|
Inicio
PC
PS4
XOne
Switch
3DS
PS3
X360
Wii U
iOS
Android
Videos
Foros
eSports
  • Portada
  • Noticias
  • Videos
  • Imágenes
  • Análisis
  • Artículos y Reportajes
  • Hardware
  • Guías
  • Trucos
  • Todos los Juegos
  • Top100
  • Lanzamientos
Hellblade: Senua's Sacrifice
Hellblade: Senua's Sacrifice
Fecha de lanzamiento: 8 de agosto de 2017
 · Plataforma
PCPS4XOneSwitch
  • Ficha
  • Análisis
  • Noticias
  • Artículos y reportajes
  • Videos
  • Imágenes
  • Trucos y Guías
  • Conexiones
  • Foro del juego
Análisis de los lectores (Hellblade Senua's Sacrifice)
8,2

Hellblade: Senua's Sacrifice

“Muy Bueno”
(Nota media sobre 35 análisis)
¿Y tú qué opinas?
Escribe tu propio análisis
Análisis de Hellblade: Senua's Sacrifice / Opiniones de Usuarios
  • Recientes
  • Por fecha de publicación
  • Más votados
Jaime1992 / 9 de enero de 2019
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9
Magnífico

Un viaje al inframundo, un viaje a la introspección..

