Diablo III

Diablo III

Fecha de lanzamiento: 15 de mayo de 2012
 · Plataforma
Diablo III - Reportaje e impresiones exclusivas

Diablo III - Reportaje e impresiones exclusivas

Reportaje e impresiones exclusivas

Twittear

14

21

Compartir

316

Por  /  2 de agosto de 2011
111 comentarios
Recientes

Aunque no lo parezca, el nuevo Diablo cada vez está más cerca. Así lo hemos podido comprobar desde Irvine (California), en la sede de Blizzard Entertainment. Por fin, hemos probado en exclusiva nacional la beta cerrada que dentro de poco los fans podrán probar. Os contamos el fin de los días en un nuevo y encarnizado descenso a los Infiernos Abrasadores.

"La digna continuación de Diablo II". Así de confiados se muestran en Blizzard Entertainment con su próximo y cuidado lanzamiento para Diablo III, un videojuego de casi eterno desarrollo (ya lleva diez años desde su anuncio) y que ha padecido innumerables cambios, tanto de concepción artística como de jugabilidad.


Pero en Blizzard Entertainment no tienen ningún tipo de pudor al afirmar que “todavía sigue siendo demasiado pronto para determinar su fecha de salida”. Y es que sólo existe ahora mismo un objetivo en la factoría estadounidense (con sede en la ciudad californiana de Irvine): crear el juego más divertido, equilibrado y pulido posible.


Pero lo mejor es que se está consiguiendo. O al menos esa es la sensación que hemos extraído de nuestra visita en exclusiva nacional a las oficinas de la compañía. Ocho horas en esta factoría de las experiencias roleras más jugables nos han bastado para darnos cuenta de que los estadounidenses están creando algo diabólicamente grande que procure, ante todo, colmar las altas expectativas puestas por usuarios de todo el mundo.


Una tarea nada sencilla, pero que con mucho “feedback” y atención al detalle probablemente consiga el mejor Diablo jamás diseñado que, sin dejar de ser ese “hack ‘n slash” tradicional de acción rápida y visceral, introduzca las novedades necesarias como para empujarnos hacia una nueva epopeya en una tan épica como eterna lucha contra el mal.



The End of the Days - Historia


Diablo III

No es ningún secreto conocer que Diablo III se vaya a dividir en actos (actualmente se sabe que hay hasta cuatro), los cuales nos van a continuar narrando el eterno conflicto entre bien y mal que arrancó con el primer título de la serie. Y para no aburriros con antecedentes que si no conocéis ya descubriréis en el título, os contaremos que la acción sucede dos décadas después de Diablo II, justo después del enfrentamiento de sus héroes contra el tridente diabólico formado por Mefisto, Baal y Diablo.


Una cruenta batalla que se recuerda ya casi como un mito, pero que reflota en el cielo de Nuevo Tristán y cae sobre las cabezas de sus habitantes en forma de premonición. El heraldo del Apocalipsis ha llegado, anunciando el fin de los días y dando comienzo a una nueva lucha. Para los héroes de Santuario (mundo donde se desarrolla Diablo III), ha llegado el momento de enfrentarse una vez más a los Infiernos Abrasadores.


Así es como continúa nuestra epopeya en un mundo de fantasía oscura donde nos reencontraremos con viejos conocidos como Deckard Caín, pero donde también conoceremos a nuevos personajes. Más en concreto a la sobrina de aquel anciano, una tal Leah que se presenta como su sustituta en esta entrega, lo cual quiere decir que nos entregará misiones, pero que igualmente servirá como acompañante.


Una importante compañera durante las dos horas que duró la versión beta que pudimos probar, donde pasamos de tomar conciencia del acontecimiento de “fallen star” (que convertía a los habitantes de Nueva Tristán en muertos vivientes) a encontrar al culpable de los males: el Rey Esqueleto, al cual nos enfrentamos y derrotamos -dentro de la catedral de la ciudad- para dar fin a parte de este interesante y prometedor primer acto de la obra.



Diabólico - 5 claves para entender Diablo III


Diablo III (PC)

Cinco nuevas clases. Muchas de ellas son fruto de la combinación con otras clases antiguas. Blizzard nunca olvida sus orígenes.


Habilidades y piedras rúnicas. Ya no tenemos árbol de habilidades, pero las cinco piedras rúnicas nos permitirán modificar habilidades de maneras múltiples para que experimentemos todas las combinaciones posibles.


