Juiced 2 Hot Import Nights: Avance

Juiced 2 Hot Import Nights: Avance
Facebook Twitter Flipboard E-mail

Personalización. Esta es la palabra que podría resumir mejor la nueva entrega que los desarrollares de Juice Games están preparando para los próximos meses. Pero hay más: “tuning”, chicas, DJs… Descúbrelas todas en un videojuego que rescata lo mejor de los espectáculos automovilísticos de Hot Import Nights.

Era septiembre de 2004 y una de las compañías más importantes del sector del videojuego, Acclaim, vio la bancarrota. Afortunadamente, poco después volvería a resurgir con una denominación distinta, pero en ese tiempo perdió algunas licencias. Entre otras, las de un prometedor videojuego de carreras que nos situaba en emocionantes disputas con coches de “tuning” dentro de un ambiente nocturno. Su nombre era “Juiced” y THQ logró hacerse con él.

Tras algunos retrasos y muchas mejoras, el videojuego vio finalmente la luz a mediados del 2005, proponiendo un innovador videojuego en el que los gráficos y una llamativa jugabilidad mezcla de arcade y simulación conformaban un combinado explosivo. Ahora, después de cerca de dos años desde aquello, nos llega la segunda parte del videojuego desarrollado por los ingleses de Juice Games, unos profesionales que han declarado escuchar a los seguidores del título anterior para mejorar el presente.

Ambientación personalizable
En primer lugar, los videojugadores querían mayor realismo, no sólo en la carretera, sino también en la ambientación, y Juice Games les ha dado la licencia de Hot Import Nights, un evento famoso en Estados Unidos por las disputas de coches “tuneados” de importación en circuitos urbanos, chicas impresionantes y DJs que saben amenizar como nadie la fiesta. Propuesta como toda una cultura que está abierta a una amplia variedad de públicos, Hot Import Nights nos traslada en este videojuego a recreaciones de ciudades tan fantásticas como Seattle, San Diego, Las Vegas, Chicago… y alguna que otra localización en forma de pequeños guiños que trataremos más adelante.

En segundo lugar, los aficionados a “Juiced” querían para esta entrega más posibilidades de personalización, tanto en el sistema de juego como en el diseño de los coches y de nuestros propios protagonistas. No sólo podremos elegir en esta ocasión el sexo de nuestro particular piloto, sino también una serie de rasgos físicos y de vestimenta para representar al mismísimo Vin Diesel si es que lo deseamos. Diferentes formas en la cara, en la nariz, distintos tipos de boca, de color de pelo, de piel… Todo estará al alcance de nuestro mando y de una manera muy intuitiva para conseguir una personalización total que continuará en el resto de opciones de juego.

Juega cuando quieras a lo que quieras
Una de ellas es el modo carrera, que ha evolucionado para no mostrarse tan lineal como en el pasado, de manera que, aparte de poder disfrutarlo íntegramente en modo “online”, también tendremos la posibilidad de movernos de un evento a otro con total libertad y sin necesidad de que tengamos que superar previamente ningún reto. “Juega a lo que quieras en todo momento”, esa es la filosofía de este nuevo título de Juice Games.

Juice Games ha escuchado a los videojugadores. Pedían un mayor realismo con recreación de ciudades. Hot Import Nights era la solución perfecta, un evento estadounidense que destaca, además de por los coches y DJs, por sus exuberantes chicas.
Juice Games ha escuchado a los videojugadores. Pedían un mayor realismo con recreación de ciudades. Hot Import Nights era la solución perfecta, un evento estadounidense que destaca, además de por los coches y DJs, por sus exuberantes chicas.

Adicionalmente, los desarrolladores nos han obsequiado en esta nueva entrega con más modos de juego con el fin de conseguir una experiencia de juego más duradera. Es el caso del modo “eliminator” (en el que el último de cada vuelta queda eliminado) y, sobre todo, del modo “drifting” (donde poner en práctica nuestro dominio al volante en un coche sin control de tracción). Todos ellos son personalizables, de manera que existe la posibilidad de crear eventos con cada uno de los tipos de juego escogiendo diferentes localizaciones.

