Juegos
Final Fight: Double Impact

Final Fight: Double Impact

Remake · Fecha de lanzamiento: 15 de abril de 2010
 · Plataforma

Análisis - Final Fight: Double Impact

14 de abril de 2010 / Página 1 de 2
Análisis “Final Fight: Double Impact”

Final Fight: Double Impact es un título engañoso porque no se centra únicamente en el mítico Beat´Em-Up de Capcom sino que además incluye el injustamente olvidado Magic Sword; dos clásicos remasterizados en alta definición con modo online y, sí, sin necesidad de vaciar el monedero constantemente para disfrutarlos.

La nostalgia es un arma de doble filo que el sector de los videojuegos siempre ha temido empuñar, no sea que alguien acabe con un corte doloroso en la mano. No obstante, la situación actual ha dado un auténtico giro de 180º, ya que las compañías parecen haber descubierto sus respectivos guanteletes protectores: la empresa polaca CD Projekt fundó hace un par de años Good Old Games ("Buenos juegos antiguos"), un servicio similar al Steam de Valve pero centrado en clásicos de PC individualmente preparados para funcionar en sistemas operativos actuales; Virtual Console ("Consola virtual") de Nintendo Wii aplica el mismo patrón en el marco de consolas de antaño como MegaDrive o NES...

En este sentido, Capcom es una de las desarrolladoras que más rápidamente se ha apuntado al filón nostálgico. Teniendo en cuenta que la compañía nipona es una fan acérrima de la expresión "¿no querías caldo? ¡pues toma el cargamento entero!", el resultado está siendo cuanto menos ingente: Megaman 9 y 10, Bionic Commando Rearmed, Super Street Fighter Turbo II...

Para esta ocasión, la desarrolladora ha aunado dos títulos originarios de la época dorada del sub-género Beat´Em-Up; Final Fight: Double Impact rescata Magic Sword del olvido y lo pone al lado del mítico Final Fight en un intento de que el público descubra esta gema oculta. Debido a la naturaleza inusual del producto, analizamos sus contenidos por separado para finalizar con un listado de añadidos y mejoras incluidos en la reedición.

Final Fight Double Impact

Cada juego tiene su propia máquina recreativa con todo lujo de detalles y muy bien conseguida.

Magic Sword
El principio de la década de los 90 marcó el final de las máquinas arcade en las salas recreativas porque las consolas ofrecían la misma experiencia sin vaciar el monedero del personal. Los únicos supervivientes fueron los juegos multijugador, especialmente los Beat´Em-Up, subgénero que Capcom demostró dominar con joyas como Ghosts ´n Goblins. Por desgracia, Magic Sword pasó desapercibido tanto en la versión original como en las adaptaciones de sobremesa debido a la sobresaturación de títulos -y eso que fue co-desarrollado por el maestro Yoshiki Okamoto.

Su historia simple y directa invita al jugador a encarnar a un poderoso bárbaro dispuesto a escalar los 50 pisos de la torre del villano de turno -insértese aquí algún comentario jocoso sobre ascensores- para derrotarle de una vez por todas. Durante el largo ascenso, el héroe deberá enfrentarse a todo tipo de enemigos como orcos, esqueletos, osos que caminan sobre dos patas y estatuas de la Isla de Pascua -mejor no hacer preguntas al respecto; meras molestias en comparación con los jefes de final de fase y asociados.

Los controles son la antítesis de la complejidad: con un botón se salta, con el otro se golpea y con ambos se libera un ataque especial. Lejos de ser un título anodino, su encanto -y el de todo "machaca-botones" de la época- radica en que no se quiere dejar dominar por el jugador, obligándole a afinar sus reflejos y a aprender que el exceso de confianza tan sólo conlleva un prematuro final de partida.

Final Fight Double Impact (PlayStation 3)

En Magic Sword, los jugadores pueden escoger entre el bárbaro y el clérigo mientras que el resto de personajes rescatados se limitarán a imitar las acciones de los héroes.

Aparte de las habitaciones y fases secretas de rigor, en cada piso de la torre se esconden numerosas llaves que liberarán de sus celdas a los compañeros del bárbaro, uniéndose a él temporalmente. Como cada guerrero tiene su propia habilidad, la clave para vencer consiste en saber a quién rescatar en cada momento porque el héroe sólo puede tener un aliado a la vez. Asimismo, si el jugador encadena a dos compañeros de la misma profesión, éstos subirán de nivel.

Resulta decepcionante que con tantos guerreros diferentes -nueve en total-, el segundo usuario tan sólo pueda escoger al clérigo mientras que el resto del plantel tendrá que resignarse a comportarse como autómatas. Pese a este inconveniente, Magic Sword es como un eco del pasado que se había perdido a lo largo de los años hasta que ha encontrado el rebote oportuno para llegar a oídos del jugador. Una experiencia recomendable para todos aquellos con ganas de una aventura vertiginosa repleta de acción y sazonada con un poco de frustración.

Anímate y comparte tu experiencia con el resto de jugadores realizando tu propio análisis de Final Fight: Double Impact. Tu artículo será publicado en la revista y leído por muchos usuarios, ¡Lúcete!

Más sobre Final Fight: Double Impact
 
Sigue 3DJuegos en
Valoración y estadísticas
7,3
Valoración 3DJuegos
“Interesante”
Análisis lectores (1 análisis)
6,7
Popularidad:
Inexistente
¿Qué es?
Ranking:13039 de 18080 juegos
En la comunidad:
Usuarios (14) | Grupos y clanes (0) | Más
Expectativas / Valoración (75 votos)
5,9
Tu voto:
Foro del juego
Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “Final Fight: Double Impact” de PlayStation 3, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o impresiones sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.
Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.
Anuncios Google