El nuevo juego del creador de PUBG será un mundo abierto del tamaño de un planeta

Facebook Twitter Flipboard E-mail

PlayerUnknown trabajará en el juego a la vez que en Prologue, un campo de pruebas con "apenas" 64 Km² de tamaño.

La semana pasada conocimos que Brendan Greene, el famoso "PlayerUnknown", ha abandonado la compañía de PUBG para fundar su propio estudio independiente: PlayerUnknown Productions. En él, como comentó en su despedida, Greene buscará crear un nuevo juego de mundo abierto a una escala sin igual, partiendo de la base de ese proyecto Prologue que anunció hace ya dos años. Por ahora, su nuevo juego se conoce como Artemis, y el creador no mentía cuando hablaba de sus ambiciones: cada mapa ocupará un planeta entero.

Vamos a emplear a Prologue como un campo de pruebas

En una entrevista para VentureBeat, posterior a anunciar su marcha de Krafton, el creador de los battle royale habló acerca de sus próximos proyectos. Por ejemplo, ahora sabemos que Prologue será una especie de demo técnica donde el estudio probará cada nueva mecánica de su mundo abierto antes de implementarla en Artemis. Un campo de pruebas free-to-play, a modo de juego de supervivencia gratuito, que tendrá "apenas" un tamaño de hasta 64 Km cuadrados, generados de forma procedural en cada nueva partida. "Creo que va a ser bastante aburrido", se sincera Brendan Greene.

"Encender hogueras, proteger las ventanas, mantenerse cálidos frente a una tormenta incesante cuyo frío puede noquearte… Pero, nuevamente, [Prologue] trata de mostrar un mundo consistente con elementos lógicos en el que puedes hacer cosas, y tiene una jugabilidad sistémica", explica el creador. "Vamos a emplear a Prologue como un campo de pruebas para los elementos jugables del mundo. Podemos probar un sistema eléctrico, podemos implementar un sistema de animaciones mejorado. Todas estas cosas se introducirán primero en Prologue, se hará que funcionen, y cuando vayamos a Artemis tendremos su lógica resuelta y podremos introducirlas en el motor".

Teaser de Prologue en The Game Awards 2019
Teaser de Prologue en The Game Awards 2019

A su manera, Brendan Greene ve a Prologue como lo que fue ArmA para su PlayerUnknown's Battlegrounds: un sandbox en el que probar sus ideas antes de darles forma. "Era un lugar en el que podía probar, iterar, crear un modo de juego final y poder decir 'vale, esto funciona'. Eso es lo que queremos hacer con Prologue". Pero de vuelta a Artemis, el gran proyecto en el que trabaja el estudio, hablamos de un juego de mundo abierto en el sentido más literal de la expresión: será un mundo entero, abierto al jugador. Los mapas los crearán con la ayuda de la inteligencia artificial, pero cada uno será único y persistente. Es decir, no se generará un nuevo mapa cada vez que entres a Artemis, a diferencia de Prologue.

Artemis tendrá la escala de un planeta, con suerte

"Artemis probablemente no tendrá mundos generados en tiempo de ejecución", comenta Greene. "En Prologue, cada vez que le des a jugar tendrás un mundo nuevo [...] Con Artemis, no tendremos eso. Probablemente tendremos mundos estáticos a los que puedas entrar y unirte. Prologue tendrá una escala mucho menor también. Será tal vez de 32 por 32 kilómetros, o de 64 por 64, mientras que Artemis tendrá la escala de un planeta, con suerte. Un planeta más pequeño [que la Tierra], pero ese tipo de escala".

"Queremos ofrecer a la gente un nuevo lugar en el que vivir, porque este tiene algunos problemas", añade el director de PlayerUnknown Productions. Con un equipo heredado de Krafton y que apenas supera los 20 empleados por ahora, Artemis se plantea como una labor verdaderamente titánica para Brendan Greene. Un juego de mundo abierto a una escala inusitada, con mecánicas y sistemas complejos que irán probando uno a uno en Prologue, todo ello creado con la ayuda de la IA. Ya lo dijo el desarrollador en 2019, van a tener que crear mucha tecnología nueva.

Comentarios cerrados
VÍDEO ESPECIAL

8.394 visualizaciones

Los 19 RETRASOS más POLÉMICOS en la historia del VIDEOJUEGO

Siempre es preferible que un juego llegue tarde pero que lo haga bien a que se estrene con prisas plagado de errores, o sin todo lo que prometió. Esta es una máxima que no pocos creativos en la industria del videojuego han repetido a lo largo de los años pero, ¿qué pasa cuando...