Con este título quiero contarte sobre Senua, uno de los personajes más humanos que he visto jamás, un personaje redondo, con algo que contar, y sobretodo vulnerable, cosa que en los tiempos que corren escasea muchísimo, es decir, la industria nos tiene acostumbrados a ver personajes de ambos sexos fuertes, fornidos, que no dudan, superhéroes en toda regla que no cometen errores, que no tienen ninguna debilidad, solo fortaleza y determinación. En Hellblade encarnaremos a una guerrera Celta, Senua…… Protagonista quien fue despojada de todo, su aldea en las Islas Orcadas fue desolada por los Nórdicos, fue despojada de sus seres queridos, especialmente de su amado Dillion, por lo cual Senua toma la determinación de emprender un viaje…. Con el fin de recuperar el alma de su amado, quien está retenido en el inframundo de la mitología Nórdica, el mismísimo Helheim, tarea ya de por si descabellada a todas luces, porque nadie es capaz de adentrarse en Hel y salir con vida, nuestra protagonista Senua es consciente que a lo mejor es un viaje solo de ida, pero su misión es tan importante para ella que está dispuesta a sacrificarse para recuperar el alma de su amado. A pesar de su enfermedad, a pesar de que es una tarea de apoteósica, nuestra protagonista está dispuesta a adentrarse en la oscuridad más profunda…. Senua padece una enfermedad, -Psicosis-, enfermedad la cual será su principal compañera de viaje, un trastorno de la percepción de la realidad, además de trastorno global de la personalidad, enfermedad la cual fue retratada de manera fiel, tan fiel y escalofriante que llega a erizar la piel en algunas secuencias…..y todo esto se traslada a nivel jugable en forma de múltiples voces en su cabeza las cuales están construidas siendo fieles a la realidad, voces las cuales algunas son piadosas, algunas empáticas, otras crueles y otras pendencieras, discuten entre sí, cada vez con más fuerza, sobretodo en pasajes con gran carga emocional, pero lejos de ser un despliegue de locura incesante, actúan como lo hacen en la realidad, le piden que pare, cuestionan lo que hace, le hacer dudar, le dicen que su viaje es inútil, llaman constantemente a su instinto de auto-preservación, todo esto sumado a las alucinaciones que Senua va sufriendo durante su viaje, convierten esta obra en algo escalofriante, pero real… He leído muchos debates sobre Hellblade, gente que se apoya en su enfermedad para afirmar que todo lo que Senua vive, lo vive solo en su cabeza, he leído “que está loca”, es cierto que Senua a nivel psíquico no esta nada bien y su exilio en Hel no apoya que mejore, pero todo lo que vivimos en el videojuego PARA MI, es REAL, es un duelo y una gran carga que lleva al límite a nuestra protagonista, esto la hace humana, hace que tu como jugador te creas su historia ¿es real? o ¿ no? Puede que no, o puede que sí, pero para mí sí,, me creí su historia, su personaje y su enfermedad, por lo cual para mí sí que lo es. Las mecánicas de la Psicosis mezclada con la historia; este para mi es el punto fuerte del videojuego, las vivencias de Senua, junto con sus creencias, su enfermedad y la mitología Vikinga, construyen una imagen muy completa sobre lo que te quiere trasladar el juego, en los puzles Senua, como parte de su manera de ver el mundo, hace lo que haríamos nosotros, buscar patrones, runas, intentar darle un poco de sentido a todo lo que está ocurriendo, una perpetua búsqueda de runas en elementos naturales, mecánica que imita la tendencia de encontrar patrones ocultos de aquellos que padecen Psicosis. La representación de los guerreros Vikingos también pasivamente nos cuenta mucho de lo que nuestra protagonista recuerda, los guerreros Vikingos están demonizados, son feroces, carniceros y están representados con muchísima maestría, trasladan al jugador la impresión que tiene Senua de los Nórdicos, monstruos, asesinos, Berserkers sin humanidad, los combates son viscerales, Senua hace gala de la habilidad que tiene como guerrera, pero a la vez se deja ver que no es ninguna superhéroe, los enemigos son capaces de hacer que te derrumbes, que te desplomes en el suelo y tu como jugador tendrás que levantarte, Senua tendrá que sacar fuerzas de donde no las tiene para continuar. Las mecánicas de crafteo, de obtención de mejoras, armas, armaduras, como en casi todos los juegos del género, en esta obra no están presentes, pero sinceramente sobran, romperían el esquema argumental que Ninja Theory intenta contar, romperían la inmersión y convertirían esta obra en un juego de ROL o Hack and Slash común y corriente, y sinceramente no veo esta obra como un “paseo” -para obtener armaduras +15 en defensa y espadas +10 en daño, además de 8000 coleccionables que no sirven para nada-, aquí para mejorar tus habilidades, y mejorar en el manejo de armas única y exclusivamente se deja en manos del usuario, que vayáis mejorando tanto tu como jugador, y Senua como un ser humano que intenta convivir con esa enfermedad, que va aceptando su condición, es un sistema de progresión más humano, y que va a juego con lo que el juego quiere contar. La mitología en Hellblade; tal y como se ha retratado, es totalmente fiel a las sagas nórdicas, una mitología oscura, compleja, llena de superstición, el mejor retrato que he podido ver nunca jamas acerca de la mitología Nórdica, acerca de Hel o Helheim, los relatos de mitología te los cuenta una voice in-off, tras observar unas piedras con runas grabadas, monolitos, o estandartes Vikingos, es el único método para desgranar y aprender más sobre mitología Nórdica, relatos que en todo momento van ligados a lo que está ocurriendo, pero queda de ti como jugador querer desgranar más de la historia, es totalmente tu decisión. Cabe recalcar que no es un juego para todo el mundo, es inquietante, incomodo, y coquetea con el terror –No esperes un jump scare- porque esto es más complejo que eso, esta obra toca lo que yo considero el origen del miedo, aquello que te inquieta, que se escapa a tu entendimiento, aquello a lo que le das vueltas y vueltas, aquello que te llevas a la cama y te quita el sueño, pero no porque vaya a salir una bruja muerta del armario…. Es mucho más que eso… y reitero que solo coquetea con el miedo… pero consigue incomodar. Hellblade como medio de expresión, y como relato de algo que ocurre en la realidad me parece bastante justo y fiel –pero, no soy psiquiatra-, Ninja Theory no dejan un cabo suelto, han abordado este tema con mucha madurez, sobre todo cuando esta es una enfermedad poco entendida además de satanizada en la sociedad, gracias a la cultura popular, en definitiva hay poco que reprochar, y mucho que celebrar en esta obra maestra, es el retrato más cercano en el mundo de los videojuegos a la Psicosis, es un monumento a aquellos que padecen enfermedades mentales, y un pequeño espacio en el que podemos introducirnos para sentir algo parecido a lo que siente una persona con una enfermedad Psiquica, es a mi parecer un ejercicio de empatía, que dignifica al medio, es algo más que disparos o hachazos sin sentido.
1 VOTO
Pedir moderación
Lilrappery119 / 20 de diciembre de 2018
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9
Magnífico

