Juegos
Batman: Arkham Origins

Análisis - Batman: Arkham Origins

28 de octubre de 2013 / Página 1 de 3
Todo héroe tiene un pasado

Batman cambia de manos pero su espíritu de oscuro vigilante sigue vigente. Gotham está una vez más plagada de supervillanos, y sólo Bruce Wayne puede salvarlos. La fórmula jugable de Arkham sigue funcionando y la ciudad a explorar crece, pero ha faltado algo de inspiración y de novedades que llevarse a la boca para tener un juego tan brillante como sus predecesores.

Por
228 comentarios
Batman: Arkham Origins
Uno de los grandes nombres de los últimos tiempos en la industria del entretenimiento ha sin duda el de Batman. Principalmente propulsados por el trabajo de Christopher Nolan en su imprescindible trilogía cinematográfica, lo que a nosotros nos atañe en cambio es la inspiración que el cineasta británico ha ejercido sobre el estudio Rocksteady a la hora de oscurecer y hacer más serio el tratamiento de un personaje con tantas posibilidades como el superhéroe alado. Gracias a ello hemos gozado de dos de los grandes videojuegos de acción y aventuras de esta generación, de manos de un estudio que hasta entonces sólo nos había brindado el meramente estimable Urban Chaos.

Ahora que la saga está asentada la han dejado en manos de Warner Bros. Montreal, con idea seguramente de abordar ellos con plena fuerza y dedicación total un nuevo capítulo en videoconsolas de nueva generación en los próximos tiempos. Pero esa es otra historia, y de hecho ni tan siquiera está confirmado que vaya a suceder. Lo que nos interesa ahora es que el estudio que ha recogido el testigo ha hecho un trabajo estupendo con el nuevo videojuego, aunque también es cierto que ha faltado algo de inspiración en su propuesta para alcanzar las monumentales cotas de calidad que la serie había estado exhibiendo en las dos entregas precedentes. Además de haberse arriesgado poco en cuanto a ofrecer algunos cambios en una fórmula que comienza a mostrar algunos síntomas de agotamiento, algo que seguramente quedará en manos de los creadores originales en el próximo episodio.


El Vigilante
La historia de Arkham Origins es sencilla sobre el papel, pero se desarrolla para que la sigamos con interés. Durante una misión que parece ser rutinaria, Batman interroga a Cocodrilo Asesino y obtiene de él una valiosa pero preocupante información. Se ha puesto precio a la cabeza del murciélago, concretamente de 50 millones de dólares, y tan suculenta cifra ha despertado el interés de algunos de los más peligrosos asesinos que están peinando Gotham para dar con él. Esta premisa, ambientada tiempo antes de lo visto en el binomio de los anteriores lanzamientos y con un héroe cuya fama sólo acaba de comenzar a crearse, nos permite conocer muchos aspectos interesantes de sus comienzos, e incluso profundizar en su relación con algunos secundarios que conocemos de sobra. La presencia de villanos quizá no sea tan sorprendente en cuanto a la fama de éstos, sin embargo también dejan buenos momentos.

El juego da cierta sensación perezosa en cuanto a su forma de presentar el guión en pantalla en primera instancia, algo que no era precisamente un problema cuando estaba Rocksteady al frente del desarrollo; sin embargo conforme avanza va mejorando notablemente dejándonos algunos momentos extraordinarios. La secuencia de vídeo de presentación no sólo no tiene la más mínima épica que sí traían consigo sus predecesores, sino que además no cuenta nada que tenga importancia, consolidando así una desalentadora forma de abrir el programa, no obstante va ganando interés conforme progresamos y profundizamos en su propuesta. Todo comienza a desgranarse cuando ya llevamos unos minutos con la conversación con el gigantesco y escamoso Cocodrilo, y lo hace de una forma que tiene algunos momentos particularmente brillantes. A partir de entonces vamos desgranando una suerte de investigación que nos va llevando de un asesino a otro: obteniendo información, interrogando y resolviendo situaciones que tienen ese aroma al estilo que ya en su momento fijó como su sello para la serie Rocksteady.

Batman Arkham Origins

Nuevos villanos para el mismo superhéroe. Acción, exploración, aventuras... El nuevo Batman ya ha extendido sus alas.

Así pues la libertad jugable vuelve a ser clave, con las misiones principales destinadas a hacer avanzar la narrativa y constituyéndose como la parte más interesante del programa. Aquí es donde el título ofrece sus mejores réditos, y donde brinda también la mayor variedad de su propuesta. Las misiones tienen la misma calidad visual en las cinemáticas que esperamos de la saga, y son las principales responsables de que el superar las entre 10 y 20 horas que invertiremos en la campaña, en función de nuestro interés por las actividades secundarias, acaben siendo notables y la mejor parte del producto puesto que las alternativas de carácter secundario no son tan poderosas.

