Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Seguimos la pista del legendario equipo tras Chrono Trigger ¿Qué fue del Dream Team de los JRPG?

Seguimos la pista del legendario equipo tras Chrono Trigger ¿Qué fue del Dream Team de los JRPG?

Por  /  16 de abril de 2020       
66 comentarios
Recientes

Chrono Trigger logró reunir a un grupo de genios creativos que pasaron a la historia por su gran talento. Ellos revolucionaron algunos de los conceptos de los RPG de la década de los 90. Ahora, 25 años después, poco se habla de ellos y muchos se preguntan qué fue de este Dream Team. Repasamos su trayectoria desde sus orígenes a la actualidad.

Al igual que estudiamos fenómenos literarios en la escuela, la industria del videojuego, como fuente de obras artísticas que supone, merece ser también objeto de estudio. Hubo un grupo de diseñadores y artistas de los años 90 que logró juntarse para ofrecernos uno de los mejores JRPG de todos los tiempos: el legendario Chrono Trigger. De esa unión nacieron posteriormente obras que han marcado la historia y, por ello, hoy merecen ser recordados.


La forma de crear videojuegos ha evolucionado a pasos agigantados desde que entramos de lleno en el siglo XXI. El auge de las nuevas tecnologías y la evolución narrativa que hemos experimentado en distintos medios audiovisuales han provocado que, si miramos las obras del pasado, muchas de ellas nos parecerán menos atractivas a priori. A pesar de ello, existen pequeñas joyas a las que llamamos clásicos y que todo el mundo recuerda. Trabajos que merecen ser estudiados, porque marcaron un antes y un después. La industria del videojuego está plagada de este tipo de obras, pero muchas veces no damos la suficiente importancia a los autores que hay detrás.


Japón es toda una fuente de creatividad para el mundo de los videojuegos, y del país del sol naciente han surgido algunas de las mayores figuras de la industria, como Shigeru Miyamoto, Hideo Kojima o Tetsuya Nomura. Pero hubo un grupo de desarrolladores que han logrado consolidar varios de sus trabajos dentro de este salón de la fama los videojuegos, un equipo que consiguió brillar a pesar de las limitaciones tecnológicas: el Dream Team.


¿Quiénes fueron estas personas? ¿Han seguido trabajando juntos? ¿Qué obras de especial relevancia crearon? Hoy vamos a hacer un repaso por la cronología de su trabajo, haciendo especial hincapié en cómo marcaron la diferencia en el maravilloso mundo de los JRPG.


De Chrono Trigger a Dragon-Quest XI

El pasado día 11 de marzo Chrono Trigger cumplió 25 años, un título que marcó enormemente mi infancia y que a día de hoy sigo jugando y disfrutando cada cierto tiempo. A mis doce o trece años, mi pasión por los videojuegos estaba en pleno apogeo y me convertí en una consumidora compulsiva de JRPG, alguno de ellos sin textos en castellano. Esto no solo hizo que mis notas en inglés se incrementaran notablemente, sino que me puso el listón muy alto a la hora de jugar a otros títulos.


Final Fantasy VI fue el último título de SNES y sigue siendo uno de los títulos más populares de la saga.Final Fantasy VI fue el último título de SNES y sigue siendo uno de los títulos más populares de la saga.

Dragon Quest VI, Final Fantasy VI y Chrono Trigger fueron algunos de los títulos legendarios con los que este Dream Team o Dream Project se alzaba en pleno apogeo de la consola Super Nintendo a mediados de la década de los noventa. Algunos de ellos fueron creados por Squaresoft, compañía que convertía en oro todo lo que tocaba, y otros, como el mencionado Dragon Quest VI, por Enix.


Los miembros de este icónico grupo de artistas del desarrollo eran Akira Toriyama, creador de la serie Dragon Ball; los compositores Nobuo Uematsu y Yasunori Mitsuda; Yuji Horii, creador de Dragon Quest; Hironobu Sakaguchi, creador del universo Final Fantasy; y los veteranos Masato Kato y Kazuhiko Aoki. Los primeros pasos de este equipo fueron con Chrono Trigger en 1992, año en el que Sakaguchi comenzó a fraguar en su cabeza la idea de desarrollar un videojuego basado en los viajes en el tiempo, pero que a la vez fuera totalmente novedoso.


El título arrasó cuando salió al mercado en marzo de 1995 y revolucionó a la industria con conceptos muy adelantados a su tiempo, como el movimiento en ocho direcciones, el Active Time Event Logic System (Sistema de evento lógico en tiempo activo), o los múltiples finales que posee. Algunos de estos conceptos han influido directamente en el desarrollo de obras posteriores, incluso vemos similitudes en obras muy actuales, como The Legend of Zelda: Breath of the Wild.


Hironobu Sakaguchi, Yuji Horii y Akira Toryama en una imagen promocional de Chrono Trigger de 1995.Hironobu Sakaguchi, Yuji Horii y Akira Toryama en una imagen promocional de Chrono Trigger de 1995.

