Análisis de Crash Bandicoot N. Sane Trilogy para Nintendo Switch, nostalgia plataformera

Análisis de Crash Bandicoot N. Sane Trilogy para Nintendo Switch, nostalgia plataformera
Facebook Twitter Flipboard E-mail

No sabemos si la nostalgia puede mover montañas, pero está claro que sí embarca a jugadores en la ilusión de recuperar a personajes tan emblemáticos como Crash. Si tenías una PlayStation, estás obligado a quedarte. Si no, también. Al fin y al cabo, hablamos de una parte importante de la historia de los videojuegos. Análisis de Crash Bandicoot N. Sane Trilogy para Nintendo Switch.

Los propios autores dudaron sobre la denominación que debería tener este videojuego. ¿Remasterización o remake? La eterna pregunta y que tantos debates suscita entre los usuarios. En Vicarous Visions siempre mantuvieron que la respuesta no era simple. Para ellos, un remaster no habría sido posible en este caso porque el código original no estaba disponible. Por otra parte, un remake tampoco hubiese sido viable, dado que no querían rehacer algo que ya gustaba a los jugadores.

En la elaboración de Crash Bandicoot N. Sane Trilogy entraron en juego sentimientos de nostalgia, que son al final los más poderosos. Cualquier cambio enfurecería a los más de 20 millones de jugadores (datos de VGChartz) que lo probaron en su día en PlayStation. Sin embargo, una falta de novedades sería igualmente percibido como algo negativo. La solución tenía nombre, y se la dieron los mismos desarrolladores: "remaster plus". Es algo más que un remaster, pero sin llegar a convertirse en un remake.

No es bueno fiarse siempre de estos comentarios, pero lo cierto es que se ofrece justo lo que se promete. El videojuego, cuando lo pones en tu consola, se siente como hace veinte años, y eso es lo sorprendente. La emulación del trabajo realizado originalmente por Naughty Dog a finales de los 90 es increíble, calcando no sólo las bases espirituales, sino también la jugabilidad… por supuesto con todos los cambios necesarios para convertirlo en un lanzamiento propio de la actualidad. Un año después de su estreno en PS4, llega a Nintendo Switch en una adaptación más que notable, manteniendo todos los atributos del lanzamiento inicial.


"Remaster plus"

Comentan los desarrolladores que intentaron ponerse en la situación de Naughty Dog allá por 1996. Vieron el material en que se inspiraron (Looney Tunes), y jugaron muchísimo. Estudiaron el control, los artes conceptuales y hasta el material promocional. Así es como empezaron, emulando la geometría de niveles original. A partir de ella, añadieron sus propios gráficos y melodías.

Aquí hay juego para rato. Aparte de las aventuras principales, tenemos las contrarrelojes y cantidad de secretos.
Aquí hay juego para rato. Aparte de las aventuras principales, tenemos las contrarrelojes y cantidad de secretos.


Entendiendo esto, es fácil concluir que Crash Bandicoot N. Sane Trilogy posee el esqueleto de los tres juegos originales, pero ahora posee órganos completamente nuevos. El principal es el que se refiere al apartado visual. Todos los elementos del escenario han sido diseñados desde cero, dando mayor detalle a cada caja, plataforma, enemigo… con texturas e iluminación adaptadas a los tiempos actuales.

El resultado es simplemente maravilloso, especialmente a medida que pasamos de una entrega a la siguiente. Aquellos títulos aparecieron en un margen de tiempo pequeño, pero aún así se notaba el salto. Puede resultar difícil de creer, pero te pones los tres en esta remasterización y dicha percepción se mantiene. Sigue existiendo ese punto de excelencia en Crash Bandicoot: Warped (el tercero de ellos) que no detectas en los demás. Por algo era el videojuego más destacado de todos, visión manifestada por cantidad de críticos, que llegaron a considerarlo como el punto cumbre de PlayStation.

Análisis de Crash Bandicoot N. Sane Trilogy para Nintendo Switch, nostalgia plataformera


Los que quieran redescubrir a Crash, harán con esta trilogía un análisis interesante

Al final, aquellos que quieran redescubrir a Crash, harán con esta trilogía un análisis interesante. Por una parte, comprobareis que existe una profunda evolución jugable entre videojuegos. El primero sirve para ver las bases sobre las que se construyó todo. La segunda aventura os dirá cómo Naughty Dog intentó mejorar la fórmula plataformera, aunque sin innovar demasiado. La última es la constatación de cómo esta compañía dominó el género de las plataformas, con una exquisitez en el control y una variedad de situaciones que ya querrían muchos juegos en la actualidad.

Uno de los aspectos más interesantes, consiste en ver la evolución de Crash con cada entrega, no sólo a nivel visual, sino también jugable.
Uno de los aspectos más interesantes, consiste en ver la evolución de Crash con cada entrega, no sólo a nivel visual, sino también jugable.


Así visto, Crash Bandicoot N. Sane Trilogy es una auténtica clase de historia, al tiempo que permite realizar un ejercicio de nostalgia muy constructivo. Cuentan desde el equipo de desarrollo que lo primero que hicieron fue fijarse en los aspectos que se fueron introduciendo juego tras juego. Así se les ocurrió incorporar un sistema de guardado y de checkpoints unificado para las tres entregas, así como autoguardado y un menú de juego que incluye información sobre progreso y desbloqueables.

