Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
¿2020 podría convertirse en el mejor año de la historia del videojuego?

¿2020 podría convertirse en el mejor año de la historia del videojuego?

Por  /  31 de diciembre de 2019       
222 comentarios
Recientes

El año que viene será el último de la presente generación de consolas y el primero de la siguiente, lo que significa que son muchos los juegos que se van a unir en el calendario para formar un momento magnífico para el videojuego. ¿Podría entonces 2020 convertirse en el mejor año de la historia del videojuego?

En el fin de ciclo de las consolas que viene acompañado con el lanzamiento de los nuevos modelos se produce un momento único en el videojuego. Llegan las últimas novedades que, además, no pueden retrasar mucho más su fecha de lanzamiento, mientras que la nueva hornada de la siguiente generación se prepara a finales de año para sorprender a los jugadores con otro tipo de experiencias.


Ya pasó en 2013, donde se unieron juegos de la talla de The Last of Us, Grand Theft Auto V, Bioshock Infinite, Tomb Raider, Super Mario 3D World, Splinter Cell: Blacklist entre muchos otros para dar por finalizado el periodo de Xbox 360 y PlayStation 3, mientras que Wii U se adelantó con su lanzamiento el año anterior.


A todos estos videojuegos, se les unieron los recién llegados de PS4 y XOne, con juegos como Killzone: Shadowfall, Forza Motorsport 5, Dead Rising 3 o Ryse: Son of Rome. Ahora, en pleno 2020, veremos desfilar también un buen número de grandes obras que esperan cerrar la generación por todo lo alto, mientras que, por el momento, sigue el misticismo de cuáles serán los videojuegos que inauguren el catálogo de la next-gen, quedando un año para enmarcar. Vamos a repasar las claves por las que 2020 puede convertirse en un año crucial para el videojuego.



Los últimos juegos de la generación

Suele ocurrir. Los últimos desarrollos de la generación se acumulan por la necesidad de ajustar sus fechas de lanzamiento y no entrometerse en el camino de la nueva generación. Entre los retrasos y los desarrollos programados, 2020 se conforma como un año inolvidable para despedir la presente generación de consolas.


Juegos como Final Fantasy VII Remake, Cyberpunk 2077, The Last of Us Part II, Doom Eternal, Resident Evil 3, Ori and the Will of the Wisps, Ghost of Tsushima, Dying Light 2, NiOh 2… y muchos más, llegarán en 2020. Casi todos ellos programados para la primera mitad del año, ya que en navidades el protagonismo se lo llevarán las consolas de nueva generación.


¿Y Nintendo? Los japoneses tiene preparada toda su artillería con juegos como The Legend of Zelda: Breath of the Wild 2, Animal Crossing: New Horizons o Bravely Default II, además de otros muchos por anunciar y que a buen seguro llegarán en 2020 a una Nintendo Switch con un catálogo cada vez más potente, variado y repleto de exclusivos.



Las nuevas consolas

PlayStation 5 y Xbox Series X ya son una realidad y su fecha de llegada al mercado queda fijada para las navidades de 2020. Pero aunque lleguen a final de año, su protagonismo nos acompañará durante los 12 meses, ya que se espera una fuerte presencia por parte de Sony y Microsoft en conferencias propias durante el primer trimestre, que entre en pormenores sobre su catálogo, especificaciones y demás servicios.


En el E3, además, suele ser el momento para conocer el precio de las máquinas así como probar los videojuegos de primera hornada, aquellos que acompañarán al lanzamiento de las consolas. Microsoft ya se ha adelantado con el anuncio de su nombre oficial, Xbox Series X, y el diseño de la consola en la gala de los The Game Awards, pero todavía queda mucho por saber de ambas máquinas. Durante las navidades, cuando lleguen a las casas de los primeros compradores, coparán la actualidad y descubriremos qué son capaces de conseguir.



Los juegos de nueva generación

Las nuevas consolas no son nada sin un buen catálogo de videojuegos que los acompañe, y estamos seguros de que se ha tomado buena cuenta de esta generación hay que seducir al jugador desde el primer momento. Aún no tenemos información sobre los juegos de lanzamiento de cada una de las máquinas, pero es más que probable que, en el caso de Microsoft, su Xbox Series X se estrene con un Forza Motorsport 8 bajo el brazo, como es tradición, y también ese Halo Infinite para mostrar la capacidad técnica de su máquina.


En el caso de Sony, el secretismo es máximo en cuanto al catálogo de lanzamiento. Se sabe que el desarrollo de una secuela de Spider-Man puede llegar antes de lo que pensamos, pero se especula para 2021, mientras que es muy posible que Guerrilla esté trabajando en una secuela de Horizon: Zero Dawn.


Las third parties también tendrán algo de protagonismo en estos momentos del año, ya que acompañarán a las nuevas consolas con algunos juegos nuevos, como viene siendo habitual. Sabemos que Godfall llegará a PlayStation 5 de la mano de Gearbox, pero quedan muchas otras compañías por revelar sus cartas. ¿Será el siguiente Assassin's Creed, del cual se rumorea que nos llevará a tierras vikingas, uno de ellos?



Los servicios

Al cambio generacional se le une un nuevo factor que cada vez llama más la atención del jugador y que tiene que ver con el modelo de negocio para adquirir juegos: los servicios de suscripción. Xbox Game Pass ha recabado mucho interés en el último año gracias a una serie de ofertas atractivas y un catálogo llamativo que, como distinción, incluye los títulos propios de Microsoft desde el momentos de su lanzamiento.


PlayStation Now, por su parte, ofrece también una oferta abundante y acompaña desde su lanzamiento al servicio con juegos que pueden ser jugados en streaming, aunque no incluye exclusivos desde su lanzamiento, como el caso de Xbox. No nos cabe duda de que durante la próxima generación estos servicios serán una parte crucial de la estrategia de ambas compañías y de su competencia el jugador saldrá beneficiado.



La retrocompatibilidad

Uno de los grandes atractivos de estas nuevas consolas es que su carácter retrocompatible está asegurado. Sus creadores no quieren volver a dejar atrás un catálogo tan atractivo si pueden incluirlo en su nueva plataforma, y esto ayuda a los primeros compradores a que la transición hacia la siguiente generación sea más cómoda, pues tiene acceso total a todos sus juegos.


Además, los servicios de suscripción como PlayStation Now y Xbox Game Pass juegan un papel vital aquí, ya que estos catálogos de centenares de títulos no serían tantos al principio de generación si no incluyeran los del anterior ciclo de consolas, hasta que en los años venideros salgan suficientes juegos para engordar estas estanterías virtuales. Tampoco nos olvidamos de la posibilidad de mejorar el rendimiento técnico mediante parches para una experiencia superior al jugar en PlayStation 5 o Xbox One X.


Comentarios (222)
Comentarios