Batman: Arkham City
Batman Arkham City - Análisis

Batman Arkham City - Análisis PC

Análisis “Batman: Arkham City”

9,6
Twittear

13

4

Compartir

56

Por  /  25 de noviembre de 2011
68 comentarios
Recientes

La secuela de uno de los sleepers de 2009 llega con cierto retraso pero suculentas mejoras a PC, y con él tenemos no sólo un videojuego que reedita con habilidad las cotas de calidad de su antecesor, sino que en muchos aspectos lo supera con creces. Regresamos a Gotham para plantar cara a algunos de los más carismáticos villanos de la historia de la ficción. Conviértete en el Caballero Oscuro, conviértete en Batman.

Una de las segundas partes más esperadas de esta recta final de 2011 es la de Arkham City, la continuación del fantástico Arkham Asylum que, al igual que la primera parte, llega con cierto retraso en su versión para compatibles. En 2009 recibíamos muchas críticas por el análisis del videojuego original al calificarlo con un 8,9 en consolas y con un 9,1 en la tecnológicamente superior edición de PC, no obstante veíamos un videojuego sobresaliente al que sólo algunas pequeñas matizaciones habían privado de ser una verdadera obra maestra de obligada adquisición.


Esos pequeños detalles que faltaban por afinar en la primera parte se convierten en grandes éxitos en la secuela, y su conjunción con las grandes virtudes del original cuajan un videojuego memorable que en su versión para ordenadores personales es, con sensible diferencia, la más recomendable de las tres. Tan adictivo como inmersivo y tan espectacular desde el punto de vista gráfico como potente desde el jugable, nos encontramos ante uno de los mejores lanzamientos en lo que llevamos de año para PC; una joya que ningún fan del género de la acción/aventuras puede perderse bajo ningún concepto.



Leyendas del Caballero Oscuro -El Argumento-

Para entender la historia que nos cuenta Arkham City, tan importante es haber terminado su predecesor como el ser un habitual de los cómics de Batman. Obviamente podremos disfrutar del título que nos ocupa plenamente tanto si no hemos leído los cómics como si es el primero del binomio de videojuegos de Rocksteady sobre el superhéroe alado al que nos acercamos, no obstante el deleite será máximo si entendemos todas las referencias y guiños que atesora el videojuego en cada rincón de su bien cuidado argumento.

En Arkham Asylum, lo introduciremos brevemente evitando por completo los spoilers, encarnábamos a Batman tratando de lidiar con una situación crítica en el sanatorio mental de Arkham. El internamiento en el centro de Joker provocaba un caos organizado por parte del supervillano, que revertía la situación convirtiendo a los guardas en presos de los internos. Ahora la situación ha quedado solventada, pero el conflicto se convierte en esta segunda parte en una situación verdaderamente límite. El antiguo máximo responsable del sanatorio Arkham es ahora el alcalde de la ciudad de Gotham, y ha trasladado a los reclusos de la prisión de Blackgate y de la propia Arkham a una región acordonada de la ciudad de Gotham que será donde quedarán aislados los más peligrosos criminales de la urbe.


El peligrosísimo Hugo Strange se hace cargo ahora de regir los destinos de los moradores de este área, y será él conjuntamente con un buen puñado de los más representativos supervillanos de la franquicia quienes supondrán el verdadero desafío de la campaña individual del título; todo ello enmarcado en esta gigantesca área de la ciudad de Gotham que ahora está dominada por los más peligrosos criminales. Todo esto se presenta en una elegante secuencia de apertura, en la que tan pronto se expondrán todos los detalles necesarios para nuestro conocimiento en relación al contexto del programa como se nos comenzará a introducir en muchos de los QuickTime Events que pondrán a prueba nuestros reflejos con el teclado y el ratón para salir airosos de las más espectaculares y cinematográficas secuencias de acción.


