Análisis de The Swords of Ditto. The Swords of Ditto, un rogue-lite cooperativo inspirado en los Zelda 2D

Análisis de The Swords of Ditto. The Swords of Ditto, un rogue-lite cooperativo inspirado en los Zelda 2D
Facebook Twitter Flipboard E-mail

Con una fuerte inspiración en los clásicos The Legend of Zelda, y sobre todo en el a menudo olvidado Four Swords gracias a su talante cooperativo, la ópera prima de Onebitbeyond se estrena con grandes dosis de diversión y un estilo artístico fresco y original. Te detallamos todas sus características en este análisis de The Swords of Ditto.

La idea de The Swords of Ditto parece que siempre hubiera estado ahí, enterrada, esperando a que alguien la descubriera. Lógico, por otra parte. Mezclar la propuesta de un The Legend of Zelda clásico 2D con los más modernos rogue-lites es algo que casa desde el primer momento en que lo piensas. De hecho, ya se ha realizado alguna vez en forma de rogue-like en el famoso The Binding of Isaac. Pero no basta sólo con la idea, y aquí interviene el buen hacer de Onebitbeyond, que ha conseguido trasladar del papel a los mandos de forma efectiva y adaptada tanto al modo para un jugador como al cooperativo. Un multijugador muy divertido que lo asemeja, más en concreto, a ese gran experimento que fue The Legend of Zelda: Four Swords.

La propuesta de The Swords of Ditto es sencilla, y se cuenta con un estilo narrativo blando, lleno de intencionada ingenuidad y frases amigables: La bruja Mormo campa a sus anchas por toda la isla de Ditto y sólo un héroe puede detenerla. Quién no importa, porque seremos todos ellos, ya que sólo uno está destinado a triunfar. Un planteamiento claro y simple que funciona como excusa para poder poner en marcha todas las mecánicas propias del género: un desafío en el que moriremos inexorablemente, pero en vez de empezar de nuevo desde cero, heredamos ciertas habilidades de nuestra anterior partida para que nos resulte algo más fácil la próxima vez.

El objetivo, vencer a Mormo, está casi tan cerca que podemos tocarlo desde el principio. Casi parece una herencia de la estructura de Breath of the Wild, en la que podías enfrentarse a Ganon desde el principio de la aventura. Lógicamente, si sigues las instrucciones de tu hada (aquí un escarabajo pelotero), te será más sencillo hacer frente a Mormo, rompiendo dos anclas que contienen parte de su poder. ¿El problema? Sólo tenemos cuatro días para realizar toda la tarea antes de enfrentarnos a la bruja, lo cual complica mucho las cosas.


Todas estas reglas que planta The Swords of Ditto tienen una clara intención; que repitas la partida unas cuantas veces. Es su forma de equilibrar el juego para lograr añadir un puñado de horas a una aventura cuyo desarrollo, en el fondo, es bastante básico. Tanto, que en ocasiones peca de repetitivo en sus combates y enfrentamientos contra los abundantes enemigos, aunque el juego hace esfuerzos titánicos para huir de esta sensación de repetición.

Se antoja un Zelda en miniatura, aunque con un curioso estilo artístico

Para ello, cuenta con mazmorras muy variadas. No son exactamente procedurales, ya que según el objeto que tengamos (el necesario para resolver los puzles de la mazmorra) acopla diferentes fragmentos de su amplio (amplísimo) repertorio. Así, la sensación es que cada vez que nos adentramos en unos de sus principales laberintos, la experiencia es distinta. Sigue adoleciendo de un combate que, pese a la variación de los patrones enemigos, no puede huir completamente de esa sensación de repetición.

The Swords of Ditto, un rogue-lite cooperativo inspirado en los Zelda 2D


Eterno retorno

Si morimos (que lo haremos) el siguiente héroe hereda la experiencia acumulada y el dinero. Poco importa en el fondo, pues el autonivelado de los enemigos no nos pone las cosas más sencillas. El truco radicará en explorar lo suficiente para poder salvaguardar al siguiente héroe los objetos clave (llamados juguetes) así como rebobinar el tiempo para disponer de más días antes del enfrentamiento final.

