Red Dead Redemption

Red Dead Redemption

Fecha de lanzamiento: 21 de mayo de 2010
 · Plataforma
Red Dead Redemption - Pre-Análisis

Red Dead Redemption - Pre-Análisis

Pre-Análisis

Twittear

0

0

Compartir

0

Por  /  30 de abril de 2010
26 comentarios
Recientes

Los forajidos de Rockstar nos invitan a pasar nuestro último día en el salvaje Oeste de Red Dead Redemption antes de su lanzamiento al mercado. Una jornada "cowboy" en exclusiva nacional para 3DJuegos donde durante 6 horas hemos galopado, vaciado cargadores y sobrevivido en el que será el título más buscado de este 2010. Si siempre te han gustado "las de vaqueros" y encima los videojuegos son tu mayor afición, estás obligado a subirte a nuestro caballo, ya que te mostramos antes que nadie la obra que revitalizará el género "western" en el mundo del videojuego.

Siempre hay subgéneros olvidados en el mundo del videojuego, y uno de ellos es el de los "westerns". A pesar de que existen incontables películas, pocas han sido las remarcables obras electrónicas que nos han invitado a convertirnos en vaqueros a lo largo de la historia: Outlaws, Sunset Riders, GUN, Mad Dog McCree, Call of Juarez...


Pero eso va a cambiar, y va a ocurrir porque Rockstar así lo ha deseado. Seis años después de haberlo intentado con Red Dead Revolver (2004), los desarrolladores californianos de Rockstar San Diego vuelven a ponerse las espuelas, esta vez con la garantía que les ofrece contar con el poder de GTA IV, el motor Euphoria y unos valores de producción que imitan lo mejor del cine de vaqueros.


Red Dead Redemption es el "Spaghetti Western" elevado a la potencia más interactiva para ser llevado hasta tu consola de sobremesa, un título donde por fin podrás hacer lo que hasta ahora sólo habías podido ver en las películas de vaqueros. La libertad de GTA se encuentra con la dureza del salvaje Oeste en un título que nos va a proponer ir a lomos de nuestro caballo hasta donde alcance la vista; así como la extraordinaria sensación de amenaza que suponía vivir en esos pueblos americanos todavía en proceso de civilizarse con la llegada de la industrialización. En definitiva, una gran oportunidad para experimentar los últimos años del viejo Oeste en un producto que va a ser absolutamente imprescindible para todos los amantes del "sandbox" y los revólveres por igual. Un videojuego donde te sorprenderás a cada paso, a cada trote, a cada disparo... porque la vida del "cowboy" es así, una vibrante historia repleta de emociones y grandes personajes. ¿Sobrevivirás?


Red Dead Redemption

John Marston fue un criminal en otra vida, pero ahora deberá ponerse al lado del bien para perseguir a los que fueron sus compañeros. Todo para obtener una redención que costará balas y mucha sangre.

Sin perdón

Mientras que el Red Dead original estaba ambientado en la época más heróica del Oeste americano (mediados del siglo XIX), Red Dead Redemption opta por olvidarse tanto de los siempre honorables "cowboys" como de sus horriblemente malvados antagonistas. Y es que nos situamos a las puertas del siglo XX, una época donde la incipiente industrialización está cambiando la historia del continente americano. El Salvaje Oeste está dejando de serlo gracias a la mayor presencia del Gobierno Federal; y los malechores, que tenían carta blanca para cometer sus delitos, ahora son duramente perseguidos.

La ley está acabando con los "incivilizados", aunque todavía quedan regiones problemáticas, como la de la frontera con México. Es ahí precisamente donde comienza nuestra aventura, a orillas del río Bravo en compañía de John Marston, un antiguo fuera de la ley que dejó su senda criminal para crear una familia y vivir en tranquilidad.


Pero el pasado no perdona a nadie y nuestro amigo deberá afrontar una nueva etapa en su vida, esta vez del lado de la ley (por la presión del nuevo gobierno), para perseguir a los que un día fueron sus compañeros. Derrotar a la banda de Bill Williamson, un peligroso forajido, será pues nuestra misión prioritaria en un videojuego donde nos resultará muy fácil traspasar la delgada línea entre el bien y el mal. Y eso nos gusta, ya que tendremos libertad para decidir cómo actuar en cada momento, recorriendo el mundo de Red Dead Redemption con la libertad del auténtico "cowboy", capaz de decidir tanto su destino como el de los que le rodean.


