Análisis de Yo-kai Watch 2. Nostalgia de infancia

Análisis de Yo-kai Watch 2. Nostalgia de infancia
Facebook Twitter Flipboard E-mail

Los videojuegos pueden convertirse en un nexo con nuestra infancia. Un ejemplo clarísimo es el de Yo-Kai Watch, que lejos de resultar un título exclusivamente para niños, tiene elementos de interés para los adultos, los cuales pueden incluso llegar a hacernos reflexionar o, cuanto menos, sentir nostalgia.

Hace no mucho vi un interesante documental titulado "Japan's Independent Kids". En él, se contaba cómo la pequeña Noe, de solamente 7 años, salía temprano de su casa para tomar el tren y dirigirse a la escuela. La niña se mezclaba entre la vorágine de Tokio, una de las ciudades con mayor densidad de población del mundo, pero no parecía importarle a los padres. Entendían que debía aprender a resolver sus problemas.

Yo-Kai Watch 2 me ha hecho volver a visionar esa pieza, porque es clave para entender el reflejo que realiza de la cultura nipona. En el juego eres un chico solitario que va de un lugar a otro cumpliendo tareas y hasta coges el tren, con la responsabilidad de bajarte en la estación correcta. Vuelves a casa antes de anochecer, y si se te ocurre cruzar una calle con el semáforo en rojo, puede que venga Sacoco (un yokai) para darte para el pelo.

Por eso, creo que es un producto que puede funcionar a varios niveles. En uno, es muy recomendable para los más pequeños de la casa, porque aparte de que es graciosísimo, les ayuda a asimilar ciertas pautas sociales. En el otro, causa nostalgia, la de volver a nuestra infancia junto a unas criaturas extraordinarias. Posiblemente, también recordar aquellos días en que los padres no llevaban a los niños al colegio en coche, o en que las calles estaban abarrotadas de chavales jugando. En cierto sentido, Level-5 nos hace ver a los occidentales que nos hemos vuelto una sociedad sobreprotectora, y que tal vez debemos hacer a los niños protagonistas (como en sus juegos).


Levantando sobre el primer Yo-Kai Watch

Más allá de esta reflexión, Yo-Kai Watch 2 es un título que lo cierto es que hace un poco de trampa, porque es un nuevo videojuego, pero le queda algo grande ese "2". El motivo es que aprovecha gran parte del trabajo hecho en la anterior entrega. Se añaden un par de localizaciones y, más o menos hacia el ecuador de la aventura, se nos permite viajar en el tiempo 60 años atrás.

El videojuego se divide en dos versiones (Fantaesqueletos y Carnánimas). Existen algunas diferencias, aunque las más importantes versan sobre los tipos de yokai que se incluyen.
El videojuego se divide en dos versiones (Fantaesqueletos y Carnánimas). Existen algunas diferencias, aunque las más importantes versan sobre los tipos de yokai que se incluyen.


En téminos argumentales está justificado, pero a nivel de novedad y sorpresa resulta evidente que el juego no significa lo mismo que el primero. Repetimos localizaciones y existe cierta sensación de que estamos haciendo lo mismo. Los primeros compases son de hecho una pequeña recapitulación de lo que vimos en el primer Yo-Kai Watch. Sirve para aprender cómo funciona el juego: básicamente un conjunto de misiones de recadero que se alternan con combates y alguna situación excepcionalmente distinta.

El núcleo del juego sigue ahí. Ve a determinado lugar, habla con tal personaje, vete a buscar "x" objeto, dáselo y sigue adelante en la historia. El esquema funciona, las bases mantienen su solidez, pero debido a la escasa innovación, el juego adolece de cierta repetición en sus mecánicas. Lo cierto es que no da tampoco tiempo a percibirlas de forma grave, ya que a las veinte horas es probable que hayas superado la historia, pero esto requería más innovación.

Nostalgia de infancia


El esquema funciona y las bases mantienen su solidez

Esta vez tenemos 387 yokai, se añade viaje en tren para recorrer un mundo más grande, está el viaje al pasado, el teletransporte, hay nuevas actividades, la estructuración de misiones es más acertada y tenemos un par de minijuegos inéditos para los combates. Sin embargo, los enfrentamientos por turnos requerían de una reforma más profunda. A pesar de que la rueda para alternar a nuestros combatientes funciona, y la estrategia sigue presente, se echa en falta algo que detone la jugabilidad.

