Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Ellie y María en The Last of Us 2: la amistad entre personaje de videojuego y su voz en español

Ellie y María en The Last of Us 2: la amistad entre personaje de videojuego y su voz en español

Por  /  12 de marzo de 2020       
31 comentarios
Recientes

En 3DJuegos hemos tenido oportunidad de hablar con la voz en español de Ellie en The Last of Us 2, y el resultado de reunirla con un actor de doblaje en construcción nos deja, como resultado, con una charla interesantísima sobre un arte poco conocido y una artista que queremos que conozcáis mejor.

El doblaje es un arte que se realiza casi en las sombras -metafórica y literalmente, que los estudios son sitios oscuros-, y quizá por ello hay un poquito menos de ego que en otros medios. María es reflejo de ello: una de esas profesionales con las que da gusto hablar. Es tremendamente cercana, transparente con su profesión, y sabe hablar de ella con humildad, pero siempre con un sentido de la responsabilidad. No es para menos; cuando uno trabaja de esto descubre cosas todos los días, y normalmente la realidad no se corresponde con las preconcepciones que se tienen sobre ello. Por eso, tener la oportunidad de dar a conocer más el doblaje de videojuegos es un privilegio.


Si os interesa el doblaje, estáis de suerte, porque cada vez son más los medios que nos acercamos a él, las distribuidoras que ven el interés que suscita y… bueno, los estudios, actores, directores, técnicos, traductores siempre estamos deseando contar de qué va nuestra profesión, así que eso no ha cambiado. Tiene todo el sentido del mundo que Sony haya organizado este encuentro, dado que desde hace unos años ha tratado de mimar y respetar la localización sonora de sus videojuegos estrella.


The Last of Us Parte 2 es, objetivamente, uno de los fenómenos más importantes en esta industria. Genera titulares, comentarios, admiración, polémica, es una fuente de inspiración importantísima en el medio… pero eso a María Blanco le tiene que dar igual. Imaginaos el momento de rencontrarse con Ellie. La última vez que se vieron, la pequeña era eso… ¡una chavalita! Pero ahora Ellie ha madurado, y en palabras de María se muestra "madura, sombría". Al fin y al cabo, "el mundo de violencia en el que ha crecido ha hecho de ella una chica fuerte, dura, decidida a enfrentarse a lo que haga falta por conseguir sus objetivos. Aunque tenga miedo, nada le frena". El reencuentro tuvo que ser emocionante para la actriz, que sintió "muchísima ilusión por ver a una vieja amiga".



La raspa de sonido como única referencia para doblarEstas últimas palabras de María me conmueven especialmente. Expresan lo íntima que resulta la relación entre el actor y su personaje, y, en este caso, entre dos actores y el personaje. Es una situación excepcional en el arte dramático. El doblaje no es una mera traducción simultánea superpuesta, es la traslación de objetivos, verbos, conflicto, subtextos, intenciones… no solo a un idioma distinto, sino a una cultura distinta, con sus particularidades orales. Y mientras que en el doblaje tradicional contamos con labios, cuerpos, ojos (cuán importante es mirar a los ojos), en el de videojuegos no siempre es así. Lo que vemos la mayoría de las veces es la "raspa", u onda de sonido, y eso cambia toda la metodología.


En el caso de The Last of Us 2, me agrada saber que organizaron el flujo de trabajo "de manera que empezara por los archivos en los que Ellie susurraba, después en los que hablaba y por último en los que gritaba", como dice María: "para que fuera calentando la voz y no hacerme daño". Esto es maravilloso. Sin ir más lejos, mi única convocatoria hasta la fecha fue doblando FIFA 20, y suelo describirla diciendo que "me tiré dos tardes gritando a un árbitro imaginario". Evidentemente, esto es una exageración, pero sí que hubo mucho esfuerzo de garganta y diafragma esas dos tardes que grabé. El doblaje de videojuegos es así, porque te enfrentas a situaciones vocales muy extremas casi a ciegas (un saludo a los directores, que nos dan ojos). Por eso es todo un detalle que se pudiera organizar el trabajo de esa manera.


El mundo de violencia en el que ha crecido ha hecho de ella una chica fuerteJustamente, esa falta de referencias son las que hacen de esta materia un asunto tan complicado. Hay que tener mucha intuición, casi un sexto sentido, para hacerlo bien, sin juicio y dedicadamente: "Como buena perfeccionista que soy, diré que lo peor es no poder tener la imagen en todo momento y no doblar en orden para poder hacerlo lo mejor posible. Saber qué estás diciendo y por qué en cada momento. Debemos tirar mucho de intuición e instinto". Así me lo cuenta María, hablando de las complejidades de esta vertiente del doblaje. Añade: "La dificultad que entraña ir hablando, hacer pausas, gestos que sean exactamente los mismos que hace el personaje… y todo eso mirando una onda de audio sin saber qué está ocurriendo en verdad en la escena".


