Juegos
Cloudberry Kingdom

Análisis - Cloudberry Kingdom

1 de agosto de 2013 / Página 1 de 1
Plataformas extremas

Un videojuego de plataformas 2D difícil, condenadamente difícil, que llega con la promesa de ofrecer infinitos escenarios de juego a cada cual más loco y delirante. ¿Quién podría resistirse a algo así? Con un resultado muy notable, Cloudberry Kingdom llega al fin al mercado dispuesto a demostrar que todavía hay espacio para innovar en un género tan prolífico como el de los plataformas. Y lo hace con éxito, sin duda alguna.

Cloudberry Kingdom
En un mercado en el que cada vez es más fácil superar los videojuegos sin sufrir demasiado en el intento, resulta muy gratificante encontrarse con propuestas jugables que caminan en la dirección opuesta. Títulos que lejos de ponerte en bandeja la victoria, te retan sin compasión alguna para que pelees de verdad por alcanzar el éxito; para que lo intentes hasta la extenuación simplemente por orgullo torero. Porque sabes que al final, con la práctica, lo lograrás. Y esa es precisamente la esencia jugable que hizo tan grandes a los clásicos de generaciones pasadas, y que hoy en día vemos cada vez con más frecuencia en algunas de las producciones indie más destacadas.

¿Por qué os contamos todo esto? Pues básicamente porque Cloudberry Kingdom responde a la perfección a este principio. Y es que sin duda alguna, estamos ante un juego de plataformas en 2D tremendamente difícil. Una auténtica locura de carácter retro que destaca sobremanera por el implacable diseño de sus niveles, atestados de mil y una trampas distintas que nos harán la vida imposible. ¿Pero sabéis qué? Que no importa; porque extrañamente resulta muy adictivo y divertido, que es lo que a fin de cuentas importa.


Los errores se pagan caros
Con la sencillez por bandera, Cloudberry Kingdom se presenta pues como uno de los juegos de plataformas más delirantes y difíciles del mercado. Una auténtica oda a los grandes clásicos del género, sin duda alguna, que exige de nosotros una precisión milimétrica para superar con éxito la brutal cantidad de obstáculos que se cruzarán en nuestro camino durante la partida. Todo ello siguiendo unas mecánicas jugables tan simples y directas, como sorprendentemente efectivas en la práctica.

Y es que la acción se reduce a correr y saltar en una misma dirección por escenarios de no más de 10 o 15 segundos de duración. Ni rompecabezas, ni movimientos especiales, ni ataques, ni carreras imposibles ni… ¡nada! Y sin embargo, el programa de PWNEE Studios consigue mantenerse fresco y original durante horas, sin que en ningún momento echemos en falta algo más de complejidad en sus rutinas jugables. No la necesita, ciertamente. Porque es precisamente esta jugabilidad tan de la vieja escuela la que lo convierte en un título especial. Una locura de proporciones épicas que es en los momentos de mayor dificultad, cuando estás rodeado de tantísimos obstáculos que ni tan siquiera puedes ver el camino a seguir, cuando de verdad brilla con luz propia.

Principalmente por su capacidad para retarnos constantemente a superar esos niveles que a simple vista parecen imposibles, pero que en el fondo sabemos que se pueden completar con mucha pericia y algo de práctica. Algo posible, huelga decirlo, gracias a un sistema de control que responde de manera eficiente a este divertido caos plataformero, aunque en momentos puntuales de la acción hemos notado ciertas imprecisiones relacionadas en la mayoría de casos con la peculiar física del protagonista, que da la sensación de flotar por el aire más que saltar.

Cloudberry Kingdom

Cloudberry Kingdom es un plataformas 2D de lo más tradicional que respeta a rajatabla los fundamentos básicos de los títulos de la vieja escuela.

Pero también, resulta digno de elogio que con tan poca cosa y sin inventar nada que no hayamos visto en otros títulos de corte similar, Cloudberry Kingdom todavía sea capaz de sorprender y ofrecer algo original. ¿Cómo es posible? Bueno, en parte, gracias al uso de ciertos objetos especiales que modificarán completamente el desarrollo de la acción, obligándonos a adaptar nuestro estilo a esas nuevas circunstancias de juego, que en algunos casos rayan completamente lo absurdo.

Porque estas "mejoras", que una vez se activan al inicio de un nivel ya no podemos sustituirlas por otras e, incluso, en algunos casos ni tan siquiera usarlas de manera voluntaria, van desde las más tradicionales, como puede ser la posibilidad de usar el doble salto o un jetpack para impulsarnos levemente por el aire, a otras más curiosas como un caballito de juguete con muelle incorporado que nos hará ir dando saltos de manera permanente, una reducción de tamaño que hará que saltemos más alto a costa de sufrir un control más desafiante o, el caso contrario, sufrir una dosis de gigantismo exponiéndonos de forma peligrosa a las trampas. Por haber, incluso habrá momentos en los que pasaremos de ser enanos a auténticos gigantes de manera automática y constante, lo que resulta delirante.

El colmo de lo absurdo lo encontraremos, sin embargo, en acciones como andar con una caja sobre la cabeza, lo que nos dificultará enormemente el saltar, o hacerlo atado a una rueda que nos hará rodar y rodar sin control. Incluso habrá momentos de la partida en los que modificaremos el centro de gravedad del escenario, pasando de correr por el suelo a hacerlo por el techo simplemente ejecutando un salto. Así que ya os podéis imaginar la locura que ello supone.

