Gran Turismo 5

Gran Turismo 5

Fecha de lanzamiento: 24 de noviembre de 2010
 · Plataforma
Gran Turismo 5 - Análisis

Gran Turismo 5 - Análisis PS3

Análisis “Gran Turismo 5”

8,2
Twittear

3

0

Compartir

46

Por  /  24 de noviembre de 2010
1502 comentarios
Recientes

Parecía que el momento no llegaría nunca, pero Gran Turismo 5 ya está en las tiendas de todo el mundo. ¿Las conclusiones? El videojuego de Polyphony Digital es un muy notable título de velocidad que, sin embargo, no está a la altura tanto de lo que fans como prensa esperábamos de él.

El abanderado de la velocidad en la marca PlayStation ha sido, sin ningún género de dudas, Gran Turismo. Su equilibrio perfecto entre simulación depurada y fórmula que al mismo tiempo resulte accesible ha mantenido a la franquicia en lo más alto durante la pasada generación de videoconsolas, y ahora llega el momento de enfrentarnos a su debut en la nueva generación. Su verdadera prueba de fuego.


La quinta entrega, la que nos ocupa, es un título que demuestra claramente que los larguísimos periodos de gestación, como el que este programa ha sufrido, no siempre acaban consolidando un videojuego a la altura de las enormes expectativas que se acaban creando. Y es que si Gran Turismo 5 no es ni mucho menos el mejor videojuego de la saga, honor que corresponde a cualquiera de las dos memorables primeras entregas, lo cierto es que tampoco está a la altura de los lanzamientos de PlayStation 2. El quinto episodio de la saga, más bien, es una de las entregas más flojas que hemos visto hasta ahora, sólo superando a discretos juegos de la franquicia reciente como Gran Turismo 5 Prologue, de PlayStation 3, o el Gran Turismo PSP.


Nadie debe distraerse con esta comparativa con el pasado de la saga, comparativa necesaria por otra parte, puesto que a pesar de lo que podamos decir este quinto juego de la IP es un interesante lanzamiento de velocidad y la mejor propuesta de simulación que puede encontrarse en estos momentos en PlayStation 3. En el análisis que estamos presentando trataremos de desgranar los puntos positivos y negativos del juego, pero a continuación daremos una idea general al lector de lo que encontrará con este videojuego.



Lo primero que debemos dejar claro es que el gurú nipón y el equipo al completo de Polyphony Digital han logrado completar un más que notable título de conducción con la práctica totalidad de las características de la franquicia intactas y que, además, saca partido de los avances tecnológicos que oferta PlayStation 3 en el que es el primer título de las series en esta plataforma. Esto en lo positivo, puesto que en lo negativo el nuevo Gran Turismo multiplica exponencialmente las severidades de una rigidez en los modos de juego off-line que ya empezaba a apuntarse en los últimos años, y muestra también algunas inconsistencias inexplicables en un videojuego de su largo tiempo de gestación como un componente on-line francamente pobre y una inteligencia artificial de dudosa efectividad.


Velocidad en las Venas

El lugar donde más tiempo vamos a invertir en Gran Turismo 5 es, sin lugar a dudas, el denominado Modo GT, una suerte de modalidad que aglutina la clásica carrera de piloto que traen consigo todos los juegos de velocidad de la actualidad. Aquí obtendremos la clásica experiencia en la que guiamos los pasos de un piloto desde sus inexpertos comienzos hasta su consagración como piloto de élite.

Por el camino deberemos progresar a través de diferentes niveles como piloto, así como invertir nuestra moneda en comprar nuevos coches, o modificar las características de los que ya forman parte de nuestro garaje mediante el tunning, etcétera. El centro de la experiencia del juego de Polyphony Digital es esta parte del juego, y es que es aquí donde gestionaremos la infinidad de elementos que caracterizan a la saga y que no tienen peso en el resto de alternativas jugables del título.


Gran Turismo 5

El Modo GT oferta la experiencia de juego individual a la que más tiempo dedicaremos en Gran Turismo 5. Construir una carrera como piloto será nuestra meta.