Red Dead Redemption (Xbox 360)

Red Dead Redemption es probablemente el videojuego "sandbox" más ambicioso de cuantos se hayan creado hasta la fecha. Sus escenarios no conocen límites, ofreciéndonos una sensación de libertad inusitada.

El tren de las tres y diez

Si los desarrolladores de Rockstar simbolizaron el cambio de Niko Bellic con el viaje en barco hasta Nueva York, en el caso de John Marston el cambio es reflejado a través de un viaje en tren hacia los tres grandes enclaves que conforman el mundo de Red Dead Redemption: New Austin, Nuevo Paraíso y West Elizabeth, tres regiones interconectadas que expresan en sí mismas la transición desde el Viejo Oeste hacia la industrialización.

Así, y con una introducción ligeramente más larga que en GTA IV, el jugador sigue, desde el asiento que ocupa Marston en el tren, todas las conversaciones que tienen lugar, las cuales nos dan el primer acercamiento sobre el gran trasfondo de una obra que apuesta de manera decidida por un argumento consistente, el cual seguirá configurándose durante el resto del juego, tanto mediante nuestras propias acciones como por las misiones que se nos vayan presentando.


Así es la magia del género "sandbox", y así la comprobaremos al entrar en contacto con un paisaje desértico que rememora lo mejor del cine "western" para darnos un espacio de juego sin límites apreciables. Al contrario que en GTA IV, donde las distintas partes de Nueva York estaban separadas por puentes cerrados que íbamos desbloqueando, en Red Dead Redemption no hemos podido apreciar este tipo de limitaciones en el escenario. Probablemente existan y, de hecho, así debería ser, pero durante nuestras seis horas de juego (en las que pudimos recorrer hasta el 25% del escenario) no tuvimos la sensación de que existieran límites que separaran las tres regiones de Red Dead Redemption, algo que nos hace pensar que se nos va a ofrecer un grado de libertad nunca antes visto en el género. Y para más señas, sólo un dato, expuesto además en palabras del propio Dan Houser: "Este mundo es dos veces más grande que el presentado en GTA: San Andreas".


Red Dead Redemption

Para evitar la desesperación de los jugadores, Rockstar San Diego ha decidido incorporar la opción de que nos saltemos determinadas partes de las misiones obligatorias si nos quedamos atascados.

La conquista del Oeste

Podemos afirmar pues, sin miedo a equivocarnos, que el Oeste americano de Rockstar es el espacio "sandbox" más ambicioso jamás creado, el cual podremos recorrer a caballo con minutos y minutos de recorrido al galope. Todo mientras nos recreamos con los accidentes del terreno, las montañas, las llanuras y los valles que conforman el mapeado. La topografía cambia a cada paso que demos para que ninguna parte del escenario sea igual a otra, dándonos paisajes que nos harán pararnos, bajarnos de nuestra montura y exclamar de admiración.

Y para los que no les guste eso de tener todo comprimido en un espacio reducido, que sepan que en Red Dead Redemption existen grandes distancias entre los distintos poblados, aunque siempre con acceso a nuestro mapa para situarnos. Incluso podemos marcar un punto en él para que el particular GPS de nuestro caballo nos guíe a través del radar "in game", mediante una ruta sugerida dependiendo de los caminos existentes.


Unos caminos que, por cierto, no estarán exentos de peligros. Estamos a comienzos del siglo XX y el Gobierno está acabando con la exacerbada delincuencia existente, pero todavía quedan reductos que serán los que otorguen la salsa "sandbox" al título, dándonos eventos aleatorios donde podremos actuar o simplemente permanecer al margen. De esta forma, tendremos la posibilidad de estar en el poblado de Armadillo y contemplar cómo una banda de forajidos irrumpe a balazos en la ciudad; ser conscientes de cómo unos lobos intentan comerse a otro vaquero; apreciar una disputa mortal entre un hombre y una prostituta; encontrar a una mujer tirada en medio del desierto; presenciar una ejecución pública... y sólo de nosotros dependerá intervenir para ayudar a las personas en peligro o simplemente pasar de largo como si nuestros ojos no estuvieran viendo nada.


