Juegos
Blacklight: Tango Down

Blacklight: Tango Down

Fecha de lanzamiento: 7 de julio de 2010
 · Plataforma

Análisis - Blacklight: Tango Down

12 de julio de 2010 / Página 1 de 1
Análisis “Blacklight: Tango Down”

Sin hacer mucho ruido ha llegado este interesante Blacklight: Tango Down a Xbox Live Arcade. Un shooter bastante convencional pero efectivo a la hora de deparar unas cuantas horas de diversión a un precio muy reducido.

Por
9 comentarios

El multijugador de un shooter se ha convertido en la actual generación de videoconsolas en uno de los pilares fundamentales sobre los que erigir la jugabilidad del género. Con ese propósito, y sacando partido de las bondades de la distribución digital, se lanza Blacklight: Tango Down, el nuevo videojuego de Zombie que aparece en primera instancia en Xbox 360.

El juego que nos ocupa es un título menor, pero no por ello deja de ser interesante; no puede competir con los grandes del género, y lo cierto es que tampoco lo pretende. Consciente de sus debilidades, Tango Down se hace fuerte en la acción rápida, ligera y tremendamente agresiva que se ve potenciada por la más que aceptable relación calidad-precio que oferta.

Blacklight Tango Down

The Order contra Blacklight. Es decir, unidad de operaciones encubiertas contra un grupo rebelde extremadamente organizado. Un pretexto como otro cualquiera para garantizar encarnizados combates multijugador.

Combate del Futuro
La historia de Blacklight está ahí, pero para ser honestos su importancia es ridícula. Un conflicto entre veteranas tropas norteamericanas es el que origina todo el punto sobre el que gira el argumento del videojuego. Se nos cuenta que Blacklight es una unidad de operaciones encubiertas que cuenta con tecnologías muy sofisticadas y los soldados más preparados del mundo, sin embargo un coronel desaparece y con él un equipo de efectivos, y la situación se deteriora rápidamente hasta el punto de desatarse el combate.

Los responsables del título se han tomado tan poco en serio este punto de partida argumental que apenas está descrito en un par de párrafos en una parte de las opciones del menú, y no vuelve aparecer entre las misiones ni en ningún otro momento. El contexto no tiene importancia, en el juego saltamos directamente al campo de batalla sin mayores explicaciones enfundados en el uniforme de uno y otro bando con la única premisa de aniquilar al enemigo.

Blacklight es ciertamente pródigo en la cantidad de opciones que oferta a cambio de su precio, y es que trae consigo siete modos de juego competitivos: Combate a Muerte, Combate a Muerte por Equipos, Dominación, Detonación, El Último Hombre en Pie, El Último Equipo en Pie y Retrieval -algo así como Remedio o Recuperación-. Todo ello ambientado en 12 mapas completamente diferentes, con un conjunto general que da una sensación de dinero bien invertido de cara al consumidor. La experiencia se completa con un cooperativo no demasiado satisfactorio por lo breve y lineal que resulta pero que aporta algunas horas más de diversión pudiéndolo superar con amigos o en solitario de cara a entretenernos o a obtener experiencia para la parte on-line.

Blacklight Tango Down (Xbox 360)

El cooperativo es para cuatro usuarios al mismo tiempo, el competitivo para 16. Éste último es sensiblemente más atractivo, y es la parte a la que más atención se ha prestado.

Lamentablemente todos estos valores, calidad-precio, se ven acompañados de una forma mucho más ajustada por el factor jugable. En primer lugar porque hay poco lugar para un acercamiento con algo de estrategia en este Tango Down, el diseño de los mapas y lo parecido de las habilidades de unos y otros hacen que a menudo los combates nos tengan sencillamente corriendo como pollo sin cabeza por el escenario hasta que demos con algún enemigo. No hay nada de malo en ello si es lo que buscamos, pero al menos el juego debería ofrecer otras alternativas para otro perfil de usuario.

Lo que sí es común para unos y otros es la imprecisión de los controles. Si ya de por sí cuesta bastante que nuestro avatar se desplace exactamente como lo deseamos, el lanzar granadas con algo de certeza puede convertirse en una odisea. A esto debemos sumar la falta total y absoluta de balance entre unos y otros tipos de clases. Hay cuatro: el SMOG Kit, los dos Kits de Rifle de Asalto -se diferencian entre sí por los accesorios- y el Kit de rifle de francotirador; y llama especialmente la atención lo poco útil en los tiroteos de esta última por lo devastadora que, por ejemplo, resulta la ametralladora SMG. ¿En qué resulta esto? Abandono casi absoluto de la clase del francotirador por lo difícil del apuntado y su escasa potencia y, por ende, una reducción todavía mayor del componente táctico.

Blacklight Tango Down

Según vayamos subiendo de experiencia podremos desbloquear accesorios y nuevas armas para nuestro equipamiento. El título gana enteros con ellas.

Hay que recalcar que como shooter multijugador que se adhiere a las corrientes modernas del género, Blacklight tiene un sistema de progresión persistente para el jugador. Por cada muerte o asistencia de muerte que llevamos a cabo en las partidas obtenemos experiencia, lo que nos permite incrementar nuestro rango y tener acceso a armas y complementos que, en primera instancia, están bloqueados. Esto crea el clásico gancho de cara al jugador que verá cómo sus esfuerzos serán recompensados directamente y que, además, comprobará que los combates son más y más divertidos cuantos más gadgets podemos utilizar y periféricos sumar a nuestras armas. En cuanto a personalización y edición de armas hay muy pocas pegas que ponerle.

En lo técnico el título cumple notablemente, sobre todo teniendo en cuenta que nos encontramos ante un videojuego descargable. Los diseños de personajes y escenarios pecan de genéricos como puede observarse en los vídeos y screens, pero todos cuentan con un acabado bastante bueno. El videojuego, así mismo, se mueve con fluidez y con un código de red lo suficientemente pulido como para que no haya problemas de lag, algo lógicamente indispensable en un título de estas características. El sonido también raya a buena altura.

Valoración de Blacklight: Tango Down
“Interesante”
7,3
3DJuegos
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:

Blacklight: Tango Down es un videojuego efectivo, pero no va mucho más lejos. Los problemas de control y de su experiencia jugable no empañan la cantidad de alternativas que ofrece el título y su competitivo precio.

Anímate y comparte tu experiencia con el resto de jugadores realizando tu propio análisis de Blacklight: Tango Down. Tu artículo será publicado en la revista y leído por muchos usuarios, ¡Lúcete!

Más sobre Blacklight: Tango Down
 
Sigue 3DJuegos en
Valoración y estadísticas
7,3
Valoración 3DJuegos
“Interesante”
Análisis lectores (3 análisis)
8,0
Popularidad:
Inexistente
¿Qué es?
Ranking:8993 de 18080 juegos
En la comunidad:
Usuarios (31) | Grupos y clanes (0) | Más
Expectativas / Valoración (200 votos)
6,2
Tu voto:
Foro del juego
Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “Blacklight: Tango Down” de Xbox 360, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o impresiones sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.
Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.
Anuncios Google