Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Probamos Evercade, la respuesta legal al mercado retro de videojuegos

Probamos Evercade, la respuesta legal al mercado retro de videojuegos

Por  /  8 de julio de 2020       
25 comentarios
Recientes

¿Una máquina portátil dedicada a vender software retro de forma legal? La verdad es que Evercade nace con una carta de presentación excepcional y una idea estupenda detrás, pero toma una serie de decisiones discutibles que acaban comprometiendo una idea sensacional que queda en un mero intento más por satisfacer sin éxito a los seguidores del juego clásico.

Os debo reconocer que el concepto de Evercade, como seguidor del mundo del videojuego clásico, me pareció interesante desde el primer momento. ¿Una máquina portátil dedicada a traer de vuelta de forma oficial y legal a los clásicos de los ochenta y los noventa? ¿Capaz de servir, además, a las desarrolladoras de neo retro como plataforma en la que sacar juegos en formato físico? En un sector como el del clásico, en el que todo funciona a base de máquinas procedentes del mercado asiático con la única intención de aprovechar los recovecos legales de la emulación y las roms, con buenas ideas y creando necesidades entre los aficionados del retro, Blaze podía tener un proyecto interesante entre manos.


Sin embargo, y sin ser todo negativo en su hardware, sí que hay una colección de decisiones discutibles que escapan a mi entendimiento. Tantas que me llevan a plantearme si existe algún lugar en el mercado para una propuesta como Evercade. ¿Qué alternativa real ofrece a lo que los jugadores ya hacen actualmente en sus máquinas no oficiales? No me malinterpretéis: la idea es buenísima y da una segunda vida útil y legal a los juegos clásicos con un diseño y precio coherente… ¿Pero ha terminado apostando tanto por la homogeneidad y la sencillez que termina condenándola al más puro ostracismo? Puede que sí, pero mejor ir por partes. ¿Cómo es la experiencia de un jugador que decide apostar por la idea de Blaze y qué podrá disfrutar en los distintos packs a la venta?


Evercade es la plataforma dispuesta a poner un punto intermedio entre la ilegalidad más supina y los reestrenos de precio discutible en consolas de actual generación, ¿pero es la respuesta que buscamos los aficionados? En unas cosas sí, en otras no. Te contamos qué nos ha parecido la experiencia a sus mandos.


Mejor apariencia que hechos


Se podría haber apostado por un mejor visionado en la pantallaAl tacto, Evercade se ve una máquina construida con buen ojo. Ergonómica, buena decisión en la colocación de los botones y una cruceta que, a simple vista, podría recordar a las mejores referencias de los tiempos de Saturn. Su diseño se ve rematado con la buena idea de completar la carcasa trasera con el cartucho blanco que completa el diseño sobrio de la plataforma, cerrándola por completo y sin dejar recovecos cóncavos. El modelo más barato, que incluye el primer cartucho de Namco Museum, se puede comprar por 69,99 euros. Hay un modelo Premium que incluye varios cartuchos por un precio superior. ¿Cómo una máquina como la presente puede venderse a un precio tan competitivo? La respuesta la tenemos al encenderla.


Siendo una pantalla de unas dimensiones similares a las de PSP, la realidad es que no es de una gran calidad. Es cierto que un sistema concebido para correr juegos retro no requiere de una resolución surrealista, pero no es menos cierto que se podría haber apostado por un mejor visionado. El sonido suena algo enlatado, circunstancia fácilmente solucionable con unos auriculares, y aunque ofrece salida mini HDMI para poder jugar en una televisión no se incluye el cable en ninguno de los packs. La cruceta solo se parece a la de Saturn, lejos de ofrecer el control preciso del mando de la consola de 32 bits. No siempre ha respondido bien cuando he querido moverme a la izquierda, puede que sea algo concreto de mi modelo de prueba, pero no me ha dado buena sensación a los mandos.


Entiendo que es difícil ajustar el precio para ser competitivo en un mercado como el presente, pero puede que Blaze se haya pasado de frenada con los componentes económicos para tener un precio de venta atrayente. De hecho, su simpleza en cuanto a configuración ya le ha costado un disgusto: el pack de Technos ha mapeado mal los botones de Double Dragon 2 y Renegade hasta el punto de hacerlos prácticamente injugables, y como no hay forma de mapear los botones de la máquina desde las opciones hay que aplicar un parche mediante USB para corregir el problema. ¿Habría complicado mucho al sistema tener un mapeado de botones? Evidentemente, no. Más allá del idioma y la visualización del juego con el formato original o a pantalla completa poco más hay que hacer en Evercade en cuanto a configuración.