El bueno, el feo y el malo

No obstante, lo que determinará el progreso de nuestra partida será conocer a los personajes principales de la aventura, los cuales empezarán a darnos misiones desde el mismo momento en que bajemos del tren y nos convirtamos en los nuevos defensores de la ley. Cada uno con una personalidad y forma de pensar diferentes, los protagonistas de Red Dead Redemption nos van a ofrecer diferentes tipologías de misiones, empezando por el sheriff de la región, aficionado a los asaltos, emboscadas y labores de acción. En general, al defensor de la ley le gustará que le acompañemos para entrar en casas y fortines repartiendo balas a todo lo que se mueva, especialmente a lo que tenga que ver con la banda criminal de Bill Williamson.

Otro de los personajes importantes durante nuestra aventura "sandbox" es Bonnie MacFarlane, una granjera de New Austin cuyo mayor problema consistirá en mantener el buen funcionamiento de su granja. Para ello, y que sea posible resistir la transición hacia la industrialización, deberemos ayudar a nuestra amiga en tareas como la eliminación de conejos que se coman las cosechas, la exterminación de lobos en busca de ovejas, echar una carrera amistosa a lomos de un caballo, dirigir a las vacas para que vayan a pastar, orientar a otras para que no caigan por un precipicio o atrapar con nuestro lazo a caballos salvajes para posteriormente montarnos sobre ellos y domarlos antes de que nos tiren violentamente hacia el suelo (acción que nos obligará a mover el stick analógico de un lado hacia otro).


Semejante presencia tendrán tanto Seth Briars, un buscador de oro algo escabroso, como Nigel West Dickens, un estafador que nos acercará las misiones más disparatadas relacionadas con el manejo de una diligencia en un tiempo límite, con una carrera de carros o con una tarea de estafa donde tendremos que colaborar para demostrar los "milagrosos" efectos de un elixir, ante unos vaqueros que se quedarán atónitos mientras acertamos a un objeto lejano y disparamos a un sombrero en el aire para posteriormente tumbar al más fuerte del grupo a base de puños.


Red Dead Redemption (Xbox 360)

Bonnie MacFarlane, Nigel West Dickens, Seth Briars... los personajes son la esencia de Red Dead Redemption, ya que cada uno de ellos nos propondrá diferentes misiones relacionadas con diferentes temáticas.

Llega un jinete libre y salvaje

Trabajos de acción, tareas relacionadas con la ganadería, objetivos concernientes a la búsqueda de oro, cometidos disparatados... La variedad de misiones presentes en Red Dead Redemption es sobrecogedora, permitiéndonos en todo momento escoger si irnos con el sheriff, con Bonnie, con Nigel West... Ellos estarán en el mapa siempre disponibles y señalados mediante un icono (excepto cuando sea de noche y se vayan a dormir), siendo los usuarios en todo momento los responsables de decidir qué es lo próximo que les apetece hacer. Si algunos de vosotros os sentíais como un repartidor de pizzas en GTA IV, esta sensación se desvanecerá completamente gracias al mayor poder de decisión de John Marston, un forajido que no depende de nadie.

Además, hay muchas misiones que se pueden completar de más de una manera. Por ejemplo, en una ocasión debíamos de reclamar la propiedad de un depósito de agua a un viejo hombre, con dos opciones. Una, atarle; dos, matarle. Y no serán decisiones de poco peso. Aparte de ser recompensados con más o menos fama y honor, las secuencias posteriores podrían diferir. Por ejemplo, el hombre al que entregamos los papeles de propiedad se dio cuenta de que éstos estaban manchados de sangre, lamentándose por lo que habíamos hecho.


Sin embargo, también existen situaciones en las que tenemos que cumplir una tarea de manera forzosa. No será, por tanto, posible superar una misión si matamos a un rehén o si ejecutamos al criminal de turno, en lugar de sólo capturarle. En estos casos, no tendremos opción, deberemos completar nuestro cometido tal y cómo se nos plantea, aunque si fallamos más de 3 ó 4 veces, el videojuego será benévolo y nos dará la opción de saltarnos esa parte de la misión para acceder directamente a la siguiente. Sin lugar a dudas, un gran detalle que evitará que los más torpes se queden estancados.


Red Dead Redemption

Uno de los últimos ajustes que hemos podido contemplar en esta nueva toma de contacto es que desenfundaremos arma con sólo pulsar el gatillo izquierdo, algo que también nos permitirá apuntar en el mismo acto.

Entre el valor y el dinero

Red Dead Redemption sorprende por la cantidad de cosas que puedes hacer, entre otras, disfrutar de toda una serie de eventos aleatorios (marcados por una interrogación y una exclamación en el mapa) que nos indicarán que podemos participar en el vivo y cambiante Oeste de Rockstar para ayudar a un ciudadano que está siendo robado, dar una medicina a una persona en peligro, encontrar tesoros ocultos, participar en un reto de recoger plantas o simplemente acampar para escuchar las conversaciones -en algunas ocasiones útiles- de otros NPC dentro del juego.

