Gunpoint

Gunpoint

Fecha de lanzamiento: 3 de junio de 2013
 · Plataforma
Gunpoint - Análisis

Gunpoint - Análisis PC

Análisis “Gunpoint”

8,4
Twittear

15

1

Compartir

9

Por  /  26 de junio de 2013
29 comentarios
Recientes

Sensacional. Suspicious Developments nos brinda uno de los títulos de rompecabezas más divertidos de los últimos tiempos. Estilo retro para lo visual, simpatía para el humor y un coqueto apartado jugable son sus puntos fuertes. Todo para un lanzamiento que se vende a un precio tan competitivo y que posee tanta calidad que cuesta mucho no recomendarlo... independientemente del perfil de usuario al que vaya destinado.

Inteligencia, sentido del humor, sofisticación y sencillez son cuatro aspectos que a menudo no casan bien puesto que para algunos son casi incluso antagonistas, pero cuando funcionan de forma conjunta y equilibrada acaban cuajando unos resultados admirables. Hay montones de ejemplos de ello, y entre nuestros favoritos se cuenta lógicamente Portal y su imprescindible segunda parte, pero a partir de ahora también podemos mencionar un Gunpoint que se cuenta entre lo mejor que los juegos de rompecabezas nos van a ofrecer este año.


Divertidísimo y accesible desde el primer minuto, el programa nos plantea una serie de puzles de dificultad creciente que aúnan con mucha habilidad la destreza del usuario para sus partes de acción y plataformas, pero también la utilización de su intelecto para los rompecabezas. Todo planteado dentro de un telón de fondo de espionaje industrial narrado al estilo de la vieja escuela, con un look muy propio del cómic y con un sentido del humor a prueba de bombas. ¿Qué le ha faltado? Un poco más de duración.



A Punta de Pistola

El concepto del videojuego es sencillo. Somos una suerte de espía industrial que se ofrece al mejor postor, y que se sumerge en peligrosas aventuras en las que vende sus servicios a distintos intereses que a veces incluso se contraponen... A menudo todo se nos cuenta con un gran sentido del humor, y en ocasiones incluso podemos elegir en qué orden cumplir las distintas misiones que se nos proponen. Todas tienen una recompensa económica, y se estructura el progreso en base a la inversión de ese dinero en distintas mejoras que nos servirán para optimizar nuestro rendimiento en los posteriores encargos. Hablamos de cuadros de interfaz muy sencillos para comprar incrementos de potencial, para invertir puntos de experiencia o para relacionarnos con las personas que nos contratan en simples pero humorísticos cuadros de diálogo que, no obstante, tendremos que leer en inglés.

Todos los menús e interacciones que rodean a la propia jugabilidad son tan sencillos que se solucionan en un santiamén, ya que sus responsables quieren que nos centremos sencillamente en avanzar y enfrentarnos a retos cada vez más desafiantes. El primer nivel es un mero ejercicio para hacernos con unos controles que tienen un inefable aroma a los clásicos esquemas de la década de los noventa, con indudable influencia SCUMM en cuanto al esbozo y su disposición a pesar de la inclinación de acción y aventuras 2D que posee el producto que nos ocupa. De hecho apenas hay unos sencillos botones de movimientos para desplazarnos por el escenario con el teclado, y uno más para la interacción y el golpeo de oponentes. El resto se lleva a cabo con el ratón con cómodos y ágiles movimientos.


Gunpoint

Nuestros enemigos siguen rutas de patrulla muy definidas que tendremos que conocer para que no nos maten. Claro que siempre podemos hacer algo para cambiarlas.

Lo genial es que todo se presenta casi como si de una única pantalla se tratara, al más puro estilo de la vieja escuela. El espía protagonista, Richard Conway, se planta siempre a la izquierda de un mapa en el que observamos desde fuera el corte transversal de un edificio dentro del que se esconden los secretos que queremos robar. Los primeros compases de las tres horas que nos llevará superar la campaña, única oferta del programa, son muy sencillos y las construcciones en las que debemos penetrar son también bastante simples. Aquí basta con observar a nuestro alrededor y tener un mínimo de agilidad con los dedos para movernos por las instalaciones evitando los escasos peligros a afrontar. Conforme avanzamos las estructuras se van haciendo más y más complejas, los enemigos son más difíciles de tumbar y nos hará falta el ingenio porque nuestros puños no servirán, y habrá que tirar de descargas eléctricas o de dejarlos caer al vacío en ingeniosas trampas que podremos voltear a nuestro favor.


