Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Clásicos Modernos: Mass Effect

Clásicos Modernos: Mass Effect

Por  /  28 de marzo de 2015       
285 comentarios
Recientes

En 3DJuegos estrenamos nueva sección, y Mass Effect es el encargado de inaugurarla. Con Clásicos Modernos repasamos algunos de los lanzamientos recientes que pasarán a los anales de la historia de los videojuegos, y ¿qué mejor forma de hacerlo que con el Comandante Shepard y su primera aventura? Uno de los mejores videojuegos del pasado ciclo y una obra legendaria.


La ciencia ficción es una de las temáticas más a menudo cultivadas en el mundillo de los videojuegos, sin embargo pocas veces habíamos disfrutado de una obra con la densidad, la profundidad y el grado épico de Mass Effect. La saga comenzó su andadura en 2007 con el videojuego de Xbox 360, pero no tardó en expandir sus redes a otras plataformas con la llegada del programa a PC y PlayStation 3. BioWare consideraba que el juego tenía potencial para brillar en todo el panorama, y razón no les faltaba. La obra completa, desde el primero al tercer episodio, no sólo contó con el favor generalizado del público, sino que además cosechó aplauso por parte de una crítica que vio en la obra del estudio canadiense la odisea espacial que el género RPG nunca había disfrutado de una forma tan ambiciosa.


Se trata de uno de los videojuegos más importantes de la generación anterior y, como tal, un lanzamiento emblemático a la hora de construir la progresión de un género tan relevante como el del rol. Es por la relevancia de esta propuesta que nos hemos decidido a que sea la primera en abrir un nuevo formato de reportajes en 3DJuegos. Si con Memorias Retro deconstruimos algunos de los lanzamientos más importantes del pasado, con Clásicos Modernos nos inclinamos por, como su propio nombre indica, rendir culto a producciones que no por más recientes dejan de rayar a una altura también extraordinaria y se han convertido ya por méritos propios en imprescindibles.


Fecha de lanzamiento y plataformas23-11-2007 (Xbox 360) / 11-06-2008 (PC) / 13-12-2012 (Playstation 3)
GéneroRol y Acción (Ciencia ficción)
DesarrolladorBioware
Personal clave en su producciónCasey Hudson, Ray Muzyka y Greg Zeschuk
Motor gráficoUnreal Engine
VentasMás de 7 millones de copias para toda la saga


¿Cómo surgió?


Al contrario que la mayoría de franquicias del momento, las aventuras del Comandante Shepard eran imposibles de entender de forma independiente y sólo tienen sentido como saga. Sin embargo nuestra intención no es la de abarcar la serie al completo, sino sencillamente la de dar unas pinceladas sobre el juego original, el que comenzó la leyenda. Era el año 2005 cuando BioWare anunciaba el primer título como parte de la trilogía del protagonista, y hacía pública su intención de que el usuario se sintiera especial y poderoso en el pellejo de ese héroe. Meta que consiguieron de sobremanera.


La intención del estudio de sumergirse en una historia de ciencia ficción completamente original llevaba años coleando, y la idea de ver la forma de contar una narrativa de este épica calado de manos de un equipo tan veterano y brillante como el de los creadores de Baldur’s Gate, Neverwinter Nights o KOTOR se dibujaba en el horizonte como un motivo más que suficiente para prestarle atención a su proyecto. La adopción de Unreal Engine como versátil herramienta tecnológica hizo el resto para una producción que contó en primera instancia con el apoyo de Microsoft Game Studios para la exclusiva temporal del programa en Xbox 360.



Los factores que le han hecho grande


  • Innovadora mecánica de toma de decisiones con relevancia a largo plazo.
  • Épica narrativa construida alrededor de un personaje desarrollado por nosotros.
  • Partidas guardadas e importables juego a juego para construir la sensación de saga.
  • Apartado shooter bien resuelto con un estilo de coberturas sencillo pero correctamente ejecutado.
  • Generoso abanico de poderes y gran posibilidad de personalizar el progreso.
  • Un más que notable editor de personaje para customizar un Shepard a nuestro gusto.
  • Extraordinaria sensación de grupo con nuestros compañeros de andanzas.
  • Sentido de exploración y descubrimiento brillantes.
  • Fascinante universo de razas, planetas e intrigas creado por sus responsables.
  • Fenomenal estilo y puesta en escena para las conversaciones.


¿Qué ofreció?


Brillantez y sensaciones. El primer juego de la franquicia fue el que sentó las bases de lo que vendría siendo una de las IPs más importantes del mundillo. En él encarnábamos al atribulado Comandante Shepard, al que en el primer juego asistíamos a su nombramiento como Espectro y su posterior libertad absoluta para surcar las galaxias en este grupo de agentes especiales de élite que velaba por el bienestar del universo ante la temible amenaza de los Segadores. Este brevísimo resumen no puede sintetizar la complejidad del entramado argumental no sólo de la serie al completo, sino también de este primer videojuego en solitario.


