Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Guía de optimización

¿Prefieres inmersión o fluidez en Call of Duty Black Ops Cold War? Escoge ambas con esta guía de optimización

Exprime los gráficos de la versión de PC del shooter bélico independientemente de tu equipo.

Por / 25 comentarios
Call of Duty Black Ops Cold War

Siendo una serie anual, es difícil mantener el interés con cada nueva entrega; pero si nos quedamos con el apartado técnico, diría que Call of Duty Black Ops Cold War es emocionante. La razón es muy sencilla: no solo se beneficia de las mejoras introducidas en 2019 con el nuevo motor, sino que también aporta novedades interesantes como la compatibilidad con DLSS y trazado de rayos (también Réflex, aunque ese tiene que ver con la jugabilidad y no con los gráficos). El resultado, como comentaba en su correspondiente análisis, es una experiencia realmente inmersiva apoyada por una interesante dirección artística: oscura, dramática, inmersiva, con mucha atención al detalle; y también uno de los primeros juegos de gran presupuesto en aprovechar los gráficos de nueva generación.


Comentaba Treyarch en un servidor para la prensa, que esta entrega no usa el mismo motor que vimos en Modern Warfare, sino otro que aprovecha las mejoras del anterior (IW Engine) y añade otras tantas de su propia cosecha. Para los usuarios interesados en mejorar el rendimiento del juego, hay un buen puñado de opciones de configuración a su alcance. Es un menú muy similar al que llevamos viendo desde los dos últimos años, solo que más completo si cabe (muchas gracias, Beenox). Tenemos toda clase de opciones para adaptar el juego a nuestra pantalla, más bloques enteros dedicados a detalles y texturas, sombras e iluminación, trazado de rayos —solo modificable en tarjetas compatibles— y postprocesado.


¿Que cómo es el resultado? En general, muy bueno: basta con echar un vistazo a los requisitos de sistema mínimos y recomendados. Pulgar arriba para los desarrolladores por detallar qué rendimiento podemos esperar de cada configuración sugerida, por cierto. Nos basta con un i3 de cuarta generación y una GTX 670 para jugar, y francamente, si tienes un ordenador diseñado con los juegos en mente no deberías tener ningún problema para alcanzar los 60 FPS a 1080p. Lo que nos interesa de verdad en este artículo es cómo conseguir un puñado de cuadros adicionales para quienes usen monitores de altas tasas de refresco, o cómo mantener una fluidez estable en resoluciones altas, y cómo se portan las tecnologías de Nvidia en este ámbito.


Imagen de Call of Duty Black Ops Cold War

Observaciones, balance y conclusiones


Durante la fase de análisis y de pruebas técnicas, hemos usado dos equipos distintos. Uno equipado con una GTX 1080 Ti, un i7 8700K y 16 GB de RAM; y otro suministrado por nuestros compañeros de Nvidia que lleva una RTX 3070, un i9 10900K (sin overclocking) y 32 GB de RAM. En todos los casos hemos usado los controladores 457.30 WHQL, que puedes descargar desde GeForce Experience. El juego no tiene herramienta de pruebas integrada y Battle.net tampoco incluye un medidor propio, así que si quieres analizar el rendimiento del juego, te recomendamos que acudas al menú de interfaz y acoples a la pantalla contadores de FPS, VRAM, temperaturas; o que uses software de terceros como MSI Afterburner o Fraps. GeForce Experience también tiene un análisis propio, algo más limitado que estos últimos, pero no será por opciones.


Avisamos de antemano que esta es una de las guías de optimización más desafiantes a las que nos hemos enfrentado en la revista: solo entre sombras, reflejos y postprocesado ya hay un buen número de variantes que probar en situaciones muy diversas tanto en la campaña (sobretodo) como en los modos multijugador y zombis. Así que hemos optado por examinar el resultado de misiones muy concretas como "Sin escapatoria" o "Mandíbula rota", donde ciertos parámetros como la distancia de dibujado o los reflejos cobran más importancia. ¿Qué hemos sacado en claro de todo esto? Que, al igual que ocurre con otros juegos de la saga, no resulta nada exigente en términos de procesador; pero a medida que aumentamos la resolución, la GPU tiene problemas para mantener un framerate estable.


Unos reflejos tienen buena resolución, otros dan una sensación muy plástica.Unos reflejos tienen buena resolución, otros dan una sensación muy plástica.

No es exigente con la CPU, pero la GPU sufre en resoluciones nativas más altas Si tienes una tarjeta similar a la GTX 1060 con unos 6 GB de memoria de vídeo, deberías tener suficiente presupuesto para ajustar la mayoría de parámetros en calidad "superior" (equivalente a "alto" o "muy alto"), que es también la que ofrece resultados a la altura de un juego de nueva generación. Dicho esto, la diferencia entre los FPS medios en calidades bajas y ultra es enorme. Quienes se vuelquen en las partidas PvP no deberían tener muchas quejas jugando en calidad media, pero evitar problemas en la campaña puede entrañar algunos sacrificios. De forma ilustrativa, hemos llegado a registrar un 26,6% de diferencia en los FPS medios en la misma misión tan solo ajustando dos parámetros un poco hacia arriba o hacia abajo.


Sin duda, las texturas, los reflejos en pantalla y las sombras son los ajustes con mayor impacto tanto en coste como en resultados. Claro que decir "sombras" y quedarnos tan anchos es casi un crimen, porque aquí eso abarca iluminación volumétrica, calidad de sombras, sombras dinámicas, sombras de efectos especiales, sombra de arma y —en las gráficas RTX— trazado de rayos de sombras solares, de sombras locales y de oclusión ambiental; en unas cuatro calidades para cada opción, sin contar tres resoluciones (1080p, 2K y 4K) tarjetas de vídeo y modos de juego muy dispares. Así que, vayamos por partes.


