Ryse: Son of Rome

Ryse: Son of Rome

Fecha de lanzamiento: 22 de noviembre de 2013
 · Plataforma

Análisis - Ryse: Son of Rome

21 de noviembre de 2013 / Página 1 de 3
Muerte o Gloria

CryTek lo tenía todo en sus manos para lograrlo. Impecable aspecto visual, contexto histórico ideal, título de lanzamiento de la Next-Gen... Pero se olvidó de lo que de veras importaba: la experiencia jugable. Ryse: Son of Rome es uno de los primeros tropiezos de la Next-Gen, un título de acción y sangrientos combates monótono, limitado y que sólo levanta el vuelo en momentos puntuales.

Análisis Ryse: Son of Rome
Ryse ha sido, prácticamente desde su anuncio, uno de los títulos más esperados de la generación de videoconsolas que está a punto de comenzar. Los motivos para ello están relacionados con varios pilares sobre los que CryTek ha cimentado toda la expectación que lo ha rodeado, y tienen que ver principalmente con el hecho de ser una nueva IP de lo más atractiva, con un fascinante contexto histórico y con el apabullante aspecto gráfico que ha exhibido desde su verdadera puesta en escena en el E3 de este mismo año... hace sólo unos meses. Y, ¿por qué hablamos de una "verdadera" presentación? Puesto que inicialmente el título se concibió como exclusivo de Kinect, y sólo con el paso del tiempo acabó descartando el periférico de la marca Xbox para acabar inclinándose por el soporte de mando tradicional.

Así, y quizá por ese cambio de dirección en el desarrollo del producto, ha acabado Ryse siendo un producto de acción y aventuras que, lamentablemente, está muy lejos del estándar de calidad que esperábamos. A años luz de lo que ansiamos ver de un estudio antaño en forma como el alemán que, recordemos, ha contado con momentos de gloria como las entregas originales de Far Cry o Crysis, pero que últimamente va viendo como el nivel de sus lanzamientos desciende juego a juego. Ryse es, sin embargo, su primer revés de verdadero calado, un eslabón más de ese descenso en el entretenimiento y la diversión de sus lanzamientos. Lo cual es motivo de verdadera sorpresa puesto que a pesar del negativo feedback de los eventos y ferias, seguía perfilándose en el horizonte de Xbox One como una de las propuestas más cautivadoras.

Por desgracia Son of Rome cae víctima de una manifiesta falta de ambición en cuanto a lo jugable, algo que condena su experiencia y que resulta chocante ante lo fastuosos que son otros elementos del programa como, por ejemplo, unos valores de producción dignos de una auténtica superproducción cinematográfica. Así pues el envoltorio de esta aventura en la que romanos y bárbaros miden fuerzas a golpe de espada y escudo es precioso, un auténtico placer para los sentidos; sin embargo no van a pasar muchos minutos antes de que nos demos cuenta de que lo que se esconde tras ese continente brillante es, en realidad, un contenido bastante discreto.


Vástagos de Roma
La historia de Ryse es más sencilla de lo que parece. Todo comienza con la presentación de Marius Titus como protagonista, un general perteneciente a las huestes del Imperio Romano, que relata su historia al Emperador Nerón en un momento límite en el que la capital está a punto de venirse abajo ante el empuje de los bárbaros. Así, a modo de flashback, el protagonista nos relata una parte importante de su vida, desde su juventud hasta su madurez, con algunos momentos gloriosos en la vida de un militar de la época como pueden ser los de las campañas en el norte.

Las cinemáticas del videojuego se cuentan entre las más impresionantes visualmente que hemos visto en los últimos tiempos, y son tan brillantes desde el punto de vista de la ejecución que se mezclan con las secuencias in-game sin apenas transición. CryTek, no obstante, usa este tipo de secuencias más para mostrar la calidad de su retrato de rostros y de a efectos técnicos la impecable recreación de las vestimentas de la época que para contarnos algo que trascienda lo más mínimo. Las escenas se suceden al comienzo y al final de cada capítulo sin aportar nada de importancia, con dilatado metraje, diálogos laxos y situaciones que sólo en contadas ocasiones ayudan a hacer avanzar de veras la narrativa.

