Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Memorias Retro: Planescape: Torment

Memorias Retro: Planescape: Torment

Por  /  23 de febrero de 2017       
53 comentarios
Recientes

Rara es la lista en la que no aparece. Se habla de él como uno de los más grandes y mejores RPG de todos los tiempos… y aún así, es casi un completo desconocido para el gran público. En 3DJuegos rendimos homenaje al mítico Planescape: Torment, una genial aventura de rol que muy pronto, al fin, tendrá continuidad con una secuela espiritual que apunta a repetir hazaña. Con el lanzamiento de Torment: Tides of Numenera más cerca, dedicamos nuestro Memorias Retro al clásico de Black Isle.

Pasan los años, la industria del videojuego avanza, pero hay algo que no cambia; la pasión y admiración que los aficionados al rol occidental sienten por el fantástico Planescape: Torment. ¿Tan bueno es? ¿De verdad merece tamañas alabanzas? Sí, sí y mil veces sí. No importa cuándo lo conociste; si el día que nació, hace más de quince años, o en la actualidad, cuando hay tantas aventuras de rol. Si lo pruebas ¡te marca de por vida!; se graba a fuego en tu corazón y pase lo que pase, juegues a lo que juegues, siempre pensarás en este clásico de Black Isle. ¡Así de bueno era! Así de bueno es. Por la calidad de su guión, por su magistral ambientación, por la libertad de acción, sus personajes protagonistas… por todo en general, seamos sinceros, pues cuesta pensar en un videojuego que transmite las mismas sensaciones que esta obra de Chris Avellone y compañía. Era casi como disfrutar de una memorable aventura de "sigue tu propio camino" con una calidad narrativa de otra galaxia.


Esta es una buena razón para dedicarle, al fin, un Memorias Retro a esta gran obra maestra que como tantas otras del estilo, en su momento no gozó del éxito merecido. No es la única. Con el lanzamiento de su secuela espiritual a la vuelta de la esquina, el prometedor Torment: Tides of Numenera, en 3DJuegos homenajeamos a un videojuego imprescindible e imperecedero; una obra capital en la historia de los RPG occidentales. ¿Lo jugaste en su momento? Comparte con nosotros tu experiencia; cuéntanos qué tal fue el viaje a través del multiverso de Dungeons & Dragons. ¿Es la primera vez que escuchas hablar de él? Entonces, amigo lector, prepárate, porque estás a punto de conocer uno de los grandes tesoros ocultos de la industria del videojuego.


Memorias Retro: Planescape: TormentLA HISTORIA DETRÁS DEL MITO
  • Fecha de lanzamiento: 12 de diciembre de 1999
  • Plataforma: PC
  • Ventas: Cerca de 500.000 copias
  • Género: Rol
  • Desarrollador: Black Isle Studios (Fallout, Icewind Dale)
  • Personal clave en su producción: Chris Avellone, Dan Spitzlev, Timothy Donley, Colin McComb y Mark Morgan (compositor).
  • Motor Gráfico: Infinity Engine

Memorias Retro: Planescape: TormentMemorias Retro: Planescape: Torment

¿Qué hace grande a una aventura de rol? No es una respuesta sencilla: el sistema de combate, la libertad de acción, decisiones morales, la personalización de los héroes… y sin embargo, a cualquiera que preguntéis en alusión a Planescape: Torment obtendréis la misma respuesta. ¡Su historia! Su maravillosa ambientación, la calidad de su narrativa, el tétrico trasfondo argumental que define a sus protagonistas. Todo en este videojuego es tan extraño, tan condenadamente surrealista, que una vez te adentras en su lúgubre universo de fantasía ya no hay vuelta atrás. ¡Te absorbe! Te engancha como pocas obras consiguen gracias a que, aun siendo un RPG tradicional, es a su vez un videojuego único. En su día no había nada como él... ¡ni en la actualidad tampoco! Así de genial fue el trabajo de Black Isle, que no eran precisamente unos novatos en estas lides.


Años atrás ya hablamos de otra de sus obras cumbre, el memorable Fallout, con el que comparte muchos puntos en común. Ambas son aventuras en las que la libertad de acción es total; podías completar el juego sin pelear ni una sola vez, o volverte loco y asesinar a cualquiera que se cruzara en tu camino. En este sentido, el equipo de Chris Avellone y Colin McComb se mantuvieron fieles a esa filosofía, apostando esta vez por las reglas de combate de Dungeons & Dragons que, gracias a Baldur's Gate, disponible tan solo un año antes, se había popularizado de forma espectacular entre los aficionados al PC. Tampoco es que importara mucho.


Torment es ante todo una aventura narrativa; importa lo que se cuenta y, sobre todo, cómo se cuenta. ¿Peleas? Sí, las hay, y algunas bastante espectaculares y divertidas; pero son lo de menos. Si te enamora el videojuego es por su filosofía, por ese tortuoso y deprimente mensaje sobre la vida y la muerte que, de una u otra forma, acaba afectándote a nivel personal. Te implicas en la historia, te preocupas por los personajes, tomas partido de sus decisiones; y esa es una de las grandezas de un videojuego atemporal. Pasen los años que pasen continúa siendo tan genial como el primer día.