Simulación y arcade son una combinación posible[/b]
El tercer punto sobre el que los seguidores de la saga precisaban una mejora era la jugabilidad y la sensación frente al volante. Juice Games les ha escuchado, no solamente en el caso del modo “drifting” que acabamos de señalar (ya que posee un nivel de control y dificultad bastante ajustado para que sea fácil de controlar pero difícil de dominar), sino también en el aspecto de que la sensación de conducción será tan realista como practicable.

Simulación y arcade no serán antónimos en “Juiced 2: Hot Import Nights”, y es que el comportamiento del vehículo será tan real como asequible resultará en el control. Para aumentar la emoción en las carreras, además, los desarrolladores británicos han añadido una Inteligencia Artificial que estará ligada a la inclusión del “spooking”, una barra que aparecerá en pantalla en el mismo momento en que nos encontremos presionando a un rival. Su cometido es muy sencillo y las consecuencias de que se llene muy beneficiosas para nosotros, puesto que si esto ocurre, el piloto de delante se pondrá nervioso y acabará saliéndose del trazado.

[t]ADN: una buena manera de perder el “respeto”
Sí, podrá ser una buena forma de reirnos de nuestros adversarios, pero lo cierto es que en este nuevo título perderemos el “respeto” (indicador presente en la anterior entrega y que nos hacía saber lo buenos conductores que éramos). Ahora no dispondremos de ese sistema de puntuación, pero sí que seguiremos contando con puntos de experiencia para abrir nuevos modos de juego. En cualquier caso, lo que mejor nos definirá ahora como conductores será nuestro ADN de conductor, y no es una forma de hablar, porque Juice Games lo ha implementado tal cual en el videojuego.

¿Quién dijo que no podía haber equilibrio entre simulación y arcade? “Juiced 2: Hot Import Nights” nos demuestra que es posible con una experiencia de conducción altamente gratificante.
¿Quién dijo que no podía haber equilibrio entre simulación y arcade? “Juiced 2: Hot Import Nights” nos demuestra que es posible con una experiencia de conducción altamente gratificante.

Presentado como una especie de carné de identidad sobre la manera en que conducimos, el ADN supone un completo perfil en el que no sólo se registrará nuestro estilo de conducción, sino también el de nuestros competidores, tanto los controlados por la computadora como los manejados por otros videojugadores conectados a la red de redes. Esto ha abierto interesantes puertas a los desarrolladores para exprimir su originalidad, de manera que plantean opciones tan tentadoras como poder descargarnos el ADN de los mejores corredores (o incluso de pilotos de carreras famosos) y poder practicar contra sus fantasmas.

¿Pero en qué consiste este ADN? Pues se basa en algo tan sencillo como registrar cada una de nuestras proezas en materia de circuitos, “drifting” y apuestas, teniendo en cuenta algunos parámetros como el dominio en los adelantamientos y la técnica del derrape. De la misma forma, el ADN determinará si somos un conductor precavido o más bien un salvaje al volante. ¡Lo que daría más de uno por tener esta funcionalidad en su turismo!

Crea tu propio estilo en forma de coche
No podemos olvidarnos de un aspecto fundamental del videojuego, y es que poner a punto nuestro bólido para sorprender a chicas y público va a ser algo indispensable en esta nueva entrega de “Juiced”. Realmente, y según palabras de su responsable, Jamie Campbell, “nos podemos tirar horas perfeccionando nuestro coche”. Concebido como un completo minijuego dentro del título, tendremos la posibilidad de modificar cada uno de los 90 coches disponibles con total detalle: capó, faros, alerones, espejos retrovisores, puertas, llantas…

Todo con la seguridad que nos dará el poder elegir entre los más de 250 fabricantes de piezas o la innumerable cantidad de pegatinas, de tipos de pintura y de estilos de carrocería. Pero esto no sólo tendrá repercusión en el “look” de nuestro bólido, sino también en aspectos tan puntuales como la publicidad. Efectivamente, poner un patrocinio en nuestro preciado vehículo no sólo supondrá un “plus” en materia de diseño, sino que también nos pagarán por ello.

