Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Funko Pop: ¿Moda horrenda u objeto de coleccionistas? La locura que también ha invadido los videojuegos

Funko Pop: ¿Moda horrenda u objeto de coleccionistas? La locura que también ha invadido los videojuegos

Por  /  4 de septiembre de 2021       
123 comentarios
Recientes

A día de hoy es imposible entrar en una tienda de cómics, videojuegos o en una librería y no encontrar una pared entera llena de Funko Pop. Pero, ¿qué tienen estos muñecos para tener tanto éxito y no parar de crecer? Hoy analizamos este fenómeno y charlamos con coleccionistas, tiendas y diseñadores para comprenderlo y disfrutarlo entre todos.

"Sea con X-Men o con Breaking Bad, ten por seguro que encontraremos algún fenómeno de la cultura pop para engancharte". Brian Mariotti, CEO de Funko, dijo esto hace 5 años.Y a día de hoy es una afirmación que sigue estando muy vigente. Solo hablando de los Funko basados en series de videojuegos, desde 2012, hemos tenido figuras de Sonic, de Mass Effect, de Assassin's Creed, de Borderlands, de Fallout, de Bioshock, de Pac-Man y ¡hasta de los simpáticos robots del cooperativo de Portal 2! Todo tiene cabida en el universo Funko. "Nosotros, los fans y los vendedores creamos un pequeño triunvirato de lo que va a vender bien, de lo que va a ser más demandado en las tiendas; y no siempre es Star Wars o Marvel. Quiero decir que una serie como Supernatural, que no es tan grande como la franquicia Star Wars, tiene una gran base de fans muy devotos que compran muchísimos Funko", explicó Mark Robbe, director de Marketing de Funko en 2015. Y así es como Funko ha calado tan, tan hondo entre sus fans: sabiendo encontrar qué mundo de ficción les apasiona para convertirlo en muñecos.


He podido charlar sobre el fenómeno Funko con Paul Scardino. En 2021, Paul entró en el libro Guiness de los Records como el coleccionista que más Funko posee del mundo. "Actualmente tengo 6000 Funko Pops. Me encantan porque los Funko Pops representan a personajes que no puedes obtener normalmente en un formato coleccionable. Su aspecto es genial y, además, son baratos si los comparas con otras series de figuras que son mucho más caras. Para mí, lo importante de Funko no es poseer muchos, sino que te ayuda a conectar con otras personas. Ver a gente conectar y hablar sobre los Funko de mi colección me produce mucho más placer que mirarlos. Los Funko son un puente para unir a personas interesadas en ellos y que saben valorarlos". A día de hoy, Funko Pop es mucho más que un motor para crear comunidades de fans, es una máquina de hacer dinero que no para. En el último trimestre de 2020, la empresa creció un 18%, alcanzando unas ventas estimadas de 171 millones de dólares. Y todo empezó con el deseo de una persona, de Micke Becker, de comprarse un muñeco.



Como se explica en el documental Making Fun: The Story of Funko emitido en Netflix, toda esta aventura comenzó en 1998. Becker quería comprar un muñeco cabezón del personaje de la cadena de restaurantes Big Boy. Dicho así, seguro que no sabéis de qué personaje estoy hablando. Se trata de una escultura enorme de un niño sonriente sujetando una hamburguesa en sus manos. Es una mascota tan famosa en América que tiene su imitación en Los Simpsons. En la serie de Matt Groening, la tienda de Donuts Lard Lad lo tiene como su gigantesco representante; solo que sujetando un rosco con su mano en lugar de una burguer. ¿Y por qué no lo compró? Becker lo explica así: "quería comprarme un muñeco cabezón de Big Boy, y encontré uno que costaba 9.000 dólares. Pensé: ni loco voy a gastar tanto dinero en eso". Lo siguiente que hizo fue hablar como Mike López, director de los restaurantes desde 1974, y se ofreció a hacer él mismo uno, más barato y a su estilo. López le dijo que ok y le cedió los derechos de Big Boy. Mike Becker hizo su propia figura en forma de muñeco cabezón. Su madre, tras ver su creación, lo llamó por teléfono y le dijo: "cariño, es bonito, pero nadie va a querer comprarlo". Pero su madre se equivocaba. Sus Big Boy se vendieron como pan caliente. Tras este experimento, el negocio se puso en marcha. Primero llegó el muñeco Computer Bob, luego Austin Powers, Betty Bop, su propia mascota: Freddy Funko... Y, de ahí, hasta alcanzar esos 171 millones de dólares. A veces, las madres se equivocan.


