por último, pero no menos importante, nos queda comentar la exploración, que también tiene su hueco en La Torre de las Sombras. A pesar de que, en general, el tamaño de cada uno de los niveles es más bien reducido, conviene explorarlos a conciencia porque en ellos se esconden nada menos que 90 memorias de sombras. Al margen de aportarnos algo de información extra acerca de la trama del juego, estas memorias añaden más peso físico al protagonista… o lo que es lo mismo, que van incrementando poco a poco su barra de salud, que en este caso se mide en el peso en gramos de la propia sombra. En este sentido, debemos avisaros que muchas de estas memorias no pueden ser obtenidas hasta que estemos en posesión de un “objeto importante”, por así decirlo (no queremos “spoilear” nada). Y dado que dicho objeto lo conseguimos en el último cuarto del juego, todos aquellos que quieran completar la aventura al 100% deberán revisitar casi todos los niveles, al más puro estilo Metroid.


Y que conste que gracias a esto último el título gana dos o tres horas de juego extra, que se suman a las 6-7 que invertiréis en completarlo. Como veis, no es la aventura más larga de la historia -ni mucho menos- ni tampoco la más difícil. Pero estamos convencidos de que, al igual que sucede con clásicos como ICO, repetiréis la experiencia en niveles de dificultad más exigentes


Belleza y encanto

Esta última referencia de la que hemos echado mano, ICO, no ha sido casual. Y es que a pesar de que a lo largo de todo este análisis hemos querido evitar comparar ambas producciones, que guardan muchos lugares en común, lo cierto es que esto resulta casi imposible cuando llega la hora de comentar el apartado audiovisual de La Torre de las Sombras.

La Torre de las Sombras (Nintendo Wii)

El sistema de control es muy sencillo. El stick del Nunchak nos permite controlar la sombra, mientras que el Wiimote es el encargado de manejar a la sílfide e interactuar con algunos objetos de los escenarios.

La influencia del clásico de PS2 en esta producción es más que notoria en todo lo relacionado con el diseño artístico, paleta de colores, elaboración técnica, ambientación e incluso banda sonora. Es más, hasta las animaciones de la sombra protagonista recuerdan bastante a las mismas del carismático niño con cuernos de ICO. Pero, aún así, Hudson Soft se las ha apañado para imprimir una fuerte personalidad a su obra.


Pese a que toda la aventura se desarrolla en el interior de una gran torre (salvo la primera media hora de juego), la variedad de los escenarios es muy alta. Por regla general, cada cinco pisos alcanzamos una nueva zona de la torre. En nuestro viaje visitamos fábricas, laboratorios, templos, cloacas, santuarios, zonas residenciales, etc. Cada una de estas áreas (que por cierto, están todas conectadas por un sistema de ascensores) presenta un diseño único y, en muchas ocasiones, nos permiten conocer a nuevos tipos de enemigos.


Cromáticamente hablando, el título abusa de colores tierra muy saturados que contrastan con otros mucho más lavados, creando un universo único. La composición de cada uno de los elementos que conforman los decorados es bastante básica, pero gracias al empleo de múltiples filtros, transparencias y demás recursos técnicos, luce mejor de lo que debería.


La Torre de las Sombras

Gráficamente el título posee una línea y estilo artístico único, muy atractivo.

Pero lo más destacado es el diseño de todos los personajes, desde el protagonista al variado elenco de adversarios. Las animaciones de todos ellos es fantástica, sus formas son bastante llamativas y, de alguna manera, poseen un encanto especial.


Y lo mismo ocurre con la banda sonora. Su corte místico le confiere un aura muy particular, y nos regala unas melodías relajantes y calmadas que se adaptan fantásticamente a la acción. Los efectos son minimalistas ya que no hay diálogos, los enemigos apenas emiten sonido alguno y en los decorados reina el silencio. Pero los pocos que hay son acertadísimos.


En definitiva, La Torre de las Sombras es una aventura que ningún usuario de Wii debería dejar pasar. Son tantas sus cualidades que lo convierten desde ya mismo en todo un clásico. Hacía mucho tiempo que Hudson Soft, sus desarrolladores y creadores de sagas como Bomberman o Bonker, no se desmarcaban con un título de semejante calidad.


8,2
“Muy Bueno”
Valoración 3DJuegos - La Torre de las Sombras
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:

Hudson Soft se ha destapado con una aventura excepcionalmente concebida, que además ha sido ejecutada con maestría. La Torre de las Sombras es un claro ejemplo de lo que se puede hacer con Wii dedicando el tiempo suficiente. Es una aventura que sabe atraparte desde el comienzo y que te mantiene enganchado hasta el final gracias a su fantástica jugabilidad, magnífica ambientación y enorme personalidad. Dad la bienvenida a una de las mayores sorpresas del año y firme candidato al título honorífico de “Sleeper Hit” de la temporada. Hudson Soft se merece una calurosa y ferviente felicitación.

Anímate y comparte tu experiencia con el resto de jugadores realizando tu propio análisis de La Torre de las Sombras. Tu artículo será publicado en la revista y leído por muchos usuarios, ¡Lúcete!

Valoración y estadísticas
8,2
Valoración 3DJuegos
“Muy Bueno”
7,2
Análisis lectores (1 análisis)
Popularidad:
Apreciable
¿Qué es?
Ranking:2464 de 19520 juegos
En la comunidad:
Usuarios (72) | Grupos y clanes (0) | Más
Expectativas / Valoración (382 votos)
6,7
Tu voto:
Tienda
La Torre de las Sombras
39,99  36,95 €

¡No busques más! te ofrecemos el mejor precio.

Foro del juego
Autor: Shario
Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “La Torre de las Sombras” de Nintendo Wii, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o impresiones sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.
Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.