Batman Arkham City

Batman ya está aquí, y ahora con su versión de PC. En compatibles Arkham City luce mejor que nunca, la mejor versión con diferencia.

No Man's Land -Ciudad de Arkham-

Si tuvimos la suerte en su momento de probar el fantástico Batman: Arkham Asylum, no vamos a tener ningún problema en coger al vuelo todo lo que nos propone esta segunda parte, y es que las bases ya firmemente sustentadas por su predecesor repiten protagonismo en este episodio. La idea de sentirse como en casa es la adoptada por sus responsables, y en este sentido el videojuego es todo un éxito puesto que no se trata de reeditar la fórmula punto por punto, sino más bien de pulirla en mayor medida que en el juego original.

En este sentido la accesibilidad vuelve a ser la clave del programa, tanto en los combates como en el desplazamiento, la investigación o en cualquier otra faceta de las variadísimas propuestas que presenta el título. Y es que si algo es Arkham City es un cuidado compendio de experiencias jugables bien diferenciadas, quizá ninguna de ellas de una profundidad excesiva, pero sí todas ellas componiendo un conjunto realmente fantástico que nos va a atrapar desde el primer minuto hasta que acabemos el videojuego.


El mayor cambio que vamos a observar en este lanzamiento con respecto a lo que vimos en el título de 2009 es el de la apertura de prisma. Arkham Asylum ya contaba con una experiencia muy abierta en la que podíamos avanzar y retroceder en los escenarios a nuestro gusto para cumplir los diferentes desafíos que se nos proponían en un planteamiento muy libre. En Arkham City, conscientes de lo poco explorado que está este libre albedrío en el género de acción y aventuras actual, los chicos de Rocksteady han tratado de elevar esta fórmula a la enésima potencia.


Así pues podemos sobrevolar ahora calles y calles planeando con nuestras alas, y utilizar nuestro gancho para recorrer a toda velocidad metros y metros de altura en un sentido de la verticalidad que no debuta en la saga, pero que está en esta ocasión muchísimo más explotado que en el primer título de la serie y que en PC con su versión 3D se acentúa todavía más. La ciudad crece y también nuestras alternativas y posibilidades: no sólo hay que ceñirse a las misiones que hacen avanzar el hilo argumental principal, sino que ahora en montones de rincones de esta Arkham City encontraremos nuevamente desbloqueables a liberar pero también muchos desafíos de corte secundario a cumplir.


Batman Arkham City (PC)

El catálogo de villanos de Arkham City es mucho más rico que el de Arkham Asylum. Dos Caras es uno de los grandes malvados a batir.

De este modo podemos hablar de que en esta secuela el verdadero protagonista del juego es la propia ciudad en la que se desarrolla, pero tanto desde el punto de vista jugable como desde el factor narrativo. Si la primera parte de la saga estaba centrada en el carácter del propio Batman, con memorables secuencias al respecto, esta segunda entrega pivota sobre todo lo que rodea a la ciudad: con un hilo argumental del que no contaremos nada pero que ahonda en los entresijos de esta urbe ya legendaria dentro del mundo de los cómics.


Gótico -Movimiento y Acción-

Exploración, combate, investigación. Este es el triplete de experiencias jugables sobre el que vuelve a converger toda la diversión que nos va a deparar el videojuego de Rocksteady. La agilidad máxima del superhéroe alado, unido a la implementación de todavía más gadgets que en el primer juego hacen que la experiencia de navegar, luchar o investigar por las calles del recinto acordonado de Arkham sean una experiencia tan espectacular para los sentidos, como divertidísima y eficaz desde el punto de vista jugable. Batman, recordemos, no tiene poderes propiamente dichos sino únicamente accesorios de tecnología punta, de modo que su sofisticado compendio enriquece mucho cualquier acto que llevemos a cabo en el juego, dándonos muchas formas de hacerlo y muchas maneras de plantearnos cada situación en función del perfil del aficionado.

