Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Satoru Iwata

Satoru Iwata

Por  /  13 de julio de 2015       
209 comentarios
Recientes

Cambió el rumbo de Nintendo, logró abrir el mercado del videojuego como nunca antes lo había hecho nadie, luchó contra accionistas, vivió lo mejor y lo peor de la compañía… pero este fin de semana no pudo más contra el cáncer. Satoru Iwata se ha ido, pero deja un gran legado a sus espaldas, el de un presidente cercano, humilde y divertido que ha representado como nadie los valores de Nintendo.

No hay texto posible capaz de hacer justicia a la vida y obra de una persona como Satoru Iwata. Fue el cuarto presidente de Nintendo y sin embargo el que tuvo el mandato más corto: sólo trece años… ¡pero vaya años! Nadie en la historia de esta centenaria compañía consiguió tanto en tan poco espacio de tiempo. Desde su entrada, logró cuadruplicar el valor de la empresa (impresionante el gráfico de Reuters) y a él se debe que la palabra "videojuego" fuera pronunciada por millones de personas que hasta entonces se habían mantenido alejadas de esta forma de entretenimiento.


Nos enteramos de madrugada de que Iwata nos había dejado para tomar una tubería hacia el cielo junto a otros grandes como Yamauchi o Yokoi. Ya no habrá más "hello everyone", "please, take a look" ni "please understand"... pero le recordaremos así, como aquel hombrecillo sonriente que, con más o menos suerte, conseguía ilusionarnos con cada Nintendo Direct que presentaba. Haced un esfuerzo y decidnos algún presidente de otra compañía que pudiese rivalizar con él en la demostración de esta cercanía, de esta forma de acercarse a su público. Ni uno…


El PresideNteLe daba igual ponerse la gorra de Luigi, mirar fijamente a una banana, prestar su imagen para unos muñecos de trapo o liarse a tortas con Reggie en medio de un E3. Solía decir que en su tarjeta ponía que era el presidente de una gran compañía, pero que en su corazón era en realidad un jugador. Eso lo ha definido como profesional y como persona. Una figura que huía de la arrogancia para mostrarse como uno de nosotros, como alguien que disfruta de los videojuegos, del mundillo, y más en particular del universo Nintendo. Por eso creó los Nintendo Direct y los Iwata Pregunta, para establecer un puente de cercanía hacia los usuarios.


Satoru Iwata

Hoy sobre el cielo de Kioto, y más en concreto sobre la sede de la Gran N, asomaba un arcoiris, la despedida perfecta de Nintendo. El resto lo constituyen la inmensa cantidad de mensajes procedentes de la propia compañía, la competencia y por supuesto la comunidad nintendera. Ahora a nadie le extraña la ausencia de Iwata en el pasado E3. Todas las críticas recientes -algunas infundadas, otras no tanto- se han convertido en alabanzas, porque al final pesan más los logros que los fracasos, y más si estos tropiezos tuvieron de trasfondo siempre el compromiso de intentar revolucionar el videojuego.


Fue mi jefe y siempre fue una persona que me entendió. Trabajador incansable, persona con talento… Pienso que era el mejor líder posibleMasahiro Sakurai (Sora Ltd.)Satoru IwataPocas veces hemos hablado sobre el significado real de la palabra Nintendo. Puede que ahora sea un buen momento: "Los siguientes instantes de tu vida serán inciertos. Lo que te depare el futuro dependerá de tu labor, pero lo que te depare el destino déjaselo a los dioses". Iwata labró su futuro comenzando desde cero, como un programador que hacía videojuegos para jugarlos en su propia calculadora electrónica. Todo hasta que entró a HAL Laboratory, ayudó en la creación de Kirby y poco después se convirtió literalmente en el salvador de la compañía, porque probablemente de lo contrario habría entrado en bancarrota.

