Monster Hunter Rise puede convertirse en uno de los mejores juegos de la saga con Sunbreak

Monster Hunter Rise puede convertirse en uno de los mejores juegos de la saga con Sunbreak
Facebook Twitter Flipboard E-mail

Capcom busca seguir la estela de Monster Hunter World y Iceborne con Sunbreak, una enorme expansión de Monster Hunter Rise fechada para este mismo 30 de junio. Nuevos monstruos, muchas incógnitas y un dragón anciano de malas pulgas son las novedades de una región completamente nueva; te contamos qué puedes esperar de todo esto.

Tengo que admitir que el perfil de jugador habitual y entusiasta de Monster Hunter me fascina; dada la magnitud de los títulos de la franquicia, su complejidad jugable y su increíble capacidad para acabar con la vida social de uno (lo digo desde la experiencia), creo que se habla poco de la increíble tenacidad y capacidad de superación de su base de seguidores. La caza de bestias míticas de Capcom tiene algo mágico, sin duda, algo así como un encanto de aventura especial, difícil de imitar, pero también tiene algo muy humano, muy cercano: la sensación de que el esfuerzo trae su recompensa. Esa es, en mi opinión, una de las claves detrás de su éxito, característica que vimos también en Monster Hunter: World, que hacía las veces de puerta de entrada a la franquicia para una buena parte del público occidental. Ya sabemos que allá por el lejano oriente la licencia causa sensación, pero por nuestras tierras quizás no siempre las tuvo todas consigo, aunque es evidente que en la actualidad hay brotes verdes.

Siguiendo con la trayectoria reciente del estudio japonés, a World le siguió la sensacional Iceborne, una expansión que añadía una increíble cantidad de contenido al juego base, y encima de calidad. ¿Y después? A continuación vino Monster Hunter Rise, una suerte de vuelta a los orígenes; podríamos incluso decir que si World quería abrirse a las masas, Rise se dirigía claramente al corazón del fan incondicional. No siempre es fácil combinar ambos mundos y el resultado, en ambos casos, me pareció soberbio. Y aquí estamos, un añito y pico después del lanzamiento de Rise en Nintendo Switch. Han pasado seis meses también desde su llegada a ordenadores y, por suerte, el futuro le pinta bastante bien a la entrega, porque ya queda menos para el lanzamiento de Sunbreak, una nueva expansión que promete añadir contenido a raudales a la última iteración de Capcom en la caza de monstruos. ¿Cuáles son las novedades? De eso y de mucho más hablaremos a continuación.

Kamura y Elgado contra los Tres Señores

Antes de nada, recapitulemos muy brevemente: en la historia original de Rise teníamos que defender a nuestra aldea, Kamura, de El Frenesí, una catástrofe que estaba provocando un estado de locura en los monstruos, algo que dificultaba las expectativas de supervivencia humana por razones evidentes. Era, por tanto, una historia de protección, de defender tus propias tierras, tema muy natural en la franquicia que se repite en Sunbreak. A grandes rasgos, la premisa de la expansión pasa por ayudar al lejano puesto de Elgado a resistir la invasión de los monstruos del reino. ¿Cómo se conectan ambas historias? Sencillo: una vez hayas terminado la historia principal, serás informado de la aparición de Lunagaron, otra adición al extensísimo bestiario de la franquicia, allá por unas ruinas que siempre fueron un tanto sospechosas. La cosa se complica un poquito cuando hace acto de presencia Fiorayne, un nuevo personaje que intenta dar caza a la criatura; poco después, te explica que viene de Elgado, y que están teniendo sus más y sus menos con la fauna local. Como es lógico, te toca a ti ir allí a solucionar el entuerto.

En concreto, hay tres monstruos especiales que parecen estar detrás de los ataques. Reciben el sobrenombre de los Tres Señores y a priori deberían ponernos las cosas difíciles. El primero de ello es Malzeno, una especie de dragón anciano de ascendencia vampírica; de hecho, en uno de los primeros tráilers lo pudimos ver dejando seco a un Rathalos, probablemente uno de los seres más famosos de la marca. Esta absorción de energía vital permite que Malzeno evolucione, mecánica que, si me permites una observación atrevida, me recuerda vagamente al trasfondo de Kha’Zix, uno de los campeones más emblemáticos de League of Legends. Los juegos no tienen nada que ver, evidentemente, pero la idea está ahí; en esencia, hablamos de cazadores que están en constante proceso de mejora, de adaptación al medio, así que me atrevería a decir que Malzeno jugará un papel fundamental en la trama de Sunbreak. Menos malrolleros son los otros dos señores, todo hay que decirlo. Lunagaron tiene un rollito de wyvern-lobo gélido que está súper bien tirado, y Garangolm es una especie de híbrido entre primate y armadillo de alta fantasía. Ríete de Australia.