En el sentido del desplazamiento, el protagonista vuelve a ser muy ágil, tanto como cabría esperar de un superhéroe de sus características. Podemos planear con las alas, podemos desplazarnos a toda velocidad con el gancho... Si estas características ya resultaban fundamentales en Arkham Asylum toman ahora una importancia capital en Arkham City, tanto por las mayores dimensiones de los mapeados en esta ocasión como por el mayor trabajo que denotan a la hora de ofrecer mayores alternativas al jugador.


En el primer título el escenario ya ofrecía muchas posiciones estratégicas desde las que explotar el mapeado y plantearnos qué hacer a continuación, pero en este sentido la segunda parte es un juego muy superior y mucho más redondo, puesto que las posibilidades que se ofrecen son todavía más cuantiosas. Los decorados están generosamente plagados de azoteas, escalerillas de incendios, farolas, gárgolas... La interacción con éstos es máxima, y poder llegar de un punto a otro a una velocidad máxima es tan interesante como el poder sentir que cada punto de la urbe es completamente explorable.


En cuanto a las luchas, la idea apenas ha variado con respecto a lo que vimos en el primer título. Nuevamente deberemos hacer frente en peleas a montones de enemigos, poniendo a prueba nuestras habilidades en multitudinarias escenas de acción. La idea es una vez más la de ser diestros en cuanto a nuestro sentido del ritmo a la hora de elaborar las cadencias de golpeos y bloqueos, en mayor medida que a dominar complicadísimos combos donde las combinaciones de botones sean largas o complejas. En Arkham City hay un botón para golpear, otro para cubrirnos, otro para rodar, otro para atacar con gas y aturdir a los enemigos... todo ello con ágiles combinaciones del teclado y el ratón que, si no nos sentimos a gusto con las predefinidas, podemos configurar al detalle desde el menú del juego. Se trata, como podemos ver, de acciones muy básicas en apariencia pero francamente fantásticas a la hora de reproducir con sencillez y vigor los abundantes enfrentamientos cuerpo a cuerpo con los que tendremos que lidiar.


Batman Arkham City

Dado el tamaño que ha adquirido el mapeado de Arkham City, el utilizar el mapa será fundamental para saber hacia dónde ir.

Una de las pocas pegas que podemos interpelarle al juego en cuanto a sus combates es el hecho del escasísimo reto que suponen los jefes finales. Lejos quedó ya el tiempo de los videojuegos en el que este tipo de personajes traían consigo un desafío tan inolvidable como sus cuidados diseños; en Arkham City como en tantos otros títulos recientes asistimos a unos supervillanos tan increíblemente bien detallados en sus carismáticos diseños como pobres en la exigencia en cuanto a habilidades necesarias para vencerlos. Todo el concepto del combate es muy sencillo, con la intención de fomentar la accesibilidad sobre cualquier otra consideración, y si bien concordamos con él puesto que nos parece francamente satisfactorio, como decimos, creemos que debía haberse buscado algún tipo de mecánica para los supervillanos.


Her Sister's Keeper -Investigación y Extras-

El tercer elemento primordial sobre el que pivota la experiencia jugable de Arkham City es el de la investigación. Ésta, como la del empleo de todos los gadgets, se basa en un empleo muy ágil del teclado, de modo que bastará con pulsar el botón X del teclado, asignado por defecto, para pasar de la vista normal al modo detective y viceversa. Así, por ejemplo, si para acceder a los diferentes accesorios (batgarra, espuma explosiva, etcétera) sencillamente vamos pulsando en el botón numérico del teclado asignado a cada uno de ellos y después los usamos con la combinación de ratón izquierdo para apuntar y derecho para disparar, en el caso de la investigación es todavía más sencillo.