La íntima relación entre actor, actor de doblaje y personajePor suerte, en The Last of Us Parte 2, los actores de doblaje han podido trabajar con un "40% de imágenes y otro 60% de material que era sólo audio". Esto es algo excepcional. Normalmente se trabaja mientras los juegos se están desarrollando. Además, no muchos juegos son tan cinematográficos como esta saga. Por eso contaron también con "el dibujo acabado y otras veces en el que el dibujo no estaba terminado", pero también viendo "a los actores en el plató rodándolo para poder hacernos una idea".


Me tiré dos tardes gritando a un árbitro imaginarioPero la experiencia, claro, nos hace más perceptivos: "Acabas intuyendo cuándo coge aire, o cuándo está hablando y no respirando porque la onda de sonido cambia (risas). Menos mal que con la ayuda del técnico, que te va marcando en algunos casos las palabras en color en mitad de la onda, podemos ir más cómodos. No disponer de imagen es una auténtica locura". Y así muchas veces nos planteamos dos veces qué narices hacemos trabajando de esto, pero como bien dice la actriz: "Lo mejor es poder encarnar personajes superdivertidos y formar parte de proyectos que después la gente disfruta mucho en su casa y que pasan a ser parte de ti".


“No hay regalo más grande para un actor que un personaje bien escrito, con profundidad y coherencia, pero en el caso del actor de doblaje también dependemos mucho de la actuación original”. A veces, tira de nosotros, otras veces, tenemos que tirar de ella, pero en The Last of Us la relación entre las dos actrices es más entre iguales. "La actriz original lo hace muy bien", dice María: "El personaje le va como anillo al dedo y es genial poder trabajar con su referencia porque me ayuda mucho. Sólo tengo que mirarle a los ojos y dejarme llevar".


Pasión por el trabajo bien hechoEvidentemente, cuando una hace su labor partiendo de una referencia tan sólida, se aprende mucho: "Ellie fue uno de mis primeros papeles protagonistas en videojuegos y siento que he madurado y crecido con ella. Aprendí cómo funcionaba todo esto de su mano, así que le tengo mucho cariño. Además, haber aprendido con ella es una suerte y un lujo". Ellie, por cierto, podría haber sido otra actriz. "La prueba para Ellie la hicimos tres compañeras", recuerda María: "Estuve muy pendiente después para saber si finalmente me habían escogido o no porque me hacía mucha ilusión. Yo no soy una entendida en videojuegos así que no tenía ni idea de si tenía buenas críticas o expectativas de nada… Simplemente me dejé llevar por lo que vi".


Pero, claro, la actriz no tenía ni idea de que su participación en ese proyecto transcendería en este medio como lo hizo: "Nunca sabes, además, qué producto va a funcionar o no. Hay cosas preciosas que hacemos que no llegan a la gente y otras que crees que no las va a ver nadie y que después pegan un pelotazo". Esto define muy bien una de las curiosidades de cualquier convocatoria de doblaje (se llama así a cualquier sesión de trabajo). Cuando doblamos, llegamos vírgenes al estudio. Normalmente no sabemos qué nos va a tocar, y cuando nos apostamos delante del atril y la pantalla, nuestro primer contacto con el personaje suele ser gracias al director o, en el peor de los casos, cuando posamos la vista sobre el guion.


Hemos ido doblando cada archivo del juego con muchísimo mimoLo que prima, en definitiva, es la eficacia en el atril y sacar el trabajo en el menor tiempo posible. Por eso, es muy común que cuando un proyecto lleva un rodaje largo, se planteen jornadas de regrabación para afinar el personaje más. A medida que acompañamos al personaje, aprendemos con él, pero en ocasiones se nos permite repetir. "Hemos ido doblando cada archivo del juego con muchísimo mimo. Fernando, el director, me dio carta blanca desde el principio para repetir todo lo que quisiera, y las veces que quisiera, hasta que me sintiera cómoda y contenta con el resultado final".


El doblaje de videojuegos está en plena forma, y gracias a ello la industria cada vez mira más por los profesionales que nos dedicamos a ello. Por eso es tan importante hablar ampliamente de sus características y peculiaridades: para ser conscientes de todo el esfuerzo y trabajo que hay detrás. En lo que respecta a The Last of Us Parte 2, se trata de un juego grande, con un doblaje grande que tiene detrás profesionales con muchísima experiencia. María Blanco es una de ellas, y en esta ocasión se ha enfrentado a una Ellie muy distinta. Será fascinante ver cómo canaliza todo el universo que forma su vieja amiga a través, únicamente, de la voz.


Comentarios (31)
Comentarios