Spelunky

Spelunky

Fecha de lanzamiento: 4 de julio de 2012
 · Plataforma

Spelunky - Análisis X360

Una aventura plataformera de alto riesgo

Twittear

6

2

Compartir

4

Por  /  5 de julio de 2012
13 comentarios
Recientes

Grabar partida, continuaciones, "checkpoints", selector de dificultad... Si creéis que estos inventos no son para vosotros, os convendría saber que los creadores de Spelunky no disponen de esos términos en su vocabulario. O, al menos, así es como nos lo dan a entender en uno de los videojuegos más desafiantes y con más sabor retro que hemos podido disfrutar en lo que llevamos de 2012. Nadie dijo que ser aventurero plataformero iba a ser fácil.

Había una época en que los videojuegos no se creaban en grandes estudios, sino en habitaciones, incluso en ocasiones por una única persona. Aquellos emblemáticos títulos no poseían una cantidad de niveles desorbitada, pero sabían jugar muy bien con sus posibilidades, haciendo de la dificultad su principal baza para resultar duraderos. Los que crecieron en aquella época, años 80 y parte de los 90, pueden levantar un mando al cielo y decir, "yo estuve allí", como señal inconfundible de que se encontraron rodeados de algunas de las experiencias más desafiantes que ha dado esta industria.


Por todo ello, es una alegría que este tipo de planteamientos jugables aún se sigan cultivando, y precisamente manteniendo su categoría de pequeños pero muy interesantes lanzamientos (gracias a plataformas como Xbox Live Arcade). De allí nos llega precisamente uno de los videojuegos más retantes que hemos probado en este 2012, el fantástico Spelunky, una obra que aunque ya estuviera disponible desde finales de 2008 en PC (completamente gratis, por cierto), da el salto a Xbox 360 a cambio de 1200 Microsoft Points.


Un precio que no es el más reducido que hayamos visto, pero que nos dará a cambio uno de los proyectos "indie" más atractivos de los últimos años, y además completamente reformado, tanto en términos gráficos como de jugabilidad, añadiendo una variante cooperativa inédita. Un título sorprendente, aún más sabiendo que está diseñado por tanto sólo dos personas (Derek Yu y Andy Hull).



Explorador, una profesión de alto riesgo

Spelunky nos coloca en el lugar de un explorador a lo Indiana Jones, un tipo sin nombre al que manejamos a través de una aventura entre cuevas, tesoros y un sinfín de enemigos. Todo bajo la forma de un plataformas en "scroll" horizontal y vertical que nos propone descender de nivel en nivel, pasando de unas minas a una jungla subterránea, para posteriormente visitar un templo o un escenario helado. ¿Nuestra misión? Tan fácil de explicar como difícil de completar: encontrar el legendario tesoro de Olmec.

Para ello podremos correr, saltar, hacer uso de un látigo y hasta emplear bombas con el fin de abrirnos paso en nuestro particular periplo aventurero. Un esquema que combina con acierto la acción de protagonizar saltos ajustados con la mecánica de atacar a los murciélagos, serpientes, arañas y resto de monstruos que nos asalten. Y no os creáis que será un camino de rosas. Ya desde el mismísimo tutorial podremos comprobar que Spelunky está especialmente indicado para los que les gusten los retos.


Aquí no hay "checkpoints" que valgan. Ni tan siquiera te servirá de nada haber llegado hasta el último nivel si es que pierdes la vida. Pocas veces se puede disfrutar de un juego que nos castigue tanto por nuestras muertes. Pero Spelunky lo hará, y sin contemplaciones, llevándonos hasta el mismísimo inicio de la aventura cada vez que perdamos todos nuestros corazones.


Spelunky

Uno de los aspectos más destacados de Spelunky es que su diseño de niveles cambia aleatoriamente con cada partida. No veremos la misma cueva dos veces.