Estas acciones son completamente aleatorias y nunca tienen lugar ni el mismo lugar, ni tampoco en la misma hora del día. Todo es absolutamente fortuito en comparación con todos los minijuegos y acciones secundarias que podremos llevar a cabo dentro de las distintas ciudades del mapeado. Aquí todo ya sí que se regirá por un horario, como en la vida real, estando las casas abiertas sólo durante el día, así como las tiendas, donde podremos comprar (tabaco de mascar y manzanas, entre otros) o vender todo aquello que logremos cazar y recoger en el campo (como plumas de halcón o plantas de matricaria).


El sistema económico es muy precario en Red Dead Redemption. El dinero es muy difícil de conseguir, así que hay que gastar con cabeza, aprovechando por ejemplo para adquirir una propiedad o realizar un alquiler en las distintas localizaciones del escenario. Y es una inteligente inversión, ya que así no tendremos que volver a nuestro pueblo de origen para guardar partida, una acción que, por cierto, nos permitirá descansar seis horas en el tiempo. Y es que no están las cosas como para dormir demasiado...


Red Dead Redemption (Xbox 360)

Durante nuestra aventura disfrutaremos de una gran cantidad de acciones secundarias a realizar, como protagonizar una partida al Black Jack junto a otros vaqueros controlados por la máquina.

Tierra de audaces

Si duermes demasiado te perderás gran parte de lo que te ofrece Rockstar San Diego con este descomunal título. Aparte de los eventos aleatorios, que serán bastante frecuentes, nos encontraremos con otro tipo de acciones secundarias permanentes como jugar una partida al Pokér, lanzar herraduras o poner en práctica el juego del cuchillo, uno muy conocido que consiste en abrir la mano sobre una mesa, clavando un puñal entre nuestros dedos sin llegar a cortarnos (algo que se traduce en Red Dead Redemption en ir pulsando los botones indicados lo más rapido posible, pero sin equivocarnos).

Todos estos juegos requieren una apuesta inicial, constituyendo así una buena forma de ganar dinero que posteriormente podremos gastar en la tienda de armas, en comprar el periódico (habrá distintas ediciones que nos informen sobre la actualidad del entorno en que vivimos) o en acudir al cine para ver una película de cine mudo (de unos 5-10 minutos). Vamos, lo que se llevaba por aquel entonces...


Y eso no es todo, podremos adquirir diferentes atuendos con los que personalizar la apariencia de John Marston (incluido un poncho similar al de Clint Eastwood u otro uniforme ideal para hacer trampas a las cartas), además de dirigirnos a una diligencia que nos lleve a otra ciudad -teniendo la posibilidad de ver el paisaje o de saltarnos todo el trayecto-, y de coger un tren compartiendo vagones con pasajeros NPC que se alarmarán en cuanto peguemos un tiro al conductor de la locomotora, la cual acabará por detenerse para dejar a todo el mundo lejos de sus destinos. También tendremos la opción de coger nosotros mismos un carruaje, o de comprar el caballo que se adapte mejor a nuestras necesidades, puesto que uno robado podría jugarnos la mala pasada de dejarnos tirados en medio del Oeste.


Por un puñado de dólares

Pero... ¿qué sería de alguien como John Marston si no tuviera la opción de trabajar como cazarrecompensas? La última acción secundaria que nos queda por comentar es la de dirigirnos a los tablones de anuncios de cada poblado para observar en su fachada los carteles de "SE BUSCA". Y se nota que quien no tenía por aquel entonces trabajo era porque no quería. Los malhechores se reproducirán como las esporas y siempre habrá alguno disponible para búsqueda y captura.

También sabemos lo que os gusta a todos liaros a tiros, pero nuestro "cowboy" tiene estilo, y no sólo podrá coser a balazos a sus víctimas para llevar posteriormente una prueba de muerte ante el sheriff. En efecto, Marston también podrá buscar al forajido malhechor (indicado en nuestro radar mediante un punto rojo), acorralarlo, evitar que escape y echarle el lazo para, una de dos, llevarle arrastrando hasta las autoridades o atarle entero para transportarlo a la grupa de nuestro caballo. Hay que ver para creer las reacciones físicas y de animación del forajido al ser arrastrado o la manera en que se resiste al ser maniatado. El trabajo de Rockstar por captar la esencia del Oeste es simplemente espectacular.