Cloudberry Kingdom (PlayStation 3)

En los niveles de dificultad más elevados el caso es absoluto. A veces incluso cuesta detectar el camino a seguir. ¡Pero siempre hay escapatoria!

En este sentido, como destacábamos anteriormente, Cloudberry Kingdom se muestra implacable con cualquier error, castigándonos constantemente con la muerte a poco que erremos algún movimiento. Algo que por un lado está bien, al obligarnos a prestar una atención absoluta a todo lo que nos rodea, pero que en cierto modo también peca de limitar en exceso la acción. Y es que más que nuestra habilidad para reaccionar a los obstáculos y trampas que pueblan cada escenario de juego, el programa de PWNEE Studios tiene en cuenta únicamente la ejecución rítmica de los saltos; el actuar en ese momento justo, el único posible, en el que se abre una vía de escape entre tantos obstáculos, borrando de un plumazo esa capacidad de improvisar que vimos, por ejemplo, en el genial Super Meat Boy.

No nos entendáis mal. El juego está muy bien, es fantástico y muy adictivo, pero consideramos que este es un elemento jugable que le resta algo de atractivo. Y es que en la mayoría de ocasiones bastará con retrasarse un segundo en el recorrido de un nivel para fracasar, sin opción a que nuestra habilidad sorteando obstáculos sirva para mucho. En este punto, también conviene destacar que el juego presenta unos picos de dificultad desorbitados, que en ocasiones llegan a ser incluso frustrantes. Aun así, repetimos, tiene la extraña virtud de mantenernos pegados a los mandos, que es algo que dice mucho del trabajo realizado por sus creadores.

Diversión infinita
Para el final hemos dejado sin duda alguna el que es uno de los elementos más llamativos de Cloudberry Kingdom: su capacidad de generar niveles aleatorios de manera constante gracias a un complejo algoritmo desarrollado por PWNEE Studios, que tiene en cuenta infinitas variables para que los niveles diseñados con esta herramienta se adapten a las exigencias del jugador. Fácil, complicado, difícil, infernal… nosotros elegimos, y el editor responde inmediatamente con un flujo constante e infinito de escenarios bien diseñados y perfectamente superables, que bien podrían haber sido diseñados directamente por los responsables del proyecto. Pero no es así, y eso es lo que hace tan destacable esta herramienta de trabajo.

Cloudberry Kingdom

En el Modo Arcade, conviene coger todas las gemas para mejorar nuestra puntuación, adquirir vidas extras o ganar segundos adicionales en ciertos retos.

Por otro lado, y muy en relación a esto último, el programa ofrece una grandísima variedad de contenidos jugables. Hablamos por ejemplo de un sencillo modo historia con más de 200 niveles a superar, partidas arcade que nos plantearán retos francamente complicados con toda clase de contratiempos en forma de vidas limitadas, luchas contra el crono, etc. También encontraremos un modo libre para dar rienda suelta a nuestra imaginación afrontando los niveles como nos venga en gana. Todo ello, además, con la opción de disfrutar de su acción en compañía de tres amigos más gracias al multijugador local que, eso sí, se queda algo corto en cuanto a opciones. No en vano, más allá del caos absoluto y lo divertido que resulta recorrer estos niveles de juego junto a los amigos, el multijugador no ofrece ningún aliciente más: ni competiciones por puntos, ni interacción entre jugadores….

Lo mismo podríamos decir del apartado audiovisual de Cloudberry Kingdom, que resulta discreto en exceso. Y es que basta con echar un vistazo a las imágenes incluidas en este análisis para darse cuenta que a nivel artístico, estamos ante un título realmente anodino y falto de inspiración. Ni los escenarios, ni las trampas, ni los enemigos ni, por supuestísimo el protagonista de la acción ofrecen un acabado digno de mención. Una auténtica lástima porque con lo bien que funciona el programa a nivel jugable, esperábamos algo más de trabajo en materia gráfica. Si es que hasta las animaciones de nuestro héroe se nos antojan cutres en exceso. A lo que debemos sumar también un apartado sonoro demasiado machacón que no pega mucho con el estilo de juego que se muestra en pantalla.

Valoración de Cloudberry Kingdom
“Interesante”
7,4
3DJuegos
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:

Sorprendentemente difícil pero realmente divertido, Cloudberry Kingdom es un buen juego de plataformas en 2D al que le ha faltado un puntito más de calidad para pasar de nivel. Porque si bien es verdad engancha y reta constantemente a seguir disfrutando de sus contenidos, peca de estar algo limitado en su acción. Su sistema de control presenta también ciertas imprecisiones y, salta a la vista, cuenta con un apartado audiovisual muy discreto por ser amables. Aún así, repetimos, es una obra bastante recomendable que cualquier aficionado a los plataformas debería al menos probar.

Anímate y comparte tu experiencia con el resto de jugadores realizando tu propio análisis de Cloudberry Kingdom. Tu artículo será publicado en la revista y leído por muchos usuarios, ¡Lúcete!

Más sobre Cloudberry Kingdom
Esenciales:
Conexiones:
 
Sigue 3DJuegos en
Valoración y estadísticas
7,4
Valoración 3DJuegos
“Interesante”
Análisis lectores (1 análisis)
9,4
Popularidad:
Inexistente
¿Qué es?
Ranking:4513 de 18106 juegos
En la comunidad:
Usuarios (9) | Grupos y clanes (0) | Más
Expectativas / Valoración (34 votos)
7,6
Tu voto:
Foro del juego
Autor: Marc18can
Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “Cloudberry Kingdom” de PlayStation 3, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o impresiones sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.
Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.
Anuncios Google