Una decisión de diseño que consigue herir el orgullo jugón de los menos habituados a este tipo de planteamientos, pero que se explica fácilmente cuando comprobamos que completar la aventura podría llevarnos poco más de media hora (si lo conseguimos). Y es que tampoco podréis memorizar las partes donde habéis errado, puesto que una de las características más impactantes del juego es que la disposición de plataformas, enemigos y tesoros cambia aleatoriamente con cada intento.


La consecuencia más directa es que el título acaba durando horas, aunque hay otra más: sí, la rejugabilidad es tremendamente poderosa. Así, nuestro objetivo en cada fase va mucho más allá de dar con la puerta de salida. Por el camino, podemos rescatar a una damisela en apuros, encontrar ídolos, recolectar cantidad de oro y hasta invertir nuestros fondos en tiendas con el fin de obtener más bombas, armas y objetos como brújulas (muy útiles para hallar la salida).


Sin embargo, Spelunky no es precisamente un juego donde se premie la paciencia para completarlo al cien por cien. Si nos paramos demasiado, tendremos un fantasma esperándonos que, con sólo tocarnos, nos arrebatará toda la vida, llevándonos hasta el fatídico destino de volver a empezar desde el principio del juego.



La integración del cooperativo, no presente en la versión "freeware" de 2008, no supone una ayuda definitiva para aquellos que busquen un reto más llevadero, aunque siempre resulta llamativo disfrutar de una partida de hasta cuatro jugadores simultáneos en la misma máquina (no hay online). Inclusive, tenemos un modo multijugador competitivo, Combate Mortal, que nos propone un todos contra todos dentro de escenarios reducidos pero que alcanzan la cifra de 50, con una jugabilidad dinámica, explosiva y que se dirime en varias rondas de pocos segundos de duración.


La presencia de marcadores y de 20 logros (con unos 400 puntos) completan las características de un lanzamiento que en lo visual presenta una elaborada reforma gráfica con respecto al original para PC. Seguimos estando ante una estética 2D con esencia "retro", pero adornada por un diseño remozado, más suave y menos pixelado. Los personajes y enemigos se estilizan para parecer prácticamente dibujos animados, mientras que el resto de la pantalla se rellena con multitud de efectos y detalles visuales.


Una apreciación que concuerda con el sonido, también adaptado a las posibilidades de Xbox 360, pero siempre manteniendo el aire independiente original que rebosa la obra. Sin duda, un proyecto muy personal, tremendamente desafiante, dedicado en especial a los amantes de los plataformas de dificultad casi abusiva. En definitiva, uno de esos videojuegos que nos hacen retroceder jugablemente a la época donde una única partida podía serlo todo o nada.


8,2
“Muy Bueno”
Valoración 3DJuegos - Spelunky
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:

Spelunky tal vez no sea el videojuego de aventuras plataformeras y acción que más podamos recomendar a un amplio espectro de usuarios. Su arrolladora dificultad, basada en hacernos empezar desde el principio del juego cada vez que erramos, podría resultar desesperante para los usuarios más impacientes. Pero si creciste con este tipo de juegos y te sientes especialmente vinculado a las producciones más "retro" e independientes, Spelunky te parecerá como un oasis en medio del desierto. Y además logrará recordarnos algo: después de cada casi gran desafío, llega una inmensa satisfacción.

El análisis de los lectores
Sé el primero en escribir un análisis

Anímate y comparte tu experiencia con el resto de jugadores realizando tu propio análisis de Spelunky. Tu artículo será publicado en la revista y leído por muchos usuarios, ¡Lúcete!

Valoración y estadísticas
8,2
Valoración 3DJuegos
“Muy Bueno”
Popularidad:
Inexistente
¿Qué es?
Ranking:6645 de 19749 juegos
En la comunidad:
Usuarios (18) | Grupos y clanes (0) | Más
Expectativas / Valoración (38 votos)
8,2
Tu voto:
Foro del juego
Autor: Roolandoo
Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “Spelunky” de Xbox 360, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o impresiones sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.
Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.