Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Do Not Feed the Monkeys
Do Not Feed the Monkeys
Fecha de lanzamiento: 24 de octubre de 2018
 · Plataforma
PCSwitchMacLinux
Análisis Do Not Feed the Monkeys
7,5

Análisis de Do Not Feed the Monkeys. Una original reinterpretación de La Ventana Indiscreta

Análisis por  /  20 de junio de 2020       
6 comentarios
Recientes

Siéntate y observa; toma nota de todo cuanto hagan y recuerda: no intervengas. Dicho así suena a la misión propia de un espía, y algo de eso hay en esta aventura pixel art; pero como verás en el análisis de Do Not Feed the Monkeys, esto no va de salvar el mundo. Es una misión más retorcida. Espía a unos desconocidos sin que se enteren, y usa toda esa información para enriquecerte. ¿Te apuntas?

Basta que te digan "no hagas esto" para que desees hacerlo; es algo innato del ser humano, así que parte del encanto de Do Not Feed the Monkeys radica precisamente en esa lucha interna a la que te somete esta aventura pixel art, en la que tu única misión es observar y tomar nota de todo cuanto hagan unos sujetos de prueba, "los monos", que por supuesto jamás podrían imaginar que alguien les está observando a través de una cámara oculta. Suena perverso, lo es, pero sin darte cuenta aceptas esta escabrosa misión con una única condición: prohibido intervenir. Te pagan por mirar, por aportar información y nada más. ¿Qué ocurre si alguien comete un delito? ¿Y si una simple llamada pudiera salvar la vida de alguien? Es en estos momentos cuando el nuevo trabajo de Fictiorama Studios se vuelve grande pues te pone contra las cuerdas. El tiempo corre, la acción nunca se detiene, y solo dispones de unos pocos segundos para actuar. ¿Intervendrás?


La premisa de Do Not Feed the Monkeys es fantástica. Al principio parece que no ocurre nada, que los sujetos de prueba (aleatorios) a los que vigilas son un muermo, pero entonces ves algo oscuro: alguien que acosa a otros, empleados que critican cruelmente a sus superiores, extraños símbolos que aparecen repentinamente en campos de cultivo, o hasta un anciano cuyo pasado lo llevaría directo a la cárcel. Y caes, claro que caes en la tentación. Como el protagonista de La ventana indiscreta, la curiosidad por saber más de estos desconocidos te hará olvidar la ética y moral. Qué más da que sea perverso observar a otros de esta manera. Y se vuelve una experiencia peligrosamente adictiva.


Las historias interesantes se amontonan frente a tu monitor; cada vez hay más sucesos en activo y tu, claro, tienes una vida que vivir. Hay que descansar y comer si no quieres caer enfermo y para comprar alimentos, claro, necesitas dinero que consigues, sí, espiando a otros, pero también trabajando como cualquier persona de bien. Y eso consume horas; pero lo que te faltan son horas para ver todas las cámaras y a todos los "monos" que tienes en tu pantalla. Y entonces alguien llama a la puerta, y no haces caso, pero insiste; y casi de forma instintiva me vi gritando para mis adentros: "¡¿qué quieres, maldita sea?!" En ese momento entendí la grandeza de este videojuego desarrollado por los autores del notable Dead Synchronicity.


Tic, toc, tic… ¡el tiempo no se detiene!


Si bien la esencia de Do Not Feed the Monkeys es la de espiar a otros, tomar notas, y cruzar datos en un buscador de Internet para descubrir todo acerca de sus vidas, aquí lo primordial es gestionar el tiempo. Por mucho que desees quedarte horas y horas delante del PC, como en la vida real necesitas comer, descansar y ganar dinero con el que pagar el alquiler, además de nuevo equipo de vigilancia. Estas acciones consumen un preciado tiempo que no puedes desperdiciar, así que tendrás que encontrar el modo de satisfacer tus necesidades básicas sin perder la oportunidad de observar el máximo tiempo posible a los sujetos de prueba, pues de forma esporádica, recibirás correos electrónicos solicitando información muy bien pagada. No es la única forma turbia de aumentar tus ingresos.


Do Not Feed the Monkeys análisisHay un montón de páginas web de las que puedes obtener pistas clave para conseguir tus objetivos.

Con el tiempo tendrás acceso a un mayor número de cámaras, a más "monos", pero también a opciones como la grabación en vídeo. ¿Te imaginas grabando la confesión de un delito? Puedes extorsionar a la víctima, ¡o vender la información a otros!, pero entonces estarías infringiendo la principal norma del estudio: no intervenir. Al final todo gira en torno a tus decisiones. Tú controlas el tiempo, tú decides qué haces con él, lo que te llevará a disfrutar de múltiples desenlaces con algunas historias de lo más divertidas e interesantes. Puedes fallar y que todo se vaya al traste a las primeras de cambio, pero Do Not Feed the Monkeys está compuesto de muchas pequeñas historias, por lo que al empezar una nueva partida lo más probable es que te enfrentes a sujetos de prueba distintos.