En cualquier caso, y si lo tuyo no es controlar minuciosamente cada aspecto técnico del coche, “Juiced 2: Hot Import Nights” propone paquetes de mejoras con los que hacer pasar tu vehículo del montón a un envidiado “señor automóvil” de carreras. Cuando lo tengas, tal vez te apetezca apostar un poco, puesto que ya te sentirás más seguro de ti mismo, además de que ya habrás adquirido tu propio estilo.

Apostando fuerte
Como era de esperar, en el aspecto de las apuestas también se ha experimentado una notable evolución, ampliando las posibilidades ahora también en el campo “online”. Ya no sólo apostaremos dinero (lo cual es siempre arriesgado), sino nuestro propio coche en un entorno donde el público, por primera vez, puede que llegue a cobrar un papel activo.

Y llega el plato fuerte. Los desarrolladores prometen que cerca de 100 personas puedan asistir a los circuitos en calidad de aficionados y apostantes, aplaudiendo o abucheando a los corredores, constituyendo de esta manera otro minijuego como podría serlo también el hecho de modificar o mejorar nuestro vehículo. Resulta algo realmente tentador, pero tendremos que esperar a que se haga realidad, puesto que todavía no está confirmado.

Te sentirás dentro del coche
Lo que sí que están confirmados son los gráficos, que logran aprovechar todo el potencial en el caso de las consolas de nueva generación, y prometen exprimir al máximo los compatibles. Mirando a Xbox 360, que es la versión que pudimos probar, el aspecto visual es espectacular, con una representación muy nítida del entorno y plagado de detalles, tanto dentro de la pista (con superficies mojadas y reflexiones de luz) como fuera de ella, dejándonos ver unos escenarios bellos y ambientados en diversas regiones dentro de Estados Unidos, pero que tampoco obviarán detalles relacionados con monumentos cercanos a nosotros como la Torre Eiffel (la cual dejarán caer en algún que otro circuito).

La personalización es la clave de Juiced 2: Hot Import Nights. Una vez que nos hayamos hecho con nuestro bólido podremos llevarlo al taller y hacerle tantas mejoras como deseemos. A pesar de que nos costará algo de dinero, será una buena inversión.
La personalización es la clave de Juiced 2: Hot Import Nights. Una vez que nos hayamos hecho con nuestro bólido podremos llevarlo al taller y hacerle tantas mejoras como deseemos. A pesar de que nos costará algo de dinero, será una buena inversión.

Mención especial merecen las diferentes vistas disponibles y sobre todo la interior, que representará con gran detalle cada una de las partes del salpicadero. Pero no sólo eso, sino que también nos sentiremos dentro de un vehículo de verdad, ya que la simulación de los movimientos y golpes serán aspectos que, junto a los reflejos de la luna y el efecto blur, conseguirán retransmitirnos una experiencia de conducción única.

Una gran evolución
“Juiced” ha vuelto después de dos años y parece mentira que en tan poco tiempo el videojuego haya evolucionado tanto. La licencia de Hot Import Nights junto a la importancia de la personalización (además del modo “online”, el añadido del ADN y del modo “drifting”) suponen los pilares fundamentales para convertir a este título en uno de los imprescindibles para este año. Sólo nos queda ver el resultado final en unos meses. Hasta entonces, podéis ir preparando vuestro garaje para albergar tanto coche.

Comentarios cerrados
Vídeo destacado

23 visualizaciones

Tráiler de lanzamiento de Marauders en acceso anticipado: ¿preparado para ser un pirata espacial?