De Big Boy a Vault Boy: Todo conectado por los Funko

Funko Pop: ¿Moda horrenda u objeto de coleccionistas? La locura que también ha invadido los videojuegos

No fue hasta 2002 que esas conexiones entre fans de los Funko de las que habla Paul Scandino tuvieron un lugar oficial en el celebrarse. Se organizó una primera convención en ese año a la que asistieron 70 personas. Se la llamó Funko Fundays 2002. Y en ella se hizo algo muy innovador y lucrativo: anunciar un muñeco que sería exclusivo de esa edición. Fue Super Freedy, la versión superheróica de la mascota de Funko. A día de hoy se puede encontrar en ebay por 3000 dólares. Por supuesto, esta convocatoria fue un éxito y, a día de hoy, los fans se vuelven locos por descubrir y comprar los Funko exclusivos de tirada limitada de estos eventos. Daniel González García, creador de contenido sobre Funko Pop en Instagram y twitch como funkopophunterspain, me lo cuenta así: "lo que más le gusta a la comunidad, aparte de ver unboxings, son las jornadas de convenciones en las que Funko anuncia sus productos exclusivos de dicha convención y el dia que los ponen a la venta. Son los días que más ambiente y nervios hay por ver qué hay y cómo se pueden conseguir".


Funko Pop: ¿Moda horrenda u objeto de coleccionistas? La locura que también ha invadido los videojuegos

Fue tras vender Mike Becker la empresa, cuando los Funko adquirieron sus característicos ojos, cabezas y cuerpoY aquí empieza lo complicado de coleccionar Funko, porque no solo tienes que estar atento a las novedades que se lanzan, también de los que aparecen en estas reuniones y de las variaciones de los personajes más populares: "hay sets que son pequeñitos y esos son fáciles de completar; si los cogiste en su dia, claro. Pero hay otros como los de Dragon Ball, Marvel o Harry Potter que es imposible y es contraproducente porque no paran de salir y haber novedades. No ves el final y eso acaba agobiando." Y esto también ocurre con los Funko basados en videojuegos: "Nemesis de Resident Evil 3, por ejemplo, al salir el Remake se revalorizó mucho. Leon, de Resident Evil 4, también es muy buscado, como los primeros Master Chief de Halo también, que son muy muy cotizados". Pero los Funko no tuvieron el aspecto que tienen a día de hoy Nemesis o el Jefe Maestro hasta el año 2010. Cuando la firma juguetera consiguió los derechos de Warner Bros. Fue entonces, y tras vender Mike Becker la empresa, cuando los Funko adquirieron sus característicos ojos, cabezas y cuerpo. Y también cuando empezaron a fagocitar con hambre todas las licencias, franquicias e iconos de la cultura Pop de la historia. Dos años después, llegarían los primeros Funko basados en series de videojuegos.


Funko Pop: ¿Moda horrenda u objeto de coleccionistas? La locura que también ha invadido los videojuegos

¿Y cuáles fueron los primeros Funko basados en videojuegos? La línea Funko Pop Games comenzó con un acuerdo entre la juguetera y la desarrolladora PopCap al poco tiempo de que la adquiriera EA. PopCap es la autora de Plants vs Zombies. Sus personajes tuvieron el honor de ser los primeros Funko de videojuegos en aparecer en las tiendas. A día de hoy, según Paul Scardino, los más populares de la línea Funko Pop Games son los de "las franquicias: Overwatch, Halo y Five Nights at Freddy." Pero no son los que más se venden a día de hoy. Hablo con Alberto Gracia, de Atlántica 3.0; "de esa tienda, situada en Calle Estrella 14, en Madrid, el 50% está destinada a Funko Pop y el resto a la saga de Harry Potter." Y me cuenta que lo causa furor son los Funko de Fortnite. Alberto me explica que, en la actualidad, casi todas las tiendas tienen algo de Funko: "nosotros tenemos en nuestros almacenes unas ocho mil unidades, y almacenarlas es un sufrimiento. Date cuenta que una tienda especializada como la nuestra tiene al menos unas 1.000 referencias diferentes." Eso sí, según él, el pico de ventas se produjo hace "un par de años". A día de hoy, las ventas se han estabilizado ya que han aparecido muchos competidores en calidad, precio y hasta en diseño. Además, no todos los Funko se compran en tiendas especializadas como la de Alberto. Aquí entran en juego los Funko vaulted, custom y los falsificados.


¿Tienes un Funko Vaulted? Entonces tienes un tesoro

Funko Pop: ¿Moda horrenda u objeto de coleccionistas? La locura que también ha invadido los videojuegos

Charlo con Rubén Zarzo, de Funkonianos y poseedor de 730 Funko en su colección: "un Funko Pop! Pasa a ser vaulted (descatalogado) por varios motivos, por bajas ventas, porque no tiene tirón suficiente, porque a Funko no le genere el beneficio esperado, o porque ya lleve tiempo en el mercado y se haya perdido el interés. También porque se haya acabado el contrato entre Funko y la marca dueña de dicha licencia. Esto es referente a las figuras regulares, porque con las exclusivas es otro tema. Ya sean exclusivas de tiendas o de convenciones, estas tienen un número limitado de piezas, la cantidad exacta solo la sabe Funko, salvo en algunas exclusivas que sí que nos dicen las que han fabricado. Entonces, cuando ya se agotan las figuras que debían fabricar de cada figura, pasan a ser vaulted." Esta situación da lugar a mucha especulación y a la compra-venta de figuras fuera de las tiendas; incluso a algo más extraño: "yo he llegado a una tienda y ver a un chico, segundos antes que yo, coger con sus manos una figura cuyo precio en tienda debía rondar los 15€. Le pregunté si se la iba a llevar porque, si no, me la llevaba yo; y con toda su cara, sin haberla pagado siquiera me dice: si la quieres, en cuanto la compre te la vendo por 30€." Sobre las figuras vaulted, si tenéis la original del Jefe Maestro de la que hablaba antes, o las de World of Warcraft, tenéis un tesoro, por lo que me cuenta Rubén.