Eventos aleatorios. Si no tienes el mismo mapa de mazmorra que tu vecino, no es que te hayas equivocado de juego, es que cada partida de Diablo III será diferente a la anterior.


Diabluras online. Sí, tendrás que estar conectado siempre a Internet para jugar a Diablo III, pero las ventajas puede que lo merezcan: un mejorado cooperativo, “matchmaking”, intercambio de objetos entre personajes de la misma cuenta...


Dinero, dinero... Puede que comerciar en la casa de subastas con dinero real no te haga gracia, pero... si consigues un objeto y alguien quiere darte dinero, puede que cambies de opinión.



Los héroes de Santuario - Clases


El bárbaro

Un clásico dentro de la serie Diablo que regresa con su brutalidad ofensiva, vigorosidad defensiva y gran vitalidad. No es muy ágil, pero porque no le hace falta escapar de sus enemigos. A cortas distancias es demoledor, y gracias al recurso de la Furia (que recarga cuando realiza o recibe ataques) es capaz de desplegar sus encantos en forma de impactantes habilidades. Por lo que pudimos comprobar en la beta, sigue siendo una clase muy equilibrada y profunda, ideal tanto para novatos como para expertos.

Antecedentes: Bárbaro (Diablo I/II)
Lo que más le gusta: Llevar un arma con cada mano
Recurso: Furia
Recarga de recurso: Lenta (mediante ataques)
Habilidades destacadas:


PISOTÓN EN EL SUELO: crea una onda expansiva que aturde a todos los enemigos cercanos durante unos segundos


IRA BERSERKER: provoca un cambio de estado (con aumento de masa corporal) que viene acompañado de un mayor poder de ataque


TORBELLINO: un poderoso y duradero ataque en giro que acaba con todo lo que se encuentra por el camino


Diablo III

El cazador de demonios

Fue la última de las clases presentadas. Es ágil y letal, sobre todo en distancias medias-largas gracias al abuso de arcos y ballestas. Se trata de un personaje joven, pero repleto de poder mágico y posibilidades, gracias principalmente a que es la única clase con dos recursos (disciplina, para habilidades tácticas; y odio, para habilidades ofensivas). Esto le da una gran versatilidad combativa, con el conjunto de habilidades tal vez más variado de todo el juego.

Antecedentes: Amazonas y Asesino (Diablo II)
Lo que más le gusta: Su ballesta y las armas arcanas-místicas
Recursos: Disciplina y Odio
Recarga de recursos: Disciplina (recarga rápida) y Odio (recarga lenta)
Habilidades destacadas:


FUEGO DE EVASIÓN: un ataque en forma de láser que va acompañado de un movimiento evasivo si el enemigo está cerca


ABANICO DE CUCHILLOS: una nube de cuchillos en círculo que causan entre 3 y 4 veces más daño que un ataque normal


GRANADA: tres granadas que lanzadas contra hordas de enemigos puede causar grandes e impactantes masacres


El médico brujo

Es una de esas clases que sorprenden, y no por el poder de ataque que ostentan en sí mismos, sino por el que son capaces de invocar. En efecto, los medicos brujos son auténticos magos del vudú, miembros de la terrorífica tribu de las Cinco Colinas que con sus poderes alquímicos y sortilegios pueden invocar perros, enjambres de langostas y ejércitos de zombis. Todo lo que su maná les permita. Sin duda, una clase carismática y muy divertida, además de diferente.

Antecedentes: Nigromante (Diablo II)
Lo que más le gusta: Invocar todo tipo de criaturas
Recurso: Maná (recarga automática)
Habilidades destacadas:


PLAGA DE RANAS: invoca ranas asesinas que buscan a sus víctimas para estamparse contra ellas hasta matarlas.


COMPRENSIÓN DE LOS MUERTOS: manos que salen del suelo para atrapar a enemigos y disminuir su velocidad de avance.


CONFUNDIR MASA: confunde a los rivales, haciendo que se ataquen entre ellos.