Fundados en 1995 por los emblemáticos Ray Muzyka y Greg Zeschuk, ya retirados, el estudio especializado en videojuegos de carácter RPG nos ha traído desde Canadá algunas de las producciones más potentes del género. Tras un título de combate de mechas llamado Shattered Steel, dieron su primer golpe encima de la mesa con el brillante Baldur’s Gate y su segunda parte, dejando claro que en su equipo había talento a raudales. Entre medio un coqueteo con el shooter con la brillante secuela de MDK para después continuar ya con su verdadera pasión, un género rolero al que brindarían joyas de ambientaciones tan distintas como Neverwinter Nights (espada y brujería), KOTOR (ciencia ficción sobre La Guerra de las Galaxias), Jade Empire (inspirado en oriente y las artes marciales) y Star Wars: The Old Republic (su primera incursión en los MMOs). Siempre apasionados por las nuevas propiedades intelectuales, en la pasada generación de máquinas elaboraron las trilogías de Mass Effect, otra oda al espacio esta vez completamente original, y los sobresalientes de Dragon Age. Los Padres de la Criatura: BioWareFundados en 1995 por los emblemáticos Ray Muzyka y Greg Zeschuk, ya retirados, el estudio especializado en videojuegos de carácter RPG nos ha traído desde Canadá algunas de las producciones más potentes del género. Tras un título de combate de mechas llamado Shattered Steel, dieron su primer golpe encima de la mesa con el brillante Baldur’s Gate y su segunda parte, dejando claro que en su equipo había talento a raudales. Entre medio un coqueteo con el shooter con la brillante secuela de MDK para después continuar ya con su verdadera pasión, un género rolero al que brindarían joyas de ambientaciones tan distintas como Neverwinter Nights (espada y brujería), KOTOR (ciencia ficción sobre La Guerra de las Galaxias), Jade Empire (inspirado en oriente y las artes marciales) y Star Wars: The Old Republic (su primera incursión en los MMOs). Siempre apasionados por las nuevas propiedades intelectuales, en la pasada generación de máquinas elaboraron las trilogías de Mass Effect, otra oda al espacio esta vez completamente original, y los sobresalientes de Dragon Age.

De hecho el enrevesado y profundo hilo narrativo es uno de los principales puntos fuertes de un título que también supo ser robusto en sus dinámicas puramente jugables. Su fundamento principal era el de su vertiente shooter, puesto que así era como se resolvían la mayor parte de las misiones en un planteamiento de juego de acción en tercera persona con armas de fuego, poderes y, sobre todo coberturas. El tema de los parapetos era uno de los fundamentos del progreso de los títulos de disparos en la anterior generación, y Mass Effect se apoyó en lo que habían propuesto otras producciones recientes como Gears of War, por ejemplo. Así con esa sólida mecánica shooter, la mezcla de los poderes bióticos con un arsenal bien diseñado y con un ligero barniz táctico en forma de instrucciones que podíamos dar a nuestros compañeros de equipo.


Y es que las escenas de acción, a pesar de que eran parte primordial, eran sólo un minúsculo porcentaje del entretenimiento que ofrecía Mass Effect. Relaciones sociales con los miembros de nuestro escuadrón, viajes espaciales, exploración de planetas desconocidos con nuestro vehículo Mako, una sencilla pero cuidada mecánica de progresión, un potente editor para diseñar el héroe que deseáramos y un estilo de conversaciones fenomenal para elaborar sobre otra de las "patas" de la mesa que había diseñado BioWare: Los diálogos. En definitiva, una obra complejísima y muy completa que ayudó a hacer avanzar el género RPG en una dirección quizá menos purista y algo desnaturalizada en su mezcla con el género de acción, pero que definitivamente sentó cátedra y nos regaló uno de los grandes videojuegos del siglo XXI.



¿Sabías que?


  • El multijugador estuvo en los planes de BioWare desde el juego original. No se incorporaría hasta el tercero.
  • También hay espacio para la historia: Septimus y Wrex intercambian una célebre frase de Winston Churchill a Bessie Bradock: “Puede que esté borracho, Krogan, pero tú eres feo y yo mañana estaré sobrio”.
  • En un principio las similitudes con Star Trek eran tan fuertes que se descartó una línea argumental completa por el excesivo parecido.
  • El nombre del videojuego estuvo a punto de ser SFX, las iniciales del nombre en clave utilizado durante su producción: Science Fiction X. Al final acabaron escogiendo Mass Effect de entre 10 propuestas más.
  • El Comandante Shepard fue bautizado con ese apellido por el astronauta Alan Bartlett Shepard, primer americano en llegar al espacio.
  • Los Krogan fueron diseñados con inspiración de insectos y murciélagos.
  • El perturbador sonido de los Segadores es, en realidad, una captura de audio de un cubo de basura a prueba de osos abriéndose y cerrándose.


La pregunta


Comentarios (285)
Comentarios