La labor de Iwata fue por tanto encomiable, y a pocos se les escapa que tenía una fuerte visión empresarial. En 2002, cuando Yamauchi dejó su cargo, en Nintendo se interesaron por él, por ese talento para ver cosas que los demás no podían. Eso le llevaría en los años posteriores a dos de los mayores éxitos de la compañía: Nintendo DS y Wii. ¿La idea detrás de estas consolas? Algo tan sencillo pero a la vez tan potente como la certeza de que los videojuegos tenían un gran margen de público por explotar. DS vendió 150 millones de consolas, Wii consiguió un centenar.


 Las muestras de afecto han ido por toneladas en las redes sociales, incluidos trabajos personales. Aquí un mosaico creado por Daniel Vuckovic en homenaje a la figura de Iwata. Las muestras de afecto han ido por toneladas en las redes sociales, incluidos trabajos personales. Aquí un mosaico creado por Daniel Vuckovic en homenaje a la figura de Iwata.

Sin embargo, el destino fue caprichoso con Iwata, y lo que funcionó en una generación no tuvo aceptación en la siguiente. Es imposible, incluso un día como el de hoy, obviar la enorme presión a la que se sometió a toda la cúpula directiva de Nintendo, y los medios no estamos ajenos a ello. Pero los que de verdad comprometieron la situación fueron los accionistas. En algunos casos se habló incluso de dimisión. Al final, como todos sabemos, la Gran N tuvo que acceder a lo irremediable dados los malos resultados empresariales: entrar en el negocio de los videojuegos para móviles.


Su pasión, creatividad y liderazgo elevaron a nuestra industriaPhil Spencer (Microsoft)A día de hoy Nintendo presume de un colchón monetario importante procedente de los beneficios obtenidos en el pasado más reciente, pero Iwata deja tras de sí retos que será interesante ver cómo logran superarse. Primero cómo se resuelve la papeleta de los juegos para móvil, luego comprobar si NX es capaz de recuperar la confianza del público. Estamos seguros de que al nipón le hubiese gustado seguir participando en este interesante juego, pero ahora le tocará observar allá donde esté a sus compañeros Miyamoto y Takeda, encargados de continuar este siempre complicado camino hacia el éxito.


Era el presidente de Nintendo, el que se encargaba de los negocios, de que las cuentas funcionasen… pero nunca olvidó su pasión por los videojuegos. Rara vez encontramos un líder de estas características que se involucra en cada desarrollo, pero Iwata lo hacía. Porque había desarrollado videojuegos, y porque era un jugador. Aquí una foto que ha publicado hoy Yutaka Saito, probando uno de sus juegos.Presidente, pero sobre todo jugadorEra el presidente de Nintendo, el que se encargaba de los negocios, de que las cuentas funcionasen… pero nunca olvidó su pasión por los videojuegos. Rara vez encontramos un líder de estas características que se involucra en cada desarrollo, pero Iwata lo hacía. Porque había desarrollado videojuegos, y porque era un jugador. Aquí una foto que ha publicado hoy Yutaka Saito, probando uno de sus juegos.

Lo que ya se ha dejado claro es que no se prevén cambios importantes. Al final, Nintendo no era sólo Satoru Iwata, pero sí su líder, la persona que dejará un legado importante en la forma en que se hacen las cosas dentro de la compañía. Esperemos que esto no se le olvide a nadie. La cercanía para tratar al usuario, haciéndole sentirse parte importante del universo Nintendo. La innovación en cada producto, convirtiendo en único a cada sistema que aparece. La exigencia en los desarrollos, una herencia de décadas de antigüedad que es el mayor símbolo de esta empresa.


Iwata era simpatía, trabajo y valentía, tres rasgos que comparte con Nintendo y que le han valido para luchar en escenarios buenos y no tan favorables. Ha vivido el momento más explosivo de la empresa y también algunas de sus crisis. Por eso, es una pena que se haya ido ahora, en medio de la partida, dejando a otros unos mandos con la opción de "continuar". Porque la vida sigue, y a Nintendo le quedan aún muchas vidas por delante, a pesar de que uno de sus más importantes personajes se haya ido. Le echaremos de menos.


Comentarios (209)
Comentarios