Entre medias tendrás que gestionar también tu vida, con molestos comerciales que irán a tu casa a vender cualquier tontería, repartidores que se confundirán de dirección y te ofrecerán paquetes que no son tuyos (¿los cogerás?), o incluso un vecino gorrón que una y otra vez te pedirá un dinero "que ya te devolveré" [sí, claro]. Dependiendo de cómo actúes la historia se encaminará en una u otra dirección, pero todo ello a través de una experiencia de juego sencilla, sin grandes complicaciones, que prácticamente no varía ni un ápice de principio a fin. Esto es algo que termina pasando factura a Do Not Feed the Monkeys. Su premisa es genial pero es una idea que no termina de mostrar todas sus virtudes. La acción se siente a veces demasiado simple, aún cuando hay momentos en los que puede ser agobiante y frustrante gestionar el tiempo con varias tareas simultáneas.


Do Not Feed the Monkeys Mac

Su premisa es genial pero es una idea que no termina de mostrar todas sus virtudesLo bueno del videojuego de Fictiorama es que las historias que cuenta son de lo más interesantes, así que consigue que quieras saber más de los extraños que pululan por tu pantalla. A veces ni siquiera hay personas implicadas, solo paisajes, pero en ellos también acontecen historias que te atrapan y motivan a seguir adelante. Me han faltado más opciones para interactuar con los monitores, que no todo fuera cruzar palabras en un buscador web y deducir respuestas, pues esto al final provoca que la acción se vuelva repetitiva, siendo este además un juego no especialmente largo.


Su forma de plantear la acción invita a la rejugabilidad; hay tantas historias por descubrir, y varios desenlaces posibles no solo para todas ellas, sino para la vida del protagonista, que ahí tienes la mejor excusa para volver a jugar. Sin embargo, he echado en falta algo más de variedad en las opciones a tu alcance. Poder llamar por teléfono o interactuar con gente del exterior confiere a la historia un punto de emoción que le sienta genial, pero es eso, una pequeña porción de algo que repite los mismos patrones una y otra vez.


Do Not Feed the MonkeysDo Not Feed the Monkeys Mac¿Cómo se llaman? ¿Dónde viven? ¿A qué se dedican? Presta atención a todo lo que digan y usa el buscador web para encontrar esa información.

Con una interfaz que se integra en tu propio espacio de trabajo, la adaptación a Nintendo Switch cumple sin grandes alardes. Puedes hacer uso de la pantalla táctil para interactuar con los menús y elementos del entorno, pero no es nada preciso, así que al final terminarás recurriendo a los sticks. Y es una pena porque un juego de estas características, nacido en PC y con esencia point & click, es perfecto para jugarlo en modo portátil usando un simple dedo. Por otro lado, a veces puede resultar difícil clicar sobre ciertos elementos del escenario, como las notas en la puerta donde encuentras ofertas de trabajo, aunque no es nada grave y enseguida te moverás con soltura usando los atajos de botones.


La apuesta por un estilo pixel art colorido, con aire caricaturesco y líneas simples, confiere al juego un tono desenfadado que contribuye a que te sientas cómodo con él aun cuando estás realizando acciones incómodas. Y me parece uno de los mayores logros de Do Not Feed the Monkeys. Realmente me he metido de lleno en su mundo, obsesionandome con no dejar escapar ni una sola pista sobre la vida de mis "monos". Es una idea muy original con un planteamiento de juego interesante, pero al final me ha sabido a poco por lo simple de los desafíos que propone.


Do Not Feed the Monkeys Análisis
7,5
“Bueno”
Valoración 3DJuegos - Do Not Feed the Monkeys
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:

Su original premisa y el modo en el que te implica en su acción convierten a Do Not Feed the Monkeys en un videojuego muy especial y por tanto, en un título recomendable en PC y Nintendo Switch. Con sentido del humor, hay montones de historias que descubrir mientras espías a unos "monos" que en más de una ocasión te sorprenderán con momentos que te impulsarán a actuar, a intervenir en escena, pero… ¿lo harás? Esa forma de contrastar tu misión con lo que deseas te hará disfrutar de un juego que peca de ser corto y simple en su acción. Y aún así, como digo, encontrarás en él una opción más que interesante.

Una premisa original que lo convierte en un juego único

Las historias que cuenta con humor: la mayoría consiguen atraparte

Consigue que te metas en el papel y que te cuestiones incluso la moral de tus actos

La acción se siente algo limitada; se echan en falta más opciones de juego

Una experiencia breve, aunque puedes rejugar para descubrir todos sus finales

El control mediante la pantalla táctil de Switch no es del todo cómodo

Duración: 3-5 horas (+finales extra)

Jugadores: 1 (Cooperativo: No)

Idioma: Textos en español

Requisitos del sistema

Seguir juego
Comentarios (6)
Sé el primero en escribir un análisis
El análisis de los usuarios
Comentarios
Valoración y estadísticas
7,5
Valoración 3DJuegos
“Bueno”
Sobre el sistema de valoraciónEscribe tu análisis
Popularidad:
Magnífica
¿Qué es?
Ranking:22 de 34843 juegos
Top10 Mac:9 días como número 1
En la comunidad:
Usuarios (0) | Grupos y clanes (0) | Más
Expectativas / Valoración (2 votos)
5,5
Tu voto:
12345678910
Media
Videos (1)
Así se juega a Do Not Feed the Monkeys, original reinterpretación de La Ventana Indiscreta
10:34
Así se juega a Do Not Feed the Monkeys, original reinterpretación de La Ventana Indiscreta20 de junio, 2020
Imágenes (20)
Do Not Feed the MonkeysDo Not Feed the MonkeysDo Not Feed the Monkeys
Más videos  |  Más imágenes
Foro del juego

Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “Do Not Feed the Monkeys” de Mac, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o dudas sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.

Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.