World of Goo

Análisis - World of Goo

19 de junio de 2009 / Página 1 de 1
Análisis “World of Goo”

En estos tiempos se abusa del término único e innovador, pero lo cierto es que World of Goo puede presumir de ser uno de los videojuegos de puzles que más merecidamente se han ganado esos dos calificativos. Uno de los mejores rompecabezas de los últimos años que tiene la simpatía, la adictividad y la brillantez tecnológica como únicas banderas.

Fue en diciembre del año pasado cuando se ponía a la venta World of Goo en formato descargable para Wii y PC, haciéndose merecidamente con abundantes premios como uno de los juegos de puzzles más ambiciosos, amenos e innovadores de la historia reciente de los videojuegos. 2D Boy, un estudio independiente, ha sido quien se ha atrevido con esta maravilla, una auténtica obra maestra de los puzles que mezcla conceptos tan atípicos como la ingeniería, la destreza mental y la creatividad para alcanzar sus metas.

Ahora, cerca de su inminente lanzamiento en formato físico, aprovechamos para rendir culto al maravilloso mundo de Goo. Un lugar plagado de personajes histéricos, entrañables y divertidísimos a los que deberemos guiar de un punto a otro del escenario en la más pura tradición Lemming.

Colinas Repletas de Goo
Es algo complicado describir de qué va World of Goo, puesto que si bien echándole un vistazo a la pantalla es fácil percibir su concepto, en realidad no lo es tanto el describirlo empleando palabras.

El hecho es que se nos plantará en un escenario de corte bidimensional, y deberemos alcanzar un punto determinado de éste para hacer que nuestras bolitas de Goo lleguen a este lugar. Como puede verse, insistimos, en esencia el concepto es muy similar al de Lemmings, aunque con interesantes cambios en su ejecución que lo asemejan de alguna manera al también reciente, Elefunk.

World of Goo

Coge una bolita de Goo y arrástrala para emplearla como nexo, coge la siguiente y repite la operación. Construir una torre de Goo es sencillísimo, hacer que ésta sea alta y estable es mucho más complicado.

Aquí las unidades de Goo son nexos de las construcciones que deberemos erigir para llegar a esos puntos de salida, y cada uno de ellos servirá de apoyo para sus compañeros, permitiéndonos crear las complejas y enmarañadas redes de personajes que necesitaremos para alcanzar lugares sorprendentemente altos.

Cada fase nos da un número concreto de Goos para realizar la construcción, y también nos fija una cantidad determinada de éstos que deben llegar al punto indicado, es decir que no deben ser nexos de la construcción sino que tienen que estar libres deambulando por ella. Si logramos que nuestro improvisado edificio alcance la boca de la tubería por la que las simpáticas bolitas Goo deben salir en la cifra establecida, habremos vencido el escenario. Aparentemente sencillo, ¿no?

Pues no lo es tanto si tenemos en cuenta la infinidad de parámetros que World of Goo obliga a manejar al jugador. El más importante, sin lugar a dudas, será el de la física, un aspecto primordial en el videojuego. Al construir nuestra torre –no tiene porque ser vertical, puede ser horizontal para superar un barranco, por ejemplo-, deberemos tener en cuenta que todo en el videojuego reacciona con total realismo, es decir que si levantamos una red de bolas Goo muy alta, ésta debe tener unos cimientos sólidos. Sin embargo el construir aquí no es como hacerlo con cemento y vigas de hormigón o metal; las bolitas son tremendamente maleables y están en constante movimiento, pues las redes que se crean son de un material aparentemente viscoso. Así pues deberemos estar constantemente pendientes de si algo falla en nuestra obra, y emplear los elementos que World of Goo pone a nuestra disposición.

World of Goo (PC)

World of Goo es un reto constante para el jugador. Aquí, por ejemplo, deberemos superar este obstáculo rodeándolo con nuestra torre para llegar a una tubería que está justo encima. ¡Cuidado con las tuercas giratorias! Se tragarán tus bolas Goo.