Ese momento nunca llega en Yo-Kai Watch 2. La historia se sigue con interés, las conversaciones son graciosas (traducidas al español) y hay jefes finales interesantes, pero se nota que no es una segunda entrega hecha desde cero: esa es la clave. Si el juego sigue siendo bueno, es por las bases que estableció el primero, al que se añaden -eso sí- interesantes propuestas como el multijugador online, con batallas 1vs1 de funcionamiento correcto, y el modo Yo-Kai Watch Blasters, para jugar en local cuatro amigos dentro de un escenario en que debemos sobrevivir.

Hay gran variedad de situaciones, con muchos momentos de exploración, pero también de combates y alguna que otra sorpresa o minijuego.
Hay gran variedad de situaciones, con muchos momentos de exploración, pero también de combates y alguna que otra sorpresa o minijuego.


Por vivir de la herencia, el título sigue manteniendo un apartado audiovisual sobresaliente. Level-5 ha destacado desde siempre por un apartado artístico único, pero a la vez muy Ghibli, tanto en cuestión de estilo como de calidad. Es un juego muy agradable de ver, con un efecto 3D que realza las escenas y una banda sonora que acompaña excelentemente a esa sensación -poderosa- de volver a nuestra infancia.

Nostalgia de infancia


Al final, lo más importante de Yo-Kai Watch 2 es que consigue trasladarnos: es un producto destinado a la infancia, pero involuntariamente nostálgico para los adultos. Por eso, a pesar de no ser extremadamente difícil, de resultar algo repetitivo por momentos y de no aportar gran cosa con respecto al primer videojuego, es fácilmente entendible por qué cerca de la mitad de sus potenciales compradores son adultos.

Hay una escena que para mí lo resume todo. Es al comienzo de la aventura. Se te pide comprar unos bollos y debes decidir si hacer caso a papá o a mamá… Da igual lo que quieras hacer, porque para avanzar debes acabar comprando los que dice tu madre: todo el mundo sabe quién manda en casa. A un niño esto le dará una lección, y a ti te hará gracia, porque te hará recordar la infancia. Ahí está la verdadera magia de Yo-Kai Watch, por encima de lo demás, y es lo que hace especial al videojuego.

Muy Bueno

Sin sello
Nostalgia de infancia

Yo-kai Watch 2: Fantasqueletos / Carnánimas

Por: El equipo de 3DJuegos
Sin sello

Yo-Kai Watch 2 se sustenta sobre las bases jugables de la primera entrega para mejorarlas pero sin aportar grandes novedades a aquellos que ya vivieron el anterior capítulo. Tenemos nuevos yokai, algunas mecánicas inéditas, más localizaciones, un multijugador online… Ayudan a construir un nuevo videojuego, pero no uno que se desmarque totalmente del primer Yo-Kai Watch. Aún así, una aventura simpática como siempre, muy entretenida y recomendable tanto si tienes hijos como si la quieres para tu disfrute personal.

Comprar Yo-kai Watch 2: Fantasqueletos / Carnánimas
  • Estupendo sentido del humor y con una traducción brillante
  • Base jugable agradable: exploración y combates interesantes
  • Integración de multijugador tanto local como online
  • Recomendable tanto para niños como para adultos: nostalgia de infancia
  • Sin cambios estructurales importantes con respecto al primer juego
  • Sensación de recadero en las misiones
  • A los combates les sigue faltando algo de variedad
Jugadores: 1-4
Idioma: Textos en español
Duración: 20 horas (mínimo)
Comentarios cerrados
VÍDEO ESPECIAL

4.975 visualizaciones

El FINAL de GOD OF WAR RAGNAROK explicado

Si ya has tenido oportunidad de completar la última gran aventura de Kratos y Atreus en PS5 y PlayStation 4, te invitamos a debatir y hablar sobre su desenlace en este nuevo especial En Busca del Lore en el que analizamos al detalle todo lo que ha supuesto la historia de God o...