Y es que la ciudad que comenzábamos a recorrer en Arkham City crece más en este nuevo título, aunque no podemos evitar cierta sensación de que Gotham es más grande pero no más interesante. La idea de ofrecer un "más grande" siempre es bienvenida siempre que después venga acompañada por la palabra más importante de la fórmula, el "mejor" que le sigue. Si el segundo episodio ofrecía un mayor tamaño que el mapa del recinto en el que se ambienta el original, también lo hacía con un diseño muy compacto y con montones de cosas que hacer en cada rincón. En esta ocasión sigue habiendo muchos entretenimientos que iremos descubriendo planeando con nuestras alas y lanzándonos hacia delante con el garfio, pero también la densidad de éstos ha disminuido y su interés se reduce por su componente reiterativo.

Por ejemplo de vez en cuando nos llegarán notificaciones de actividad criminal en las calles, que se zanjarán con un mero combate más bien poco estimulante. Se habla de crimen pero no sabemos qué está sucediendo, más allá de un grupo de matones que se pasea por las calles. Con un ciudadano en apuros o con algún tipo de incentivo de cualquier perfil nos hubiera bastado para seguirlas con algo más de pasión, pero en su estado actual no pasan de ser nada más que luchas idénticas a las que ya vivimos una y otra vez en el modo historia lo cual resulta desalentador. También hablamos de algunos otros entretenimientos tampoco especialmente llamativos como algunas pruebas contrarreloj, que acaban siendo más atrayentes por la aparición de secundarios de llamativa presencia que por ofrecer grandes réditos en cuanto a diversión.

Batman Arkham Origins (PC)

Se ha puesto precio a la cabeza de Batman, y los asesinos más peligrosos de Gotham nos van a poner las cosas muy difíciles.

Alma de Acero
El combate es una de las cosas que más vamos a practicar en el programa, y de hecho ha venido siendo una de las señas de la franquicia desde su comienzo, y lo ha logrado por una adecuación fantástica entre una espectacularidad visual sin parangón y una mecánica jugable espectacular que garantiza una fluidez que impresiona. Las situaciones son, de alguna manera, similares a las de por ejemplo la serie Assassin's Creed en el sentido de que los enemigos nos rodean y casi siempre se turnan para atacar. Todo esto acaba generando una experiencia cuerpo a cuerpo donde el timing y nuestro ritmo pulsando los botones adecuados es tan importante como ser precisos en su elección.

La propuesta sigue el clásico lema del "¿por qué cambiar algo que no está roto?", así que los cambios rozan lo inexistente. Apenas podemos mencionar entre las alternativas que debutan una ejecución con combo que se desbloquea cada cierto tiempo y en circunstancias muy determinadas que permite machacar a un rival y concluir la acción con algún salvaje movimiento como, por ejemplo, romperle una pierna o un brazo. Hay algunas nuevas animaciones, como es lógico, y siempre es interesante simultanear los golpes, bloqueos y saltos con acciones distintas como la de lanzar el batarang o utilizar el gas para aturdir a nuestros adversarios, pero estas escenas de acción por divertidas que sigan siendo nos han dejado con ganas de que se hubiera aportado algo nuevo a la fórmula y es que las escasas cosas que se añaden (como granadas de pegamento en lugar de granadas de hielo) gestan en nuestro interior la sensación de falta de originalidad y de que los cambios, cuando existen, son anecdóticos y meramente cosméticos.

Anímate y comparte tu experiencia con el resto de jugadores realizando tu propio análisis de Batman: Arkham Origins. Tu artículo será publicado en la revista y leído por muchos usuarios, ¡Lúcete!

Más sobre Batman: Arkham Origins
 
Sigue 3DJuegos en
Valoración y estadísticas
8,5
Valoración 3DJuegos
“Excelente”
Análisis lectores (52 análisis)
8,8
Popularidad:
Excelente
¿Qué es?
Ranking:201 de 18100 juegos
Top10 PC:26 días como número 1
En la comunidad:
Usuarios (1056) | Grupos y clanes (7) | Más
Expectativas / Valoración (1428 votos)
9,4
Tu voto:
Tienda
Batman: Arkham Origins
50,99  39,95 €

¡No busques más! te ofrecemos el mejor precio.

Oferta exclusiva: ¡Cómpralo ya y juega como DeathStroke y consigue dos mapas de desafío y dos trajes alternativos!
Grupos y Clanes relacionados
Juegomania

Grupo con 9248 miembros

Donde los videojuegos son más que simple rutina
Videogames forever

Grupo con 70 miembros

Videojuegos nuestra pasión
Batman arkham game

Grupo con 30 miembros

I am batman
Investigaciones Arkham

Grupo con 27 miembros

La ciudad de Arkham ya no guardara secretos.
Revolucion Gamer

Grupo con 14 miembros

La revolución Gamer ha comenzado...
Todos los grupos y clanes (7)
Foro del juego
Autor: Fvalley
Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “Batman: Arkham Origins” de PC, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o impresiones sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.
Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.
Universo relacionado
Anuncios Google