Order of War

Order of War

Fecha de lanzamiento: 18 de septiembre de 2009
 · Plataforma
Order of War - Análisis

Order of War - Análisis PC

Análisis “Order of War”

7,8
Twittear

0

0

Compartir

1

Por  /  17 de septiembre de 2009
Comentar
Recientes

Square Enix quiere sumergirse en la distribución de RTS de compatibles para occidente y, ¿qué mejor forma de hacerlo que con el nuevo título de los creadores del innovador Domination? Apuesta segura con el siempre apasionante telón de fondo de la Segunda Guerra Mundial, y resultado más que notable.

El género de la estrategia ambientada en la Segunda Guerra Mundial está próxima a merecer una subdivisión por sí sola, y es que la oferta es tan descomunal y de tanta calidad que con sólo recordar títulos de la talla de Company of Heroes, ya es suficiente para evocar grandes momentos estratégicos para el aficionado.


Order of War, de Wargaming.net, contribuye a enriquecer todavía más el subgénero. Los responsables de importantes hallazgos de los RTS como Domination, Massive Assault o Galactic Assault brindan su veteranía a la madre de todos los conflictos: La Segunda Guerra Mundial.


Europa en Llamas

Order of War incorpora la agradable novedad de ofertar dos campañas individuales, una por cada bando –nazis y aliados-, en lugar de centrarse únicamente en el lado de “los buenos”. Esto nos permite un acercamiento a una facción pocas veces abordada en esta clase de videojuegos, la del Eje.

De este modo por un lado tenemos la campaña norteamericana que enfrenta a los aliados contra los alemanes en la Francia ocupada, y por otro tenemos la que pone frente a frente a los nazis contra los soviéticos en Polonia y contra los norteamericanos en Francia.


Así pues en la primera deberemos encabezar el ejército estadounidense desde el mítico desembarco de Normandía, persiguiendo a las tropas alemanas por el norte de Francia y empujándolas progresivamente hacia París hasta encerrarlas en Alemania. Por el bando del eje, por otro lado, comandaremos el ejército alemán repleto de tanques King Tiger para rechazar los devastadores ataques soviéticos.


Order of War

La importancia de las fortificaciones resulta capital para atrincherar a la infantería. En los escenarios daremos con edificios, búnkeres y trincheras que deberemos ocupar para no estar tan expuestos al fuego enemigo.

El videojuego nos plantea cada misión con rápidas cinemáticas que nos presentan los objetivos y el contexto que nos rodeará. La intención del videojuego es la de ser exhaustivo en este campo, y tras seleccionar la dificultad de la campaña escogida entre los tres niveles que se ofertan –Fácil, Normal y Difícil-, asistiremos a una majestuosa cinemática que con el clásico mapa de Europa como telón de fondo nos narrará con una voz en off que intercala imágenes de archivo reales del conflicto la situación en la que nos encontramos.


Después, una vez dentro de cada misión, accederemos a una breve y algo anticlimática introducción del escenario y de los objetivos, y sin más dilación se nos plantará en el mapa jugable con pleno control sobre nuestros ejércitos y con unos objetivos concisos y meridianamente claros.


Estado de Sitio

Al poner nuestras manos sobre Order of War lo primero que notaremos son abundantes reminiscencias con World in Conflict, el título de Massive Entertainment lanzado en 2007 que conquistó a crítica y público con su contrastada calidad. Era inevitable que el legado del videojuego comenzara a influenciar el género en uno u otro momento, y el videojuego de Wargaming.net recoge multitud de elementos de éste.

Para empezar el manejo de la cámara es virtualmente idéntico al del videojuego-referencia, y es que se ha revelado que una perspectiva que controlemos al estilo First Person Shooter puede triunfar con algunas modificaciones en el género de la estrategia. En Order of War no funciona de forma tan rotunda como en World in Conflict, y sí presenta algunos problemas de moderada importancia al resultar excesivamente caprichosa en ocasiones, pero por lo demás es una acertada fórmula de acercarse al estilo.


Order of War (PC)

Los interfaces de Order of War son algo aparatosos. Para tener la más espectacular de las perspectivas basta con pulsar la letra C, y accederemos a un modo cámara que los elimina y sigue la acción de la forma más cinematográfica posible.