El monje

Experto en el cuerpo a cuerpo, esta clase se especializa en las artes marciales para atacar con una velocidad sorprendente en cortas distancias, aunque gracias a las estelas que crea, es incluso capaz de llegar un poco más lejos. Durante nuestras pruebas, sorprendió por su agilidad y manejo, gracias a unas habilidades a camino entre lo espiritual, lo mágico y lo sagrado. Además, al ser una mezcla entre asesino y paladín, podría conectar fácilmente con los fans de Diablo II.

Antecedentes: Asesino y Paladín (Diablo II)
Lo que más le gusta: Las artes marciales
Recurso: Espíritu (se recarga con ataques)
Habilidades destacadas:


LUZ CEGADORA: una explosión de luz que es capaz de cegar a los enemigos durante unos instantes.


CAMINO DE LOS CIEN PUÑOS: una lluvia de puños que ocasiona un combo capaz de destruir a varios enemigos a la vez.


DEFENSA IMPENETRABLE: una esfera defensiva que repele ataques enemigos.


Diablo III (PC)

El mago

Es rebelde, joven e inexperto. Juega con poderosas magias que no entiende a sus 19 años, y eso lo convierte en una gran amenaza para las hordas de los Infiernos Abrasadores. Es capaz de interactuar con el hielo, el fuego o el tiempo. Hasta puede crear relámpagos o canalizar energías arcanas explosivas para sembrar el terror a su paso. Toda una caja de sorpresas ideal para los que quieran la experiencia opuesta a manejar al bárbaro. Los ataques de larga distancia serán aquí la prioridad.

Antecedentes: Hechicero/a (Diablo I/II)
Lo que más le gusta: Su báculo mágico
Recurso: Poder arcano (recarga automática)
Habilidades destacadas:


DESINTEGRAR: un rayo rojo focalizado que fulmina a los enemigos en segundos allá donde lo proyectemos.


TELETRANSPORTE: nos permite avanzar en los niveles sin que tengamos que enfrentarnos a los enemigos, evitándolos.


ELECTROCUTAR: un rayo eléctrico con la curiosa habilidad de saltar entre enemigos cercanos.



10 razones para volver a acabar con Diablo


01. Una historia mejor contada

“Sentir el mundo y la historia” de Diablo III como nunca antes se había hecho en la franquicia. Ese es el gran objetivo de Blizzard con este videojuego, y para conseguirlo se incorporan algunas novedades muy interesantes como que ahora los personajes hablen a través de viñetas y, si se da el caso, con voces en inglés (es previsible que se realice un doblaje al español). Además, y para cumplir la finalidad de contar con una trama más viva y mejor contada, se añaden archivos de sonido (a viva voz y al más puro estilo BioShock) para darnos un trasfondo intenso sobre el mundo de Santuario. En ellos, Caín, Adria o Lachdanan nos contarán de todo, empezando por las extraordinarias criaturas que deambulan por este nuevo Diablo.

Diablo III

02. Nuevas clases y personalización

Cinco nuevas clases, las cuales combinan lo mejor de otras anteriores, son los grandes reclamos para atraernos hasta Diablo III. Por supuesto, vuelven las estadísticas de personaje (ataque, precisión, defensa, vitalidad y fuerza de voluntad), pero uno de los grandes bastiones de las clases es que ahora serán más personalizables, empezando por el sexo (hombre o mujer) y terminando por el que se conoce como “Banner System”, consistente en obtener condecoraciones o distintivos por ser un veterano en batallas versus, por completar el juego en nivel pesadilla, etc. Será algo que nos distinga, junto a la gran variedad de objetos que nos equipemos, en las arenas online.

03. Un renovado sistema de habilidades

Una importantísima novedad es que no existen niveles de habilidad, y mucho menos árboles. En Diablo III, las habilidades se desbloquean al alcanzar nuevos niveles de experiencia. En total, 29 habilidades por clase (una por cada nivel de experiencia adquirido) presentes en una versión beta que nos dio una sensación de progresión rápida. Pero, ¿qué pasará cuando lleguemos al nivel 30? ¿No tendremos más habilidades que conseguir? Esta es una pregunta que queda en el aire, aunque siempre nos quedarán las piedras rúnicas -cinco en total- que son capaces de modificar cada una de las habilidades. En suma, 145 variantes de habilidad por personaje que se prometen como el gran motivo para seguir avanzando en la historia hasta el final. “Todo basado en los comentarios de los usuarios”, según Jay Wilson, aunque habrá que ver cómo sientan finalmente estos cambios al juego final.

