Twisted Metal

Twisted Metal

Fecha de lanzamiento: 8 de marzo de 2012
 · Plataforma

Análisis - Twisted Metal

29 de febrero de 2012 / Página 1 de 3
Análisis “Twisted Metal”

¿Que el mercado no tiene sitio para un juego de velocidad y acción frenético? Twisted Metal está aquí para demostrar lo contrario con un juego que dista bastante de sus geniales predecesores en cuanto a calidad, pero que ofrece un tipo de experiencia salvaje y alocada que no se ha prodigado mucho en los últimos años.

Por
64 comentarios
Tras un desarrollo larguísimo y no exento de polémica, por fin David Jaffe y el resto de su equipo tienen a punto la nueva entrega de Twisted Metal: que supondrá el debut de la saga de velocidad y combates en PlayStation 3. Quizá la expectación alrededor del proyecto no ha sido la de otros grandes lanzamientos Triple-A, y es que el género de la velocidad en general no pasa por su mejor momento y en su rama de la acción en particular todavía menos, pero el lanzamiento merece enorme respeto no sólo por lo que parecía apuntar durante su desarrollo sino también por la enjundia de la saga al completo.

Ahora, con el videojuego en su versión final en las manos, asistimos a un lanzamiento más que notable de la franquicia en la actual generación de videoconsolas. Un juego que no trascenderá, pero que sí hace un efectivo retrato en clave del año 2012 de la fórmula de los primeros lanzamientos de la saga. Acción a raudales, modos multijugador muy divertidos y una duración general muy respetable para un título divertido en el más puro sentido de la palabra.


El Segundo es... El Primero de los Perdedores
El enigmático Calypso lo ha vuelto a hacer. La competición Twisted Metal que organiza está de nuevo de actualidad, y es que las fenomenales guerras de vehículos que acaban convertidas en verdaderas batallas campales vuelven a la primera plana para recorrer el mundo destrozando las carrocerías de todo aquel que no venza en cada una de las pruebas.

La premisa argumental, como cabía esperar, es tan débil como siempre lo ha sido en la franquicia. No hace ninguna falta, de hecho, todo lo que importa en Twisted Metal tiene que ver con lo que se desarrolla sobre el asfalto, con el olor a gasolina y con las descomunales armas que se adhieren a los vehículos que manejaremos. Experiencia jugable frenética en estado puro, con un nivel de velocidad, de histeria y de locura a la altura de los predecesores de la IP.

Pese a ese énfasis en todo lo que tiene que ver con el juego, Eat Sleep Play ha hecho el esfuerzo por incorporar también una historia algo más desarrollada de lo que era tradición en la franquicia. El esfuerzo se revela como inútil a los pocos minutos, y el empleo de actores reales para las cinemáticas es una decisión muy ambiciosa por parte de sus responsables, pero también tremendamente arriesgada que no acaba llegando a buen puerto. ¿Su importancia? Como es lógico es minúscula, y está muy lejos de lastrar la experiencia del usuario y, por lo tanto, la nota final, pero ese look a caballo entre el cómic y el cine de serie B que parece beber directamente de la puesta en escena de Sin City (sin su llamativo blanco y negro) no le hace ningún favor al videojuego a pesar de su indiscutible capacidad para llamar la atención.

Twisted Metal

Twisted Metal es diversión de la vieja escuela en estado puro. Un videojuego que disparará nuestra adrenalina.

En cuanto a los protagonistas, regresan Sweet Tooth, Mr. Grimm y Doll Face, cada uno de ellos secundados por todo un ejército de seguidores que componen bandas de lo más peligroso. De este modo David Jaffe y compañía han optado por sustituir la más numerosa cantidad de protagonistas de los anteriores Twisted Metal por este grupo más compacto de sólo tres, que en el multijugador se amplían a cuatro. Esto tiene varias implicaciones en el juego: la primera de ellas es que la campaña se divide en idéntico número de grandes volúmenes (uno para cada protagonista), y que con cada uno de los (anti)héroes tendremos acceso a todos y cada uno de los vehículos. Una libertad hasta ahora desconocida en la IP.

Así pues el modo individual del juego forma una suerte de triunvirato con los papeles de los personajes principales, cada uno de ellos protagonizando campañas de diferentes dificultades y todas ellas coronadas por enfrentamientos contra gigantescos jefes finales que nos pondrán las cosas muy difíciles y que en algunos casos son geniales. Tres campañas que, en definitiva, son interesantes aunque no brillantes por algunos problemas de acabado, de IA y de cierta monotonía a medio plazo; pero que sirven como buen calentamiento para el multijugador: la verdadera esencia del programa.

Twisted Metal (PlayStation 3)

Las cinemáticas están ejecutadas con actores reales en un estilo muy cómic que encaja con el juego, pero que no ofrece grandes resultados narrativos.

Caos a la Carta
Como en otras ramas de la velocidad más profundas, el sistema de manejo de Twisted Metal puede parecer algo complejo en primera instancia y, de hecho, puede también dar la sensación de resultar mucho más complejo de lo que en realidad es. Y es que el juego de David Jaffe tiene una densidad en su manejo muy alejada de lo que es tradicional en un título de conducción arcade, algo que se deriva de la combinación de conducción y disparos que tiene el videojuego, y a lo que puede lucharse únicamente con un planteamiento que quizá debió ser algo más intuitivo.

Pese a ello al cabo de unas cuantas partidas ya tendremos un dominio total sobre nuestro vehículo hasta convertirlo poco menos que en una extensión de nuestro cuerpo en las pistas del juego. El manejo, por supuesto, no trata de ser realista ni muchísimo menos, y prima la espectacularidad, la maniobrabilidad y la posibilidad de llevar a cabo acrobacias imposibles sin despeinarnos sobre cualquier otro tipo de consideración. Lógicamente la motocicleta de Mr. Grimm es mucho más veloz y ágil que el camión, pero también es menos resistente y, por ejemplo, el helicóptero que debuta y es el más frágil de todos los vehículos que se ofertan pero también es el que atesora la mayor movilidad. Otros como el carrito de los helados de Sweet Tooth se llevan la palma, y es que éste es capaz de convertirse en un robot al más puro estilo Transformers.

Anímate y comparte tu experiencia con el resto de jugadores realizando tu propio análisis de Twisted Metal. Tu artículo será publicado en la revista y leído por muchos usuarios, ¡Lúcete!

Sigue 3DJuegos en
Valoración y estadísticas
8,4
Valoración 3DJuegos
“Muy Bueno”
8,9
Análisis lectores (20 análisis)
Popularidad:
Notable
¿Qué es?
Ranking:1221 de 19326 juegos
Top10 PS3:8 días como número 1
En la comunidad:
Usuarios (659) | Grupos y clanes (1) | Más
Expectativas / Valoración (1159 votos)
8,7
Tu voto:
Tienda
Twisted Metal
40,99  36,95 €

¡No busques más! te ofrecemos el mejor precio.

Grupos y Clanes relacionados
Fans Twisted Metal

Grupo con 70 miembros

Recarga y Arranca motores
Todos los grupos y clanes (1)
Foro del juego
Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “Twisted Metal” de PlayStation 3, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o impresiones sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.
Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.
Anuncios Google