El Señor de los Anillos: La Conquista

Análisis - El Señor de los Anillos: Conquista

11 de febrero de 2009 / Página 1 de 1
Análisis “El Señor de los Anillos: Conquista”

Nintendo DS no podía ser menos y también recibe su particular inyección del Señor de los Anillos con una acertada adaptación realizada por A2M que, salvando las distancias, consigue un resultado óptimo en la portátil de Nintendo.

Por
Comentar
Cuando un mismo juego sale en las consolas mayores, las versiones pequeñas quedan eclipsadas por las grandes, derivando con frecuencia en unos juegos de corte comercial sin ninguna personalidad. Pero hay ciertas compañías que se dedican a adaptar versiones mayores a consolas inferiores, y EA ha encargado dicha empresa a A2M, especialista en este tipo de trabajos y que por tanto aseguran un mínimo de calidad.

Salvando las distancias tecnológicas e incluso jugables, hay que destacar que esta versión del juego para Nintendo DS intenta ser lo más fiel posible a las versiones mayores, aunque para ello tenga que cambiar un poco su filosofía y recortar una serie de puntos.

El Señor de los Anillos: La Conquista para Nintendo DS apuesta por una vista cenital bajo unos escenarios y personajes en 3D que se complementan bien con el pastel creado para la ocasión. El juego no tiene para nada un enfoque estratégico, aunque a primera vista pueda parecerlo, sino que se dirige hacía el clásico hack n' slash de avanzar y eliminar toda amenaza hostil. La linealidad por tanto es parte de su esencia y la tendremos desde el principio al final del juego.

¿Oscuridad o luz?
El modo campaña, que actúa de modo principal, nos permite o bien tomar el papel de los buenos o de los malos, aunque conviene aclarar que al principio sólo tendremos disponible la campaña de los buenos y que para acceder a la otra parte debemos completar la mitad de la aventura. En la primera parte el juego idea una serie de misiones que intentan no alejarse demasiado de las películas, con cortísimas escenas de video al comienzo y con una explicación sencilla de los pormenores de la misión. En cambio la segunda parte no tiene nada que ver con las películas y nos muestra un argumento alternativo de lo que hubiera pasado si el bueno de Frodo pierde la cabeza y decide quedarse con el anillo.

El Señor de los Anillos Conquista

Al ir superando fases se nos van desbloqueando en el mapa nuevas misiones. El único punto no lineal del juego es la posibilidad de jugar en el orden que queramos las fases desbloqueadas.

El desarrollo de la misiones no tiene excesivo misterio y con avanzar las resolveremos. Cierto es que se nos van dando una serie de objetivos como proteger a un tipo de personajes o estructuras, derrotar a alguien en particular o guiar a varios integrantes, pero siempre como telón secundario. Las fases se dividen en submisiones que se nos van dictando al unísono y que básicamente nos hacen ir de un punto de control a otro para tomarlo tras una breve refriega. Estos puntos de control representados por una bandera nos permiten resucitar si nos derrotan, cambiar de clases o para que se nos unan aliados.

Las clases disponibles son guerrero, mago y arquero, habiéndose caído el explorador de las versiones mayores. Cada clase tiene unas habilidades diferentes aunque se acaban manejando igual. El guerrero es ideal para enfrentamientos cuerpo a cuerpo, el mago para la retaguardia y muy débil en general y el arquero para la distancia. Al controlar el personaje podemos elegir entre control clásico con la cruceta y botones, o bien el control con el stylus, más sencillo y directo. El juego reconoce nuestros movimientos con el stylus sin problemas, aunque cuando la pantalla se llena de enemigos perderemos en más de una ocasión el control sobre nuestros ataques.

El Señor de los Anillos Conquista (Nintendo DS)

En la parte inferior izquierda tenemos la barra de vida, que puede regenerarse gracias a una serie de orbes dispersos por los escenarios y que también suelen dejar los enemigos. En la parte derecha está la barra de magia que se regenera automáticamente pero de forma muy lenta.

Los aliados que nos intentan acompañar en la aventura van por libre, ni nos ayudan ni tampoco podemos dictarles ninguna orden, simplemente aparecen para irse en masa hacia los enemigos. Este toque esperanzador de estrategia se pierde ante la escasa IA de nuestros compañeros que nacen para morir, aunque es cierto que nos suelen despejar bastante la zona.

A medio camino
Como se ha comentado al principio el tema gráfico se sustenta en unas 3D acertadas, más en personajes que en escenarios, pero que se quedan por debajo de otras producciones en esta consola. La distinción entre aliados y enemigos es complicada, debiendo invocar nuestra particular vista de águila para distinguirles, ya que el simple círculo de color que engloba sus pies no es suficiente para saber con quién nos enfrentamos. Por lo demás la cámara se sitúa demasiado cerca del personaje y nos priva de una mejor visión, encontrándonos a enemigos de golpe sin apenas posibilidad de reacción.

El sonido y la música son simplemente correctas y en esta versión tenemos la ausencia de voces con lo que debemos leer las minúsculas fuentes de letra en cada misión para poder hilvanar una historia convincente. Una pena que el único toque estratégico que podía tener el juego caiga por una escasa IA de la CPU, con lo que la linealidad es uno de sus mayores exponentes.

El Señor de los Anillos Conquista

En el mapa los distintos colores señalan el bando enemigo o aliado y a veces es la única forma de diferenciarlos. Por lo demás las estrellas sobre el mapa nos señalan donde se encuentra nuestro próximo objetivo.

La duración del título es amplia, con un modo campaña dividido en dos y la posibilidad de desbloquear héroes y villanos originales de la serie que tienen poderes mayores. Y si el modo campaña se nos hace corto podemos jugar al modo Conquista que se desarrolla bajo las premisas de la conquista de zonas de un escenario; o el modo acción instantánea que actúa de manera similar pero de forma aleatoria.

A destacar el modo cooperativo con otro jugador, sólo en red local, y que otorga una experiencia mas enriquecedora, aunque limitada en su caso.

Valoración de El Señor de los Anillos: La Conquista
“Decente”
6,6
3DJuegos
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:

El Señor de los Anillos para la pequeña de Nintendo ha sabido adaptarse al concepto portátil de buena manera, y aún perdiendo ciertos aspectos sí presentes en las versiones mayores, no se llegan a echar de menos. No alcanza unas cotas de calidad mayores por algunos defectos jugables y por el simplismo que destiñe el desarrollo, pero aun así gustará a los seguidores de las películas por su cercanía a la misma.

Anímate y comparte tu experiencia con el resto de jugadores realizando tu propio análisis de El Señor de los Anillos: Conquista. Tu artículo será publicado en la revista y leído por muchos usuarios, ¡Lúcete!

Sigue 3DJuegos en
Valoración y estadísticas
6,6
Valoración 3DJuegos
“Decente”
6,3
Análisis lectores (2 análisis)
Popularidad:
Inexistente
¿Qué es?
Ranking:14410 de 19352 juegos
En la comunidad:
Usuarios (21) | Grupos y clanes (0) | Más
Expectativas / Valoración (236 votos)
7,5
Tu voto:
Tienda
El Señor de los Anillos: Conquista
19,95  9,95 €

¡No busques más! te ofrecemos el mejor precio.

Foro del juego
Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “El Señor de los Anillos: La Conquista” de Nintendo DS, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o impresiones sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.
Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.
Universo relacionado

Universo El Señor de los Anillos

Consulta este universo formado por 61 juegos
Anuncios Google