Por lo demás el videojuego también es eminentemente táctico, dejando la parte estratégica reducida a la mínima expresión. Hay recursos, sí, medidos en un número de Recursos Totales obtenidos de la conquista de puntos de control, y servirán para contratar refuerzos. Así pues se crea una interesante dicotomía entre la importancia de sacrificar tropas para conquistar puntos de control y la necesidad de hacerlo para obtener nuevos refuerzos, en una maniobra muy inteligente por parte de Wargaming.net, que no por vista cientos de veces deja de empujar al jugador a lanzarse hacia actitudes más ofensivas.


El título, por otra parte, contempla algunos de los recientes avances que ha experimentado el género de la estrategia en tiempo real. Así, por ejemplo, podemos cubrir a nuestras tropas dentro de edificios o trincheras prefijadas, y la orografía tiene una importancia capital a la hora de sorprender al enemigo. Sin embargo sí se echan en falta algunos detalles importantes como, por ejemplo, la posibilidad de cubrir a la infantería tras parapetos, muros o cavidades de la superficie. Order of War está profundamente centrado en el combate con vehículos, haciendo de la infantería un elemento importante aunque algo residual, quizá tengamos ahí la explicación de la ausencia de estos detalles menores.


Por otro lado al final de cada misión obtendremos puntos de experiencia que podremos repartir entre diferentes habilidades mención a unos cómodos y algo diáfanos menús. En una y otra campaña estas mejoras se dividen en Infantería, Artillería y Tanques, y dentro de cada una de ellas podemos mejorar hasta en tres grados –la mayoría únicamente dos- diferentes aspectos.


Order of War

Tanques, cañones, infantería, vehículos y aviación son los diferentes tipos de tropas de cada bando. Los B-26C y P-47D serán las aeronaves aliadas, mientras que entre las del eje se cuentan el Ju-87D-5, el r 234b-2 y el Foker-Wulf 190.

Así, por ejemplo, cada tipo de unidad tiene siete características mejorables. Infantería cuenta, entre otras, con la mejora de la cadencia de tiro, la mejora del alcance de precisión de granadas y armas ligeras o la mejora de su protección. Artillería, por su parte, presenta las posibilidades de incrementar su velocidad, su resistencia, su precisión o su campo de tiro por mencionar algunas. Mientras que Tanques, por último, oferta características similares y tiene como principales elementos propios la mejora de precisión del cañón principal o la optimización de la eficacia de los proyectiles.


Campaña Cruenta

Masivo es la mejor palabra para definir las experiencias de combate de Order of War. Gigantescos y majestuosos escenarios infestados de tropas aliadas y enemigas que luchan entre sí, y que nos obligan a tener en todo momento ojos y oídos prestando atención a todo lo que sucede a nuestro alrededor. En pantalla llegan en algunas misiones a aglutinarse cientos y cientos de unidades con los requisitos de atención que esto requiere, y no sólo disfrutaremos viendo semejante festín visual, sino que además el control es francamente satisfactorio a la hora de brindarles órdenes a todas ellas. Los objetivos son concisos y se suceden con rapidez, otorgándoles a las misiones un dinamismo francamente interesante que nos hace olvidar lo repetitivo que puede acabar resultando el proceso.

Por otra parte está claro que la inteligencia artificial del enemigo suele ser un interesante catalizador a la hora de medir el reto que presenta un título de estrategia. En Order of War la IA es competente, sin reportar momentos particularmente brillantes pero sin cometer tampoco demasiadas estupideces. Quizá algo más de reto por su parte hubiera acabado deparando una experiencia más intensa.


Y es que la dificultad puede actuar a modo de factor de rejugabilidad si así lo deseamos mediante su modificación, sin embargo cabe advertir que no hemos percibido grandes cambios en el comportamiento de la IA enemiga maximizándola, más bien lo único que hemos notado llevando a cabo esta maniobra es una neta reducción en la resistencia de las unidades por parte del oponente y una actitud algo más agresiva.


Las dos campañas ofrecen una duración más que razonable sumando un buen puñado de horas de juego si superamos ambas, sin embargo hay otro foco de atención muy relevante en Order of War, y es el de su multijugador.


Order of War (PC)

Los recursos pueden destinarse a nuevas tropas o al siempre importante apoyo aéreo. Merced a este interesante recurso podremos devastar al enemigo con bombardeos de aviones o artillería, u obtener refuerzos de paracaidistas.

Aquí podremos disputar desde escaramuzas contra la “máquina”, hasta partidas en red local o a través de Internet contra el siempre desafiante rival humano, carente de los automatismos de una IA algunas veces predecible. Así pues podremos escoger partidas de 1 contra 1 o 2 contra 2, eligiendo en unos y otros los bandos norteamericano, alemán y soviético.