04. Mayor rejugabilidad

Un nivel de experiencia máximo de 60, tres grados de dificultad (incluido el modo Incondicional) y cinco clases diferentes aseguran horas y horas de juego, probablemente casi tantas -o más- que en Diablo II. Y es que una de las características que potenciará la rejugabilidad serán los eventos aleatorios. En Diablo III, al más puro estilo Red Dead Redemption, se producirán -de forma completamente fortuita- acontecimientos y enfrentamientos mientras exploramos el mundo vivo de Santuario, como podría ser el caso de un simpático duendecillo (el buscador de tesoros) que soltará dinero para que le sigamos, si queremos, hasta matarlo y hacernos con su botín. Aparte, los mapas de las mazmorras se generan aleatoriamente en cada partida, de manera que nunca estaremos en dos sitios iguales. Lo mismo ocurre con la colocación de monstruos, lo cual nos da la sensación de estar ante un entorno fascinante y denso, plagado de eventos dinámicos.

Diablo III (PC)

05. Nunca estarás solo

Otra vez tendremos seguidores, pero ahora serán mucho mejores. El templario (fuertemente armado), la hechicera (con ataques a distancia) y el canalla tendrán una historia profunda y una fuerte personalidad. Además, se podrán personalizar, equipándoles objetos -al estilo de armas, amuletos u objetos exclusivos- y escogiendo sus habilidades, hasta un máximo de doce. Eso sí, no serán mascotas (no se pueden controlar directamente), sino compañeros que mejorarán y evolucionarán junto a nosotros a la vez que refuerzan la historia del juego.

06. Un mejor inventario

Buenas noticias para los que se desesperan llenando los slots de su inventario. Blizzard ha escuchado sus súplicas y ahora las hombreras, los brazaletes, los guantes y, en general, todo lo que obtengamos tendrá una disposición más sencilla en nuestro alijo. Un detalle a mencionar es que ahora tendremos únicamente dos tamaños de objetos -para simplificar el reordenamiento de nuestro inventario-, otro que podremos comprar nuevos huecos -de 14 en 14-, pero el más importante es que podremos usar tanto el caldero de Jordan (para vender lo que no necesitemos en cualquier momento y en cualquier lugar) y el cubo Nephalem (para reciclar items y obtener sus materias primas). Las numerosas visitas a los comerciantes y el fastidio de tener que tirar algo que te gusta -porque no tienes espacio- llegan a su fin.

07. Encuentros más desafiantes

En Diablo III se aprecia una clara mejora en términos de inteligencia artificial. Evidentemente, el título de Blizzard no deja de ser un “hack ‘n slash” donde los rivales tienden a venir a saborear nuestras ofensivas una tras otra, pero se aprecian ciertos detalles que marcan la diferencia. Por ejemplo, el simple hecho de que los enemigos aparezcan desde distintos lugares y alturas (persiguiéndonos más allá de unas escaleras si es necesario), incrementan nuestra sensación de enfrentamiento. Todo con la velocidad y el ritmo característico de la serie, con la cantidad de enemigos en pantalla más grande jamás vista en un juego de Diablo. De hecho, uno de los grandes problemas a los que nos enfrentaremos, será despachar a grupos. En estos casos, habrá que usar la táctica y priorizar objetivos para, por ejemplo, acabar primero con unos enemigos que simplemente nos atrapan para pasar inmediatamente a aquellos que causan daño progresivo. Estudia sus estrategias y vencerás.

08. Un Diablo “Next-Gen”

Nuevo motor gráfico, un sistema de físicas avanzado y hasta simulación de ropa realista. Diablo III necesita de todo esto para poner sobre el lienzo interactivo (nuestro monitor) un espectáculo artístico cuidado, con cantidad de efectos especiales y, sobre todo, con un sistema de destrucción de escenarios que se nos ha presentado como una de las grandes características de Diablo III (podemos romper gran parte de los elementos del decorado). La visceralidad, la perspectiva isométrica (función zoom incluida) y la ausencia de pantallas de carga hacen el resto. Desconocemos actualmente el ordenador que será necesario para mover el juego, pero al menos tendremos varias opciones a tocar, como la calidad de texturas, de sombras y hasta de físicas, así como el “antialiasing” y el “triple buffering”.

