Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Especial

Esta es la mejor configuración gráfica para Sekiro: Shadows Die Twice en PC

¡Que no se te escape ni un parry en Sekiro!

Por / 36 comentarios
Sekiro: Shadows Die Twice

Sekiro: Shadows Die Twice lleva con nosotros menos de una semana, por lo que podríamos decir que todos los que jugamos estamos viviendo una luna de miel muy idílica. En PC esa luna es bastante redondita y… Mejor lo dejamos, que no se nos dan bien las metáforas. Lo que queremos decir es que Sekiro está bien optimizado, incluso para equipos de gama media, por lo que podréis llegar a los 60 fps constantes (aunque para superar los 60 fotogramas de Sekiro puede que necesitéis algo superior) sin problemas incluso en resoluciones de 1440p. Ahora, que si vuestra gráfica es menos potente que una GTX 1060 o una RX 580, esta pequeña guía de Sekiro os interesa.


Imagen de Sekiro: Shadows Die Twice

Sekiro ofrece cuatro opciones gráficas básicas: Baja, Media, Alta y Máxima. No obstante, al compararlas no hay una clarísima diferencia visual más allá de la iluminación. Curiosamente, a medida que pasamos de la calidad Máxima a la Baja la imagen se va volviendo más luminosa, como si los efectos de luz y sombras fueran apagándose. Efectivamente, la clave para conseguir una tasa de fotogramas más estable es “Calidad de las sombras”. Esta configuración es la que más afecta al rendimiento del juego.


Guía de combate de Sekiro: Shadows Die Twice con consejos cruciales


Usando una tarjeta de 4 GB, como la GTX 1050 Ti, el juego se las apaña a 40-45 fps a 1080p con las configuraciones gráficas al máximo. En Alta, por su parte, subimos a los 48-52 fps, pero si mantenemos todas las opciones al máximo y solo reducimos las sombras, ya obtenemos esa mejora en la tasa de fotogramas. Otra de las opciones que incide en la carga gráfica es la de “Aplicación de antialiasing”, y desactivarla puede suponer una mejora de 5-10 fps. Es decir, que variando esas dos opciones ya se consiguen mejoras consistentes. La tercera opción cuya calidad podemos reducir sin pudor es la de “SSAO”. De esta forma los 60 fps están al alcance de la mano.



Si echáis un vistazo al análisis en vídeo de Digital Foundry, podréis ver que las opciones recomendadas por el editor son bastante conservadoras, en el sentido de que limita todo a “Alta” sin problemas. Esta es una opción ideal para cualquiera que cuente con un equipo potente y quiera intentar superar los 60 fps con la guía a la que hemos hecho mención más arriba.


Por último existe una opción definitiva para no perderse ni un parry por los dichosos fps: “Ajuste del renderizado”. En principio, esta funcionalidad varía la calidad gráfica según el rendimiento en cada momento. Nosotros no hemos logrado ver ninguna mejoría de rendimiento ni un cambio visual obvio en nuestras pruebas, y tampoco la gente de Digital Foundry, así que activarlo es cosa vuestra. Es una pena que el juego no cuente con opción para variar la sincronía vertical, pero quizá con los ajustes que ya se pueden encontrar en Internet veáis la opción. Y a vosotros, ¿cómo os va Sekiro? ¿Se portan bien los fps?


Más sobre: Sekiro.

Sekiro: Shadows Die Twice
Sekiro: Shadows Die Twice

Valoración de los usuarios: 8,7 (244 votos)

Guías y Trucos de Sekiro Shadows Die Twice







Te recomendamos