El sacrificio de Senua

Siempre me ha gustado la cultura nórdica, así como toda la historia de los pueblos olvidados en general. Hace unos días, andaba buscando juegos con protagonistas femeninos por mera curiosidad, y me encontré con este. Cuando salió apenas le presté atención (estaba viciadísimo al jodido LoL...), y prácticamente me olvidé de su existencia hasta hace un par de semanas. La trama del juego se centra en Senua, una guerrera picta (tribu relacionada con los celtas la cual habitaba en una parte de la actual Escocia) quien, debido a que todos en su aldea creen que la "oscuridad" que alberga en su interior es la causa de todos los males de su gente, pasa un tiempo aislada en la espesura, en medio de la naturaleza, a modo de redención. Ahí conoce a Druth, antaño Findan, un hombre de semejante origen que nuestra protagonista, que pasó años esclavizado por los vikingos y aprendió, como consecuencia, muchas historias y costumbres de dicho pueblo. Al volver a casa, se encuentra con que los norteños han invadido su hogar, arrasando con todo y masacrando tanto a quienes se oponían como a quienes no. Pero a su pareja, Dillion, le habían hecho algo aún peor: el Águila de Sangre, un famoso método de ejecución nórdico en el que se abría la espalda, sacaban las costillas hacia los laterales de manera que pareciesen alas, y se extirpaban los pulmones. Senua, destrozada y atormentada a la vez por su "oscuridad", la cual le culpaba por lo sucedido, decide cortar la cabeza de su amado (en su tribu, se creía que en la cabeza inerte del cuerpo permanecía el alma, y por tanto, la esencia del ser), se la ata a la cintura, y emprende un viaje a las tierras nórdicas, con el objetivo de llegar a Helheim, el inframundo de la cultura vikinga, y liberar el alma de Dillion de la diosa Hela. Creo preciso señalar que, en realidad esta "oscuridad" que acecha a Senua es una enfermedad mental, conocida como psicosis; en su cabeza existen varias voces femeninas que no cesarán en ningún momento de hablar y cuestionar todo lo que hace, piensa o recuerda la protagonista. La psicosis de Senua está excelentemente representada, es como un constante bombardeo de opiniones e ideas difusas y dispares entre sí en relación a todo lo que ocurre en el transcurso de la historia. El equipo desarrollador, Ninja Theory, se ha valido de la información de profesionales de la medicina y de personas que padecen la propia enfermedad para confeccionar uno de los pilares (si no el principal) del juego: la enfermedad que sufre Senua. Y para mí, el resultado es MUY bueno. Es un juego oscuro y serio en su totalidad. Una vez aclaradas la historia y el propósito del juego, toca profundizar en los apartados técnicos. Primero: la ambientación. Simplemente inmejorable. Te sumerge en su mundo de una manera tan profunda que desde Skyrim no había sentido nada igual. Desde la belleza de los bosques y el puente de Helheim hasta los horrores del Mar de Cadáveres o la oscuridad total del desafío de ceguera de Odín, pasando por los siniestros bosques de Valravn o la desolación del infierno de Surtr. Es muy inmersiva, y aún más si juegas con auriculares (lo cual te recomienda hacer el propio juego xD) En cuanto a jugabilidad, tengo sentimientos encontrados. El control de Senua deja un poco que desear. El movimiento es muy fluido, tanto andando como trotando, en ningún momento resulta incómodo, y las animaciones son una GOZADA en todos los aspectos. Sin embargo, echo en falta por ejemplo la posibilidad de agacharse a voluntad y no tan solo cuando sea necesario para avanzar, así como poder saltar, a menudo me he sentiudo frustrado por tener que dar un rodeo debido a que Senua no puede saltar ciertos obstáculos. El juego tiene un botón para interactuar con el medio, ya sean antorchas, escaleras, puertas o cualquier cosa útil. No hay mapa ni HUD, por lo cual hemos de tener claro que, pese a ser un juego lineal y contar con un camino a recorrer que es la mayoría de veces intuitivo, si no estamos acostumbrados o no prestamos atención es posible que nos perdamos. Aunque a mí me encanta este aspecto, y lo considero primordial para maximizar la inmersión. Sobre el combate: es muy divertido, puedes realizar muchísimos movimientos y combinaciones distintos en función de los botones que presiones: golpes ligero, pesados y patadas. También puedes cargar contra el enemigo, realizando así versiones más potentes y con más alcance que los golpes estándar. Cada opción te será más útil que otra según el enemigo que enfrentes. Aunque un punto en contra es la falta de variedad de enemigos, apenas hay 5 modelos distintos, por lo cual se vuelve algo repetitivo con relativa rapidez. Aprovecho para mencionar que las criaturas que enfrenta Senua generalmente son manifestaciones algo demoníacas y deformadas de guerreros nórdicos. Las batallas contra bosses son sumamente divertidas y varían lo justo entre sí, teniendo cada una su toque personal, como debe ser.[ Gráficamente hablando, el juego es una delicia. Cuenta de hecho con un modo foto con el que podremos sacar una captura de cualquier ángulo del escenario. Todos los paisajes son preciosos, el nivel de detalle es espeluznante en todo, desde el cuerpo de Senua hasta las paredes de roca de cualquier escenario. Eso sí, alguna sombra de dientes de sierra he visto por ahí, aunque esto es solo una aguja en un pajar. El modelado de los personajes es maravilloso, destacando el de Senua, como no. Todo lo relacionado con ella es insuperable: la trenza está tan detallada que puedes contar los pelos y adornos prácticamente, su rostro y expresiones también son geniales, se nota el buen trabajo de Melina Juergens a la hora de dar vida al personaje con sus expresiones faciales y movimientos. Su indumentaria también super detallada, el pelo de la piel de lobo que lleva en el cuello se mueve en función del viento que haya incluso. Todo es una maravilla en el apartado gráfico de este juego. El sonido en general es bueno. La OST me encanta, tiene algunos temas épicos y otros bonitos, pero le falta chicha, como por ejemplo alguna canción que representase el miedo mejor, aunque por lo general, ninguna pega importante. Los ruidos y sonidos del mundo cumplen con su cometido con creces, al igual que el resto del juego. La actuación tanto de la actriz que da vida a Senua como la de los demás es sobresaliente, dotan a todos los personajes de una vida y realismo que, unida a la gran animación, hacen que parezca que estamos presenciando la mera realidad. La forma en la que los enemigos gritan cuando cargan a por ti, las emociones de Senua, las voces de su cabeza que tanto incomodan y hacen dudar... simplemente genial. En innovación es donde marca la diferencia el juego con respecto a la inmensa mayoría, empezando por su trama. La psicosis es lo que está detrás de todo; es el centro de cuanto ocurre. La protagonista sufre una enfermedad mental, en la cual nos mete a nosotros también, y debemos ayudarla en su camino hacia la salvación del alma de Dillion. A parte, quiero destacar los puzzles, los cuales me encantaron, y eso que tiendo a repugnar rápidamente este tipo de obstáculos. Alinear cuervos, cambiar el espacio físico con portales mágicos y hallar runas es de lo más divertido que he hecho en cuanto a rompecabezas videojueguiles, porque en ningún momento te presiona, ni resulta hartante ni repetitivo, al menos para mí. Para acabar, quiero dejar clara una cosa: Hellblade: Senua's Sacrifice es una obra que no es para todo el mundo como podría serlo un God of War, GTA o cualquier triple A conocido. Como su nombre indica, guiamos a la guerrera por un tormento personal, una serie de horrores y desafíos siniestros y oscuros que a menudo pueden resultar perturbadores. Me ha resultado una experiencia única en su totalidad, divertida, bonita y enriquecedora. El juego logra como pocos meterte en la piel del personaje y querer guiarle hacia su objetivo. Consigue que aprecies a Senua, algo que indudablemente hace que vivamos con más intensidad su viaje, logrando que sintamos miedo, alivio, alegría y rabia a la vez que ella. Sin esperarlo, un juego de 30 euros producido por un equipo de poco más de 20 miembros se ha colado en mi TOP3 personal de esta generación que empieza a divisar su ocaso en la cercanía.Ojalá sirva como referencia para futuras producciones, y nunca perderé la esperanza de poder ver otra entrega que al menos llegue a ser tan singular y bella como es Hellblade. Totalmente recomendado, es una obra de ARTE. "Follow us... we have another story to tell."
4 VOTOS
Pedir moderación
ThunderBolt19 / 22 de agosto de 2018
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
4,5
Malo