Hablando en plata, las texturas pueden ir desde lo que llamaríamos potato mode hasta una calidad ultra con un paquete de texturas y modelos HD opcional (de unos 50 GB de descarga, ojo) perfectamente válido para jugar en 8K, siempre y cuando tengas una RTX 3090, que no es nuestro caso. Como decíamos más arriba, la calidad "superior" es la que probablemente quieras usar si tienes una tarjeta medio decente para jugar a 1080p, y escalar hacia arriba o hacia abajo (poco recomendable) según tus resultados. Los reflejos en pantalla, por su parte, son un caso muy especial porque en el momento de redactar estas líneas no parecen operar correctamente. Hay tres ajustes, aunque el más alto se desactiva solo y no hemos encontrado un archivo .ini en el que configurarlo desde fuera.



El reflejo de la luz nos cuesta 10 FPS al margen de nuestra configuración.


Las texturas van desde potato mode hasta un paquete HD de 50 GB apto para 4K y 8K Usando la RTX 3070 en a 1920x1080p encontramos que hay unos 10 FPS separando los reflejos en medio y mínimo, pero hay ciertas situaciones en las que resulta virtualmente imposible evitar alguna bajada incluso desactivando este parámetro, así que ya sabes: al mínimo. Por otro lado, también hay que recalcar que no todos los reflejos son iguales; las superficies de cristal o vidrio tienen su propia textura y solo ofrecen una pequeña gama de colores reflejados en baja definición, con una extraña sensación de opacidad, como si fueran de plástico. Pero en esas mismas superficies podemos ver lo mejor que tiene para ofrecer el trazado de rayos de Nvidia con un resultado realmente convincente y un impacto bajo: edificios enteros reflejados con un nivel de detalle más que aceptable en el escaparate de una tienda, por ejemplo. ¿Y qué pasa con las sombras?


Es recomendable activar el sombreado dinámico para todos los personajes, porque en un juego como este no solo resulta algo más inmersivo y creíble, sino que también puede suponer una (pequeña y puntual) ventaja táctica en el modo multijugador, dando algo más de visibilidad a los oponentes. Las sombras del arma también deberían estar activadas si no tienes demasiados problemas de fluidez, si tenemos en cuenta que vas a estar viendo tu arma en básicamente todo lo que no sean menús. Sorprendentemente, no necesitarás una resolución de sombras tan definida para conseguir unos gráficos aceptables, por lo que no dudes en bajarlas a medio si lo necesitas: tienen un mapeado suave y bien escrito.


La oclusión ambiental, por su parte, sí que se nos antoja imprescindible porque la mayor parte de la campaña transcurre en un ambiente oscuro y opresivo donde el contraste de sombras juega un papel importante. No temas bajar la distancia de vista de objetos (apenas la echarás de menos en unos minutos contados de algunas misiones) ni las sombras de los efectos especiales para conseguir algo más estable en las escenas de acción más intensas. La calidad de estos tampoco se nos antoja imprescindible porque solo marcan la resolución del fuego de las explosiones y similares. Hagamos un repaso de lo que hemos aprendido.



  • Las texturas son increíblemente flexibles, pero deberías partir del ajuste "superior" si tienes una GPU de gama media con cierto presupuesto de VRAM (4-6 GB). Hay un pack de texturas y modelos HD indispensables para quienes jueguen en 4K o superior. En esas esferas, usa solo una gráfica compatible con DLSS: a resolución nativa, resulta muy complicado encontrar algo estable y con buen nivel de detalle.
  • Que no te asuste bajar la definición de las sombras a medio, pero mantén las sombras del arma y las sombras dinámicas. Desactiva las de los efectos especiales y baja la iluminación volumétrica para una tasa de FPS más estable. Esta última es algo puntual, pero tiene un impacto acusado. De forma similar, la distancia de vista de objetos se puede bajar porque no va a suponer un problema en la mayor parte de la campaña.
  • El trazado de rayos contribuye bastante a crear una atmósfera dramática e inmersiva, aunque las sombras solares podrían resultar problemáticas según el nivel de la campaña del que hablemos.
  • Juega en la resolución nativa de tu ordenador siempre que tu GPU pueda permitirlo. Es una lástima no tener escalado de resolución interna, pero hay opciones de sobra para balancear la fluidez. Aspira siempre a 60 FPS mínimo, y no uses desenfoque de movimiento a menos que la acción se fatigue al girar la cámara.
  • Los reflejos son todo un dolor de cabeza: unos se ven muy bien, otros no; la calidad máxima no se aplica correctamente y en algunas situaciones consumen una cantidad enorme de cuadros. Tal vez quieras mantenerlos al mínimo.

Más sobre: Guía de Optimización, Call of Duty Black Ops Cold War y Activision.

Call of Duty Black Ops Cold War
Call of Duty Black Ops Cold War

Valoración de los usuarios: 7,3 (120 votos)

  • PC
  • PS4
  • PS5
  • XSeries
  • XOne
Género:
Acción, Primera persona (FPS)
:
Treyarch
:
Foro
Suscríbete a nuestra newsletter:

Recibe un recopilatorio diario y/o semanal de las noticias publicadas:


Diaria (Recibe todas las noticias publicadas en las últimas 24h para no perderte nada)

Semanal (Recibe cada viernes las 10 mejores noticias publicadas desde el último viernes a modo resumen)


No es spam. No compartiremos su correo electrónico. Puede darse de baja en cualquier momento.