Diablo III

09. Battle.net

En el primer Diablo, el servicio Battle.net era como el salvaje Oeste, fácil de truquear. Pero con Diablo II todo cambió, aunque seguía sin haber “matchmaking” y resultaba difícil hacer amigos. Ahora, en Diablo III, se pretende definitivamente ir un paso más allá, con una lista de amigos persistente (que permite chat), un buscador de partidas públicas mejorado (haciendo el cooperativo más dinámico), posibilidad de mostrar identidades reales, la introducción del sistema de estandartes (para diferenciarnos del resto) y el intercambio optimizado de objetos (permite a los jugadores almacenar objetos en un depósito colectivo para todos sus personajes). ¿El único inconveniente? Que para jugar habrá que tener Diablo III conectado a Internet en todo momento. Más detalles en la información publicada en la revista.

10. La casa de subastas

Nace de la necesidad, por parte de los usuarios, de comerciar con sus propios objetos. Blizzard ahora propone un sistema robusto, centralizado y de confianza para la compra/venta de items con otros jugadores, ya sea a través de oro del juego o mediante dinero real. La integración con el juego es uno de los aspectos que más llaman la atención, de forma que es incluso posible listar un objeto para venderlo con tan sólo marcarlo en nuestro inventario. No obstante, no todo es positivo, y habrá que pagar un impuesto por listar y otro por venta, pero desde la compañía se asegura que es algo estrictamente necesario para que el sistema funcione, existan objetos de calidad en la casa de subastas y la experiencia de juego, en definitiva, se haga más gratificante, segura y divertida. Más detalles en la noticia publicada en la revista.


Impresiones jugables con la Beta


Diablo III (PC)

“Probar el hardware, buscar errores y obtener opiniones sobre el juego”. Esta es la intención de la beta de Diablo III que pudimos probar la semana pasada en las oficinas de Blizzard (en Irvine, California) en exclusiva nacional. Pero hay mucho más detrás de ella. Durante las cerca de tres horas que estuvimos explorando sus posibilidades, la única palabra que se nos venía a la cabeza era la de “perfección”, la de una casi enfermiza necesidad por crear algo tan pulido que incluso podría haber salido a la venta hace unos años.


Pero donde cualquier producción tendría que haber salido al mercado, Blizzard la retiene para que siga gestándose, aún después de diez años. En la compañía lo tienen muy claro: “Tenemos la intención de dedicarle al desarrollo de Diablo III todo el tiempo que sea necesario”, y eso no incluye una fecha de lanzamiento, al menos por el momento. No obstante, intuimos que el fin de los días se acerca cada vez más, gracias a una beta -por el momento cerrada- pero que, dentro de poco, se pondrá a disposición de fans (y no pocos curiosos) para que jueguen parte del primer acto de esta diabólica lucha “hack ‘n slash” entre bien y mal.


Así, la beta nos colocaba en los primeros compases de la aventura, intentando conocer qué es lo que le sucede a Nueva Tristán y sus habitantes, maldecidos y convertidos en muertos vivientes. Una nueva amenaza se cierne sobre el mundo, el fin de los días ha llegado y el Rey Esqueleto será nuestra primera prueba de fuego para adentrarnos -de una forma bastante acertada y rápida- en el frenetismo de esta nueva epopeya.


De esta toma de contacto apreciamos, ante todo, lo bien narrada que está la historia. Y es que no sólo nos hablan los personajes secundarios, sino todo NPC que se nos cruce por el camino, mediante un elegante globo de conversación que se mostrará a nuestro paso. Los diarios de determinadas personalidades del universo Diablo completarán nuestra visión sobre el mundo de Santuario, un enfoque profundo, de raíces narrativas muy hondas, pero que se complementa por lo que también ha tenido siempre un buen Diablo: golpes a diestro y siniestro.


Diablo III

A este respecto, las cinco clases presentadas parecen funcionar bien. Evidentemente será inevitable que acabéis teniendo una preferida, pero no hay duda de que todas están equilibradas, y poseen muy interesantes habilidades. Eso sí, no será fácil acostumbrarse en un principio a las fuertes reformas introducidas (consistentes en la eliminación del árbol de habilidades). Ahora progresaremos más rápido y las 29 habilidades llegarán deprisa a cada personaje: concretamente, una habilidad por cada nivel de experiencia.