La jugabilidad no es su punto fuerte

El juego trata sobre Senua, una mujer que busca a su marido. La aventura concurre en un lugar nórdico, con grandes lagos, bosques frondosos, pero grandes llanuras sin vegetación. Esta mujer llamada Senua escucha voces debido a que tiene esquizofrenia (creo que se llama así), las voces son de mujeres y a veces la ayudan y otras veces la desaniman o animan, es un punto importante del juego. Sus enemigos son la oscuridad, esta le arrebato a su marido. Este juego me dejo un sabor agridulce, la jugabilidad siendo sincero es muy mala, caminas, encuentras un puzzle; los puzzles están muy mal hechos, de verdad, son muy cutres y repetitivos. Luego enemigos, aquí otro punto negativo, el combate es horriblemente malo, esquivar-atacar, esquivar-atacar, puedes defenderte o empujar también pero no cambia mucho, combate simple y aburrido. Los gráficos están bien, pero el mapeado no me gusto tanto, no es malo pero me parece que hay sitios muy parecidos durante la aventura. El sonido es lo mejor, las voces de la esquizofrenia, la naturaleza, la voz del narrador. No innova mucho, solo en la trama de que tiene esta enfermedad. En conclusión, jugabilidad mala con buenos acabados de gráficos y sonido, un juego sin una buena jugabilidad no lo recomendare nunca.
1 VOTO
Pedir moderación
Zaser / 23 de mayo de 2018
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
8
Muy Bueno

Juego experimental cuanto menos.