Ryse Son of Rome

El aspecto de las cinemáticas es sencillamente sobrecogedor. CryTek se había puesto como meta impresionar, y lo ha conseguido.

Hay un fuerte componente de carácter sobrenatural y, como desde CryTek ya dejaron claro en su momento, el rigor histórico no ha sido su principal interés durante el desarrollo, así que en este sentido el videojuego no va a satisfacer a los amantes de la autenticidad o la fidelidad. A pesar de que al protagonista le pasan todo tipo de desgracias no vamos a lograr empatizar con él, y su carrera de 8 niveles alrededor de algunos de los lugares más icónicos del Imperio Romano es más atractiva por los distintos escenarios que vamos visitando que por el nexo que los hila. Durante nuestro viaje pisaremos desde la propia Roma hasta algunos telones de fondo verdaderamente espectaculares, en una aventura que nos deja estéticamente algún momento para el recuerdo como un salvaje desembarco y algún que otro asalto a posiciones enemigas.

Sin embargo, como decimos, esta aventura con la que acompañamos a un valiente romano en su vertiginoso ascenso en el organigrama militar tiene más fuerza visceral y cosmética que jugable o narrativa. El nivel de desafío, por si fuera poco, no es particularmente generoso sino más bien todo lo contrario, lo que se traduce en que la idea de salida para un usuario medianamente avezado en los títulos de acción y aventuras es la de, recomendamos, optar por la dificultad más alta de las que hay disponibles desde el comienzo. Recluta y Soldado, las dos más sencillas, son tan fáciles que convierten la campaña en un paseo militar, literalmente, y sólo Centurión logra ponernos las cosas un poco más difíciles y hacernos pasar algún apuro en momentos específicos del modo historia.

Ryse Son of Rome (Xbox One)

La historia de Marius nos llevará de punta a puntal del Imperio Romano, viviendo aventuras que siempre se zanjan con el filo de nuestra espada.

En cualquier caso hay dos formas de superarlo y obtener el nivel de exigencia más alto, Legendario, la primera vez forzosamente en el formato campaña para ir liberando los distintos escenarios, y una vez desbloqueado cada uno de ellos puede ser revisitado gracias a la Cronología. La tercera alternativa en discordia es la de encarnar a un Gladiador anónimo en combates individuales o multijugador, y en una serie de pruebas que en esencia tienen todos los rasgos comunes con la campaña y a los que prestaremos su debida atención más adelante.

Anímate y comparte tu experiencia con el resto de jugadores realizando tu propio análisis de Ryse: Son of Rome. Tu artículo será publicado en la revista y leído por muchos usuarios, ¡Lúcete!

Sigue 3DJuegos en
Valoración y estadísticas
6,5
Valoración 3DJuegos
“Decente”
7,9
Análisis lectores (42 análisis)
Popularidad:
Excelente
¿Qué es?
Ranking:186 de 19352 juegos
Top10 XOne:164 días como número 1
En la comunidad:
Usuarios (760) | Grupos y clanes (8) | Más
Expectativas / Valoración (1851 votos)
7,8
Tu voto:
Tienda
Ryse: Son of Rome
64,99  34,95 €

¡No busques más! te ofrecemos el mejor precio.

Grupos y Clanes relacionados
CRYTEK - Games

Grupo con 87 miembros

Preparate para el mejor juego de la historia!
Games World 2014

Grupo con 75 miembros

Pasion por los juegos incomprensible
Ejercito Xboxer

Grupo con 57 miembros

El poder de la caja x
Sagas de microsoft

Grupo con 31 miembros

Te gustan las entregas de microsoft este es tu grupo
Marius titus

Grupo con 7 miembros

Ryse
Lanzamientos de XONE

Grupo con 2 miembros

Los primeros juegos de xbox one
Todos los grupos y clanes (8)
Foro del juego
Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “Ryse: Son of Rome” de Xbox One, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o impresiones sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.
Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.
Anuncios Google