Funko Pop: ¿Moda horrenda u objeto de coleccionistas? La locura que también ha invadido los videojuegos

Además de la especulación por las vaulted, hay otro negocio que florece a través de las redes sociales: los Funko custom. Se trata de diseños personalizados creados por artistas partiendo de modelos de Funko base, sin color ni detalles. Con ellos, se crean Funko que todavía no existen, como una imposible colección sobre GTA que a Rubén Zarzo le encantaría que existiera. La propia empresa Funko suministra unos modelos de Funko D.I.Y. de chico y chica para que los creadores hagan los suyos; claro que esto tiene una contrapartida: los Funko falsos, las imitaciones de más o menos calidad que se venden haciéndose pasar por Funko auténticos. ¿Y cómo podemos distinguir uno falso de uno verdadero? Rubén me da estas claves: "de prácticamente todas las lineas de Funko se han hecho Funko falsos, solo pegando un vistazo al mayor vendedor online del mercado chino te puedes dar cuenta. Para detectar las falsas hay que fijarse en varios factores. Los más importantes son la impresión de la caja, los recortes de la caja, el material del cartón y del plástico, tanto del interior como del exterior, la numeración de debajo de la caja y de la figura. Aun así, cada vez es más difícil identificarlos."


Funko Pop: ¿Moda horrenda u objeto de coleccionistas? La locura que también ha invadido los videojuegos

Funko lleva más de 20 años vinculado a la cultura pop, y casi 10 años al mundo del videojuegoComo hemos visto, Funko lleva más de 20 años vinculado a la cultura pop, y casi 10 años al mundo del videojuego, pero tras haber alcanzado su cima en ventas hace dos años, y siendo víctima en la actualidad de productos falsos, de la especulación y de una fuerte competencia, ¿cómo será su futuro? ¿Desaparecerán los Funko algún día o la marca seguirá creciendo y creciendo? Según Roberta Barban, doctora en Bellas Artes y profesora en UNIR en el máster universitario de diseño industrial y desarrollo de producto, "Los Funko han evolucionado desde aquel muñeco de Big Boy hasta los actuales para provocarnos, ahora, sensaciones más lúdicas, carismáticas y divertidas. Por la proporciones que hay entre la cabeza y el cuerpo, y por la semántica de la forma, nos remiten a un estado de ánimo relajado y descomprometido, uno similar a cuando jugábamos con nuestros amigos cuando éramos niños." ¿Los Funko volverán a evolucionar y ser rediseñados para seguir fomentando estas sensaciones y ayudar a los fans a conectar más? ¿O acabarán desapareciendo, dejando huérfanas paredes enteras de tiendas que antes cubrían por completo?


¿Desaparecerán los Funko o serán eternos como Lego?

Funko Pop: ¿Moda horrenda u objeto de coleccionistas? La locura que también ha invadido los videojuegos

Enrique, de FukoPopEs, poseedor de 600 Funko Pop tras coleccionarlos durante 5 años, opina: "sobre el futuro de Funko, llevamos años con las mismas preguntas y las mismas respuestas, que si es una burbuja, que si es una moda, que si algún día acabará. Es posible, y cierto es que las falsificaciones y la especulación son un lastre para el hobby. Pero bueno, hay otras empresas de juguetes coleccionables que entiendo empezaron igual y ahí siguen: Playmobil, Lego… ¿Que la burbuja puede estallar en un par de años? Quizá, pero también puede que Funko siga viva muchos más." Eso no lo sabemos, lo que sí sabemos es la gran aportación que los Funko han hecho a nuestro mundo. Gracias a lo que inició Micke Becker en 1998, ahora podemos comprar figuras de Sekiro, de Charizard o de Crash Bandicoot sin arruinarnos. Funko ha permitido a todos los públicos poder tener un pedacito de sus héroes de videojuegos favoritos en casa, y ha animado a otros fabricantes a hacer lo mismo, a crear figuras baratas, bien diseñadas y asequibles. Y no solo eso, como me explicó Paul Scardino, han ayudado a los fans a reunirse y hablar de sus héroes y de sus sueños a través de estos muñecos. Así que, evolucionen como evolucionen, acaben desapareciendo o siendo devorados por la especulación o la sobreexplotación, lo que Funko ha logrado en estos 20 años ha sido maravilloso. Y todo comenzó en una hamburguesería.


Comentarios (123)
Comentarios