Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Más allá del videojuego: Deus Ex y el Transhumanismo

Más allá del videojuego: Deus Ex y el Transhumanismo

Por  /  28 de agosto de 2015       
114 comentarios
Recientes

En la actualidad, los videojuegos no sólo nos atrapan con su historia. Son, en muchas ocasiones, un reflejo de la sociedad, de sus costumbres, ideologías, tocando temas humanos que van más allá del puro entretenimiento. En esta serie de artículos, queremos centrarnos en esos grandes temas que abarca este entretenimiento, más allá del propio videojuego.

Los jugadores estamos siempre de enhorabuena cuando un videojuego es capaz de profundizar en temas más allá de su guión. Cuando nos envuelven en mundos complejos donde se reflexiona sobre la condición humana, el futuro que está por llegar o los problemas de la sociedad actual. Son muchos los ejemplos, pero esta vez nos queremos centrar en uno de los títulos que mejor abarca el futuro cercano y la tecnología: Deus Ex: Human Revolution, que continuará en Mankind Divided, tratando los temas de la biomecánica, el corporativismo y el transhumanismo.


Pero quizá, de todos los temas que trata Deus Ex, es este último, el transhumanismo, en el que más ahonda. ¿Qué es exactamente? Es una corriente de pensamiento que defiende que el hombre debe evolucionar, superar y traspasar sus barreras humanas. No se centra únicamente en las limitaciones físicas, aunque es una parte de ello, sino también en los procesos tecnológicos que pueden alterar nuestro sistema económico, político, social y cultural. Se trata de comprender que el ser humano tiene sus restricciones y tratar de cambiarlas para seguir evolucionando como especie.


Con este tráiler a modo de anuncio de Sarif Industries, Deus Ex deificaba un mundo lleno de oportunidades gracias a los implantes.

Deus Ex no sólo es un juego importante por su gran ambientación y una jugabilidad notable, sino por tocar estos temas y llevarlos al campo de la ciencia-ficción. Es decir: al "¿qué pasaría si…?" que nos hace preguntarnos si vamos en la dirección correcta. De hecho, su gran acierto es situar al jugador en un mundo donde este tipo de avances tecnológicos se están implementando sin haber solucionado antes problemas más apremiantes, como la desigualdad social y económica.


Más allá del videojuego: Deus Ex y el Transhumanismo

La sociedad de Deus Ex es, además, un reflejo de la nuestra. De la voluntad por seguir avanzando más y más sin importar quién se quede en el camino
El propio título de su nueva entrega, Deus Ex: Mankind Divided, ya nos pone en situación. Una humanidad dividida entre las personas capaces de costearse los aumentos y los que no, marginados por una sociedad con la que no pueden ponerse al día. Un Arca de Noé en la que sólo unos pocos son elegidos para dar el paso a la siguiente generación del hombre, mientras que el resto está condenado a la extinción. Así de geniales son los temas de Deus Ex, aquellos en los que puede que no pienses mucho mientras estás jugando, pero que ocurren continuamente a tu alrededor.



La sociedad de Deus Ex es, además, un reflejo de la nuestra. De la voluntad por seguir avanzando más y más sin importar quién se quede en el camino. En uno de los tráilers mostrados con Human Revolution, tenemos a un Adam Jensen elevándose al cielo como Ícaro, la mejor metáfora para explicar el auge y la caída de un hombre que ha querido acercarse demasiado al sol. El transhumanismo y la fusión del hombre con la tecnología no es mala ni buena per se. No es ciencia-ficción, pero tratado como tal nos avisa de un terrible futuro que puede suceder si no se maneja con cuidado.


Black MirrorBlack Mirror

Como veis, es un tema candente y de rabiosa actualidad. Deus Ex no llegó tanto para rescatar la franquicia de su letargo sino como un fruto de su tiempo. En los últimos años no son pocas las obras que han reflejado nuestra relación con las máquinas. Las series de televisión Black Mirror o Battlestar Galactica, películas como Avatar, Sin Límites o Transcendence (lamentablemente fallida) han recogido el legado de escritores como Philip K. Dick, Stanislaw Lem, Arthur C. Clarke o Aldous Huxley, gracias en parte a la nueva ola de avances tecnológicos de los últimos años.


En Deus Ex, la aproximación es altamente espectacular. Al fin y al cabo, usamos nuestros aumentos para despachar a enemigos de formas increíbles. Tenemos visión mejorada, súper fuerza, cuchillas en los codos y demás juguetes tecnológicos. Pero si nos paramos a pensar en el protagonista de la aventura, en el propio Jensen, parece ser el único personaje del juego que no ha tomado la decisión consciente de recibir esos implantes, sino que se ha visto forzado a ello debido al accidente ocurrido al principio de la aventura. Es en esta obligación donde surgen las mejores preguntas: "¿Estoy de acuerdo con los cambios en mi cuerpo? ¿Dónde empieza el hombre y dónde termina la máquina? ¿Sigo siendo humano?"


Mankind Divided trata las diferencias y desigualdades de la sociedad producidas por el avance tecnológico.

Deus Ex es un juego inteligente porque propone los mismos temas que están ocurriendo a día de hoy aplicados a un futuro inciertoLos aumentos e implantes son sólo la parte más teatral de la historia. Una que en el futuro, eso sí, nos permitiría tener vidas más longevas o casi eternas, reemplazar tejidos muertos, curar enfermedades, mejorar nuestras capacidades… pero en el fondo, llevamos unidos a la tecnología desde hace mucho tiempo. Nos comunicamos tanto o más mediante Internet que mediante el habla. Llevamos en todo momento dispositivos capaces de realizar cálculos complejos. La única diferencia es que, por el momento, lo llevamos en el bolsillo y no dentro de nuestro cuerpo.


Deus Ex es un juego inteligente porque propone los mismos temas que están ocurriendo a día de hoy aplicados a un futuro incierto. Durante la aventura, vemos a personas arrepentidas de sus implantes por no poder experimentar el contacto físico de forma natural, o a gente desesperada porque necesita el nuevo implante de moda si quiere conservar su trabajo. En la vida real, todos hemos debatido alguna vez de la frialdad de una conversación por WhatsApp o hemos deseado el último smartphone porque nos facilitará el trabajo, sólo para vernos absorbidos por él en nuestro día a día.


Más allá del videojuego: Deus Ex y el Transhumanismo

En una reciente entrevista en la Gamescom con Patrick Fortier, gameplay director de Mankind Divided, desde 3DJuegos le preguntamos al creativo sobre los temas que explorará la nueva entrega y sus relaciones con el mundo actual: "Obviamente, la segregación es el punto fundamental. [En el juego] La gente vive en un constante estado de miedo donde intentan protegerse física o virtualmente de los que son diferentes a ellos. Es el tema que queremos explorar. La tarea de Adam, sin embargo, es averiguar quién está creando y controlando esta situación y cuáles son sus planes. No habrá respuestas correctas; es el jugador el que tendrá que pensar si lo que ve está bien o está mal".


Más allá del videojuego: Deus Ex y el Transhumanismo

Human Revolution puso las bases de este futuro tan distópico como peligrosamente real, y parece que Mankind Divided tratará este conflicto desde un punto de vista más cercano, explorando esas consecuencias que veíamos en las conversaciones del primer juego y que sucedían a nuestro alrededor. Explorará las diferencias sociales. De clases. Entre las personas "aumentadas" y las "naturales", como los llama el propio videojuego, y si debemos evolucionar como especie a cualquier precio. Porque si algo nos ha enseñado la evolución es que, quien no se adapta, se extingue.


Comentarios (114)
Comentarios