Nos querían contar una historia de demencia y locura. Pero con la forma de un videojuego. Y este quizás sea el problema, que ahora me toca valorarlo como un videojuego y no como una película. Uno de los grandes ejemplos de como llevar de una forma maestra el cine al videojuego es sin suda la saga metal gear (hagamos como que el V nunca ha existido). En cada entrega, se nos contaba una gran historia, compleja, emocionante, con gran personalidad, a la vez que nos presentaba una compleja y divertidad jugabilidad, llena de posiblidades. El principal problema de Hellblade es que a pesar de tener uno de los personajes mejor tratados que recuerdo, a un nivel tan profundo como es el de representar su enfermedad mental y hacer que el jugador se sienta dentro de la propia mente de Senua, llegando a comprenderla y a saber perfectamente lo que siente, la jugabilidad pasa factura: puzzles con mecánicas interesantes pero fracamente facilones, combates muy simples, cámara limitada que dificulta los combates, etc Decir a favor del combate, que lo más divertido son los BOSSES que van apareciendo, algunos con ataques y mecánicas resultonas. Lo que más se disfruta de este juego son los diálogos que se plantean dentro de la cabeza de Senua por medio de voces y las observaciones que va haciendo la voz narradora. Todo ello, poco a poco, nos irá dando pistas acerca de la identidad de Senua y sus sentimientos. Habrá momentos de gran intensidad y tensión narrativa. El sufrimiento de Senua es palpable. También tiene escenarios de gran belleza que amenizan el paseo. Si lo que más haces al final es pasear jejejeje pero en lugares así da gusto. Habrá una voz que nos irá contando historias de la mitología nórdica si encontramos las runas dispersas por el mapeado, puesto que a pesar de ser un juego lineal, el mapeado es bastante amplio, dando lugar a una especie de semi-exploración en busca de estas runas y de alguna que otra sorpresa narrativa. Quizás motivos para explorar bastante pobres. El problema de este juego es que se han centrado demasiado en meternos dentro de la mente de Senua, restando importancia al gameplay. Estar dentro de la mente de Senua, es decir, jugar las aproximadamente 8h que dura el título, es desde luego, es toda una experiencia que recomiendo para todo aquel que sea capaz de perdonar sus defectos. Eso sí, intentar jugar las 8h del tirón. Se vive mucho más. También recomiendan jugarlo con cascos pues tiene un sonido de estos atmosféricos/holofónicos...ideal para poder escuchar las voces de Senua "en tu propia cabeza" jejejej tendré que probarlo. A modo de anécdota, comentar que algunas caras de senua al actuar (se utilizó a una actriz de verdad) quedan bastante forzadas. Por ejemplo, cada vez que siente dolor o rabia, Senua enseña los dientes....queda un tanto extraño xD. A modo de anécdota II: vaya ojazos tiene Senua :O
Pedir moderación
Macija / 3 de mayo de 2018
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
7
Interesante

Reinterpretando el viaje de Orfeo.