Memorias Retro: Planescape: Torment

El Sin NombreMuere y, sin saber por qué, vuelve a la vida. Es un ciclo sin fin. Ansía alcanzar el descanso eterno; traspasar este plano de la existencia para liberar tu alma… pero no lo consigue. El Sin Nombre nunca muere. Y si lo hace, vuelve a la vida ¡y sin recuerdos! Justo así arranca Planescape: Torment, con nuestro protagonista escapando de las frías garras de la parca en una Morgue. Alguien le asestó una puñalada mortal, pero no recuerda quién lo hizo. ¿Por dónde empezar? Aquí viene lo bueno. En su cuerpo se ha tatuado un mensaje que será el punto de partida de un viaje inolvidable. Una sorprendente aventura que saca oro de ese recurso tan manido como es la amnesia. Aquí, en la obra de Black Isle, es la excusa perfecta para sumergirte en un oscuro mundo de fantasía donde lo imposible se convierte en algo habitual; el multiverso de Dungeons & Dragons es el mejor escenario posible para un videojuego en el que cada línea de guión es un auténtico tesoro.


Lo mejor de Planescape: Torment
  • Su asombra ambientación y la enorme calidad de su narrativa.
  • Los diálogos son oro puro. Están escritos con un gusto exquisito.
  • Enorme libertad de acción. Puedes hacer prácticamente de todo.
  • El protagonista y sus compañeros. Poseen un trasfondo argumental digno de alabanza.
  • La ciudad de Sigil y sus alrededores. Es un mundo tan extraño, que ansías explorarlo.


Memorias Retro: Planescape: Torment

DISECCIÓN E INFLUENCIASHace unos cuantos años se filtró un documento con valiosa información relacionada con el desarrollo de Planescape: Torment, y en él, sus responsables hablaban abiertamente de lo que querían hacer, de cómo buscaban sorprender a los aficionados. Apostar por lo extraño. Esa fue una de las premisas capitales que dieron vida a este clásico que es, por ambiente y guión, un videojuego más adulto de lo que estamos acostumbrados. Trata temas escabrosos, y lo hace sin minimizar ni un poco la crudeza del mensaje. La ciudad de Sigil, el surrealista mundo por el que nos movemos, sus habitantes… todo en esta aventura es raro e inquietante. ¡Hasta el arsenal de armas lo es! ¿Espadas? Mejor un bisturí con el que sacar un ojo al enemigo. ¿Pociones curativas? ¿Qué tal un poco de líquido para embalsamar?


Memorias Retro: Planescape: Torment

Tan tétrico es el ambiente, que para sanar las heridas, el Sin Nombre puede usar hilo y aguja para coser laceraciones. Por no mencionar que a veces ¡puede desprenderse de sus órganos vitales! Total, es un cadáver, seguro que alguien les encuentra más utilidad. Parece una tontería, pero esta ambientación es tan fuera de lo común, que es difícil no caer rendido a los pies de un videojuego que, además, sabe muy bien cómo mantener alto el interés. Siempre tienes algo que hacer. Hay montones de misiones secundarias, y todas ellas están escritas con un gusto exquisito, con múltiples opciones para que seas tú quien decida el camino a seguir. Puedes hacerlo en solitario, o recurriendo también a las habilidades de los seis aliados que se pueden sumar a la acción. Son menos que los de, por ejemplo, Baldur's Gate, pero también es verdad que su trasfondo argumental está mucho más trabajo.


La malhablada calavera Morte, el enigmático Dak'Kon, Annah… cada uno de los protagonistas que acompañan al Sin Nombre tienen tanto que decir, y sus historias son tan deprimentes y trágicas, que estamos en las mismas de antes, es imposible resistirse al "quiero saber más; quiero conocer vuestras vidas". Esa es la mayor virtud de Torment, un videojuego que te hace sentir parte de la aventura. No ya solo tomando decisiones que afectan al curso de los acontecimientos, con facciones incluso que buscarán tu apoyo, o tu muerte, dependiendo de lo que hagas. ¿Más allá de leer y dialogar quieres combatir? Puedes hacerlo, ya lo decíamos antes; y además con bastantes opciones a tu alcance. Hay armas de todo tipo, habilidades espaciales y poderosos conjuros mágicos que, en su momento, eran francamente espectaculares. Además, hay un detalle muy interesante.


Puesto que el Sin Nombre ha vivido muchas vidas, tan solo necesita recordar para ser bueno en ciertas artes de combate. De ahí que empiece la aventura como un Guerrero, pero luego pueda convertirse en Mago o Ladrón. Decisiones. Todo se basa en ellas. Y en estos momentos tenéis la decisión más importante en vuestras manos ¿No habéis disfrutado de Planescape: Torment? Animaos a probar este videojuego que es único en su especie; una obra memorable que deja huella en el corazón.