Al igual que en el primer juego muchos aficionados tendrán la tentación de superar el videojuego completo con este método de visualización, y es que nos permite ver con un potente estilo computadora todos los datos de lo que nos rodea aunque nos priva de disfrutar del formidable aspecto del programa que brilla todavía con mayor luz propia en ésta, su versión para PC. El modo detective servirá para detectar olores, para simular trayectorias de bala, para dar con huellas... Sus utilidades serán generosas y completamente necesarias para terminar el videojuego, y es que los rompecabezas abundan en un título que hace de la mezcla de acción y aventuras un arte fantástico y que, además, trufa su vertiginoso ritmo con ligerísimos puzles que ayudan a inyectar algo más de variedad al conjunto.


Batman Arkham City (PC)

Con el combo ratón-teclado es realmente fácil hacernos con el control de Batman también en compatibles.

Todo el empleo de gadgets y demás se gestiona tan ágilmente como se hace evolucionar. El juego cuenta con un sistema de desbloqueo que nos permite ir progresando y obteniendo puntos de experiencia que nos permitan ir liberando habilidades inéditas desde un menú al que accederemos pulsando el botón Tab. Así, de este modo, no podremos, por ejemplo, desarmar con la Batgarra a un enemigo hasta que invirtamos un punto de experiencia en acceder a esta habilidad. Todas estas pericias están divididas en cinco ramas, con numerosas alternativas a liberar tanto para el combate, los dispositivos, el battraje, el modo depredador e incluso para las habilidades de Catwoman.


Y es que Catwoman aparece también en el videojuego, en efecto, como ya anunciaron sus responsables y en PC lo hace directamente incluida en el embalaje sin necesidad de descargar add-on alguno como en Xbox 360 y PlayStation 3. Con esto no sólo se consigue una mayor comodidad en su disfrute, sino que además su integración en la campaña individual es todavía más perfecta. De este modo el personaje secundario se torna directamente co-protagonista, y es que sus algo más breves secciones se integran de forma fantástica con las partes de Batman para construir una fantástica narrativa a dos bandas que mejora mucho el resultado del programa. Como ya vimos en consolas su estilo jugable es muy distinto de lo que puede experimentarse en el acorazado pellejo de Batman, y es que la protagonista femenina destaca sobre todo por su agilidad. El estilo es diferente puesto que se centra en el estilo de acción y aventuras, pero el núcleo de la experiencia se mantiene.


El juego, como puede deducirse, es completísimo desde todos los puntos de vista, especialmente desde la óptica de la duración. Resulta complicadísimo cuantificar en términos de horas cuánto nos va a llevar superar el modo historia, puesto que no todo el mundo se entretendrá igual con las tareas secundarios y porque lo ideal es superarlo dos veces, no obstante sí podríamos mencionar las 17horas como cifra media orientativa de lo que puede llevarnos acabarlo por vez primera sin cumplir todos los encargos alternativos. Eso sí, además hay que sumar, el modo extra que se desbloquea al superar la campaña en los niveles de dificultad medio y alto, así como los desafíos de Engima, los mapas desbloqueables...


Batman Arkham City

El modo detective no sólo servirá para solventar los puzles, sino también para saber anticiparnos a las situaciones de acción más límite.

Dark Moon Rising -Gráficos y Tecnología-

A nivel visual Batman: Arkham City recupera las bondades estéticas de Arkham Asylum, pero las multiplica exponencialmente al ampliar el escenario en el que se ambienta y al eliminar también los límites que encorsetaban en lo artístico a su predecesor; todo ello increíblemente tratado en una versión para compatibles verdaderamente espectacular: Una edición para PC que hace que merezca la pena el tiempo esperado y que da la sensación de sacar un muy buen partido de la plataforma para la que se lanza. Además la idea de apostar por una paleta oscura unos entornos lúgubres y un aspecto siniestro repite, puesto que Gotham nunca ha sido una ciudad que destacara precisamente por su luminosidad en los cómics, pero en esta ocasión sí observamos una agradecida variedad en los diseños que se salen de lo visto en el sanatorio mental del juego original.

