Este RPG de fantasía busca hacer más llevadera la espera por The Elder Scrolls VI enfrentándonos a un enemigo nunca antes visto en la saga. Análisis de TESO: Gold Road

Este RPG de fantasía busca hacer más llevadera la espera por The Elder Scrolls VI enfrentándonos a un enemigo nunca antes visto en la saga. Análisis de TESO: Gold Road

El nuevo capítulo de este veterano MMO llega para celebrar los 10 años de vida del juego

Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail
Gold Road
alberto-pastor

Alberto Pastor

Jefe de Contenidos

Casi que nací con una NES bajo el brazo y desde entonces, jugar se ha convertido en una pasión que me ha llevado hasta aquí, a 3DJuegos, donde escribo desde hace más de 10 años y ejerzo también de jefe de redacción. Con más de 20 años de experiencia en el periodismo de videojuegos, soy un gran fan de Nintendo desde pequeño, pero tener un PC a finales de los 90 me hizo disfrutar también de las aventuras gráficas como Monkey Island, los juegos de estrategia como Age of Empires o RPG como Baldur's Gate. Aficionado al cine, mega fan de Star Wars y aprendiz de pianista, si me hablas de Grim Fandango y te invito a una cerveza. LinkedIn

A la espera de un The Elder Scrolls VI al que todavía parece quedarle una eternidad para salir, los fans de este universo de fantasía hemos tenido la suerte de pasar los últimos diez años disfrutando de emocionantes aventuras por toda Tamriel gracias a un The Elder Scrolls Online que supo reinventarse hasta convertirse en uno de los MMO más populares y respetados del mercado. Diez años cargados de historias y momentos espectaculares que han supuesto todo un alivio para aquellos que ansiamos saber más de este mundo de espada y hechicería. Porque si lo que buscas son grandes historias aquí tienes algunas de las mejores y más sorprendentes de esta saga de Bethesda. Tanto que el fantástico capítulo de Nekrom nos sorprendió con la aparición de un nuevo Príncipe Daedra, lo que no ocurría desde el lejano 2007, y ahora esa historia continúa con un TESO: Gold Road que nos enfrenta al fin mismo de la realidad.

Lo hace además junto a novedades tan potentes como la posibilidad de personalizar nuestros hechizos, hasta lograr que nuestro héroe se sienta más único frente a otros aventureros; y también con toda una nueva región por explorar que tal vez no resulte tan exótica como Morrowind o el lovecraftiano mundo de Hermaeus Mora, pero que es igualmente apasionante de recorrer. Sin embargo, diez años después del estreno de The Elder Scrolls Online también se hace aún más palpable la necesidad de renovar ciertas partes del juego para evitar caer en la reiteración. Porque se nota que el equipo de Zenimax Online es cada vez más ambicioso a la hora de plantear sus historias y las misiones en las que nos embarcamos, pero no siempre queda bien reflejado en el juego.

Se hace aún más palpable la necesidad de renovar ciertas partes del juego para evitar caer en la reiteración

Hay en concreto una misión que nos propone defender una fortaleza usando una gran balista, lo que suena genial, pero a la hora de la verdad esta batalla es de todo menos emocionante pues las oleadas de enemigos, que tampoco son tantos, se detienen una vez han alcanzado un punto crítico del mapa. Directamente se paran y esperan a que los mates, por lo que la épica con la que se describe ese momento pierde prácticamente todo su encanto. Independientemente de esta clase de situaciones, y teniendo en cuenta que el fuerte de TESO son sus grandes historias y personajes protagonistas, ¿qué tal este nuevo viaje por Tamriel?

Gold Road

Una nueva princesa Daedra contra la que luchar

Confieso que mis primeros pasos por la nueva región del Bosque Occidental no fueron tan idílicos como en capítulos anteriores, básicamente porque este escenario, de primeras, no es muy distinto a lo que ya hemos visto en el juego. Veníamos de los paisajes de cuento de hadas de High Isle, o los retorcidos dominios del Príncipe del Destino en Necrom, así que era difícil competir contra eso. Por fortuna esa sensación de "ya lo he visto antes" va desapareciendo a medida que profundizas en este nuevo escenario, más variado de lo que podrías imaginar a simple vista, y con unas cuantas zonas de una belleza hipnótica.

Gold Road nos enfrenta a algunas de las mejores batallas contra jefes de todo el juego

Nuestra misión principal consiste en dar caza a la Princesa de las Sendas, Ithelia, antes de que recupere todo su poder y ponga fin a la existencia; pero por el camino descubrirás que esta provincia imperial tiene otros problemas a los que hacer frente. La experiencia general es bastante buena, pero algo irregular. La historia tiene momentazos, pero también está protagonizada por algunos de los villanos más discretos (a veces hasta ridículos) de todo el juego, a los que no se les da ni el tiempo ni la profundidad que merecían para dar mayor sentido a sus acciones. Y esto repercute en las propias misiones, que en las primeras horas de aventura nunca terminan de enganchar lo suficiente como para atraparte en la historia de Gold Road.

