Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
El accidentado periplo de Streets of Rage 4. Más de 20 años intentando rescatar la saga

El accidentado periplo de Streets of Rage 4. Más de 20 años intentando rescatar la saga

Por  /  16 de agosto de 2020       
24 comentarios
Recientes

Ha sido una de las sorpresas de 2020 y también uno de los regresos más esperados por los aficionados al videojuego. Streets of Rage 4 es pura nostalgia; pero también un videojuego que sabe sorprender e innovar con su potente sistema de combate. ¿Su historia? No ha sido fácil llegar a donde estamos, y en este artículo te cuento por qué.

Gracias a estudios como Dotemu, Lizardcube y Guard Crush Games, Streets of Rage 4 se ha convertido en una realidad. Y, por si fuera poco, lleva ya unos cuantos meses funcionando con bastante éxito en plataformas como Switch, PlayStation 4 o Xbox One. Habían pasado más de veinticinco años desde la última entrega de la famosa serie de beat'em up de SEGA, aparecida en Mega Drive a mediados de 1994, por lo que nadie en su sano juicio esperaba ya a estas alturas que la corporación japonesa rescatase del olvido una saga que nació como contrarréplica al éxito de juegos de Capcom como Final Fight o la saga Street Fighter.


Muchos aficionados, entre los que me incluyo, nunca entendieron aquel fin abrupto de la serie a mediados de los noventa. Si bien es cierto que la tercera entrega de Streets of Rage fue un poco polémica, entre otras cosas por el rumbo que eligió su compositor Yuzo Koshiro para la banda sonora, ésta no fue un fracaso ni mucho menos, pese a aparecer en las fases finales de la vida de Mega Drive. ¿Por qué entonces no aparecería una nueva secuela hasta un cuarto de siglo más tarde? Resulta que en realidad SEGA sí intentó producir una cuarta entrega mucho antes, pero nunca consiguió que los resultados fueran del todo de su agrado.


Uno de los primeros intentos se remonta a 1997, cuando Core Design, los creadores de Tomb Raider, estaban trabajando en un beat'em up de corte tradicional en tres dimensiones. Un proyecto que recordaba mucho a Streets of Rage; por sus personajes, su ambientación callejera e incluso por su música. Un juego que Core Design, dadas sus excelentes relaciones con SEGA, ofreció a la corporación japonesa en calidad de secuela de la serie, pero que sería rechazado alegando que en Japón ya estaban trabajando en sus propias ideas para un Streets of Rage tridimensional. Éste proyecto vería la luz finalmente bajo el título Fighting Force, en sistemas como PlayStation y Nintendo 64, cuya inspiración en la serie era evidente, ni que fuera porque su protagonista, Hawk, había sido bautizado con el mismo nombre que Axel en el prototipo del juego original.


El accidentado periplo de Streets of Rage 4. Más de 20 años intentando rescatar la saga

SEGA podría haber comprado Fighting Force y haberlo hecho pasar por una cuarta parte de Streets of Rage sin demasiados problemas, pero en vez de eso decidieron confiar en los desarrolladores del estudio Ancient: el equipo que se había encargado precisamente del desarrollo de la segunda y tercera parte, quienes aseguraban estar trabajando en una demostración técnica de un Streets of Rage poligonal. En esta demo, la cual se dejó ver en video muchos años más tarde, aparece un Axel combatiendo en un escenario en tres dimensiones, cuya vista en ocasiones pasaba a un modo en primera persona. El proyecto no llegó a nada, pero la leyenda asegura que aquel trabajo serviría de base en el desarrollo de los posteriores Die Hard Arcade y Dynamite Cop.


Hasta cinco estudios habrían intentado resucitar sin éxito la saga Streets of RageDespués de un conflictivo inicio de siglo, en que SEGA abandonó Dreamcast en favor de convertirse en una third party más, el estudio japonés trabajó en diferentes secuelas para algunas de sus franquicias más exitosas. Aparecieron entre otros un Panzer Dragoon para Xbox, un Shining Force para Game Boy Advance y una nueva entrega de Nights para Wii, por lo que no es difícil imaginar que en SEGA hubiera un verdadero deseo por lanzar una cuarta entrega en alguno de los sistemas de su antaño competencia. Por desgracia el proyecto demostró estar gafado, pues éste habría estado en manos de como mínimo cinco estudios diferentes, sin que ninguno consiguiera llevarlo más allá de sus primeras fases de desarrollo.


Lo intentaron por ejemplo en Overworks, quienes justo acababan de desarrollar una nueva entrega de Shinobi para PlayStation 2. También el difunto estudio BottleRocket Entertainment, responsables del reboot de Splatterhouse hasta cerrar sus puertas en 2009. Se aseguró que Monolith Productions, creadores de F.E.A.R. estuvieron en cierto momento trabajando en esta secuela. En Ruffian Games, desarrollador de Crackdown 2 también lo intentaron sin éxito. Y por un momento la división de GRIN en Barcelona, responsables de títulos como Bionic Commando Rearmed, estuvieron trabajando en una hipotética secuela de Streets of Rage. El último estudio del que se tiene constancia que estuviesen desarrollando en algún momento para Streets of Rage 4 es Backbone Entertainment en 2013.


A pesar de años sin novedades, la pasión por la serie siguió presente entre la comunidad. Como demuestran fangames como Streets of Rage Remake que, pese a que fue perseguido por los abogados de SEGA, era un título que no tenía mucho que envidiar a los originales en los que se inspiraba. No sería hasta 2017, tras el éxito del remake de Wonder Boy: The Dragon's Trap, cuando se daría el pistoletazo definitivo al desarrollo de una cuarta entrega que ha maravillado a propios y extraños por su innegable calidad. Solo queda esperar que una posible quinta parte no se haga tanto de rogar.



El accidentado periplo de Streets of Rage 4. Más de 20 años intentando rescatar la saga

Una lectura:


  • Mega Drive Legends (GamePress)
  • Un delicioso repaso al catálogo de Mega Drive firmado por algunas de las plumas más célebres de la industria.

Comentarios (24)
Comentarios