Todo lo que compone esta modalidad se estructura en torno al dinero y al nivel de experiencia, lo que en ambos casos nos permitirá ir desbloqueando nuevas pruebas y, lógicamente, también vehículos inéditos. La estructura es muy convencional, pero también efectiva, ofreciendo diferentes recompensas en base a nuestra llegada en primera, segunda o tercera posición; y el conjunto gana muchos enteros cuando comenzamos a liberar los apasionantes Eventos Especiales. Con éstos disfrutaremos de algunas de las novedades del título en cuanto a estilos de carrera que describiremos más adelante, e iremos liberando poco a poco más desafíos especiales en cada sección que vayamos superando dentro de la propia carrera.


El Modo GT, además, está claramente dividido en las Carreras A-Spec y en las Carreras B-Spec. En las primeras deberemos seleccionar niveles de pruebas para ver las carreras disponibles en cada categoría según lo que hayamos desbloqueado; mientras que en las segundas toda la acción se visualiza en cámaras que imitan la realización televisiva y en la que debemos dar instrucciones a un piloto en tiempo real. La idea de este B-Spec es francamente buena, pero su ejecución deja mucho que desear. Daremos órdenes directas al miembro de la escudería que va al volante, pero éstas son más bien escasas en cuanto a posibilidades y el interés o diversión que depara esta modalidad jugable es muy bajo.


Por otra parte el Modo Arcade nos permite acceder a las carreras de exhibición, a las contrarrelojes y a las pruebas de derrape. Las tres son bastante descriptivas, pero aún así comentaremos que las primeras responde al nombre de Carrera Única y nos permite escoger una serie de características para la prueba así como el lugar donde se celebrará, y nos planta contra otros quince pilotos manejados por la IA. La contrarreloj sencillamente propone superar escenarios en el menor tiempo posible, y las pruebas de derrape nos emplazan a lograr la mayor puntuación posible apurando contravirajes al máximo para obtener la mayor cantidad de puntos.


Gran Turismo 5 (PlayStation 3)

Hay un buen número de tipos de pruebas en el Modo GT, lo que unido a las posibilidades de las alternativas Arcade ofertan un buen número de horas de entretenimiento.

Morbo Coleccionista -Números, números, números...-

El equipo japonés ha elevado hasta casi lo insuperable los números del juego en todos los sentidos, disparando la cantidad de vehículos, pistas y alternativas de modificación de nuestros bólidos con las que contamos. En este sentido el juego es impecable y no hay absolutamente nada que reprocharle. Contamos con más de 1.000 coches de entre los que escoger para nuestras pruebas de velocidad, que se desarrollan en más de 20 escenarios con una serie de circuitos disponibles dentro de cada uno de ellos.

Así pues los coleccionistas de vehículos y aficionados al motor tendrán aquí la mayor colección de bólidos que van a encontrar jamás en un videojuego de velocidad. Hay muchos más coches de los que vamos a querer pilotar dentro de este Gran Turismo 5, que es casi más una enciclopedia dedicada al motor que un propio videojuego en muchos sentidos. El problema principal de estos números es la ya anunciada división por parte de sus responsables del catálogo completo de vehículos en base a los modelos Premium y estándar del garaje. Así pues los coches del primer grupo cuentan con un modelo de gestión y representación de daños en las colisiones, así como con la sofisticada cámara del conductor, que es uno de los grandes titulares que nos deja el programa en cuanto a calidad. Lamentablemente estos coches Premium suponen algo menos de la quinta parte del millar de vehículos, y el resto están mucho peor tratados en todos los sentidos, con ausencia completa de, por ejemplo, la mencionada perspectiva o la incidencia del motor de colisiones.


La principal incorporación del videojuego hace referencia a la inyección de nuevas mecánicas o disciplinas de velocidad. La incorporación de la NASCAR es fantástica, con una recreación perfecta de las dinámicas y estilos de conducción que se llevan a cabo en estas pruebas tan típicamente norteamericanas. Por desgracia no todas las incorporaciones en este campo están a la misma altura, y la de los Karts por ejemplo resulta severamente decepcionante merced a la escasa veracidad de su tratamiento, un hándicap muy serio en un videojuego que busca el realismo como su principal bandera.