Las mazmorras mezclan sus salas y puzles entre un amplio repertorio según los objetos que dispongamos, evitando la repetición.
Las mazmorras mezclan sus salas y puzles entre un amplio repertorio según los objetos que dispongamos, evitando la repetición.


Es decir, que una vez que entendamos todas las mecánicas que el juego tiene por ofrecer, hayamos acumulado suficiente dinero para equiparnos correctamente y disponer de las mayores ventajas, estaremos realmente preparados para el enfrentamiento final, ese que estaba disponible desde el principio.

Por todo ello, The Swords of Ditto se antoja un Zelda en miniatura, aunque con un curioso estilo artístico que, eso sí, recuerda más a series de animación como Clarence de Cartoon Network. Cada nuevo héroe es distinto del anterior, y más se diferencia cuando empuña la espada de Ditto. No podemos personalizarlo, pues la idea es que nos llegue completamente aleatorio, por lo que el siguiente puede ser un niño, una niña o incluso un pequeño robot y hasta un ninja.

Este extraño autobús interdimensional es nuestro teletransporte para avanzar rápidamente en el mapa.
Este extraño autobús interdimensional es nuestro teletransporte para avanzar rápidamente en el mapa.


El trabajo de animación se mantiene siempre sencillo, pero efectivo. En todo momento exploramos un mundo cambiante (consecuencia de los 100 años que pasan cuando fracasamos) y bien recreado para dar lugar a una experiencia fresca con cada nuevo héroe. La versión de PC se amolda mucho mejor a un pad entre las manos, aunque no habrá problemas para controlar el juego con ratón y teclado. Nos ha sorprendido que, pese a tratarse de un título en dos dimensiones, tenga una decente adaptación a monitores ultrapanorámicos siempre que el juego lo permita, lo cual le da un aspecto fabuloso. Por motivos jugables, eso sí, no es posible disfrutar de esta opción en las mazmorras.

Los jefes pondrán a prueba nuestra habilidad, aunque con suficiente comida para regenerar la salud cualquier enfrentamiento puede resultar sencillo.
Los jefes pondrán a prueba nuestra habilidad, aunque con suficiente comida para regenerar la salud cualquier enfrentamiento puede resultar sencillo.


The Swords of Ditto es una de esas experiencias que enganchan. Adolece de muchos de los defectos propios de estos rogue-lites, pues no se libra de la necesidad de forzar al jugador a subir de nivel, repetir laboriosamente los mismos objetivos una y otra vez, hasta estar realmente preparado para el enfrentamiento final. Con sus variados puzles logra escaparse de la sensación de repetición, aunque cuesta decir lo mismo del combate. Pocos juegos, sin embargo, han sido capaces de trasladar esta estructura a los dos jugadores en cooperativo local. Lamentablemente, muchos echarán de menos que esta característica no se traslade al online. Por todo ello, Onebitbeyond se estrena con acierto, entendiendo notablemente las tendencias actuales que mezcla con sapiencia con las clásicas.

Muy Bueno

Sin sello
The Swords of Ditto, un rogue-lite cooperativo inspirado en los Zelda 2D

The Swords of Ditto

Por: El equipo de 3DJuegos
Sin sello

The Swords of Ditto es un rogue-lite muy interesante que con su estilo gráfico tan característico y sus posibilidades de multijugador cooperativo local convencerá a muchos jugadores. Su propuesta capta a la perfección el espíritu de estos juegos y lo fusiona grácilmente con la estructura clásica de un Zelda bidimensional.

  • Multijugador cooperativo local
  • Gran variedad de puzles según el objeto que encontremos
  • Diseño artístico original y colorido
  • La mecánica puede resultar algo repetitiva, sobre todo los combates
  • No hay opción de multijugador online
  • Hemos sufrido ralentizaciones e incluso bloqueos
Jugadores: 1-2
Idioma: Textos en español
Duración: 8-10 horas
Ver requisitos del sistema
Comentarios cerrados
VÍDEO ANÁLISIS

3.814 visualizaciones

Llevaba años esperando un juego de terror como este: Análisis de The Callisto Protocol

Del creador de DEAD SPACE nos llega THE CALLISTO PROTOCOL, una aventura de terror con altas dosis de sangre y gore para que nunca nos abandone la sensación de miedo. ¿Lo consigue? En este video análisis del survival horror más esperado del año te contamos todos sus detalles.