Lo confieso, me he comprado Hellblade por el God of War. Tras acabar la historia de Kratos me quedé con ganas de más, de jugar a una aventura similar y llevaba mucho siguiéndole la pista a Hellblade, así que, ¿por qué no? Hellblade nos pone en la piel de Senua, una guerrera celta que emprende una odisea hacia Hellheim, el reino de los muertos nórdico, para recuperar el alma de su amado. A grandes rasgos este es el argumento del juego, pero el principal foco es nuestra protagonista, Senua, su pasado y su enfermedad, su oscuridad. Porque lo que más hace destacar este juego del resto es que Senua padece una psicosis. Y esto no es simple detallito o un rasgo más que se usa en un par de escenas, si no que es algo que moldea toda la historia. No voy a indagar mucho en esto porque es uno de los puntos más fuertes del juego, pero me gusta especialmente la forma en la que han plasmado cómo sería tener una enfermedad así viviendo en esa cultura. Pero la locura de Senua no es algo que se limite a la historia, si no que permea a todo el juego. Todo el juego tiene un tono… inquietante. No es un juego de terror, no hay sustos, pero durante toda la partida sientes esa tensión, estás en un estado de intranquilidad constante. Quizás la representación más obvia de esta locura sean las voces que oye nuestra protagonista; algunas con voluntad de ayudar, otras que solo buscan asustarnos, otras con ganas de reírse de nosotros… Estas voces no solo están ahí para aumentar la atmósfera de pesadilla que busca el juego, si no que también participan en la exploración, los puzles o el combate. Pero la locura también se representa de muchas otras formas, empezando por el propio escenario. Durante el juego vamos visitando distintos escenarios inspirados en la mitología nórdica, a medio camino entre la fantasía y la realidad. Esto ya de por sí basta para que hasta el último momento nos preguntemos si este mundo es real o no, pero hay otros detalles más sutiles: caras ocultas en el escenario, ojos que aparecen en las paredes, figuras que desaparecen en un suspiro… Siento repetirme, pero realmente me parece loable la forma en la que Ninja Theory ha representado la psicosis en este juego. Todo esto se ve potenciado por la genial dirección artística de la que hace gala el juego. Me encanta la forma en la que han interpretado la mitología nórdica y su cultura. El diseño de enemigos y escenarios y, por supuesto, de la propia Senua es excepcional, y viene acompañado por un espectacular apartado técnico. La banda sonora y los efectos también tienen un gran nivel, destacando algunos temas capaces de poner los pelos de punta. Al igual que las interpretaciones, tanto de las voces que oímos como la de la propia Senua. He visto algunas opiniones que dicen que les parece una mala actuación, pero yo considero que Melina Juergens se merece todo el reconocimiento que ha recibido. Pero lo que más me ha impresionado son las animaciones de Senua durante el combate, siendo sorprendentemente fluidas y contundentes. Realmente roza lo increíble que un equipo tan pequeño haya alcanzado un apartado audiovisual tan sobresaliente. Hasta aquí todo bien, pero ¿qué tal la jugabilidad? Bueno, aquí es donde comienzan los problemas, y es que en este aspecto me ha recordado a The Order 1886… Y eso nunca es bueno. La jugabilidad se divide en dos bloques principales: el primero de ellos es el combate. El combate es bastante básico, lo típico que esperaríamos de este tipo de juegos, pero está bien ejecutado. Contamos con ataques ligero y pesado, bloqueos, esquives, cargas… Tenemos bastantes opciones y lo mejor es que es muy sencillo y satisfactorio encadenarlas, saltando de enemigo a enemigo constantemente. Como punto flojo, diría que se echa en falta no aprender nuevos movimientos durante el juego ya que nuestro arsenal será el mismo al principio de la aventura que al final, pero no es nada grave. Lo que sí es grave son los problemas de la cámara. En Hellblade, durante los combates la cámara se sitúa en la espalda de Senua, muy cerca de ella, más incluso que en God of War, y además la cámara se sitúa un poco más cercana al suelo, mirando a Senua desde abajo. Esto en teoría funciona muy bien para encuadrar a Senua como alguien más pequeña o débil frente a los enemigos y hacer que los combates se sientan más cercanos y brutales, pero no funciona tan bien en la práctica. El primer problema es que el campo de visión es muy reducido, siendo incapaces de ver nada que se encuentre detrás de Senua. Este problema también estaba presente en God of War y lo solucionaron con unos indicadores alrededor de Kratos y con avisos de Atreus cuando nos atacan por la espalda. En Senua han decidido solventarlo con las voces que oímos, de forma que nos avisan cuando nos van a atacar por la espalda, sin ningún tipo de indicador. En principio es una idea genial, es algo que tiene sentido con la historia y con la mente de la protagonista y de esta forma no se ensucia la interfaz tan minimalista de la que goza el juego. El problema está en la ejecución; para empezar, las voces no te avisan de todos los ataques, solo de algunos y muchos con un tiempo de reacción tan corto que es imposible reaccionar al ataque. En otras ocasiones las voces apenas se oyen ya que quedan tapadas por la música o bien por diálogos de la historia. Al final no tardas en darte cuenta de que es un sistema poco fiable e intentas simplemente seguir tú mismo la posición de los enemigos e intentar anticiparte a sus ataques, pero esto tampoco sirve porque durante los combates continuamente te van apareciendo nuevos enemigos y si aparecen a tus espaldas no hay forma de saber que están ahí. Por otro lado, debido a la posición de la cámara la misma Senua bloquea gran parte de nuestro campo de visión, lo que dificulta prever las acciones de los enemigos que tenemos enfrente también. Por si fuera poco, el juego en algunos combates tiene algunos efectos visuales muy molestos, destellos, distorsiones, cambios en la iluminación… ¿Qué puede que sean una forma de representar la ansiedad de Senua? Pues puede que sí, pero eso no quita que sea sumamente molesto. Al final, a pesar de que la base del sistema de combate es buena, todas estas molestias acaban haciendo mella, lo que, junto al hecho de que algunas batallas se alargan más de lo necesario, hace que muchas veces no disfrute de los combates. Pero como he dicho, esto solo es la mitad de la jugabilidad, ¿Cuál es la otra mitad? Pues… andar. ¿Recordáis que he dicho que este juego me recordaba a The Order? Pues bien, esto es porque el juego separa completamente los combates de la exploración, hasta el punto de que no podemos desenvainar la espada fuera de los combates. Esto provoca una brutal división entre combates y exploración y se carga cualquier sensación de peligro fuera de los combates. Es una decisión estúpida que ya estaba en The Order y no creía que me la volviese a encontrar. Dejando esto de lado, durante estas secciones resolveremos pequeños puzles basados en alinear runas con objetos del escenario o en utilizar algunos portales capaces de alterar la realidad. De nuevo, esto es una idea genial ya que son mecánicas que entronncan con el tema de la psicosis y la locura de Senua y es una unión perfecta entre narrativa y jugabilidad. Sin embargo, me parece que estas partes se alargan demasiado y que una vez superada la novedad pierden bastante interés, ya que son puzles realmente sencillos. Además, el juego no te anima a explorar los escenarios ya que lo único que vamos a encontrar son rocas que nos explican acontecimientos o personajes de la mitología nórdica, pero la mayoría de ellos ni siquiera están relacionados con la historia principal y si ya conoces estos mitos no resultan muy interesantes. Al final no he podido evitar dejar Hellblade: Senua’s Sacrifice un tanto decepcionado, había oído hablar tan bien de él que quizás haya entrado con unas expectativas demasiado altas. Hellblade es un juego valiente, fresco y original, con un apartado artístico y gráfico apabullante (más considerando el tamaño del equipo de desarrollo), un juego que ha recreado e integrado en su historia y jugabilidad una enfermedad como la psicosis como ninguno otro, pero se ha quedado corto en la parte jugable, con una cámara que se entromete demasiado en los combates, una exploración nula y unos puzles excesivamente simples.
2 VOTOS
Pedir moderación
Endyyy / 29 de abril de 2018
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
10
Inolvidable