TESO Gold Road

Algunas de estas aventuras son realmente potentes, como la de la Posada del Proscrito, que ahonda en ideas tan fascinantes como las realidades alternativas, a la vez que nos permite conocer más a fondo a Ithelia en un escenario al estilo Lovecraft. El problema es que también hay misiones rutinarias a las que apenas acompaña un buen argumento, lo que termina por convertir la experiencia en una masacre continuada de enemigos cuyas motivaciones deberían importarnos, pero no lo hacen en absoluto porque tampoco es que se expliquen muy bien. Y es una pena.

La escribanía te da la oportunidad de coger un habilidad y darle una vuelta de tuerca

Gold Road trata temas políticos tan propios de The Elder Scrolls como el racismo y las disputas territoriales ancestrales, enfrentando a los imperiales contra los elfos del bosque en un relato clásico que podría haber dado mucho más de sí desde esta perspectiva. Solo cuando el caos se apodera de Tamriel, la historia gana la fuerza necesaria como para robarte horas de sueño al no querer despegarte del juego. Hay otras razones para ello, claro, porque este capítulo destaca por el gran diseño de sus mazmorras y, especialmente, por presentar algunas de las mejores batallas contra jefes de todo el juego. Hay combates que son todo un espectáculo y cuando crees que ya no te pueden sorprender, meten en escena más efectos, explosiones y enemigos para hacer la lucha más épica.

TESO Gold Road

La escribanía lo cambia todo

Desde el punto de vista de la aventura, Gold Road no cambia nada con respecto a lo que ya hemos visto en el pasado. No hay muchas sorpresas, las misiones son las habituales, tampoco tenemos nueva clase de personaje (la última fue el Arcanista)... en definitiva, es TESO tal y como lo recuerdas. Sin embargo, la escribanía ya es otra historia porque este nuevo sistema es uno de los mayores avances que ha dado este MMO desde su nacimiento, ampliando de forma notable las opciones para convertir a tu héroe en alguien verdaderamente único. Aunque primero, una aclaración, ya que es importante dejar claro que no se trata de un sistema para crear desde cero nuevos hechizos y habilidades.

La escribanía te da la oportunidad de coger un habilidad y darle una vuelta de tuerca cambiando el tipo de daño que provoca, la duración de los estados alterados, añadir otros efectos adicionales, etc. Vamos, que de primeras puede resultar incluso abrumador; pero también te digo que cuanto más lo usas más disfrutas experimentando y probando nuevas opciones. Hay toda una nueva línea de misiones destinada a desentrañar los misterios de esta nueva función, y es todo un gustazo hacerles frente por la calidad de su historia y por la recompensa que ofrece. Que no todos los días tienes la oportunidad de cambiar tu forma de pelear tras años y años repitiendo las mismas estrategias.

TESO Gold Road

Algo menos impresionado me deja otra de las novedades del juego, que es la posibilidad de personalizar la estética de tus habilidades y hechizos. Quiero decir. Está genial tener otra opción extra para hacer que tus acciones se sientan únicas, pero en realidad, no hay mucho que hacer. A medida que juegas desbloqueas hasta 22 estilos únicos que solo puedes aplicar a ciertas habilidades, que en la mayoría de los casos, tampoco es que cambien mucho. Vaya, que no esperes un cambio radical porque está lejos de ser así.

Otra gran aventura... pero sin sorpresas

Sin sello
The Elder Scrolls Online: Gold Road análisis

The Elder Scrolls Online: Gold Road

Por: Alberto Pastor
Sin sello

En definitiva, si bien Gold Road llega para celebrar el décimo aniversario de The Elder Scrolls Online, este nuevo capítulo no termina de despuntar como lo han hecho otros en el pasado. Tiene novedades super interesantes y algunas de las batallas más emocionantes de todo el juego, pero la historia y el nuevo escenario al que nos traslada están lejos de igualar el nivel de lo que vivimos en Necrom hace tan solo un año. Aún así, Zenimax no falla y continúa insuflando vida a uno de los MMO más sólidos y divertidos del mercado. Se le notan los años y ya va pidiendo a gritos cambios más importantes en su acción, pero a poco que te apasione la historia de The Elder Scrolls, aquí vas a disfrutar como un niño.

5 cosas a tener en cuenta
  • La Princesa de las Sendas es un personaje super interesante, aunque no siempre brilla como merece
  • Gold Road tiene algunas de las mejores batallas contra jefes de todo el juego
  • El PvP continúa sin recibir ninguna novedad reseñable desde hace mucho tiempo
  • El sistema de escribanía es uno de los avances más destacados de TESO desde su nacimiento
  • Cuanto más intenta romper esquemas, al juego más se le notan sus 10 años de vida, 
Jugadores: MMO
Idioma: Textos en español. Voces en inglés
Duración: 20-25 horas (historia)
VÍDEO ESPECIAL

1.245 visualizaciones

20 RPGS donde tus DECISIONES de VERDAD IMPORTAN

Nos gustan los videojuegos de rol, y nos encantan los títulos en los que hay que tomar decisiones. Por eso hemos decidido confeccionar una lista con nuestros veinte RPG y JRPG favoritos en los que elegir es clave. Para seleccionarlos nos hemos tomado muy en serio las repercusi...