Ahondando en lo más puramente artístico hay que destacar que el programa apuesta una vez más por una impecable recreación de los personajes y escenarios en un estilo muy "novela gráfica" que encaja perfectamente con la idiosincrasia del título. Rocksteady vuelve a cabalgar con habilidad entre el realismo de su iluminación y de su acabado de los escenarios y, por el contrario, el contrapuesto estilo ineludiblemente cartoon de sus personajes, especialmente en cuanto a villanos se refiere. De este modo basta con ver una screen para captar de golpe la formidable propuesta de sus responsables en el sentido visual, y el juego en movimiento es como disfrutar como protagonistas directos de nuestro propio cómic, eso sí, un cómic recreado con una ejecución gráfica y técnica impecable.


Lo mejor, de hecho, es esa ambientación, ese sentido fantástico de movernos realmente por una parte de la inmortal ciudad de Gotham que está regida por matones, asesinos y psicópatas y que resulta tan opresiva en su descripción con palabras como en lo que ofrece mientras nos movemos sobre ella. Una presentación formidable por vez primera en este binomio de títulos sobre Batman que Rocksteady ha presentado, y que se convierte como ya hemos dicho anteriormente en uno de los grandes protagonistas del programa.


En lo tocante a lo tecnológico el juego cumple con auténtica calificación de sobresaliente en PC, muy lejos como cabía esperar ante la experiencia de su predecesor de los limitados hardwares de Xbox 360 y PlayStation 3. Muy lejos quedan éstos como ya lo hicieron en Arkham Asylum, de la potentísima edición para PC, que elimina de un plumazo problemas constantes en las ediciones de consolas con el antialiasing, la sincronía vertical o incluso la generación de las texturas en un nivel de detalle aceptable a tiempo.


Teníamos ganas de ver cómo rendiría este motor gráfico en PC en un título caracterizado por renderizar grandes superficies que nos permita recorrerlas con libertad, y si bien el resultado había sido francamente satisfactorio en consolas, aunque con las lógicas matizaciones, también hay que comentar que en la de ordenadores no hemos atisbado en ningún momento incidencia de ningún tipo. A todas estas correcciones en compatibles hay que sumar la impactante ejecución de las animaciones en inmaculada cadencia, que se benefician en esta ocasión del empleo del chip Physx, que los aficionados pueden adquirir por separado o que viene incluido en algunos chips gráficos de Nvidia, y que generan momentos impecables que, por supuesto, no están presentes en Xbox 360 y PlayStation 3. Impecable realismo en la ruptura de elementos de un escenario mucho más lleno de vida, vuelo híper-veraz de periódicos al compás de nuestros movimientos, placas de madera que se rompen cuando arrojamos a nuestros enemigos sobre ellas... Montones de pequeños detalles que consolidan unas estampas soberbias.


Batman Arkham City (PC)

El DLC de Catwoman que se descargaba por separado en consolas, se incluye automáticamente en PC. Su historia aquí se solapa con la del propio Batman, generando apasionantes resultados.

En lo tocante a la optimización el juego es un sorprendente ejemplo, como ya lo fue su predecesor, de lo que puede lograrse con un hardware en constante evolución como el de los ordenadores de la actualidad con el trabajo adecuado. Rocksteady vuelve a demostrar tomarse muy en serio esta clase de lanzamientos multiplataforma, y lejos de poder etiquetarlo como un mero port, lo cierto es que hay que recalcar que el trabajo saca buen partido de las posibilidades y nos ofrece un programa no sólo mucho más rico en detalles, filtros, texturas y demás, sino también bien optimizado. En el equipo de pruebas de redacción (i7, GTX260, 8GB Ram) hemos disfrutado de tasas estables de entre 40 y 60 frames por segundo con la gran mayoría de opciones gráficas maximizadas y una resolución de 1920x1080, algo realmente admirable teniendo en cuenta el espectacular apartado visual del que disfruta el programa. Las opciones visuales están fuera del propio juego, en el lanzador, y nos permiten customizar a nuestro gusto aspectos tan clásicos como el alisado de dientes de sierra, la resolución o el nivel de detalle de lo que se muestre en pantalla, y otros tan sofisticados como el grado de aceleración de Physx o el grado del efecto 3D (francamente logrado).