¿Y qué tal los juegos?

Probamos Evercade, la respuesta legal al mercado retro de videojuegos

Blaze es perfectamente consciente del público al que se dirige, de ahí que haya creado cartuchos para Evercade con un manual de instrucciones a color repleto de detalles de cada uno de los juegos incluidos en los packs. No son cartuchos excesivamente caros, hablamos de unos 20 euros cada uno, pero no me entra en la cabeza dos decisiones tomadas por sus desarrolladores: incluir tan pocos títulos en cada cartucho y la elección de conversiones en lugar de los videojuegos originales. ¿Quién querría jugar al Double Dragon de NES teniendo el original de arcade? ¿Por qué apostar por el Pac-Man de la consola de Nintendo en lugar del histórico de Namco de recreativas? Hay una respuesta.


Probamos Evercade, la respuesta legal al mercado retro de videojuegosProbamos Evercade, la respuesta legal al mercado retro de videojuegos

Parece ser que, según contó Blaze al youtuber MetalRockJesus, el objetivo de la firma era homogeneizar sus decisiones. La visualización de los juegos sacados de ports de consola facilita mucho su puesta en escena en la máquina, sin tener que jugar con resoluciones extrañas o con problemas de configuraciones de botones para algunos juegos. A mí no me parece una decisión que justifique tal movimiento, pero puedo entenderla. Además, aunque en mi caso personal pueda preferir jugar a las versiones de recreativa, también tienen su encanto las versiones de NES de ciertos clásicos. Completan sus colecciones rescatando algunas rarezas de muchas empresas clásicas como Interplay, Data East, Namco o la propia Technos.


Por otra parte, y dado lo arriesgada y atrevida que es la propuesta, me sorprende el valor que tienen a la hora de separar las colecciones de juegos en packs tan cortos de contenido. ¿De veras no se habría podido incluir todos los juegos de Namco en un único cartucho? La realidad es que el segundo pack, de hecho, queda bastante cojo de contenido si lo comparamos con el primero, que tampoco es que vaya sobrado de grandísimos éxitos de la empresa tras Pac-Man o Dig Dug. Sé que a los fans del retro les encantará hacerse con los juegos, sus manuales de instrucciones y cajitas, pero tengo serias dudas sobre el interés de algunos de los que ya han salido a la venta para dicho público.


Buenas intenciones, pocos aciertos

Probamos Evercade, la respuesta legal al mercado retro de videojuegos

Evercade es un producto coherente y que debería existir en un mercado sediento de experiencias clásicas en las que no siempre es fácil acceder a contenido legal de forma sencilla en tiendas, pero puede que Blaze haya pecado de crédula con su creación. La realidad es que los aficionados al juego retro están tan apegados al uso de máquinas capaces de emular y cargar roms que, si pretendes hacerlos pasar por caja, necesitas crearles una necesidad que no puedan encontrar en sus plataformas y hábitos ya adquiridos. Una necesidad habría sido esas bellas colecciones físicas en caja y cartuchos, pero no parece que sean packs lo suficientemente atrayentes para convencer a los jugadores más entusiastas del sector.


Probamos Evercade, la respuesta legal al mercado retro de videojuegos

Huelga decir que estoy lejos de defender cualquier tipo de comportamiento ilícito con roms y emuladores, pero nos estaríamos engañando si obviásemos o ignorásemos una realidad evidente y real. Nintendo o Sega han sabido crear una necesidad a los jugadores de retro con sus consolas Mini trayendo de vuelta el tacto nostálgico de los mandos y vistiendo las plataformas con bellos e intuitivos menús con selecciones de juegos atractivos repletos de grandes clásicos; no creo que sea exagerado decir que Blaze no ha entendido tanto a su público como lo han hecho las firmas niponas, de ahí que crea que la plataforma necesite algo más que lo presentado en tiendas para que sea un genuino éxito.


Que la máquina tenga un precio competitivo es fabuloso, pero no a costa de la calidad de los componentes, que acaban siendo un problema más para el propio hardware. Me encanta que sea una puerta de entrada para desarrolladores independientes de neo retro como es el caso del pack de Mega Cat Studios o el cartucho que saldrá en el tercer cuarto de año con Xeno Crisis y Tanglewood, pero no son suficiente motivo para garantizar su permanencia en las tiendas durante mucho tiempo. Es obvio que Blaze y Evercade tienen buenísimas intenciones, pero su puesta en escena y propuesta han terminado siendo bastante decepcionantes.


Comentarios (25)
Comentarios