Otra de las novedades jugables es la que trae consigo la incorporación del Creador de Circuitos, técnicamente más parecido a un Editor de Pistas. Aquí escogemos un terreno de base de entre los que el título oferta para ello, y establecemos únicamente una serie de parámetros para los tramos en los que se divida éste. Por ejemplo fijaremos con una serie de potenciómetros aspectos como la cantidad de curvas que tendrá, la anchura del trazado, si será de sentido único o doble, etcétera. Como puede comprobar el lector la utilidad de esta incorporación es escasa, puesto que nosotros sólo fijamos los números y la propia IA se encarga de generar el circuito dibujando todos los aspectos que nosotros únicamente hemos perfilado. Podemos compartir nuestras creaciones con nuestras amistades, aunque dado el escaso grado de participación del usuario en todo el proceso, lo cierto es que la opción de hacerlo no parece particularmente interesante.


Gran Turismo 5

La cantidad de vehículos que trae consigo Gran Turismo 5 es abrumadora. No utilizaremos todos, está claro, pero tener semejante amplitud de opciones es una bendición.

Manos Sobre el Volante -Pilotaje-

Toda la parafernalia que rodea a las series Gran Turismo en cuanto a números, modalidades de juego y posibilidades está muy bien pero, ¿qué hay de la conducción? Es ahí donde un videojuego de velocidad debe brillar, y también es ahí donde la franquicia creada por Kazunori Yamauchi siempre ha encontrado tradicionalmente sus principales fortalezas.

Y es que las fenomenales y monumentales cantidades de vehículos con las que cuenta el garaje de este juego tienen un motivo detrás, el de ofrecer una versión realista y veraz de su comportamiento en carretera a los mandos del programa. Las primeras horas a los mandos son frustrantes, especialmente si el jugador viene de un arcade, pero conforme pasen los minutos y el usuario vaya acostumbrándose al control preciso y exacto de cada vehículo en sus frenadas y curvas irá descubriendo que el mayor titular que nos deja esta quinta entrega de las series es su enorme exactitud en la representación de las características de todos y cada uno de los coches.


El peso, la física, los neumáticos, el chasis... notaremos al volante todos y cada uno de los elementos que componen el funcionamiento de cada vehículo bajo nuestro control, o descontrol en nuestras primeras horas de juego. Notando cómo la totalidad de los elementos responden con tremenda precisión y exactitud cuando todo marcha bien y como, en cambio, las diferentes partes del coche "protestan" cuando estamos forzándolo demasiado desembocando en una pérdida de control absoluta cuando hemos forzado la máquina en exceso.


Gran Turismo 5 (PlayStation 3)

La prueba definitiva para el conductor experto es la de superar las carreras desde la vista del interior del vehículo. La verdadera simulación se obtiene con un volante y esta perspectiva.

Sus responsables, además, conscientes de que la saga no siempre ha sido accesible para los neófitos, han introducido infinidad de elementos con los que personalizar la experiencia de conducción lo más posible. Al comienzo de cada carrera tendremos a nuestra disposición un índice de asistencias en carretera que podremos activar o desactivar en función de nuestras necesidades, y que es el más exhaustivo que la saga nos ha regalado hasta ahora, haciendo de este quinto capítulo el más asequible de cuantos nos ha regalado la saga Gran Turismo.


La IA ha sido más pulida en esta ocasión que en entregas anteriores, algo sin duda apoyado por las rutinas más complejas que permite un sistema tan avanzado como es PlayStation 3 en contraposición al trabajo realizado en PlayStation o PlayStation 2. Eso sí, es importante matizar que todavía los vehículos contrarios llevan a cabo maniobras inexplicables en ocasiones aisladas, nada especialmente grave pero sí algo notorio en determinados momentos y que algunos podrán atribuir al realismo de unos pilotos "humanos", pero que a nosotros nos parece algo exagerado puesto que a menudo parecen dibujar sus trazados en la pista sin tener en cuenta nuestra presencia en ella.


Por otra parte toda la sensación perfecta de comportamiento, sensación de peso y trazadas en el manejo de los vehículos se desvanece cuando rozamos otro vehículo en carrera o cuando nos estampamos contra un vallado o un muro. La pésima representación de las colisiones sobre nuestra carrocería es algo que abordaremos más adelante en el apartado visual, pero las poco cuidadas sensaciones que transmite nuestro bólido al salirse de la carretera o colisionar contrastan fuertemente con lo detallado de cualquier otro de sus comportamientos, reduciendo de forma severa el realismo y la veracidad de las sensaciones que transmite su conducción.