El programa ocupa la friolera de 17 GB y cuenta con una herramienta de benchmarking que nos permitirá ver qué tal va a rendir nuestro equipo con las diferentes opciones gráficas que decidamos fijar. No hemos detectado bugs o incidencias de muy relevante consideración, aunque se está esperando un parche serio por parte de Rocksteady a la hora de solventar algunos problemas con la versión DirectX11 que algunos aficionados han venido detectando desde el momento de su lanzamiento.


El juego, en última instancia, pertenece al catálogo de Games for Windows Live, lo que significa que lo compremos en formato físico o a través de Steam, tendremos que utilizar la plataforma de Microsoft para disfrutarlo. ¿En qué se traduce esto? Principalmente en que deberemos crearnos una cuenta (o utilizar una que ya poseamos) para disfrutar de logros, comunicación directa con otros aficionados y un largo etcétera de funcionalidades de ese tipo.


Por lo que se refiere al sonido el juego sigue idénticas líneas a lo visto en el primer título. La banda sonora es fantástica, contribuyendo a crear el genial ambiente que se respira en el juego y que se compone de experiencia jugable, gráficos y sonido. Los efectos de audio son también muy buenos, y el juego llega doblado a nuestro idioma con un equipo de actores fácilmente reconocible que, si bien no está a la altura de los Mark Hamill y compañía de la versión original, sí hacen un muy buen trabajo de localización. No todas las voces están a la misma altura y hay puntuales pero severos problemas de sincronización entre las voces y las imágenes también en la versión de compatibles, eso hay que dejarlo claro, pero también hay que resaltar que hay picos de calidad tan importantes como el de la propia voz de Bruce Wayne, interpretada por el mismo actor de doblaje que presta su cuerdas vocales a las recientes películas de Christopher Nolan.


Batman Arkham City

Los rompecabezas abundan en el juego, pero todos son sencillos y nunca entorpecerán nuestro camino.

Gotham Central -Conclusiones-

Arkham City ya está aquí también en PC, y lo mejor que puede decirse de él es que logra superar con creces a su ya de por sí sobresaliente predecesor y que en su versión para compatibles se convierte en la edición más recomendable de las tres disponibles. En una recta final de año tan rica en lanzamientos de mucha calidad como la del 2011, el nuevo juego de Batman de los chicos de Rocksteady es una auténtica bendición, una joya para los enamorados del género de acción y aventuras que no ven ofertas tan procelosas dentro de este estilo de juego como las que sí se registran en los últimos tiempos dentro del shooter.

El título que nos ocupa es una ecuación casi perfecta de experiencias jugables muy diferentes. Hay componente de exploración, hay faceta de combates, hay uso de gadgets, hay gotas de investigación, hay secciones de plataformas... Son infinidad de elementos muy diferentes que, analizados de forma independiente pueden no resultar demasiado brillantes en sí mismos si los comparamos con otros juegos que los abordan por separado, pero que conjuntamente cuajan un videojuego sencillamente sensacional.


Por otra parte el empleo de los villanos es genial en su ejecución y presentación, y el increíble bestiario de malvados que siempre ha caracterizado a cómics y películas sobre el superhéroe alado revierten aquí en un catálogo de archienemigos tan amplio en número como en términos de calidad. Los combates contra ellos son mucho más sencillos de lo que cabría esperar, no obstante ¿a quién le importa cuando todo lo que tenemos que hacer para llegar hasta ellos es tan fantástico?.


