Análisis de Little Battlers eXperience. Robots de bolsillo

Análisis de Little Battlers eXperience. Robots de bolsillo
Facebook Twitter Flipboard E-mail

Si hablamos de RPG y estilo manganime, es inevitable hablar de Level 5. Los nipones regresan a Occidente con nuevo videojuego, un Little Battlers Experience que parte de la atractiva idea de manejar un pequeño robot para salvar al mundo. Exploración, conversaciones, combates y mucha progresión en un título planteado para un público más juvenil, pero que aún así podría interesar a cualquiera. Descúbrelo por ti mismo.

Level 5 se ha ganado ya una reputación, una que nos lleva a estar atentos -cuanto menos- de cada uno de los videojuegos que lanza al mercado. Todos notamos la calidad y dedicación en cada proyecto, y el caso de Little Battlers Experience no iba a ser una excepción. En Japón contó con cierto éxito en 2011, estrenando manga, anime y videojuego con una distancia de apenas meses entre estos formatos.

Parece que la estrategia quiere repetirse ahora en Occidente, trayéndonos la historia de Van Yamano, un estudiante de secundaria que ve cómo su vida da un giro cuando alguien le entrega un misterioso maletín. En su interior, un pequeño robot LBX de esos que causan furor entre los niños, unos juguetes que se usan para combatir en los conocidos como "cubiláteros", reducidos escenarios de cartón reforzado. Pero hay una particularidad, ya que el LBX de Yamano no es como los demás. Contiene de hecho el destino del mundo.

La trama es el elemento más importante del título, y no se nos oculta en momento alguno. Las "intros" son frecuentes y duraderas, así como las conversaciones, que en suma podríamos decir que constituyen fácilmente la mitad del videojuego. La otra mitad corresponde a combates y progresión, dentro de un RPG que aunque no entraña demasiada dificultad superarlo, sí que posee cierta longevidad. En concreto, unas 30-40 horas que podrían ser más si decidimos completarlo todo al cien por cien.


¡Piezas fuera!

Little Battlers Experience levanta su sistema de juego bajo una base similar a la de Inazuma Eleven, en el sentido de que tenemos distintos emplazamientos y nos movemos de uno a otro seleccionándolos en un mapa. La exploración aún así existe, aunque dentro de estas localizaciones: nuestra calle, el instituto, una zona comercial… Tenemos muchas personas para conversar, pero también para librar batallas, que es el núcleo jugable del programa.

Junto a las conversaciones, la exploración es otra de las partes importantes del videojuego. Podremos movernos libremente en cada una de las zonas propuestas.
Junto a las conversaciones, la exploración es otra de las partes importantes del videojuego. Podremos movernos libremente en cada una de las zonas propuestas.


Los combates se desarrollan a través de los robots LBX, y en nuestro caso en particular manejando la unidad AX-00, un prototipo al que haremos evolucionar mediante más de 4.000 piezas, una cifra realmente espectacular. Dirimir nuestras diferencias con otros combatientes del juego es por tanto esencial, principalmente porque obtenemos dinero para nuevo equipamiento, pero también porque cada una de las partes usadas mejora de nivel con el uso.

Estas refriegas se desarrollan en un escenario limitado pero abierto, de forma que tenemos libertad para movernos y atacar. Nada de turnos y esperas. Todo es acción directa, con la posibilidad de saltar, correr, defendernos y activar habilidades especiales. La única limitación es la barra de fatiga (que si se agota nos complicará las cosas) y lo poderosos que sean nuestros adversarios. Lo cierto es que el esquema no tiene más misterio. Echamos de menos un toque más estratégico o táctico, pero aún así hay ciertos elementos -como hacer uso del ataque cuerpo a cuerpo o a distancia mediante pistolas- que pueden resultar interesantes.

Robots de bolsillo


Por estas razones, los combates LBX pueden hacerse algo repetitivos, a pesar de que en ciertos momentos pueden volverse hasta emocionantes. Sin embargo, lo mejor es cuando acaban y ves que tus estadísticas suben, eso es reconfortante. Podemos equipar piezas para la cabeza, el torso, los brazos y las piernas del robot… y estas evolucionan con cada combate superado. Aparte, hay que estudiar lo que ponemos, puesto que cada pieza tiene un efecto distinto, dándonos mayor vida, ataque, defensa o incluso velocidad.