El número de mapas no es particularmente alto, seis en total para todas las modalidades, pero ofrece el suficiente telón de fondo para estas espectaculares batallas entre usuarios, totalmente carentes de lag y en las que tan importante es armarse con velocidad como hacerse con el dominio del mayor número de puntos de control.


[t]Plomo, Barro y Blindaje[/b]
Gráficamente Order of War es un título francamente interesante, y una demostración más de que Wargaming.net se encuentra en la vanguardia de los videojuegos de estrategia en tiempo real.


Cierto que no es lo más impactante que hemos visto hasta el momento en el género, pero teniendo en cuenta la descomunal escala de su planteamiento y el acabado tan bueno del que hace gala en unidades y escenarios, lo cierto es que se puede decir que el título hace los deberes con notable eficacia.


Los modelados de las unidades resultan francamente buenos, y esto se hace especialmente notorio con la cámara de cine que nos permite ver la acción a escasos metros de donde sucede, sin la entorpecedora presencia de los interfaces. Será fácil quedarse a menudo embobado por la acción con un tratamiento tan espectacular y olvidarse de que para dar alguna orden debemos abandonar la modalidad, y es que es la mejor forma de comprobar que, con las opciones gráficas al máximo, el lanzamiento presenta un aspecto formidable.


Order of War

Los combates del multijugador son para dos o cuatro usuarios. Si no contamos con el número exigido podemos llenar huecos con la IA.

Precisamente en cuanto a la optimización hay que reconocer que el título ofrece un sin fin de opciones gráficas y técnicas con las que personalizar la experiencia visual y poder ajustarnos a las posibilidades de nuestro equipo. Los requisitos mínimos y recomendados pueden ser consultados desde este enlace, pero el videojuego, como decimos, se toma particularmente en serio la necesidad de facilitarle al usuario infinidad de parámetros. Así podremos concretar resolución, sincronía vertical, calidad de sombras, antialiasing, filtros anisotrópicos, calidad de objetos, calidad de hierba, calidad de física, calidad de árboles, reflejos, tratamiento del agua y un largo etcétera de baremos con los que jugar hasta adecuar oferta visual y rendimiento. Con las opciones a medio gas Order of War es un videojuego algo discreto, sin embargo con éstas convenientemente aumentadas se convierte en un espectáculo visual francamente notable.


Es un título tremendamente exigente para nuestro PC, y algunos elevaron quejas por el rendimiento de la demostración jugable. Debemos aclarar, sin embargo, que la versión final está mucho más pulida en este sentido, y si bien continúa siendo rigurosa en lo que a nuestro hardware se refiere, lo cierto es que ahora resulta mucho más accesible.


Order of War (PC)

Gráficamente Order of War es un título notable. No sólo aúna cientos de unidades en pantalla, sino que lo hace con unos resultados más que satisfactorios.

Por último, y en lo que respecta a la faceta sonora, Order of War goza de un score con unos valores de producción impecables pero algo corto en cuanto a inspiración y capacidad de transmitir sensaciones épicas. Con cientos y cientos de unidades en pantalla una banda sonora más a su medida hubiera incrementado las sensaciones que sin duda transmite el videojuego. Por lo demás el título llega a nuestro país con un doblaje más que aceptable y con unos efectos de audio que cumplen su función con adecuación.


7,8
“Bueno”
Valoración 3DJuegos - Order of War
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:

Order of War es un interesante título de estrategia en tiempo real, quizá no demasiado profundo pero sí suficientemente intenso y masivo como para depararnos muchas horas de entretenimiento. Si Wargaming.net continúa trabajando estos mimbres podemos hablar en unos años de una saga francamente interesante y robusta para el género.

Anímate y comparte tu experiencia con el resto de jugadores realizando tu propio análisis de Order of War. Tu artículo será publicado en la revista y leído por muchos usuarios, ¡Lúcete!

Valoración y estadísticas
7,8
Valoración 3DJuegos
“Bueno”
6,8
Análisis lectores (4 análisis)
Popularidad:
Escasa
¿Qué es?
Ranking:3529 de 19996 juegos
En la comunidad:
Usuarios (71) | Grupos y clanes (0) | Más
Expectativas / Valoración (539 votos)
6,7
Tu voto:
Tienda
Order of War
19,99  9,99 €

¡No busques más! te ofrecemos el mejor precio.

Foro del juego
Autor: GranCapitan
Autor: CarlosZiano
Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “Order of War” de PC, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o impresiones sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.
Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.
Universo relacionado