Al final de cuentas todo se reduce a utilizar lo que el escenario ofrece para sacarle partido, puesto que las herramientas que posee el héroe son en realidad bastante limitadas y están casi exclusivamente restringidas a su inigualable agilidad. Portamos, eso sí, una fantástica PDA que nos va a permitir lidiar con puertas y distintos mecanismos de tipo eléctrico cuyo funcionamiento podemos alterar. Todo se estructura de una forma muy básica pero repleta de posibilidades, utilizando el botón de interacción para usarlos y modificando sobre qué actúan tirando del ratón y escogiendo. Así, por ejemplo, un interruptor puede apagar la luz para cegar a un guardia pero también, hackeándolo, puede abrir una puerta aquí o allá al mismo tiempo. Lógicamente todo esto no va a ser tan sencillo "como lo pintamos", puesto que a menudo unos sólo podrán interactuar con otros del mismo color y en ocasiones otros sólo podrán ser activados por enemigos bajo ciertas circunstancias que tendremos que forzar...


Un delicioso caos, en definitiva, que hace que el juego vaya ganando en interés y componente adictivo cuanto más avanzamos en su propuesta. Las misiones son relativamente breves cuando sabemos lo que tenemos que hacer, no obstante la exploración, la planificación y el ansia por no caer en el ensayo-error que tan poco gratificante resulta en estos casos, hará que casi pasemos más tiempo disfrutando del estudio del escenario que de la propia ejecución de nuestros planes. También hay otras cosas que iremos descubriendo como el uso de la pistola, y otros instrumentos de lo más ingenioso como uno que nos permite revertir los disparos de los enemigos u otro que nos permite electrificar... Muchas cosas que sólo vienen a completar a un personaje de agilidad felina que ya con su capacidad para escalar paredes o colgarse de techos nos permite una versatilidad a la hora de recorrer los escenarios que es fantástica.


Gunpoint (PC)

El comienzo de cada nivel pasa sin duda por la exploración. El filtro tecnológico nos permitirá saber qué nos interesa piratear para seguir adelante.

La brevedad de los niveles juega a favor y en contra del programa. Su planteamiento de pequeños ecosistemas es verdaderamente simpático desde el punto de vista visual, algo a lo que viene a contribuir el estilo retro del producto, con profundas similitudes con las aventuras gráficas de la era dorada del género en la década de los noventa. Además esa decisión viene a crear una cierta sensación de perfeccionamiento en las habilidades del usuario, que puede repetir una vez detrás de otra cada nivel con ánimo de mejorar nuestro rendimiento y tiempo en cada uno de ellos. De hecho al concluirlo se nos planta un pequeño panel en el que se nos ofrece una valoración sobre qué tal lo hemos hecho. ¿Lo malo? Que el juego es algo corto. No tanto en términos de duración totales, sino más bien en cuanto a todo lo que nos podía haber deparado.


El programa se despide en su punto cumbre, en el momento álgido, cuando ha liberado todas las alternativas jugables que ofrece, y lo hace dejándonos un sabor de boca algo confuso al hacernos soñar con lo que podríamos haber disfrutado con unos cuantos niveles más con todas esas alternativas disponibles. Sin embargo incluso ahí encontramos también un reverso muy positivo, y es el de la presencia de un cómodo editor de niveles que nos permite contar con todas las herramientas que han poseído sus responsables para elaborar en este caso nuestros propios desafíos.


8,4
“Muy Bueno”
Valoración 3DJuegos - Gunpoint
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:

Gunpoint no sólo es una simpática propuesta indie, sino también uno de los grandes videojuegos de rompecabezas que nos deja el 2013. Más allá de su sentido del humor, su excepcional banda sonora y su ritmo trepidante, el programa nos deja una propuesta ágil y divertida a la que sólo podemos echar en cara su breve duración. Por lo demás un título de lo más recomendable que mezcla con habilidad puzles, acción y plataformas, y que corona su propuesta con un gran componente adictivo.

Anímate y comparte tu experiencia con el resto de jugadores realizando tu propio análisis de Gunpoint. Tu artículo será publicado en la revista y leído por muchos usuarios, ¡Lúcete!

Valoración y estadísticas
8,4
Valoración 3DJuegos
“Muy Bueno”
8,1
Análisis lectores (3 análisis)
Popularidad:
Inexistente
¿Qué es?
Ranking:4364 de 19715 juegos
En la comunidad:
Usuarios (79) | Grupos y clanes (0) | Más
Expectativas / Valoración (74 votos)
8,0
Tu voto:
Foro del juego
Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “Gunpoint” de PC, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o impresiones sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.
Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.