Juegos
Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Inicio
PC
PS4
XOne
Switch
3DS
PS3
X360
Wii U
iOS
Android
Noticias
Videos
Foros
Comunidad
eSports
Portada Noticias Videos Imágenes Análisis Artículos y Reportajes Guías Trucos Todos los Juegos Top100 Tienda Lanzamientos
Más allá del videojuego: Persona y las Máscaras

Más allá del videojuego: Persona y las Máscaras

Nuestros propios miedos

Twittear

Compartir

Por Alejandro Pascual  / 
98 comentarios
Recientes

Un juego de rol oriental de estética anime, con osos parlantes y mundos surrealistas dentro de televisores, oculta la más profunda interpretación de la psique humana que se haya visto nunca en un videojuego. Te invitamos a descubrir el poderoso mensaje de Persona 4 en el nuevo capítulo de Más Allá del Videojuego.

A menudo se reflexiona por qué la saga Persona, y en especial su cuarta entrega, han logrado cautivar en un género tan clásico como el JRPG. Lo cierto es que Persona 4 hace muchas cosas bien, aunque ninguna se diferencia demasiado de los clásicos sistemas de rol oriental; los combates son por turnos con mucha herencia de Shin Megami Tensei, las mazmorras no poseen un diseño de niveles muy complicado y la exploración de Inaba es esquemática y algo reducida.


Entonces, ¿qué? Muchos estaréis gritando: "¡Los Social Links!" Esa mecánica por la cual, al profundizar nuestra relación con un personaje (sea compañero de batalla o no) crea vínculos sociales con nosotros que nos ayudan, por ejemplo, en los combates o incluso a acceder a nuevas escenas de carácter romántico. Pero si nos fijamos en los últimos años, lo cierto es que muchos juegos tienen características similares e incluso más profundas en estos aspectos. Pero, de alguna forma, Persona 4 logra empatizar con el jugador a unos niveles extremos, y tras reflexionar meses después de acabarnos el videojuego por primera vez, muchos lo hemos puesto como uno de los mejores JRPGs que hemos jugado.


¿Cuál es el misterio? ¿Qué empatiza con nosotros de tal forma? Está claro que los personajes tienen mucho que ver y los Social Links también, mientras que el ambiente que se respira de amistad y "buen rollo" (incluso los propios menús y la música cobran aquí una importancia superlativa) ayudan al conjunto. Pero el truco final de Persona 4 es la psicología que tiene detrás. De su historia y sus personajes. Algo que nosotros, sin necesidad de ser japoneses ni meternos en un mundo fantástico y tenebroso detrás del televisor, conocemos muy bien: los miedos internos. Las máscaras con las que se ocultan nuestros amigos y conocidos.


Tanto si has jugado a Persona 4 como si no, puedes ver el anime que sirve a modo de resumen de la historia principal. Se pierden detalles, pero no deja de ser interesante.

Tanto si has jugado a Persona 4 como si no, puedes ver el anime que sirve a modo de resumen de la historia principal. Se pierden detalles, pero no deja de ser interesante.

No es casual que este juego se llame Persona. Lo que sí es curioso es que sea su cuarta entrega la que más se centre en este término. La propia palabra Persona viene del latín personae que significa Máscara y era un concepto utilizado en las teorías del psicólogo Carl Gustav Jung, definiendo a la Persona y a la Sombra como arquetipos del Yo y del inconsciente colectivo. En el juego se usan dichos conceptos para jugar con la dicotomía del Yo que queremos ser (simbolizado por un poderoso demonio), y el Yo atemorizado por los agentes externos: el miedo, el "qué dirán" y, en definitiva, el que se pone una máscara ante la sociedad.


La trama de Kanji es una de las más implícitas con el tema aquí tratado. Lo mejor es que siempre es sutil, sugiriendo y dejando que nosotros saquemos nuestras propias conclusiones.

La trama de Kanji es una de las más implícitas con el tema aquí tratado. Lo mejor es que siempre es sutil, sugiriendo y dejando que nosotros saquemos nuestras propias conclusiones.

No es sólo que los protagonistas de Persona 4 sean profundos por sus diálogos, sus sueños y sus ambiciones. Lo que los distingue es que son descritos por sus propios miedos. Uno de los casos más claros es el de Kanji Tatsumi, un alumno de primer año que empezamos a conocer siempre por terceros; a través de las noticias de la televisión, de las habladurías del colegio, hasta el punto de que cuando nos encontramos con él cara a cara, ya estamos condicionados. Su fama es la de ser un rebelde y un matón, y toda su apariencia física enfatiza este hecho, pero cuando es llevado a Shadow World, el mundo dentro de la televisión, se revela uno de sus grandes secretos. Queda claro y a través del escenario se repite constantemente, pero curiosamente nunca se nombra. Persona 4 quiere que lo descubras por ti mismo (y nosotros también, por ello no podemos explicar en su totalidad la complejidad del caso de Kanji, que va más allá incluso de lo obvio).


