Juegos
Mirror’s Edge

Análisis - Mirror’s Edge

12 de noviembre de 2008 / Página 1 de 3
Análisis “Mirror’s Edge”

La primera aventura de Faith en PlayStation 3 es, sin duda alguna, uno de los juegos de acción más esperados de esta recta final de 2008. ¿Qué lo hace acreedor de semejante expectación? Una propuesta increíblemente innovadora, un apartado jugable robusto y unos gráficos de los que quitan el hipo.

Por
29 comentarios
Cuando DICE anunció allá por el verano del pasado año 2007 que trabaja en Mirror’s Edge, nos sentimos atraídos inmediatamente por el proyecto. La primera incursión del estudio sueco en los juegos con argumento –recordemos que son los responsables de la saga Battlefield-, se nos antojaba un aspecto muy prometedor; y, desde luego, no podíamos pasar por alto lo atípico de su propuesta.

Finalmente con el videojuego en las manos nos encontramos con exactamente lo que prometían Electronic Arts y el equipo nórdico, una nueva IP valiente, arriesgada y con un carisma incontestable. Un shooter que disfrutaran incluso aquellos a los que no les gustan los shooters, y un producto con unos valores de producción impresionantes al que sólo le ha faltado algo más de duración para ser imprescindible.

Faith: La Princesa de la Ciudad
Cuando llevamos a cabo nuestra entrevista con el productor de Mirror’s Edge, no pudimos evitar preguntarle si el sexo de su protagonista tenía algo que ver con un juego de acción tan atípico como este. La respuesta de Manuel Llanes fue afirmativa, y el miembro de EA sostenía que la heroína del título ofrece exactamente las dosis de fortaleza y al mismo tiempo vulnerabilidad que el videojuego necesita.

Lo cierto es que la gente de DICE ha acertado plenamente, y es que Faith exhibe precisamente virtudes y características muy poco habituales en el género, y que hacen de ella un personaje interesante, relativamente profundo y tridimensional.

Mirror’s Edge

Correr por las paredes, agarrarnos a los alfeizares, emplear cajas para escalar… El abanico de posibilidades de esta trapecista urbana es impresionante.

La historia de Mirror’s Edge en general, y la de Faith en particular se enmarca en un futuro no demasiado lejano en el tiempo, pero bastante cercano a patrones habituales de cine y cómics. En esta sociedad utópica se ha fulminado el crimen que atenazaba a la ciudad, pero se ha hecho de una forma tan tiránica y violenta que se ha creado una sociedad que sólo es tranquila y pacífica en su superficie. Los únicos que se atreven a violar el orden son los Runners, los encargados de transmitir mensajes privados por los tejados de la ciudad sin la intromisión policial, y evitando las políticas gubernamentales que cercenan los más básicos derechos de la privacidad.

Faith es una de estas runners, y en un trabajo aparentemente rutinario acaba encontrándose ante una conspiración para atribuirle un asesinato a alguien inocente, y todo ello relacionado con una familiar directa de la protagonista a la que conoceremos por el camino. No hay nada demasiado llamativo en el guión del título, y la historia acaba deviniendo en un hilo argumental bastante rutinario, que da la sensación de que todo este contexto tan fascinante de los “runners” podría haberse explorado de una forma sensiblemente más interesante.

El desarrollo de la campaña se nos narra con escenas cinemáticas entre fase y fase, y también con algunos encuentros con otros NPCs con los que daremos dentro de los propios niveles. Los videos que separan un capítulo de otro están realizados con un estilo cómic algo estático que resulta muy acertado en la estética, pero algo lento en su exposición. Estas escenas denotan la inspiración que Mirrors’s Edge recoge de novelas gráficas y series de animación.

Mirror’s Edge (PlayStation 3)

Deberemos recorrer una anónima ciudad futurista para resolver el misterio que se oculta tras un sorprendente crimen.