Chrono Trigger nos permitía construir la historia pieza a pieza en un mercado en el que los JRPG eran historias lineales que seguían pautas muy marcadas. Nos provocaba una sensación de mundo abierto cuando llegábamos a cierto punto, pudiendo elegir el orden en el que queríamos desarrollar cada una de sus subtramas, o incluso ir directamente a por el jefe final, Lavos, casi al inicio del juego.


Yuji Horii y Akira Toriyama han formado siempre un gran dúo que nos ha regalado como resultado la saga Dragon Quest. En 1992 comenzó esta alianza que sigue vigente a día de hoy con Dragon Quest XI, una de las entregas mejor valoradas de esta franquicia y que es un claro ejemplo de que tanto Horii como Toriyama siguen siendo capaces de emocionarnos y pasar a la historia como dos de las grandes figuras de los juegos de rol.



Su separación no supuso el fin

Y hablar de historia de los videojuegos y no mencionar la saga Final Fantasy es pasar por alto a uno de los acontecimientos más importantes dentro del mundo de los JRPG (y de los juegos de rol en términos generales). Nobuo Uematsu fue el encargado de componer algunos de los temas que se convirtieron en himno de toda una generación, participando hasta en trece títulos distintos dentro de la saga.


Trabajó con Hironobu Sakaguchi y Masato Kato en Final Fantasy VII (1997), una obra tan relevante en el ámbito de los juegos de rol que ha vuelto en 2020 con uno de los remakes más esperados de todos los tiempos (y uno de los lanzamientos más esperados del año también). Pero la aventura de Sakaguchi y Uematsu fue más allá, pues han participado juntos en Blue Dragon (2006), al lado de Toriyama; Lost Odyssey (2007) y The Last Story (2011).


La saga Xenogears es una joya de culto, con más de 20 años de historia a sus espaldas.La saga Xenogears es una joya de culto, con más de 20 años de historia a sus espaldas.

Kato y Yasunori Mitsuda también han formado un equipo memorable. De esta increíble mezcla de talento ha nacido la conocida saga Xenogears (1998), una franquicia que trata temas tan trascendentales como la identidad y memoria humana valiéndose de conceptos filosóficos y teológicos. Aunque Masato Kato tan solo ha participado en Xenogears y Xenosaga Episode I (2002), Mitsuda ha seguido siendo uno de los compositores que nos ha acompañado en estas aventuras. Su más reciente trabajo podremos escucharlo en las entregas de la serie Xenoblade Chronicles.


Esta pareja también nos ha dejado la memorable secuela de Chrono Trigger, titulada Chrono Cross, que llegaría en 1999 a PlayStation, justo para poner fin a la gran década dorada de Squaresoft y vaticinar su posterior fusión con Enix en 2003. Sands of Destruction fue otro título en el que encontramos a Kato y a Mitsuda juntos. Este JRPG de Nintendo DS fue lanzado en 2008 y es la última obra conocida de Kato, aunque su currículum lo ha conducido a pasar a la historia como uno de los grandes diseñadores de escenarios del panorama nipón.


La herencia de un sueño

Tengo la teoría de que este tipo de grupo de genios creativos nunca deja de existir¿Está acabado el Dream Team? Personalmente, tengo la teoría de que este tipo de grupo de genios creativos nunca deja de existir. A pesar de que cada uno tomara su camino y eventualmente se volvieran a encontrar, no quita que su obra siga estando vigente. Todos estos títulos nos brindan una parte de su talento que es digno de recordar y admirar.


En el caso de Chrono Trigger, juego en el que se juntaron todos, asentó parte de las bases de los títulos modernos de rol y dictaminó la evolución de éstos. Se trata de un videojuego que ha envejecido de una forma muy elegante, algo de lo que no todas las franquicias de Super Nintendo se pueden permitir el lujo de presumir. El Dream Team nos ha dejado un legado muy importante y difícilmente repetible, ya que podremos presenciar fenómenos de un impacto similar, pero si pensamos en las limitaciones técnicas que tuvieron cuando comenzaron, llegaremos a la conclusión de que realmente fue un acontecimiento digno de estudio.


Tarjeta promocional de Square-Enix promocionando su Dream Project.Tarjeta promocional de Square-Enix promocionando su Dream Project.

Siempre defiendo la idea de que los videojuegos son arte y que poseen aspectos dignos de investigación y estudio. Fenómenos literarios como la Generación del 98 se estudian en la escuela como parte de la educación obligatoria, son una pieza fundamental de la cultura general, sin embargo, los videojuegos también merecen que destaquemos a sus grandes figuras creativas. Con el tiempo, quizá, aprendamos a valorar de la misma forma al décimo arte como lo hacemos con los 9 restantes, y ardo en deseos de que llegue ese día. Hasta entonces, sigamos disfrutando de los grandes clásicos de la historia de los videojuegos, junto a las grandes novedades de esta polifacética industria.


Comentarios (66)
Comentarios