Es decir, básicamente se hace todo más accesible, pero sin disminuir la dificultad. Sigue siendo un juego terroríficamente desesperante cuando quiere, y tal vez es algo que debería haberse pulido de alguna manera. En cualquier caso, no hay nada como tirarte media hora con una fase macabra, y ese grito que sueltas cuando por fin la superas: una reacción old-school.

Análisis de Crash Bandicoot N. Sane Trilogy para Nintendo Switch, nostalgia plataformera


Lo único es que se echan en falta más novedades

Decíamos en nuestro análisis de Crash Bandicoot N. Sane Trilogy para PS4, que uno de los problemas que detectamos fue el "input lag", principalmente en la primera entrega. De alguna forma, en Nintendo Switch este problema no aparece en su lanzamiento, con una respuesta simplemente excepcional. Eso sí, ya os adelantamos que los Joy-Con no nos han parecido la mejor forma de control. Es un juego que agradece el uso de la cruceta direccional, y para estos menesteres viene mejor el uso del Switch Pro Controller.

Quitando esto, el rendimiento en Switch es correcto, incluyendo el modo portátil. Lo único es que se echan en falta más novedades, algo que también dijimos en nuestro análisis para PS4, y que aquí repetimos con mayor efusividad por haber pasado un año. El lanzamiento original añadió en los tres videojuegos "time trial" para cada fase o la posibilidad de jugar como Coco (la hermana de Crash). Esto se mantiene, pero no hay más.

Análisis de Crash Bandicoot N. Sane Trilogy para Nintendo Switch, nostalgia plataformera


Como mucho, citar la inclusión del nivel Stormy Ascent, que es simplemente demencial en cuanto a dificultad (una de las razones por las que Naughty Dog decidió incorporarlo de forma oculta). El otro nivel añadido es Future Tense, diseñado específicamente para la llegada del remaster a más plataformas. Ambos niveles están presentes en el resto de consolas, así que no podemos hablar de algo exclusivo para la máquina de Nintendo.

Análisis de Crash Bandicoot N. Sane Trilogy para Nintendo Switch, nostalgia plataformera


Pero lo más destacado, insistimos, es el apartado audiovisual. Hablando de rendimiento gráfico, el videojuego se mueve a 30 FPS estables tanto en modo portátil como sobremesa. Sin embargo, la resolución se resiente en caso portátil (480p), algo que motiva un entorno no tan definido como en el resto de plataformas. No resulta impedimento para disfrutarlo, aún así, y teniendo en cuenta el tamaño de la pantalla el resultado nos parece aceptable, aunque mejorable. En modo dock ofrece mayor resolución, hasta alcanzar los 720p.

Hablando en general de la remasterización, se apuesta por iluminación en tiempo real y texturas de mayor tamaño para recrear el sentido de los juegos originales. Por su parte, el sonido está rehecho, porque desde el estudio pensaban que tenía que ir acorde a la renovación global que presenta el videojuego. En particular, hay voces que no estaban, como la de Carlos del Pino en el papel de Neo Cortex.

A Crash Bandicoot N. Sane Trilogy le faltan alicientes, novedades, y el caso particular de Nintendo Switch algún guiño que marcara la diferencia con respecto al resto de versiones. En cualquier caso, nos encontramos ante un juego especialmente indicado para nostálgicos y que no decepcionará a los que busquen puro plataformeo con altos grados de dificultad. Nosotros desde aquí lo reafirmamos. Si te gustó Crash en su día, te encantará esta trilogía.

Muy Bueno

Sin sello
Análisis de Crash Bandicoot N. Sane Trilogy para Nintendo Switch, nostalgia plataformera

Crash Bandicoot: N. Sane Trilogy

Por: El equipo de 3DJuegos
Sin sello

Crash Bandicoot N. Sane Trilogy está definido por sus propios creadores como un remaster, y como tal debemos tomarlo. Recupera milimétricamente el sentir jugable del original, con sus muchas virtudes y pocas imperfecciones. La versión de Nintendo Switch es correcta, un "port" adaptado a las características de la máquina, con buen rendimiento, pero sin una única novedad que lo destaque del resto. Aún así, un título ideal para nostálgicos plataformeros que quieran una dosis de dificultad por encima de la media.

Comprar Crash Bandicoot: N. Sane Trilogy
  • Magnífico trabajo de renovación audiovisual: irreconocible en ocasiones
  • Sigue siendo un plataformas destacado, incluso a pesar de los años transcurridos
  • Aunque son pocas las mejoras introducidas (sistema de guardado), resultan acertadas
  • Buen trabajo de porteo jugable y audiovisual a Nintendo Switch
  • Faltan reajustes en términos de control y dificultad
  • Las novedades son escasas como remaster, y también en el caso de Nintendo Switch, sin ninguna novedad exclusiva para la plataforma
Jugadores: 1
Idioma: Textos en español y voces en español
Duración: 20 horas (mínimo)
Comentarios cerrados
VÍDEO ESPECIAL

8.394 visualizaciones

Los 19 RETRASOS más POLÉMICOS en la historia del VIDEOJUEGO

Siempre es preferible que un juego llegue tarde pero que lo haga bien a que se estrene con prisas plagado de errores, o sin todo lo que prometió. Esta es una máxima que no pocos creativos en la industria del videojuego han repetido a lo largo de los años pero, ¿qué pasa cuando...