Y no es lo único. ¿Qué tal si nos ponemos del lado de los maleantes? Si deseamos ocasionar el caos también podremos, y en cualquier momento. Algo que todos los jugadores hacían cuando no les apetecía seguir con las misiones en GTA era causar el caos en la ciudad, empuñando un bazooka y apuntando a todo lo que se moviera. Pues bien, en Red Dead Redemption no dispondremos de tales armas, tampoco de grandes ciudades transitadas, pero sí gozamos todavía de la posibilidad de convertirnos en los más buscados, matando a todos los civiles que se nos crucen por el camino, destruyendo parte del decorado y escapando posteriormente de la zona de búsqueda para volver a la normalidad del juego.


Red Dead Redemption

Dependiendo de lo mal que nos comportemos en el Salvaje Oeste, las autoridades nos perseguirán más o menos, aunque siempre podremos pagar el precio de nuestra cabeza o presentar una carta de indulto.

La muerte tenía un precio

Matar a un perro, 5 dólares. Acabar con una mujer, 40 dólares. Agujerear a un hombre, 50 dólares. En Red Dead Redemption, un lugar donde la vida de un hombre no valía nada, la muerte también tenía un precio, y en concreto, la de nuestra cabeza tendrá un valor en función de los crímenes que hayamos cometido. Cada acción delictiva, así pues, se irá sumando en una esquina de la pantalla, justo al lado del indicador de WANTED, el cual se pondrá en rojo cada vez que nos portemos mal.

Cuanto mayor sea la cifra, mayor empeño pondrá la autoridad en buscarnos, y no solamente ellos, sino también otros cazarrecompensas que añoren su ansiado botín de dólares, empeñándose en hacer correr nuestra sangre por el Salvaje Oeste.


Y todo sea dicho, será muy difícil resistirnos a las fuerzas que se nos pongan en contra. Esto no es como un GTA, es mucho más duro, y las balas de revólver hacen mucho daño. Aunque no tengamos indicador de vida (puesto que se regenera automáticamente), la pantalla se irá tornando roja, llegando un momento en que caigamos. En estas situaciones, de poco nos servirá usar las coberturas del escenario o el apuntado automático (se puede escoger apuntado manual), que se ha optimizado en esta versión final para que desenfundemos arma nada más pulsar el gatillo izquierdo. Si queremos salir con vida una vez nos busquen lo mejor será escapar en caballo o bien usar la técnica Dead Eye, la cual ralentiza el tiempo durante unos segundos, permitiéndonos apuntar a los enemigos cómodamente durante esos instantes. El amplio arsenal disponible (pistolas, escopetas, carabinas de repetición, rifles de francotirador, cuchillo o lazos) podría hacernos un favor, aunque donde realmente ganará utilidad será en las misiones.


Red Dead Redemption (Xbox 360)

Es importante estar informado, y por ello en Red Dead Redemption podremos comprar el periódico. Su límite es conciso (una hoja por una cara), pero podremos leer sus noticias de arriba a abajo con total claridad.

Ocaso de un pistolero

Unas misiones que, al igual que en GTA IV, muchas veces nos proponen recorrer los escenarios de una punta a otra, acompañando a caballo a los personajes y protagonizando conversaciones por el camino. Pero con una importante novedad: esta vez sí que podremos leer los subtítulos cómodamente, ya que pulsando A (Xbox 360) o X (PlayStation 3) mantendremos velocidad y dirección. Algo muy útil sin duda, para apreciar en todo su esplendor un paisaje que hace gala del, probablemente, mejor sistema de iluminación jamás visto en un "sandbox".

Red Dead Redemption recrea la atmósfera del viejo Oeste gracias a un efecto "bloom lighting" no sólo real, sino preciosista, que nos incita a girar la cámara una y otra vez a fin de contemplar el espectáculo visual que se forma especialmente al amanecer y atardecer. Gracias a un motor de renderizado perfecto para mostrar grandes distancias hasta donde alcanza la vista, la estampa visual que nos otorgan los paisajes de Red Dead Redemption consiguen que sintamos ganas de explorar y buscar el rincón más desconocido de un mapeado variado, con ríos, cataratas, precipicios y múltiples ondulaciones en el terreno.