Gran Turismo 5

El juego está repleto de asistencias que podemos activar. Si vamos una marcha por encima de lo recomendado, un número rojo nos indicará a cuál debemos descender.

Por el contrario hará las delicias de unos y otros la cuidadamente retratada vista del interior del vehículo, mejor visualmente en unos coches que en otros, pero tremendamente efectiva desde el punto de vista jugable. Aquí nos hacemos una idea muy precisa de cómo ha sido pensado el juego para ser pilotado en su experiencia más realista, con unas cuidadas animaciones por parte del piloto y con las inclemencias climatológicas teniendo efecto directo sobre nuestra conducción de forma más precisa. Mención especial a la lluvia, algo tosca en su representación al chocar con nuestro parabrisas, pero realmente efectiva por lo que a su efecto sobre nuestra visualización de la pista se refiere.


Y, por último, debemos hacer notar que hemos hablado de "volante" en todo momento sin referirnos al pad puesto que la experiencia absoluta de Gran Turismo se deriva del empleo de un buen periférico con force-feedback. Si bien hay muchos títulos de conducción, incluso simuladores, que pueden ofrecer sensaciones más que aceptables con el empleo del pad, no es el caso de la saga de Polyphony Digital, que tradicionalmente ha ofrecido modestos resultados en cuanto a control con el mando de las diferentes PlayStation. Es el mismo caso de la quinta entrega de las series, que ofrece los peores resultados en cuanto a precisión y manejo con el mando que ninguna otra, y que tiene como única manera de transmitir los rigores de cada vehículo al jugador en el empleo de un volante.


Pilotaje Social -Multijugador-

Gran Turismo 5 es el primer videojuego de la franquicia en contar con un apartado multijugador propiamente dicho, y es que la vertiente on-line se ha convertido en pleno siglo XXI en el principal punto de atractivo de cualquier experiencia de velocidad que se precie. Lamentablemente es también aquí donde más se percibe que un desarrollo tan largo como el que ha sufrido el videojuego de Polyphony Digital pasa factura en muchos aspectos, y su arcaica experiencia de juego acompañado es el principal.

Con IPs de corte similar que han establecido su principal fortaleza en el juego a través de internet como puede ser la de Forza Motorsport, resulta duro ver el tosco funcionamiento del multijugador de este Gran Turismo 5.


Gran Turismo 5 (PlayStation 3)

El multijugador de Gran Turismo 5 es, con total certeza, su parte más débil. Es incómodo y realmente costoso armar una partida a nuestro gusto.

El interfaz que nos permite gestionar las características de cada partida rápida está sorprendentemente mal pensado, y tiene algunas especificaciones demoledoras como el hecho de tener que restringir manualmente uno por uno los coches que podrán entrar en la partida cada vez que queramos montarla, a no ser que deseemos que haya un descontrol absoluto entre los coches que unos y otros jugadores podrán poner sobre la pista. Este es sólo un ejemplo que algunos podrán pasar por alto, obviamente, pero que viene acompañado de otras características de corte similar que acaban por resultar tremendamente incómodas. El multijugador de un título de velocidad debe ser cómodo, ágil y, sobre todo, debe animar al usuario a seguir jugando resultando accesible y placentero en cuanto a interfaces y menús. Sin embargo el juego de Polyphony Digital no resulta grato en ninguno de estos sentidos, echando por tierra una experiencia sobre la propia pista que en realidad es mucho más interesante de lo que lo poco funcional de sus opciones parece augurar.


Y es que el on-line del juego está caracterizado por la presencia de esas carreras para 16 usuarios simultáneos que harán las delicias del aficionado, pero que se ven lastradas por abundantes problemas que no están directamente relacionados con ellas. El menor de ellos será que nada más arrancar el juego se nos pedirá descargar un parche de 133 megas para poder usar el multijugador, actualización que demuestra muy a las claras que a pesar de los años de producción, algunos aspectos no han sido terminados con la eficacia y el nivel de acabado que cabría esperar.


Gran Turismo 5

A nivel de personalización de vehículos el juego posibilita editar sus características, aunque con muchas menos posibilidades que otros representantes del género.