El legado de Planescape: TormentNos dejaron un legado increíble, digno de un estudio de leyenda, pero Black Isle rara vez ha tenido suerte a nivel comercial; sus videojuegos, pese a su enorme calidad, nunca han gozado del éxito en ventas. Le pasó al legendario Fallout... y esa historia se repitió también con Planescape: Torment. Es cierto que el videojuego ha ganado fama con el paso de los años, suele ocurrir; y también recibió montones de premios por la calidad de su argumento, su libertad de acción o lúgubre estética; pero de nada le ha valido. Pasó de hurtadillas, sin levantar revuelo, por una industria que nunca más ha dado otra oportunidad a este genial universo de oscura fantasía. Incluso cuesta pensar en juegos que igualen al clásico de Chris Avellone y Colin McComb a nivel narrativo, lo que dice mucho en favor de su obra.


Memorias Retro: Planescape: Torment

Casi que hemos tenido que esperar 15 años para encontrar un título que, aún con otra ambientación, transmita las mismas sensaciones. Pero ¿hay motivos para la esperanza? ¿Veremos de vuelta un nuevo Planescape? Dejando a un lado las ganas que tenemos por disfrutar de Torment: Tides of Numenera, un primer paso sería adaptar el clásico de Black Isle a los nuevos tiempos, tal y como el equipo de Beamdog ha hecho en los últimos años con Baldur's Gate, su secuela y el no menos clásico Icewind Dale. De momento no hay planes concretos para ello, pero en alguna ocasión se ha dejado caer esta posibilidad. Si hay éxito, claro, se abrirían las puertas al desarrollo de un nuevo videojuego. Idea que nos fascina; más si de él se hacen cargo veteranos del original. Por desgracia, en la actualidad, esto no dejan de ser fantasías. Esperamos que pronto, muy pronto, nos den buenas noticias.



¿Sabías qué? Memorias Retro: Planescape: Torment
  • El guión de Planescape: Torment está compuesto por más de 800.000 palabras, o dicho de otra forma, hay más de 69.000 líneas de diálogo. Incluso hoy en día la cifra es asombrosamente alta. Fallout 4, por ejemplo, tiene 110.000 líneas de diálogo.
  • Planescape: Last Rites. Este era el nombre por el que se conocía el videojuego antes de completar su desarrollo. Sus creadores han llegado a reconocer que era mejor opción que el título por el que se apostó finalmente.
  • "Un cadáver con un atractivo irresistible". Con este mensaje tan peculiar, dicho por una mujer de apariencia mortuoria, Interplay promoción Planescape: Torment. Habría que preguntarse ¿a quién se le ocurrió este eslogan?
  • ¿Planescape en PlayStation? Durante un tiempo se trabajó en tres proyectos ambientados en este universo; el título de PSX era un RPG en primera persona inspirado en King's Field de From Software, que podría describirse como el antecesor de Demon's Souls y Dark Souls.
  • Pese al atractivo de este tétrico universo, Planescape: Torment es hasta la fecha el único videojuego que se ha ambientado en este escenario de campaña de Dungeons & Dragons.
  • Usar tatuajes para recordar tu pasado, para no olvidar; así actúa el Sin Nombre en Planescape: Torment, y así lo hacía también el protagonista de Memento, una película que se estrenó en cines un año después del lanzamiento del videojuego.
  • Miente al menos a doce personas acerca de tu nombre, diles que te llamas Adhan, y por arte de magia, en el bar del Cadáver Humeante, aparecerá un desconocido que responde a ese nombre… aunque no recuerda quién es ni qué hace ahí. ¡Un ser nacido de una mentira!
  • El Sin Nombre puede "ayudarle" a recordar ciertas cosas en beneficio propio, obteniendo así objetos espaciales. En Torment: Tides of Numenera, hay un poder divino que a veces también responde a ese enigmático nombre de Adhan.


¿Cómo jugar hoy en día a Planescape Torment?


Memorias Retro: Planescape: Torment

Sorprende que aún hoy en día, tantos años después, todavía se pueda comprar Planescape Torment en formato físico. En tiendas como Amazon está disponible a un precio irrisorio, sin olvidarnos de GOG, que como tantos otros títulos del estilo, ha adaptado a los equipos actuales este clásico de Black Isle. ¿Os sabe a poco? Los aficionados han creado mods y otras mejoras para que el videojuego luzca y funcione mejor de lo que lo hacía cuando llegó a las tiendas hace ya más de 15 años. Y lo mejor está por llegar. ¡También lo tenemos en español! gracias a la labor de Clan DLAN. No es como para tomárselo a broma teniendo en cuenta las miles y miles de líneas de diálogo que incluye esta aventura RPG.


Comentarios (53)
Comentarios