Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Voice of Cards: The Isle Dragon Roars
Voice of Cards: The Isle Dragon Roars
Fecha de lanzamiento: 28 de octubre de 2021
 · Plataforma
PCPS4Switch
Análisis Voice of Cards

Análisis de Voice of Cards. El autor de NieR se inventa un JRPG pequeñito y ojalá hiciera más así

Análisis por  /  4 de noviembre de 2021       
11 comentarios
Recientes

Voice of Cards es un proyecto pequeñito salido de la mente de Yoko Taro. Aunque parezca un JRPG de cartas, en realidad no hay que hacer ningún mazo. Los naipes se usan para la narración de la aventura y para la representación del mundo de juego. Hay un dragón que hay que matar, y nuestro protagonista se propone lograrlo.

Es curioso lo cerca que han salido a la venta tanto este Voice of Cards como Dungeon Encounters. Los dos son videojuegos muy experimentales de dos autores míticos japoneses, y los dos pretenden “repensar” el JRPG apoyándose en ideas de juegos de tablero. Y teniendo en cuenta que ambos proceden de Square-Enix, ¿qué anda tramando la editora?… Ojalá el regreso de juegos de cartas y similares en Final Fantasy XVI. Tanto Voice of Cards como Dungeon Encounters comparten puntos positivos y negativos similares, aunque el trabajo de Taro, en mi opinión, sale mejor parado.


El uso del tablero, de las cartas, de los dados y de elementos físicos para representar eventos que se producen en un entorno digital, da muy buenas sensaciones en ambos títulos, pero tiene sus contraprestaciones. El ritmo de Voice of Cards es algo lento justamente por querer representar el movimiento de lo físico. Las fichas, los dados o las gemas se mueven muy despacio para mi gusto, y se le podría sacar más partido como videojuego a su narrador.


Hay un director de juego a modo de voz en off que cuenta todo lo que ocurre; nos acompaña en todo momento e interpreta las palabras de quien te hable. Es muy sugerente lo que se logra, pero, al final, te queda una sensación de que casi todo es por estética y no por querer ofrecer algo nuevo, rompedor, una jugabilidad sorprendente o una forma de narrar inaudita. Como con Dungeon Encounters, me quedo con la sensación de que esto es el prototipo de algo enorme, de que es divertido, pero al que le falta genialidad.



Esto no quiere decir que Voice of Cards no haga cosas chulas con lo que plantea. La voz tan socarrona del narrador sabe cómo chinchar y provocar al jugador. No es que rompa la cuarta pared con él, es que ni se molesta en levantarla. Usar cartas para representar a personajes y enemigos no es nada nuevo, pero sí es original que lo haga con el escenario. Cada cartón es una cuadrícula de una mazmorra, de una ciudad o de la campiña. A medida que nos movemos por ellas, se dan la vuelta y se muestran, y eso permite al narrador sorprenderse contigo de lo que descubres, de los eventos que se te presentan, hacerte preguntas y gestionar de forma muy especial la narración. Pero, en esencia, Voice of Cards es un JRPG muy clásico. Te lo puedes acabar en unas nueve horas que subirán a diez si quieres llegar al final verdadero. La historia tiene momentos muy buenos, pero tampoco es una historia que te vaya a cambiar la vida; al menos será así hasta que alguien descubra que, tocando una carta en no sé dónde, se revela un final nuevo explosivo, claro. Ya sabemos cómo es esto. Eso sí, seguimos con lecturas de lo que es ser un ser vivo o un monstruo.


Voice of Cards análisis

xxxEntonces, ¿cómo tienes que tomarte Voice of Cards? ¿Qué es? Pues ni más ni menos que algo así como un JRPG tipo Final Fantasy I con toques de Dungeons&Dragons, con un sistema de combate sencillo basado en debilidades a explotar, una narración simpática y un mundo cuyos espacios de movimiento son cartas, con un par de chistes muy Taro, así como un lore algo turbio que se va desvelando poco a poco, personajes que se hacen querer, una banda sonora deliciosa y un arte estupendo. Es eso, ni más ni menos, y eso lo hace de forma correcta. Es un JRPG pequeñito con el que Taro regresa a los orígenes del género y se pregunta: ¿y si represento el mundo, los personajes y los bocadillos de texto con cartas? ¿Y si al representar personajes con cartas quedan muchos interrogantes sobre quiénes son ellos y el mundo? El resultado es un juego ideal para despachar en dos tardes y quedarte muy satisfecho si te gusta el género.


Voice of Cards podía haber sido más de lo que es, pero funciona igualmente

Voice of Cards Nintendo Switch

He mencionado que hay lore y que es algo turbio. Si os gusta el trabajo de Yoko Taro, seguro que eso ha activado vuestro interés; y es normal, porque encontrar todas las piezas del puzzle que es el acervo del mundo es divertido. A medida que hablamos con distintos personajes y matamos a monstruos, encontraremos en el menú de juego su carta con retazos de su historia escritos en ella. ¿Recuerdas las armas de NieR: Autómata? Al subirlas de nivel podíamos acceder a más y más nuevas descripciones sobre ella, su dueño o algún evento. Aquí ocurre lo mismo a través de la interacción con eso de lo que quieres saber más: cuántos más bichos mates o cuánto más hables o hagas más misiones, más sabrás. Además, hay momentos con decisiones que también son interesantes.