La magia del juego radica en explorar, encontrar nuevos contrincantes y luchar para evolucionar

Todo esto es muy satisfactorio, una dinámica muy adictiva. Es en cierto sentido la misma sensación de hacerte con todos los pokémon, sólo que bajo un nuevo punto de vista. De hecho, las similitudes no acaban aquí, puesto que nuestro personaje también busca convertirse en un campeón mundial y además cuenta con una serie de villanos. No hay posibilidad de obtener nuevos robots, pero sí de formar grupos de combatientes, haciéndose posible contiendas de hasta 3vs3. Así que no es lo mismo, pero sí mantiene el espíritu.

Los combates son de hasta 3vs3, y lo mejor es que podremos llegar a controlar los otros robots, no sólo el nuestro.
Los combates son de hasta 3vs3, y lo mejor es que podremos llegar a controlar los otros robots, no sólo el nuestro.


Por todo ello Little Battlers Experience es un videojuego de cierta profundidad. Si bien es cierto que las batallas distan de ser ejemplares, con una cámara algo rebelde y algo de monotonía, poseen buenas ideas, como la de asignar órdenes a nuestros aliados: atacar de cerca, de lejos, no usar objetos… Sin embargo, lo más destacado lo encontramos en la personalización, en esa sensación de estar creciendo a lo largo de la aventura. Es algo que se manifiesta en el plano estético, pero sobre todo en el jugable. Podemos asignar ataques especiales, objetos para llevar en la contienda, etc. Hay un mundo de posibilidades. Se agradece.

El videojuego posee un número preestablecido de enfrentamientos, determinados por la historia, y con ellos se puede superar sin demasiados problemas el juego. Pero la magia radica en explorar, encontrar nuevos contrincantes y luchar para evolucionar. También hay un modo multijugador para hasta 6 jugadores, aunque la pega es que es sólo local y requiere de un cartucho por consola. Esto limita muchísimo una modalidad que podía haber dado más de sí…

Se nota que es un juego de Level 5, exploración, conversación, combates, importante narrativa...

Así que tenemos una campaña duradera, un diseño de juego que camina entre la exploración, la conversación y los combates; además de una narrativa muy presente que aunque esté con voces en inglés posee unos cuidados subtítulos en castellano. El sello de calidad de Level 5 se halla omnipresente en todo el periplo. No lo consideramos al nivel de otros de sus proyectos, pero aún así es un buen trabajo que a nivel audiovisual destaca sobremanera. Gráficamente es un juego trabajado, con variedad de escenarios y mimo en el diseño de animaciones. Musicalmente es destacado, con melodías muy acordes a cada situación, desde las más tranquilas mientras exploramos a las más activas durante los combates.

Little Battlers Experience se prevé que llegue acompañado de la serie de TV. El público del anime será muy similar al de este juego, así que podéis haceros una idea de su naturaleza. Aún así, cabe recalcar que dada la calidad del lanzamiento, nadie debería sentirse cohibido. Es un juego largo, interesante y con profundidad en algunas de sus parcelas. Se esperan nuevos contenidos descargables como cartas, desafíos y otras sorpresas, así que el seguimiento por parte de Nintendo de esta obra supone otra señal de confianza para los indecisos.

Bueno

Sin sello
Robots de bolsillo

Little Battlers eXperience

Por: El equipo de 3DJuegos
Sin sello

Level 5 continúa cosechando buenos videojuegos, en este caso con Little Battlers Experience, un RPG con mucha carga narrativa, exploración, personajes y en definitiva todo aquello por lo que conocemos a esta reputada compañía. Si habéis jugado a anteriores títulos os resultará familiar, aunque por temática y sistema de juego (los combates especialmente) se convierte también en una aventura interesante y que merece la pena descubrir. Le ha faltado algo de profundidad para llegar más lejos, pero su duración y brillante ejecución bien merecen una oportunidad… incluso si no formas parte del público objetivo de la obra.

Comprar Little Battlers eXperience
  • Duradero y con una narrativa bien construida
  • Gran sensación de progresión. Cantidad de piezas para personalizar nuestro robot
  • Muy cuidado a nivel técnico, gráfico y sonoro: una delicia para los sentidos
  • Los combates pueden hacerse repetitivos. Falta de profundidad
  • El multijugador es sólo local y resulta escaso en contenidos
Jugadores: 1-6
Idioma: Textos en español y voces en inglés
Duración: 30-40 horas + multijugador
Comentarios cerrados
VÍDEO ANÁLISIS

266.131 visualizaciones

GOD OF WAR RAGNAROK es un JUEGO QUE ENGAÑA - ANÁLISIS

Cuando un estudio con el talento de Sony Santa Monica pone toda la carne en el asador de forma tan tajante como lo ha hecho con God of War Ragnarok, es muy difícil que no salga un gran videojuego: en este análisis vemos en detalle todas las características, novedades, lo que n...