C.O.P. The Recruit

C.O.P. The Recruit

Fecha de lanzamiento: 5 de noviembre de 2009
 · Plataforma
C.O.P. The Recruit - Análisis

C.O.P. The Recruit - Análisis DS

Análisis “C.O.P. The Recruit”

7,8
Twittear

0

0

Compartir

1

Por  /  5 de noviembre de 2009
4 comentarios
Recientes

Ubisoft se adentra por la puerta grande en el terreno del sandbox para exprimir la tecnología y las funcionalidades de Nintendo DS en un variado y frenético videojuego que intenta evitar comparaciones. De corredor ilegal en las calles a un agente infiltrado de la ley para desmantelar un peligroso grupo terrorista que amenaza la ciudad de Nueva York.

La llegada de Grand Theft Auto: Chinatown Wars a Nintendo DS demostró que la consola portátil de Nintendo puede albergar juegos enfocados al público adulto obteniendo un buen éxito en crítica y público. Si bien Rockstar prefirió apostar por la vista cenital en su aclamado juego, muchos aficionados tenían en mente que la incursión de Rockstar con GTA nos trajera un juego más cercano a los últimos GTA, con la cámara por detrás de la acción. Ubisoft ha aprendido bastante de las demandas de los usuarios, y no desaprovecha la ocasión para llevar a Nintendo DS su particular visión del género sandbox con su nuevo C.O.P: The Recruit.


Desde el anuncio del título muchos jugadores han puesto sus esperanzas a merced de la propuesta de la compañía francesa, porque lo que más llama la atención del videojuego es su elaborado apartado gráfico, completamente en 3D y con escenarios enormes que dan una sensación de gran libertad e infinitas posibilidades. Sin duda es una apuesta arriesgada del V.D-Dev, el equipo a su cargo, ya con amplia experiencia con varios títulos para Game Boy Advance.


De criminal a agente de la ley en un suspiro

La historia nos pone en la piel de Dan Miles, un ex corredor de carreras callejeras al que la policía le cazó en una de sus salidas. En todo caso Dan contaba con un conocido policía llamado Bradley Winter que le dio la posibilidad de pagar su pena ayudando a la ley en lugar de pasar sus próximos años entre rejas. Dan optó por quedarse con la propuesta más excitante al lado de la ley, aunque no siempre actuar con la ley signifique cumplir las normas, de hecho la corrupción tendrá un serio protagonismo en la trama. Esto cobra fuerza cuando su principal valedor, Brad, es encarcelado sin causas aparentes. Ahora la misión de Dan será no sólo averiguar las razones del encarcelamiento de su tutor, sino también entrar de lleno en el mundo criminal para desmantelar una célula terrorista que pretende destruir Nueva York.

C.O.P. The Recruit

Corredor de carreras callejeras y nuevo recluta en el Programa contra el Crimen (C.O.P.), ese es nuestro perfil como protagonista de este pequeño grand sandbox para DS. Nuestro nombre: Dan Miles.

El lugar donde se desarrolla la aventura es una ciudad con bastantes detalles y llena de vida. La recreación de la ciudad roza unos niveles excelentes, aunque sin rondar la exageración por el detalle. La distancia de horizonte es convincente aunque en su contra nos encontramos a los vehículos casi de golpe si vamos a mucha velocidad. La urbe está llena de vida, con tráfico y peatones a los que no podemos pasar por encima y que se apartarán siempre de nuestro camino con un grito. Tenemos grandes detalles en el mapeado, observando una gran dedicación y cuidado en su recreación y con el único punto flaco de un tráfico bastante escaso que deja una sensación de calles abandonadas.


Acción a pie o a cuatro ruedas

Como se nos tiene acostumbrados en este tipo de juegos podemos recorrer a pie los escenarios, haciendo igualmente uso de los distintos vehículos que nos encontremos. Estos serán muy variados, pudiendo conducir ambulancias, coches de bomberos, deportivos, turismos, camiones, autobuses o incluso barcos. El personaje entrará en estos vehículos sin mucho esfuerzo, aunque no veremos la acción del personaje entrando en ellos. Cada vehículo tiene una marcador de resistencia que, al consumirla, dará por finalizado el juego sin posibilidad de escape, apareciendo en el hospital más cercano.

Las misiones se desarrollarán tanto en coche como a pie y tendremos tanto principales como secundarias que se irán activando conforme pasemos por ciertos lugares clave del recorrido. Estas misiones adicionales tienen un límite de tiempo para ser aceptadas, y normalmente son más complicadas y requieren de una gran destreza.


Resolución original de situaciones

Las misiones principales son bastante variadas, aunque no se alejarán demasiado en lo visto en juegos del género: dar caza a un coche, destruir un vehículo, perseguir a pie a algún delincuente, entrar a un edificio a limpiar la zona o dar caza a un peligroso criminal entrando hasta su propia casa. Por fortuna, en C.O.P. tenemos una amplia variedad de puzzles que nos van a permitir hacer uso del stylus e incluso del micrófono. El uso más habitual reside en abrir puertas o hackear terminales, y esto se consigue introduciendo tres cifras numéricas en nuestro terminal 3C. Para averiguar estas cifras debemos valernos de nuestro directorio, ya que cada lugar está representado por un número específico.

