Análisis de Spirit Camera

Análisis de Spirit Camera
Facebook Twitter Flipboard E-mail

Nintendo 3DS como cámara oscura, nosotros como protagonistas y el entorno que nos rodea como escenario. ¿Suena interesante? Pues estos son los pilares del llamativo "spin-off" dentro de la serie Project Zero que los japoneses de Tecmo Koei han estado gestando durante los últimos meses. Una maldición está a punto de caer sobre tu consola, pero... ¿será tan emocionante y espeluznante como se prometía?

Desde su nacimiento en el año 2001, el objetivo principal de la serie Project Zero siempre ha estado ligado a hacernos pasar miedo. Las apariciones de espíritus vengativos con nacionalidad oriental han supuesto la razón de ser de una franquicia que, además de sus cuatro entregas numeradas, también ha recibido algún que otro "spin-off", como Real: Another Edition, un videojuego para móviles donde los japoneses de Tecmo Koei ya empezaban a experimentar con la tecnología de realidad aumentada.

Una que ha servido, de hecho, como precursora del segundo "spin-off" en la serie. Spirit Camera: La memoria maldita comparte mucho del planteamiento de aquella obra, al intentar asustarnos mediante la colocación de espectros fantasmales en nuestro entorno cotidiano. Un título que llamó nuestra atención ya sólo al conocer su interesante propuesta, pero que en la práctica ha acabado convirtiéndose en un lanzamiento de corta duración, escaso disfrute y cuya profundidad jugable poco tiene que ver con la de la licencia a la que representa.

La maldición llega a Nintendo 3DS
Básicamente, el programa aprovecha las cámaras de Nintendo 3DS y su capacidad para detectar/analizar un librito de 16 páginas (incluido con el cartucho) como pilar para sustentar una jugabilidad tan innovadora como poco eficaz desde el punto de vista interactivo. Y es que los fans no pueden esperar el acercamiento clásico realizado sobre pasadas entregas, donde acompañábamos a personajes en apuros a lo largo de aventuras atractivas, muy bien resueltas.

En esta ocasión somos nosotros los protagonistas, relacionados con un viejo diario (precisamente, el libro que se incluye) cuya maldición deberemos superar. Sin duda, un esquema original, pero no tanto cuando da origen a un modo historia que, aparte de durar sólo tres horas, carece de ritmo y situaciones emocionantes. De hecho, todo girará en torno a la acción de colocar nuestra cámara sobre las distintas páginas del diario, dejarnos llevar y luchar -de vez en cuando- con algún fantasma gracias a la combinación de la realidad aumentada con las capacidades giroscópicas de nuestra portátil.

Unos combates de 360 grados de libertad de movimiento donde deberemos localizar a nuestro objetivo y mantenerlo en el foco durante unos segundos para después apretar el gatillo. Un esquema que resultará familiar a los fans de la saga Project Zero, recordando conceptos como la "obturación precisa", que causa más daño a nuestros enemigos. No obstante, es una pena que no existan más detalles que precisar. A este respecto, el sistema de batalla es muy simple y francamente aburrido.

El modo historia está mayoritariamente basado en la tecnología de realidad aumentada, aunque también habrá tiempo para visitar una misteriosa mansión.
El modo historia está mayoritariamente basado en la tecnología de realidad aumentada, aunque también habrá tiempo para visitar una misteriosa mansión.

El avance en la trama, extremadamente lento, tampoco ayuda al resultado final. La descalibración del giroscopio de la máquina hace las cosas aún más difíciles, pero donde Spirit Camera: La memoria maldita falla realmente es al necesitar de espacios bien iluminados -con bastante luz además- para funcionar correctamente. Esto es una gran contradicción en nuestra opinión, ya que uno de los aspectos que potencian el terror en este tipo de lanzamientos es jugar en una habitación oscura y con los cascos puestos.

Tecmo Koei no lo ha considerado así, pero al menos se agradece que, adicionalmente al modo historia, se incluya una serie de modalidades que expandan la escasa duración del producto. Cámara espectral, de esta forma, se compone de una recopilación de minijuegos que nos proponen desde realizar fotos de nuestro entorno para encontrar sucesos paranormales (Fotos místicas) hasta hacer una foto a un conocido, convertirlo en espectro, y luchar contra él (Exorcismo).

Pasatiempos divertidos que se completan con otros minijuegos que aprovechan el librito de 16 páginas, destacando Máscaras misteriosas, que nos propone responder a los acertijos que un fantasmagórico niño nos irá haciendo. Algo curioso pero que tampoco aporta muchos minutos más de diversión al conjunto, realmente limitado si lo comparamos a lo que nos ha ofrecido la franquicia en otras ocasiones.

No todo serán combates contra espectros. Algunos minijuegos acuden a la acción para proponernos un planteamiento más variado.
No todo serán combates contra espectros. Algunos minijuegos acuden a la acción para proponernos un planteamiento más variado.

Lo que es aún más criticable: ninguna de las propuestas ofertadas dan miedo, sino más bien todo lo contrario, ya que en ningún momento se dan las circunstancias para que el usuario se sumerja en una buena historia o en una ambientación lograda. Lamentablemente, Spirit Camera: La memoria maldita nunca llega a ser acongojante, y de eso parte de culpa la tiene el apartado audiovisual, tampoco especialmente inspirado en este título.

Al estar mayormente centrado en la tecnología de realidad aumentada, existe menos trabajo de modelado y animación que en otros títulos de la licencia... y lo que hay no se corresponde con el talento mostrado en el pasado. Ni siquiera el efecto 3D, totalmente prescindible, puede salvar en esta ocasión a un apartado que podríamos calificar como meramente correcto. Los japoneses podrían haberlo hecho mucho mejor.

Al menos el programa llega con voces tanto en inglés como en japonés (por si nos gustan más las voces originales) y subtítulos en castellano para enterarnos de la maldición que recaerá sobre aquellos que decidan hacerse con este videojuego. Y no una que tenga que ver necesariamente con el argumento, sino más bien con las deficiencias (poca duración y ineficaces mecánicas) que contiene la obra.

Flojo

Sin sello

Spirit Camera: La Memoria Maldita

Por: El equipo de 3DJuegos
Sin sello

Una maldición llega a Nintendo 3DS, aunque no probablemente la que todos esperábamos. Alejándose de los valores jugables de la serie Project Zero, los japoneses de Tecmo Koei nos dan un lanzamiento original, que saca partido de la tecnología de realidad aumentada, pero que falla al intentar crear una experiencia satisfactoria. Una campaña aburrida y de corta duración, así como un conjunto de minijuegos intrascendentes, hacen de Spirit Camera: La memoria maldita una idea interesante pero mal ejecutada.

Comprar Spirit Camera: La Memoria Maldita
Jugadores: 1
Idioma: Manual en español, textos en español y voces en inglés / japonés
Duración:
Comentarios cerrados
VÍDEO ANÁLISIS

3.814 visualizaciones

Llevaba años esperando un juego de terror como este: Análisis de The Callisto Protocol

Del creador de DEAD SPACE nos llega THE CALLISTO PROTOCOL, una aventura de terror con altas dosis de sangre y gore para que nunca nos abandone la sensación de miedo. ¿Lo consigue? En este video análisis del survival horror más esperado del año te contamos todos sus detalles.