Batman Arkham City (PC)

A nivel visual Arkham City es un juego muy potente, con la versión de PC a la cabeza. Las animaciones y las físicas se benefician notablemente de ello.

Además se trata de un videojuego muy largo que en su versión PC trae consigo de forma gratuita todos los DLCs lanzados hasta el momento en consolas de forma independiente, uno de esos que realmente valen lo que cuestan los títulos de la actualidad. La importante cantidad de horas que nos va a ofrecer viene acompañada de una garantía de calidad fantástica, y además éstas se van a prolongar con una rejugabilidad fuertemente acentuada por dos elementos: El primero de ellos el componente "cuasi sandbox" que debuta para ensanchar los relativamente constreñidos límites del juego original, y que nos va a permitir hacer las cosas de maneras muy diferentes en la segunda ocasión en la que nos decidamos a superar la campaña. En segundo lugar reviste de motivos para volverse a acercar a él el nivel de dificultad extra que se libera al acabar la campaña por vez primera, y que eliminará los indicadores de ayuda multiplicando además exponencialmente el reto que suponen los diferentes enemigos a los que plantar cara.


En definitiva este Batman: Arkham City es un lanzamiento completísimo en todos los sentidos. Igual de redondo en prácticamente la totalidad de aspectos, y poseedor no sólo de unos valores de producción admirables sino también de un grado de inspiración, chispa y carisma a la altura de unos pocos. Rocksteady ratifica el lugar de excepción en el Olimpo de los desarrolladores de la actual generación que reclamó con Arkham Asylum, y lo hace con un nuevo videojuego que no sólo es mucho mejor que su predecesor, sino que además es uno de los grandes lanzamientos en lo que va de año.


9,6
“Imprescindible”
Valoración 3DJuegos - Batman: Arkham City
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:

Al lado de la definición del género de Acción y Aventuras debería figurar la carátula de Arkham City. Elevando de forma notable el listón del sobresaliente Arkham Asylum, el nuevo título de Rocksteady no sólo es más grande y mejor, sino que además transmite la sensación de contar con un grado de inspiración admirable por parte de sus responsables. Un videojuego sencillamente imprescindible para cualquier aficionado; sin importar sus inclinaciones jugables o sus simpatías, o no, por los cómics.

Anímate y comparte tu experiencia con el resto de jugadores realizando tu propio análisis de Batman: Arkham City. Tu artículo será publicado en la revista y leído por muchos usuarios, ¡Lúcete!

Valoración y estadísticas
9,6
Valoración 3DJuegos
“Imprescindible”
9,6
Análisis lectores (78 análisis)
Popularidad:
Excelente
¿Qué es?
Ranking:437 de 19510 juegos
Top10 Global:118 días como número 1
Top10 PC:984 días como número 1
En la comunidad:
Usuarios (2435) | Grupos y clanes (15) | Más
Expectativas / Valoración (3332 votos)
9,0
Tu voto:
Tienda
Batman: Arkham City
50,99  46,95 €

¡No busques más! te ofrecemos el mejor precio.

Oferta exclusiva: ¡Compra Batman: Arkham City y llévate un llavero metálico exclusivo de Batman!
Grupos y Clanes relacionados
Batman Arkham City

Grupo con 428 miembros

...se sigiloso y ataca entre las sombras...
Batman Arkham Fans

Grupo con 172 miembros

Conviértete en Batman
Fanaticos de batman

Grupo con 68 miembros

En caso de emergencia avisar a:BATMAN
Arkhamaniacos

Grupo con 39 miembros

"No Caigas en la Locura"
Batman arkham game

Grupo con 29 miembros

I am batman
Investigaciones Arkham

Grupo con 27 miembros

La ciudad de Arkham ya no guardara secretos.
Todos los grupos y clanes (15)
Foro del juego
Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “Batman: Arkham City” de PC, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o impresiones sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.
Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.
Universo relacionado