Poesía en los Tejados
Una de las mayores dudas que existían en la redacción sobre el título que nos ocupa se circunscribía casi exclusivamente en referencia a los controles de Faith, y a la tasa de éxito que DICE conseguiría a la hora de lograr un manejo intuitivo y que además ofreciera múltiples posibilidades.

En este aspecto Mirror’s Edge es un triunfo redondo. Con sólo un par de minutos incluso los menos experimentados en videojuegos de plataformas podrán manejar a la protagonista del programa como si fuera una extensión de su cuerpo, gracias a los sencillos controles y a su acertada disposición en el pad. Parece que la intención de DICE era más la de obligarnos a concentrarnos en el ritmo y en mantener una velocidad alta que en combinar muchos botones al mismo tiempo.

El mortal baile en las alturas de Faith exige muchísima atención al detalle y al tempo de las acciones por parte del usuario, y el excelente reparto de sus controles entre los gatillos y botones superiores del mando entronca directamente con este aspecto. En carrera no tocaremos en ningún momento los botones frontales del pad, puesto que para saltar apretaremos el superior izquierdo y para agacharnos el gatillo del mismo lado.

Mirror’s Edge

En Mirror’s Edge veremos en todo momento las piernas, brazos y torso de nuestra protagonista. Un aspecto aparentemente superficial pero que se revela imprescindible para un título de estas características.

Con estos dos botones se llevan a cabo la práctica totalidad de acrobacias del videojuego, aunque de su combinación entre si y con otros botones se deriva la complejidad del videojuego. Por ejemplo, si una distancia de salto se nos antoja excesiva podemos apretar el botón de agacharse en el aire para obtener una ligera propulsión extra con un movimiento del cuerpo; y si, por otro lado, consideramos que una altura es demasiado pronunciada para la caída –siempre dentro de unos límites lógicos-, y queremos amortiguarla, apretaremos el botón de agacharse justo unas fracciones de segundo antes de llegar al suelo para que Faith ruede al entrar en contacto con el pavimento.

Sólo hemos puesto un par de ejemplos, y de los más sencillos, pero hay también un buen puñado de acciones especiales que podemos llevar a cabo también combinando con otros controles. Entre ellas se cuentan saltar y caer boca arriba para, por ejemplo, disparar a un enemigo; o incluso apoyarnos en una pared para tomar impulso y llegar a una más alta que se encuentre justo enfrente.

En Mirror’s Edge nosotros tenemos que hacer todo el trabajo en las acrobacias, no obstante el juego en ocasiones recoge el legado de Assassin´s Creed, y apuesta por simplificar. Hemos visto algunos casos de este tipo, y el más notorio es cuando aprovechamos una serie de cajas o elementos para escalarlas y tomar impulso. Esta acción se realiza dejando apretado el botón de salto, mientras Faith hace el resto.

Anímate y comparte tu experiencia con el resto de jugadores realizando tu propio análisis de Mirror’s Edge. Tu artículo será publicado en la revista y leído por muchos usuarios, ¡Lúcete!

Sigue 3DJuegos en
Valoración y estadísticas
9,0
Valoración 3DJuegos
“Magnífico”
Análisis lectores (71 análisis)
8,6
Popularidad:
Escasa
¿Qué es?
Ranking:2547 de 18902 juegos
En la comunidad:
Usuarios (1031) | Grupos y clanes (6) | Más
Expectativas / Valoración (1275 votos)
7,8
Tu voto:
Tienda
Mirror’s Edge
19,95 €

¡No busques más! te ofrecemos el mejor precio.

Grupos y Clanes relacionados
Runners

Grupo con 105 miembros

Corre
Juegos de agilidad

Grupo con 72 miembros

Para estos tipos no existe la gravedad
Traceurs

Grupo con 49 miembros

Ser y Durar[Être et Durer]
Assassins 3 urlen

Clan con 4 miembros

Unete assassin o templario responde a desmond´ezio
Todos los grupos y clanes (6)
Foro del juego
Autor: ArchedFacu
Autor: Micraenero
Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “Mirror’s Edge” de PlayStation 3, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o impresiones sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.
Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.
Universo relacionado
Anuncios Google