El código de red, es otro caso que demuestra idéntica irregularidad en los factores que componen este juego. El lag es casi inexistente, pero en algunas partidas su presencia ha sido pública y notoria para alterar el curso de las carreras, y en otras ocasiones ha producido bugs graves en la disposición de los vehículos sobre la pista.


Gran Turismo 5 tendría que haber encontrado uno de sus pilares jugables en el on-line, y lejos de ello ofrece una modalidad de pantalla dividida de lo más estándar, y un multiplayer muy discreto sin sentido alguno de la progresión, sin tablas de clasificación, sin acumulación de aspectos como la experiencia o la monetización de nuestras victorias en las carreras... En la actualidad los videojuegos de acción, velocidad, rol, etcétera buscan enormes incentivos en el juego acompañado que creen una sensación de persistencia. El juego de Polyphony Digital, lamentablemente, viene en este aspecto de la pasada generación de videoconsolas, y no ha tomado nota de ninguno de los grandes avances que ha experimentado la industria en lo que al juego acompañado se refiere. Por no tener no tiene ni un matchmaking propiamente dicho que nos permita encontrar partidas rápidamente, lo que sí tiene es una lista de servidores en los que podemos ir entrando para disputar las partidas, algo que a los más veteranos de lugar les hará recordar tiempos pasados.


¿Lo mejor de este flojo apartado multijugador? La presencia de una comunidad que está tan bien construida y pensada como no lo están el resto de facetas del componente on-line. Podemos establecer una red social con nuestros amigos que literalmente gira en torno a la experiencia Gran Turismo y que es sencillamente formidable. Puede parecer una adición puramente cosmética, seguramente lo sea, pero no podemos dejar de comentar lo interesante que es consultar los perfiles de nuestros amigos para conocer sus estadísticas al dedillo, seguir sus progresos en el juego o interactuar con ellos más directamente comentándoles nuestras impresiones en los tablones así como regalándoles vehículos o diferentes ítems.


Gran Turismo 5 (PlayStation 3)

En lo estético hay poco que criticar de Gran Turismo 5. Algunas apreciaciones y características son matizables, pero el conjunto es sencillamente maravilloso.

Pasión mecánica -Gráficos y Tecnología-

A nivel visual el videojuego es sencillamente maravilloso, con una estética que roza el foto realismo en la práctica totalidad de vehículos que emplearemos y de pistas que recorreremos. Especialmente formidables resultan, como siempre en este tipo de lanzamientos, las modalidades de repetición, que nos permiten buscar el mejor ángulo para visualizar nuestras trazadas, y deleitarnos con infinidad de detalles a los que posiblemente no pudimos prestar atención durante la carrera por la velocidad a la que se sucede todo lo que se visualiza en pantalla.

Lamentablemente no todos los aspectos visuales están a la misma altura, pero los que fallan son primordialmente tecnológicos, y pese a que sí hay algunas fuertes irregularidades estéticas no son suficientes como para robarle ese 10 que merecidamente debe atesorar el apartado gráfico y artístico del juego. No todos los interiores de coches están tratados con idéntico rigor, y algunos de los escenarios parecen algo reciclados en contraposición a algunos salpicaderos retratados escandalosamente bien, y de algunos circuitos que son impresionantes representaciones virtuales de sus homónimos reales.


Algunos aspectos como una tasa de imágenes por segundo algo oscilante o unos dientes de sierra abrumadores no deben distraernos tampoco del formidable acabado con el que cuentan la mayoría de los vehículos y escenarios. Ver una carrera con todos esos bólidos tan detallados enmarcados en cuidadísimos escenarios y bañados por efectos climatológicos como una cuidada luz o la lluvia, por citar dos ejemplos, ciertamente no tiene precio.


En otro orden de cosas uno de los grandes atractivos visuales de Gran Turismo 5 era desde el comienzo la implementación de un motor de colisiones muy sofisticado y del registro de los daños sobre la carrocería de nuestros vehículos. Lamentablemente, y con el juego ya en las manos, podemos definir la adición casi como insignificante. En las colisiones más brutales apenas registraremos algunas leves rozaduras en la parte que impacte de nuestro coche o meros desprendimientos, algo realmente irritante teniendo en cuenta que con semejante velocidad el coche debería parecer un acordeón. El problema es que todo el atractivo jugable del título reside en su sentido de la inmersión al volante, y los daños cosméticos tan escasos y la total ausencia de daños mecánicos suponen aspectos que destruyen severamente esta sensación.