Monster Hunter Rise puede convertirse en uno de los mejores juegos de la saga con Sunbreak

En Rise protegías a tu aldea de los monstruos, tema que se repite en Sunbreak

Por suerte, a estos dos últimos los he visto en acción. Lunagaron es de tamaño mediano (para los estándares de Monster Hunter) y parece bastante ágil y volátil; en su patrón de ataques contiene unas cuantas cargas y zarpazos impredecibles, pero el encanto viene de su habilidad para enfriar el aire que está a su alrededor, lo que produce descargas gélidas considerables. Garangolm, por su parte, es mucho más simpático. Es dócil en primera instancia, hasta el punto de que no entra en combate hasta que empiezas a molestarlo, momento en el que se vuelve una bestia. Es más, en la demostración utilizan las cordofibras para montar en él, a fin de que ayude durante un breve periodo de tiempo en la lucha contra Lunagaron. Por supuesto, hay otras criaturas nuevas: de momento conocemos al Somnacanth Aurora, una subespecie del Somnacant de Rise, y al Almudron Magma, una revisión ígnea del monstruo del mismo nombre. De igual manera, también vuelven bicharracos de otras entregas, como Seregios, el monstruo insignia de Monster Hunter 4: Ultimate, algo bastante típico en la serie.

Monster Hunter Rise puede convertirse en uno de los mejores juegos de la saga con Sunbreak

Vamos ahora con otra ronda de novedades: Sunbreak trae el rango maestro a Rise, tal y como hizo Iceborne con World. Se desbloquea al terminar la aventura principal y estará compuesto por una buena variedad de misiones, generalmente con monstruos hipervitaminados para la ocasión, de manera que el rango viene a cubrir una de las principales necesidades de la entrega: la dificultad. Por otro lado, tengo que destacar tres aspectos que me ilusionan especialmente: el sistema de compañeros, una mecánica de escalada mucho más libre, e incontables mejoras en el cordóptero. Permíteme que empiece por los dos últimos porque me parecen que tienen una sinergia brutal; uno de los mejores añadidos de Rise, tanto en el plano puramente creativo como en lo referente a la implementación jugable, fue el propio cordóptero, que hacía las veces de gancho de toda la vida (es impresionante la vitalidad de los ganchos en la industria actual del videojuego). A grandes rasgos, te permitía explorar la dimensión vertical y balancearte al más puro estilo Spider-Man, así como efectuar ataques especiales.

Sunbreak deja algunas incógnitas, como la cantidad de contenido, pero tambiém buenas sensaciones

¿Por qué es esto relevante en Sunbreak? Porque con el sistema de escalada libre, que te permite subir por distintas superficies a la vieja usanza (con medidor de energía), puedes profundizar en esa movilidad aérea que tan bien le sentó a la fórmula. Todavía falta por ver cómo se relacionan los nuevos movimientos y las sensaciones que transmiten a los mandos, por lo que te aconsejo coger toda esta información con pinzas; eso sí, ya te adelanto que puedes esperar cositas como nuevas capacidades ofensivas, o una mayor maniobrabilidad para recorrer los escenarios de El Bastión, el nexo de las nuevas zonas de Sunbreak. En lo relativo a los compañeros, cabe destacar que ahora podremos llevarnos a algunos NPC a nuestras cazas, mecánica que ya existía en el juego base pero que estaba muy ligada a misiones concretas, generalmente relacionadas intrínsecamente con el trasfondo de determinados personajes. Finalmente, habrá multitud de equipamiento nuevo, aunque me imagino que eso no te pillará por sorpresa.

Monster Hunter Rise puede convertirse en uno de los mejores juegos de la saga con Sunbreak

En definitiva, ya queda menos para ver qué tal le ha salido Sunbreak a Capcom. No sé si será la experiencia definitiva de Monster Hunter porque se enfrenta a algunas incógnitas (cantidad y calidad de contenido, adiciones jugables, algún tirón travieso en el rendimiento…), así que todavía es pronto para decir si logrará cerrar con broche de oro la excelente trayectoria de los de Osaka en los últimos tiempos, pero todo lo que he visto me ha dejado con buenas sensaciones. Eso sí, Iceborne puso el listón altísimo, y espero que eso no le juegue malas pasadas. El treinta de junio salimos de dudas, tanto en PC como en Switch.

Comentarios cerrados
VÍDEO ESPECIAL

6.756 visualizaciones

Los 20 JEFES MÁS DIFÍCILES de ELDEN RING: SHADOW OF THE ERDTREE

Solo han pasado unos pocos días desde que llegó el DLC de Elden Ring, Shadows of the Erdtree, y los jugadores ya están sufriendo de lo lindo con sus jefes. Ante todo tengamos paciencia, es un juego largo, con mucho que explorar que nos ayudará a lidiar mejor contra estos grand...