En otras fases tenemos que dar caza a varios delincuentes pero ocupándonos de llamar a la comisaría más cercana para que la policía venga al lugar de los hechos. También, al mas puro estilo Metal Gear, debemos adentrarnos sigilosamente en una zona esquivando la visión de los guardias; y lo que es mucho más original: el uso del micrófono para dar unas ordenes que el equipo SWAT actúe o llamar la atención de guardia de seguridad. Sin duda Ubisoft ha sabido aprovechar de manera original las funcionalidades de la portátil.


Acción y destreza al más puro agente secreto

Durante todo el juego la cámara se coloca justo detrás el jugador, tanto cuando vamos a pie como en algún tipo de vehículo. En todo caso la vista cambia ligeramente en los momentos de acción, es decir, cuando vamos armados a pie. La cámara sigue situándose detrás de nosotros, pero un poco más cercana y esquinada para dejar una mejor visión de apuntado. Es muy similar a la vista en Resident Evil 4 y sin duda una buena apuesta jugable que nos permite controlar mucho mejor nuestra mirilla sobre la pantalla. En esta ocasión el control cambia totalmente, moviendo lateralmente al personaje con la cruceta, usando el stylus sobre la pantalla táctil para el apuntado y presionando los botones superiores para disparar.

C.O.P. The Recruit (Nintendo DS)

La ciudad es bastante grande, con muchos detalles y callejones, parques o zonas costeras, etc. Lo que se echa en falta es una mayor presencia de tráfico para dejar de lado esa sensación de ciudad fantasma que suele tener en bastantes zonas.

De vital importancia es el llamado 3C, un pequeño dispositivo móvil que proporciona determinados recursos al jugador. En este aparato podemos introducir con el stylus los distintos códigos numéricos para sortear terminales o bien llamar a otros agentes. También podemos ver en él un mapa de la ciudad con todas sus localizaciones disponibles, pudiendo poner marcas para que el GPS nos vaya guiando. De forma adicional nos permitirá tomar fotografías de ciertas zonas de la ciudad que nos servirán para activar una serie de coleccionables. Por otra parte las armas en C.O.P. no son tan variadas como se cabría esperar, pero tendremos pistolas ligeras, ametralladoras, escopetas o rifles de asalto para elegir.


Apuesta gráfica de grandes proporciones

Los gráficos son muy espectaculares para tratarse de Nintendo DS, con escenarios 3D muy amplios y una ciudad inmensa llena de posibilidades. El argumento se va desarrollando al más puro estilo de las novelas gráficas, con imágenes estáticas durante los pertinentes diálogos de sus interlocutores, muy al estilo comic con viñetas superpuestas sobre otras para marcar los tiempos. En general el juego ofrece unos 180.000 polígonos por segundo y no llega a ralentizarse en ningún momento, aunque por otra parte las físicas son su peor complemento, sobre todo en los choques de los vehículos entre sí o ciertos comportamientos extraños del personaje con el entorno.

El apartado sonoro es quizás lo más flojo del título, con una música acompañante sin más y unos sonidos bastante normales en general.


El control del personaje se hace muy sencillo, si bien inicialmente el uso del 3C puede hacerse algo confuso debido a sus prestaciones. El modo acción funciona bien con el stylus, aunque ciertos jugadores precisarán un poco de práctica antes de hacerse con ello debido al cambio brusco entre el modo normal y el modo acción.


7,8
“Bueno”
Valoración 3DJuegos - C.O.P. The Recruit
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:

C.O.P: The Recruit es un videojuego que no esconde su inspiración en los exitosos Grand Theft Auto, y que nace para plantar cara al reciente GTA: Chinatown Wars. Muy llamativo visualmente, sólido tecnológicamente e ingenioso en el planteamiento de sus puzzles y situaciones, COP The Recruit consigue por méritos propios ser una alternativa seria para GTA: Chinatown Wars y sin duda una de las mejores opciones para el público más adulto de la portátil.

Anímate y comparte tu experiencia con el resto de jugadores realizando tu propio análisis de C.O.P. The Recruit. Tu artículo será publicado en la revista y leído por muchos usuarios, ¡Lúcete!

Valoración y estadísticas
7,8
Valoración 3DJuegos
“Bueno”
7,6
Análisis lectores (13 análisis)
Popularidad:
Inexistente
¿Qué es?
Ranking:10087 de 20039 juegos
En la comunidad:
Usuarios (26) | Grupos y clanes (0) | Más
Expectativas / Valoración (360 votos)
6,7
Tu voto:
Tienda
C.O.P. The Recruit
29,95  26,90 €

¡No busques más! te ofrecemos el mejor precio.

Foro del juego
Autor: GeorgeFreeman
Autor: Toreri34
Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “C.O.P. The Recruit” de Nintendo DS, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o impresiones sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.
Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.