Los espacios orográficos son identificables porque hasta la última hectárea presente en el juego goza de su propia personalidad, la cual cambia, no obstante, a lo largo del día, dependiendo tanto de si tenemos una bonita noche estrellada como si nos encontramos en las horas centrales de la jornada. Y eso sin contar condiciones como el tiempo nublado o lluvioso, en cuyo caso acabarán formándose charcos sobre las hondonadas y podrán quedar en el suelo nuestras pisadas de "cowboy", que además recibirán el reflejo de los rayos que estén cayendo. El motor RAGE (Rockstar Advanced Game Engine) alcanza su máxima expresión en Red Dead Redemption, con una generación de entornos que, para más detalles, apenas necesita tiempo para cargar y, cuando lo hace (normalmente para dar entrada a las misiones), sólo utilizará unos 5 segundos de nuestra paciencia.


Red Dead Redemption

John Marston ha mejorado sus andares desde la última vez que lo vimos en las oficinas de Rockstar. Y eso sólo quiere decir una cosa, que quiere convertirse en el "cowboy" más buscado durante este 2010.

Red Dead Redemption

En un buen escenario del Oeste tampoco podía faltar el fenómeno de la destructibilidad. El fuego hará mella así sobre el decorado (muchos elementos del juego reciben su impacto), pero también sobre los enemigos, que se retorcerán en el suelo para expresar el tremendo dolor al que están siendo sometidos. Por supuesto, gran parte del mobiliario (botellas, ventanas, sillas, tablas de madera...) reaccionará al ser alcanzado por nuestras balas. Los enemigos también, gracias al motor Euphoria, que nos da un más que trabajado sistema de reacciones: al disparar sobre un barril explosivo, la onda expansiva ocasionará que los enemigos de alrededor salgan volando por los aires o simplemente se queden tosiendo por el polvo levantado.

Semejante apreciación se dará con las diligencias y carruajes afectados por un cañón lanzado a distancia. Aparte de romperse en añicos, sus ocupantes saltarán por los aires en diferentes poses. Todo para dar al conjunto un tono muy cinematográfico donde los enemigos caen con variadas animaciones antes de morir, todas muy exageradas -eso es cierto-, pero que suponen un claro homenaje a los "Spaghetti Western" en que se basa lo último de Rockstar.


Y si se quiere un "Spaghetti Western", la bala que pondría los puntos sobre las íes sería probablemente el fichaje de Ennio Morricone (famoso compositor de bandas sonoras). Pero como no fue posible, en Rockstar cogieron a alguien que tuvo que hacerlo muy bien, porque la esencia se ha calcado, con un trabajo sonoro sensacional, alma propia y capacidad para introducirnos realmente en el papel de un forajido que habla con un excelente doblaje inglés, digno de un tipo duro, bonachón en el fondo pero rudo en su corteza. Es decir, el nuevo Clint Eastwood electrónico, uno que vendrá el próximo 21 de mayo a Xbox 360 y PlayStation 3 para demostrarnos quién es el más buscado. Y nosotros, en 3DJuegos, estaremos ahí para encontrarle, en el salvaje Oeste, y darle su merecida recompensa: la, probablemente, espuela de oro al mejor videojuego del año.


Valoración y estadísticas
9,9
Valoración 3DJuegos
“Imprescindible”
9,6
Análisis lectores (406 análisis)
Popularidad:
Excelente
¿Qué es?
Ranking:408 de 19996 juegos
Top10 Global:307 días como número 1
Top10 X360:307 días como número 1
En la comunidad:
Usuarios (4556) | Grupos y clanes (64) | Más
Expectativas / Valoración (7042 votos)
8,8
Tu voto:
Tienda
Red Dead Redemption
29,99  26,95 €

¡No busques más! te ofrecemos el mejor precio.

Grupos y Clanes relacionados
Rockstar Games Club

Grupo con 251 miembros

Since 1998
Armas De Fuego y mas

Grupo con 221 miembros

Dios hizo al hombre, las armas los hizo iguales.
-RockStar Games-

Grupo con 164 miembros

Social Club...
-RDRedemption-

Grupo con 154 miembros

¡Forajidos hasta el final!
Forajidos sin Frontera

Clan con 80 miembros

¿Sientes dolor?, hemos llegado.
- Xbox360 -

Grupo con 73 miembros

Jugamos?? =)
Todos los grupos y clanes (64)
Foro del juego
Autor: Jorg3H
Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “Red Dead Redemption” de Xbox 360, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o impresiones sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.
Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.
Universo relacionado