Pero ahí entrarán las piedras rúnicas para marcar la diferencia. En total, podremos obtener hasta cinco (carmesí, índigo, obsidiana, áureo y alabastrino), las cuales modificarán parcial o totalmente cada de las habilidades sobre la que las apliquemos. No era de extrañar que Jay Wilson (Lead Designer) se mostrara tan entusiasmado al contárnoslo durante la presentación celebrada en la sede de Blizzard, y es que las posibilidades se multiplican. Por ejemplo, el torbellino del bárbaro, gracias a la piedra índigo, puede generar pequeños torbellinos que se esparcen en todas direcciones; mientras que la flecha de racimo del cazador de demonios, con la piedra obsidiana, se convierte en una lluvia de granadas.


Solamente no hemos terminado de entender que las Active Skills (habilidades activas) y las Passive Skills (habilidades pasivas) desbloqueen sus huecos -seis en el primer caso y tres en el segundo- sólo hasta el nivel 30. Al igual que ocurre con las habilidades, ¿no ocurre nada más allá de ese nivel de experiencia? Probablemente, Blizzard actualmente esté ajustando el sistema de habilidades (hemos de recordar que estamos ante una Beta), o tal vez nos tengan guardada una sorpresa, pero no deja de ser algo curioso que debíamos mencionar.


Lo mismo que el estupendo diseño de niveles que actualmente ofrece Diablo III. Especial atención mostramos ante el sistema de batalla, realmente rápido y gratificante, con la positiva posibilidad de crear masacres y “survivals” (con recompensas en forma de experiencia) en caso de que acabemos con muchos enemigos en un corto espacio de tiempo o al borde de la muerte, respectivamente.


Asimismo, destaca el hecho de que, a pesar de que nos encontremos ante un título puramente “hardcore”, sea tan difícil perderse. Esto es algo que se ha mejorado mucho con respecto a anteriores juegos. El diseño de niveles (incluso en las mazmorras aleatorias) es extraordinariamente intuitivo y nada frustrante. Se nota que se ha aprovechado el sistema de teletransportes para mejorar la experiencia y que no tengamos que pasar por el mismo sitio dos veces. Si hemos superado una mazmorra a la que nos ha costado muchísimo llegar, con un simple teletransporte podremos volver a nuestra ciudad de origen inmediatamente, evitando así viajes inútiles.


Diablo III (PC)

Otro detalle del cual nos preguntamos por qué no se hubiera inventado antes es la acción de que podamos vender nuestros objetos en cualquier momento y lugar. Donde antes teníamos que librarnos de un ítem -muchas veces querido- para dar cabida a otro, ahora será posible cambiarlo por dinero o incluso convertirlos en materiales para practicar el famoso “crafting” (podremos forjar nuevas armaduras y armas sólo con los materiales de esos items que no queramos). Ahora bien, antes habrá que hacerse amigos de los artesanos de Diablo III (herrero, místico y joyero), superando las misiones principales en un proceso natural y muy llevadero.


Continuando con el aspecto de diseño de juego, da incluso la sensación de que tenemos más “checkpoints” durante nuestro progreso. Eso no quiere decir que estemos ante un Diablo más asequible. Seguimos teniendo 60 niveles de experiencia, tres dificultades (incluido el modo Incondicional) y el hecho de que se nos penaliza con un 10% de pérdida de durabilidad de objetos cuando nos matan. Por tanto, tal vez la palabra a emplear sea “accesibilidad”, gracias a un proceso de desarrollo cuidado, del cual no podemos obviar algunos aspectos claves.


Uno de ellos es la destrucción de entornos, si bien es cierto que nos esperábamos más en este sentido. Existe un alto número de elementos que reaccionan a nuestros golpes, pero creíamos que esto iba a tener una mayor repercusión en las dinámicas de juego. Derribar un muro puntual para alcanzar a unos enemigos o hacer caer una lámpara desde un techo para atacar por sorpresa a unos esqueletos, quedan más cerca de los eventos predefinidos (o escriptados) que de la verdadera experiencia en tiempo real que siempre ha propuesto esta serie.


Diablo III

Sin embargo, no podemos quejarnos del todo, porque otro de los estandartes de Diablo III, la generación de eventos aleatorios, cumple -y con creces- en esta versión Beta. Las mazmorras no presentan nunca un mismo diseño, los montruos no están siempre en el mismo lugar y los botines también se esconden para que no los encontremos fácilmente. Esto, junto a otros acontecimientos programados que aparecen durante la partida (como alguien pidiendo ayuda en medio del camino), estamos seguros de que apoyará fuertemente la rejugabilidad una vez aparezca el juego en el mercado.