Y así ocurre con cada uno de los protagonistas de la aventura, a excepción de Yu Narukami, el héroe, nosotros, que somos capaces de controlar a múltiples Personas en la batalla, una forma quizá de ver las cosas en perspectiva. Y algo que queda obvio al darnos cuenta de que Yu eres (You).


Conociéndote a ti mismo

No existe nadie en este mundo que no haya utilizado una máscara alguna vez en su vida, incluso aunque lo deteste

Lo mejor de Persona 4 es que no idealiza, al igual que Jung. Nuestra representación de Persona no es nuestro verdadero Yo, sino la manifestación de lo que queremos ser, a lo que queremos aspirar; mientras que nuestra Sombra puede ser tanto nuestros miedos más oscuros como las máscaras que ponemos ante los demás cuando nos paraliza afrontarlos con la verdad.

Y esta es la gran conexión que el jugador siente con Persona. No existe nadie en este mundo que no haya utilizado una máscara alguna vez en su vida, incluso aunque lo deteste. Nuestros propios avatares que utilizamos en redes sociales, foros y demás sistemas de comunicación forman parte de nosotros mismos, pero ¿nos representan realmente? ¿Seríamos capaces de decir a la cara de una persona algunas de las cosas que volcamos en una red social, por ejemplo? ¿O, por el contrario, intentaríamos entender más la posición de la otra persona antes de juzgarla?


Una cosa queda clara en Persona 4: si te dejas llevar por tu Sombra, si dejas que tus miedos te posean y te controlen, es posible que ya no haya vuelta atrás. Sin embargo, uno no puede luchar contra su Sombra, porque ésta forma parte de ti. El propio Jung estipula que lo único que puedes hacer es aceptarla, y aunque los héroes del juego combatan contra ellas (al fin y al cabo, esto es un juego de rol), todos los combates contra las sombras de los protagonistas terminan por debilitarlas para, posteriormente, comprenderlas, aceptarlas e interiorizarlas, literalmente.


Persona 4 no es sólo un buen JRPG programado con un diseño visual potente. No sólo es su agradable historia y sus geniales personajes. No sólo es su sistema de Social Links. Es su capacidad de ir más allá con el mensaje que quiere transmitir. Su "lore" es un profundo estudio psicológico personal del que no necesitas investigar o leer si no quieres (aunque está bien hacerlo), porque está dentro de nosotros mismos. Es muy difícil no conectar con él, pues aunque no nos hayamos visto en las mismas situaciones, todos somos capaces de identificarnos con algún suceso parecido.


Ante todas las trampas y prisiones de la mente, la única forma real de ser la Persona que queremos ser, es con ayuda de nuestros amigos

Y para terminar de clavarlo, Persona 4 nos da su particular solución al problema: la amistad. Ante todas las trampas y prisiones de la mente, la única forma real de ser la Persona que queremos ser, es con ayuda de nuestros amigos. Abriéndonos a ellos completamente e intentando comprender siempre a los demás, sabiendo que prejuzgarles sólo ocasionará más daño tanto a ellos como a nosotros mismos. Por eso, cuando uno termina Persona 4 encarnando a Yu Narukami, siente que Yosuke, Yukiko, Chie, Kanji, Naoto, Rise y Teddie son grandes amigos. No sólo porque hayan compartido aventuras y combatido a tu lado, sino porque se han sincerado contigo tanto o más que algunas de las personas que conoces en la realidad. ¿Lo mejor de todo? Esto transcurre sin necesidad de analizarlo o pensarlo directamente. Ahí es donde radica la magia del P Studio y por ello Persona 4 es uno de los mejores JRPGs de nuestro tiempo.

 
Comenta este artículo (98) 
Comentarios
Relacionados con este artículo
Persona 5PS4  PS3
Persona 4PS3  Vita  PS2
Persona 4: Dancing All NightVita
Persona Q3DS
Shin Megami TenseiPSP  iOS  PS1
Persona 2: Innocent SinPSP  PS1
Ver todos (11)
LOS ARTÍCULOS DEL MOMENTO
GTA Online
GTA Online
Dreams
Dreams

SECCIONES

  • Noticias
  • Videos
  • Análisis
  • Artículos
  • Trucos y Guías

JUEGOS POR

  • Valoración
  • Lanzamientos
  • Todos los juegos
  • Top 100 Juegos

COMUNIDAD

  • Regístrate
  • Foros
  • Nuevos temas
  • Normas de uso
  • Ayuda

3DJUEGOS

  • Sobre la revista
  • Contacto
  • Publicidad
  • Información legal
Juegos© 3DJUEGOS S.L. 2005-2017. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. SOBRE 3DJUEGOS | INFORMACIÓN LEGAL
UNA MARCA DE
YouTube
Facebook
Twitter
Google+
Instagram
RSS