Una obra de arte contra corriente

No entiendo como hay gente que puede valorar este juego de aburrido y sin innovación, pero opino que muchos deberían informarse sobre el tema de las enfermedades mentales y su evolución social antes de criticar. Para mi el juego es una obra de arte, de mis favoritos. Soy estudiante se psicología y este juego es una propuesta increíble para dar a conocer al mundo la complejidad de los trastornos mentales. El juego es muy cinemático y lineal, y muchos se quejan de eso, pero es que este juego DEBE SER ASÍ. Hellblade nos introduce esquizofrenica, precisamente para dar una correcta perspectiva del juego pienso que ha de tener tanta cinemática y debe ser muy lineal, pues sino sería un caos incomprensible. Es lineal porque el objetivo de Senua es muy claro, debe llegar hasta Hela y salvar el alma de Dillion, a ella no le interesa absolutamente nada más de Hel, no tendría sentido dar varias opciones o caminos, a ella no le interesa enfrentarse a más retos de los necesarios ni explorar el mundo, su finalidad es clara. La linealidad y claridad en sus objetivos nos permite ver la evolución personal de la protagonista y los retos a los que debe enfrentarse, y es gracias a la cinemática que podemos comprender la historia por la que a tenido que pasar. Dirigiéndonos más al argumento del juego Hellblade nos sitúa en la piel de Senua, una joven celta (de la tribu de los pictos) que se dirige hacía Hel a salvar el alma de Dillion, quien ha sido asesinado, y a buscar la liberación de su propia maldición. La controversia está en que la maldición de Senua se trata de esquizofrenia, una psicosis grave que no te permite percibir la realidad del mundo, acompañándola con voces, visiones y delirios. El juego nos sitúa en una época donde no existía comprensión hacía los trastornos mentales, y a estos se les solía atribuir castigos divinos o del inframundo (en ocasiones benidiciones). La gente no mostraba una aceptación social hacía estas personas y acostumbraba a repudiarlas y culparlas de desgracias en las que realmente no tenían nada que ver. El juego nos muestra la importancia de aceptar y apoyar a las personas con estas patologías, y las consecuencias de mostrarles rechazo. Es toda una historia de superación personal y lucha continua contra la propia mente. Para ser un juego de 30€ me ha parecido increíble, y no solo por su historia (que creo que ha quedado bastante clara mi opinión al respeto) sino también por los gráficos, efectos visuales y efectos de sonido. La jugabilidad es sencilla y cómoda, en mi experiencia personal con unos controles un poco distintos a los que estoy habituada en cuanto al combate se refiere. Hay gente que se queja por la falta de enemigos, en mi opinión, para las horas de juego que hay, los enemigos comunes están bien, aunque tal vez si habría metido algún boss más. La velocidad de la protagonista también me ha parecido algo lenta, a todo te acostumbras pero este es un factor que a mi me estresa un poquito. El tema de los puzzles al principio está bien, pero es cierto que según avanza te empieza a cansar un poco. No es que esté totalmente en contra de esto, pero tal vez habría metido más variedad de puzzles a resolver, ya que al final acabas cansado de runas. Estás son mis 3 únicas críticas al juego, por lo demás, un juego de 10. Normalmente el final de este tipo de juegos se me queda flojo, pero este incluso lo supera, le hace honor al juego, y eso es algo que me ha encantado. Opino que este tipo de juego no es para cualquiera, si buscas exploración, ir a tu aire y acción continúa (grandes batallas y eso, aunque las que aparecen para mi han sido bastante satisfactorias) este no es tu juego, sin embargo, si eres de esas personas que aprecian una buena historia, la tensión, la adrenalina y el miedo que te causa el personaje al empatizar con él, eres de los míos, pruébalo. Un juego controvertido, con cultura nórdica y céltica, de trastornos mentales y horror psicológico, ¡si es que tiene todo lo que me gusta! Muy recomendado.
1 VOTO
Pedir moderación
Edpe37 / 22 de febrero de 2018
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
5
Flojo

Decepcionante...