Esto sí es Poner Tecnología al Servicio de la Jugabilidad
El grueso de bolas de Goo que emplearemos en el videojuego es de color negro, y en su mayoría una vez fijadas no podremos moverlas, con lo cual deberemos estudiar con mucho cuidado cómo emplearlas y dónde situarlas.

Sin embargo lejos de estar limitados por esta única pieza, World of Goo nos ofrece un vasto arsenal de bolas y elementos que emplear en la aventura. Por poner un par de ejemplos rápidos las unidades verdes sí son móviles, es decir que podemos cambiarlas y fijarlas tantas veces como deseemos; las rojas, por su parte, son globos que podemos usar para hacer que vuelen nuestras torres.

Y es que los obstáculos a los que nos vamos a enfrentar son primorosos, un auténtico ejercicio de creatividad por parte de los desarrolladores, precisamente para poner a prueba nuestra imaginación para salir victoriosos. Así pues deberemos cruzar barrancos de 15 metros empleando únicamente bolas y globos, llegar a la tubería situada en la parte más alta de una esfera en constante rotación, abrir puertas levantándolas con globos o despertar a más bolas Goo que se encuentran durmiendo en alguna parte del escenario para tener más piezas con las que seguir construyendo entre otros muchos retos.

World of Goo

El videojuego tiene una dirección artística sencillamente maravillosa. Un ejemplo de cómo no hacen falta grandes alardes tecnológicos para transmitir sensaciones y belleza.

El juego nos emplaza de tal forma a utilizar la inteligencia que debemos sacar incluso partido de las desventajas, y tornarlas a nuestro favor. Nos explicamos con otro nuevo ejemplo. Si bien la gravedad es un enemigo primordial a la hora de levantar las construcciones, en realidad si somos lo suficientemente avispados puede ser un aliado muy interesante. ¿Ejemplos? Uno muy rápido. Para despertar a un fuerte conglomerado de bolas de Goo debemos entrar en contacto con ellas y que éstas trepen por nuestra estructura para pasar a formar parte de nuestro ejército. ¿El problema? Andamos justos de efectivos para alcanzarlas, puesto que se encuentran en una profunda garganta y muy extendidas por su superficie. La solución es la de emplear la gravedad a nuestro favor, creando una suerte de látigo de bolas que se balancee y que recoja con su bamboleo a todos los Goos durmientes.

Un ejemplo algo zafio de las maravillas de un videojuego en el que el único límite es la imaginación del que lo emplee. Algo atípico, memorable y de agradecer en una industria constantemente lastrada por sus propios tics.

Valoración de World of Goo
“Magnífico”
9,4
3DJuegos
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:

Nos encontramos ante uno de los mejores lanzamientos de rompecabezas de la historia reciente de los videojuegos. Con una dirección artística irreprochable, una jugabilidad adictiva y desafiante y un empleo de la física sencillamente genial, World of Goo demuestra que no hacen falta presupuestos millonarios ni motores gráficos apabullantes para crear joyas que calen en el aficionado. Sencillamente hay que contar con talento, algo más difícil de encontrar en estos tiempos que el dinero o los avanzados engines gráficos.

Anímate y comparte tu experiencia con el resto de jugadores realizando tu propio análisis de World of Goo. Tu artículo será publicado en la revista y leído por muchos usuarios, ¡Lúcete!

Sigue 3DJuegos en
Valoración y estadísticas
9,4
Valoración 3DJuegos
“Magnífico”
9,4
Análisis lectores (33 análisis)
Popularidad:
Apreciable
¿Qué es?
Ranking:1820 de 19352 juegos
Top10 PC:85 días como número 1
En la comunidad:
Usuarios (287) | Grupos y clanes (1) | Más
Expectativas / Valoración (858 votos)
6,8
Tu voto:
Foro del juego
Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “World of Goo” de PC, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o impresiones sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.
Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.
Anuncios Google