En lo tecnológico cabe mencionar que el juego oferta la posibilidad de ser instalado para agilizar los tiempos de carga. El proceso de copia de datos a nuestro disco duro supondrá 8 GB de espacio libre, así como un proceso que nos llevará algo más de media hora completar. Con él hemos notado un cierto recorte en los mencionados tiempos de espera, aunque de igual modo el programa puede ser agotador dada la cantidad y longitud de las interrupciones que sufriremos para casi cualquier acción que queramos realizar entre una y otra carrera.


También a nivel de incorporaciones técnicas hay que destacar un par de características de importancia. En primer lugar el videojuego trae consigo soporte 3D, lo que nos permitirá disfrutar de un enorme realismo si disponemos de algún televisor que incorpore este tipo de tecnología. Por si fuera poco el sistema de la cámara de PlayStation Eye también permitirá un reconocimiento facial del jugador que será de enorme utilidad para ampliar nuestro campo de visión moviendo la cabeza a izquierda o derecha. Con ello podemos tener fácil acceso a, por ejemplo, la visualización de los retrovisores o a los rivales que intentan superarnos por los costados.


Gran Turismo 5

El modo de fotografía libre es uno de esos pequeños detalles que abundan en GT5. Con él podremos buscar los mejores rincones para lograr resultados impactantes.

Por lo que respecta al audio, el videojuego ofrece aquí la obscena atención por el detalle y la sobreabundancia de características y alternativas que traen consigo el resto de facetas del juego. La banda sonora es formidable con decenas y decenas de canciones organizadas hábilmente en torno a diferentes facetas del juego, como puede ser por su adecuación a las carreras, a los menús o a la visualización de diapositivas o repeticiones. Así pues aquí encontramos temas de score, predominantemente en los interfaces y con el fuerte estilo jazz que ha caracterizado a las series, y también otros licenciados fundamentalmente para el resto de facetas del programa con temas de bandas tan diferentes entre sí como Chemical Brothers, Yeah Yeah Yeahs o The Scorpions.


Los efectos de audio son tan atronadores y veraces como cabía esperar de un juego de Polyphony Digital, que saca partido de la calidad de sistemas Dolby Digital y DTS con cierta habilidad. La única y principal pega que debemos poner en este sentido es que algunos de los motores no suenan en absoluto realistas o variados, y que el audio de las colisiones no es todo lo realista que debiera, son problemas menores pero que los adoradores del motor, a los que va orientado el título, encontrarán casi ridículos teniendo en cuenta el nivel de detalle del programa en el resto de sus características. El juego, por último, llega a nuestro país completamente traducido al español.


Gran Turismo 5 (PlayStation 3)

La gran clave de Gran Turismo 5 es su cuidada conducción. Todo al volante transmite la sensación que debería, con un cuidadoso estudio de los diferentes vehículos.

Dímelo al Volante -Conclusiones-

Es bueno, pero no es tan bueno como se esperaba. Esa es la principal conclusión que puede extraerse de Gran Turismo 5, un videojuego al que pasan factura principalmente dos aspectos: El primero es el de su larguísimo tiempo de producción que ha lastrado a muchos de sus aspectos jugables, y un segundo que no afecta a su análisis por parte de 3DJuegos pero que será devastador para los más aficionados a las series, la comparación de ésta con las entregas precedentes de la saga.

El problema es que lo que era avasallador y maravilloso en 1998, cuando se lanzó la primera entrega de la franquicia, no puede continuar siéndolo doce años después, y es que el mero refinamiento de la fórmula que ofrece este Gran Turismo 5 no parece suficiente justificación para el trabajo que se ha venido haciendo desde entonces. La jugabilidad, las rutinas de IA y el control que muestra el videojuego de PlayStation 3 no progresan demasiado con respecto al que vimos en la primer PlayStation hace más de una década, y eso va a ser difícil de digerir para los aficionados a un videojuego por el que han esperado tanto tiempo y al que ha rodeado tanta expectación.