Compré este juego dejándome llevar por el análisis y la verdad me decepcionó bastante, me sorprende la nota tan alta que le dan muchos usuarios en los reanalisis, Me ha parecido muy aburrido, las mécanicas jugables son repetitivas y muy simples, los combates igual, de hecho a dia de hoy no lo he terminado por estos motivos. Graficamente es bonito, técnicamente es en lo que destaca el juego. Lo mejor, la historia y el diseño del personaje principal, lo peor, todo lo demás. No lo recomiendo.
Pedir moderación
Chetorc / 30 de enero de 2018
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9
Magnífico

Viaje alucinante

Es un juego diferente. Que marca y hace pensar. No por sus mecánicas, puzzles o incluso combates que no innova nada y son más bien sencillos este videojuego no pretende inventar la rueda. Si por lo que transmite y se muestra. Es una apuesta muy valiente de enseñar un tema tan abrupto como las enfermedades mentales. Y es un juego infravalorado. En cuanto a jugabilidad, técnica, y sonido es impecable, muy importante hacer caso y jugar con auriculares. Los combates aunque sencillos la verdad que son crudos y se les termina tomando el gusto. Gráficos. muy cuidados me encanto especialmente el agua del mar en la playa. Hacer especial mención al cuidado que se le ha puesto a la música con aire vikingo. Fabulosa. Larga vida a senua y que no caiga en el olvido.
1 VOTO
Pedir moderación
DinoScape / 25 de enero de 2018
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9
Magnífico

Una obra de arte

Ya desde el principio del juego te das cuenta de que no va a ser una aventura corriente. Sabes que hay algo que te estás perdiendo, y cuando poco a poco comienzas a entender que es lo que ocurre el interés por la historia no hace más que aumentar de forma radical. Aún así no es hasta el final del juego cuando realmente tienes una historia estructurada y ordenada en tu cabeza, y te das cuenta de que es más que un juego. La aventura se divide en distintas fases de puzzles, combates, más puzzles y más combates, pero no es eso lo importante. Todos esos puzzles y combates, todas las mecánicas del juego están perfectamente justificadas con lo que la obra nos quiere contar. Absolutamente todo tiene una justificación muy simple, pero está contado con cuentagotas y de forma magestuosa. Y es que realmente la historio no tiene ningún misterio. Podría resumirse en 4 sucesos muy entendibles, pero siempre con una circunstancia clave; la condicion de Senua. Su enfermedad. Mención importantísima al sonido y a las sensaciones que transmite. Estoy teniendo mucho cuidado escribiendo esto, porque creo que cualquier cosa que pueda decir de más estropearía la experiencia del jugador. Solo voy a decir que a mí me ha enamorado su narrativa, su ambientación oscura, y su final. "Las batallas más arduas se libran en la mente"
1 VOTO
Pedir moderación
Cargut96 / 1 de enero de 2018
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
10
Inolvidable

Hellblade, una muy grata sorpresa

Ha sorprendido demasiado este juego. Al ser un juego independiente, se podría pensar que no estará a la altura, pero nada de eso. En primer lugar, la ambientación del juego, es FANTÁSTICA... creo que fue un acierto el de ambientarlo en la mitología nórdica, ya que tiene mucho desarrollo en este sentido. La historia, a pesar de ser corta, es suficiente y te deja satisfecho. Como han dicho algunos, es un juego de muchas emociones y es increíble como el juego juega con ese tema. En conclusión, Hellblade es un juegazo que reconforta el género single player que últimamente se ha desvalorizado bastante y da gusto ver juegos de tan buena calidad hecho por un grupo pequeños de personas. Hacen falta videojuegos así: Simples, pero divertidisimos y emocionales.
1 VOTO
Pedir moderación
Anterior
Siguiente
Escribe tu análisis
El análisis de los usuarios
Tienda
Hellblade: Senua's Sacrifice

¡No busques más! te ofrecemos el mejor precio.

Hellblade: Senua's Sacrifice
Tienda
Plataforma
Precio
PS4
22,95€
Valoración y estadísticas
8,5
Valoración 3DJuegos
“Excelente”
Sobre el sistema de valoraciónEscribe tu análisis
8,2
Análisis lectores
(35 análisis)
Popularidad:
Magnífica
¿Qué es?
Ranking:190 de 31797 juegos
Top10 Global:13 días como número 1
Top10 PS4:13 días como número 1
En la comunidad:
Usuarios (885) | Grupos y clanes (0) | Más
Expectativas / Valoración (375 votos)
8,9
Tu voto:
12345678910
Foro del juego
Categoria hack and slash?
Zalotalo
Me desconecta el mando ¿?
Kagassi

Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “Hellblade: Senua's Sacrifice” de PlayStation 4, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o dudas sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.

Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.

Análisis Crackdown 3

Nintendo Switch

Juegos© 3DJUEGOS S.L. 2005-2019. . SOBRE 3DJUEGOS |