Con este planteamiento narrativo sí funcionan bien las cartas. Porque como todo el universo de Voice of Cards se basa en cartón e ilustración, hay un grado tremendo de incertidumbre. No ves en realidad nada de lo que hay ahí, solo su representación en cartón. Por ello, cuando vas descubriendo detallitos de su mundo de este modo, tu imaginación se dispara. Y ahí está Yoko Taro. Esta artimaña combinada con su narrador malicioso, sumado al misterio que supone una carta puesta del revés, es el Taro de este Voice of Cards. Sin embargo, aunque aprecio muchísimo este ejercicio de narración y me lo he pasado bien con el juego, hay cosas que me hacen torcer el morro y me impiden recomendar este videojuego a todo el mundo.


Voice of Cards

La principal es el exceso de combates aleatorios por todas partes. Das tres pasos y combate, das otros dos y combate. Y los combates no son nada especiales, la verdad. Funcionan a turnos y son algo lentos porque el juego quiere que veas cómo se mueve una carta, cómo cae una pieza y de qué forma un sello se rompe. Como decía, al ser todo tan físico, y querer representar esa fisicidad en todo momento, el juego pierde ritmo. Tampoco me gusta la sensación que he tenido durante todo el título, y es que a esta idea se le podía sacar más partido. La historia tiene buenos momentos, pero también le pediría algo más. Es por todo ello por lo que he comparado al principio de este texto a Voice of Cards con Dungeon Encounters. Ambos juegos me han gustado, pero son experimentos que podrían haber dado mucho más de sí. En los dos se aprecia a sus autores, pero casi como un primer borrador de algo mucho más grande. Con los dos te lo vas a pasar bien, pero les falta ese puntito de genialidad, frescura extra o ritmo para recomendárselo a alguien más que sus fans. A mí lo lenta que va la exploración o los combates me ha sacado de mis casillas más de una vez. ¿Y que quiero decir con esto? Pues que si te gusta Yoko Taro tanto como a mí, adelante. Si te gusta el JRPG clásico, también, pero si estos dos factores te dan igual, le verás más problemas de los que tiene a Voice of Cards.


Voice of Cards Análisis
“Taro en miniatura”
Voice of Cards

Voice of Cards me ha gustado porque me encanta Yoko Taro y el JRPG es mi perdición. Aprecio mucho cómo entrega el lore y cómo está escrito su personaje principal. También me gusta su puesta en escena y alguna cosa que hace con sus cartas. Sin embargo, creo que tiene problemillas de ritmo, en su combate y en la exploración que no quedan subsanados por la originalidad de su planteamiento. De hecho, hay veces que creo que el juego sería mejor si no tuviera cartas, mesas y tantas cosas físicas pasadas por el filtro de lo digital. Por estos detalles es por lo que me cuesta dar mi recomendado, porque es un experimento que solo unos pocos sabrán apreciar. Eso sí, si eres uno de esos pocos, lo disfrutarás mucho. Gloria a la humanidad.

5 Cosas que debes saber:
  • Yoko Taro está en el lore y en los personajes

  • El uso de cartas podría haber dado más de sí

  • El juego funciona muy bien en Nintendo Switch

  • Tiene un narrador muy interesante que nos cuenta qué ocurre

  • Es puro JRPG clásico

Duración: 9 horas

Jugadores: 1 (Competitivo: No / Cooperativo: No)

Idioma: Textos en español y voces en inglés

Seguir juego
Comentarios (11)
Sé el primero en escribir un análisis
El análisis de los usuarios
Comentarios
Suscríbete a nuestra newsletter:

Recibe un recopilatorio diario y/o semanal de las noticias publicadas:


Diaria (Recibe todas las noticias publicadas en las últimas 24h para no perderte nada)

Semanal (Recibe cada viernes las 10 mejores noticias publicadas desde el último viernes a modo resumen)


No es spam. No compartiremos su correo electrónico. Puede darse de baja en cualquier momento.

Valoración y estadísticas
Valoración 3DJuegos
“Taro en miniatura”
Sobre el sistema de valoraciónEscribe tu análisis
Popularidad:
Magnífica
¿Qué es?
Ranking:65 de 37796 juegos
Top10 Switch:5 días como número 1
En la comunidad:
Usuarios (4) | Grupos y clanes (0) | Más
Expectativas / Valoración (2 votos)
9,5
Tu voto:
12345678910
Media
Videos (4)
Gameplay de Voice of Cards, el nuevo JRPG de Yoko Taro, ¿cómo se juega?
5:28
Gameplay de Voice of Cards, el nuevo JRPG de Yoko Taro, ¿cómo se juega?4 de noviembre, 2021
Magia y espadas te esperan en Voice of Cards: The Isle Dragon Roars. Así es su tráiler de lanzamiento
0:29
Magia y espadas te esperan en Voice of Cards: The Isle Dragon Roars. Así es su tráiler de lanzamiento29 de octubre, 2021
Imágenes (44)
Voice of CardsVoice of CardsVoice of Cards
Más videos  |  Más imágenes
Foro del juego

Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “Voice of Cards: The Isle Dragon Roars” de Nintendo Switch, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o dudas sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.

Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.