Casi tanto como el modo cooperativo. Es de destacar lo fácil que es pasar de una partida individual a otra con amigos sea cual fuere el punto de la campaña donde nos encontráramos. El mapa se ajusta para adaptarse a cuantos jugadores participen, con más demonios que aniquilar y una mayor proporción de botines a saquear. Y lo que es más, compartiremos esferas de salud para que a nadie se le ocurra la brillante idea de atacar a sus amigos (en Blizzard están convencidos de que esto disminuirá el número de emboscadas y abusos injustos).


Tampoco faltará la faceta Player vs Player, basada en equipos que lucharán en arenas (repartidas por todo el mundo de Santuario) para ver quién es el más fuerte del grupo. Importante es mencionar que las partidas se confeccionan según el nivel y habilidades de los usuarios, para crear desafíos igualados, según se dice, de hasta 3 contra 3.


La introducción de un sistema de estandartes para que los demás vean nuestros galones online y, sobre todo, de la casa de subastas, supone una potencial novedad no exenta de dolores de cabeza por parte de los ejecutivos de Blizzard. Tal es así, que se ha tomado la decisión de no permitir el uso de bots ni de mods en Diablo III (para evitar problemas derivados de un mal uso).


Diablo III (PC)

No obstante, tal vez nada llegue al excelente grado de exigencia que ha adquirido el apartado gráfico. Planteado al principio como algo más colorido, el videojuego ha ido recuperando su tono oscuro tradicional para plantarse como un “hack ‘n slash” también pulido en cada uno de los polígonos que mueve. El detalle gráfico es tal que no es apreciable a simple vista, siendo de gran ayuda pulsar una vez la tecla Z para realizar un zoom que quizá no sea muy aconsejable para jugar, pero sí para apreciar las diminutas y precisas animaciones de los personajes.


Unos protagonistas que harán saltar las vísceras de sus enemigos. Probablemente, un juego +18 que gana enteros gracias a los jefes finales, tan grandes como imponentes, llenando la pantalla junto a sus esbirros en un espectáculo que, a pesar de mover tantos elementos, no presentaba grandes ralentizaciones, aunque algunas había.


La configuración de PC que utilizamos no se desveló en este evento, así como tampoco fecha de lanzamiento o tiempo aproximado de la Beta, más allá de un “dentro de poco”. Por supuesto, no se dijo nada acerca de una hipotética versión para consolas, aunque si llega, será seguramente después de un lanzamiento simultáneo para PC y Mac (tanto en formato físico como digital) que estamos deseando llegue ya a nuestras tierras. Definitivamente, Diablo nos ha poseído una vez más. Después de diez años, el fin de los días está cerca, y la verdad es que nunca imaginamos que estuviéramos tan contentos de ello. Diablo III parece que va a dar justo lo que promete: mucho juego.


Valoración y estadísticas
9,0
Valoración 3DJuegos
“Magnífico”
7,7
Análisis lectores (140 análisis)
Popularidad:
Excelente
¿Qué es?
Ranking:255 de 19749 juegos
Top10 Global:53 días como número 1
Top10 PC:110 días como número 1
En la comunidad:
Usuarios (3543) | Grupos y clanes (26) | Más
Expectativas / Valoración (12443 votos)
8,6
Tu voto:
Tienda
Diablo III
40,99  34,95 €

¡No busques más! te ofrecemos el mejor precio.

Grupos y Clanes relacionados
ROL INMORTAL

Grupo con 462 miembros

Tu grupo de Rol y de OffTopic
Todo Rol

Grupo con 306 miembros

Tu propio destino, tu propio camino
Heroes of Santuary

Grupo con 101 miembros

Estrategas

Grupo con 95 miembros

Comandar y destruir
Blizzard WSD

Grupo con 82 miembros

Te quedarás frio
Comunidad Diablo

Grupo con 40 miembros

Actualizado
Todos los grupos y clanes (26)
Foro del juego
Autor: Kadhewan
Autor: Lmartin3
Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “Diablo III” de PC, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o impresiones sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.
Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.
Universo relacionado