Así pues el producto que nos ocupa es un título de sensaciones, con crestas de la ola fantásticas y con momentos de tedio importantes. Puede parecer increíble esta afirmación en un título con semejante período de desarrollo, pero falta trabajo tras la producción del juego de Yamauchi y compañía. Por cada momento inolvidable que nos depara hay también otro cargado de frustración y, entre medio, un sin fin de menús a través de los que cuesta mucho desplazarse y que están todos salpicados de tiempos de carga excesivamente largos.


Gran Turismo 5

Algunos de los circuitos son reales y otros inventados, lo que tienen en común es una pasión por el detalle que lleva el sello de Polyphony Digital.

Por otra parte, y como ya hemos comentado, hay un importante salto en lo que se refiere a precisión del control y a gestión de físicas de los vehículos con respecto a Gran Turismo 5 Prologue, un importante pulido y paso hacia delante que es tan exacto y preciso en su manejo como cabría esperar. Lamentablemente estas brillantes sensaciones de comportamiento en carretera se reducen severamente con una IA más avanzada que en entregas anteriores pero igualmente pobre en determinados momentos y, también, por unas físicas en puntos determinados como colisiones o roces que no hacen ningún favor al, por lo demás, más que notable apartado de inmersión.


Es este punto, unido al de una campaña individual aceptable pero no demasiado inspirada por su abrumadora falta de vida y a un flojísimo multijugador, lo que impiden a Gran Turismo 5 trascender. El nuevo juego de Kazunori Yamauchi y compañía es francamente interesante y muy recomendable para los amantes de la velocidad en PlayStation 3, lamentablemente las expectativas que sobre él había puestas eran las de ser un videojuego memorable, sobresaliente y que sentara las bases de lo que será el género de la conducción en la nueva generación. Tristemente para ver si la IP de Sony es capaz de lograr todo eso habrá que esperar a la ya anunciada sexta entrega de las series.


8,2
“Muy Bueno”
Valoración 3DJuegos - Gran Turismo 5
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:

Gran Turismo 5 es un muy buen videojuego de velocidad, pero carente de un problema que le impide elevarse a los altares del género: La falta de chispa y vida. El comportamiento de los vehículos en carretera es, si exceptuamos sus físicas en colisiones, impecable; sin embargo todo lo tocante a modalidades de juego (off-line y especialmente on-line) denota una importante falta de inspiración. Elementos como su cuidado apartado gráfico y el enorme número de vehículos que oferta lo hacen muy recomendable para coleccionistas, pero si todos los aspectos hubieran estado a la altura de su cuidada base de datos y su realista conducción estaríamos hablando de un total imprescindible para cualquier tipo de usuario.

Anímate y comparte tu experiencia con el resto de jugadores realizando tu propio análisis de Gran Turismo 5. Tu artículo será publicado en la revista y leído por muchos usuarios, ¡Lúcete!

Valoración y estadísticas
8,2
Valoración 3DJuegos
“Muy Bueno”
8,8
Análisis lectores (406 análisis)
Popularidad:
Notable
¿Qué es?
Ranking:942 de 19587 juegos
Top10 Global:5 días como número 1
Top10 PS3:5 días como número 1
En la comunidad:
Usuarios (6482) | Grupos y clanes (90) | Más
Expectativas / Valoración (11372 votos)
8,2
Tu voto:
Tienda
Gran Turismo 5
19,99 €

¡No busques más! te ofrecemos el mejor precio.

Grupos y Clanes relacionados
Exclusividades PS3

Grupo con 171 miembros

Los mejores juegos exclusivos, los de PS3
Dakota Games

Grupo con 157 miembros

En 48 hs cierra el grupo. Unirse al URL indicado en el post
Zona Gran Turismo 5

Grupo con 142 miembros

La espera ha llegado a su fin
3D Saturday Cup

Grupo con 97 miembros

La mejor copa GT online!!!
Gran Turismo Hybrid

Grupo con 91 miembros

El mundo de los Hybridos
-MotorSport-

Grupo con 65 miembros

Todo sobre las novedades del motor
Todos los grupos y clanes (90)
Foro del juego
Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “Gran Turismo 5” de PlayStation 3, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o impresiones sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.
Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.
Universo relacionado