Análisis de Super Monkey Ball Banana Mania. Muchos contenidos pero sin la suficiente calidad

Análisis de Super Monkey Ball Banana Mania. Muchos contenidos pero sin la suficiente calidad
Facebook Twitter Flipboard E-mail

20 años de Super Monkey Ball, ¿cómo celebrarlo? Sega lo ha tenido claro: con un videojuego que recupere algunas de las mejores experiencias de la saga, con cantidad de niveles y un buen puñado de minijuegos. Os contamos cómo ha resultado esta nueva entrega en nuestro análisis.

Aunque no lo parezca, la saga Super Monkey Ball es una de las más longevas de Sega. Creada originalmente por Toshihiro Nagoshi (también responsable de Yakuza), cuenta con una veintena de títulos estrenados a lo largo de los últimos 20 años. Hay juegos para consola, para portátil y hasta para móviles. Algunas entregas, como Super Monkey Ball Banana Blitz llegaron a incorporar la detección de movimiento (wiimote) con resultados notables.

¿Qué es lo que podemos esperar en Super Monkey Ball Banana Mania? En pocas palabras, una celebración de esta conocida licencia. El juego se autoproclama como el más divertido de la franquicia, al incluir más de 300 fases procedentes de algunos de los mejores exponentes, como es el caso de Super Monkey Ball, Super Monkey Ball 2 y Super Monkey Ball Deluxe. Es decir, una especie de remix (traído a la actualidad) de las experiencias jugables que funcionaron ciertamente bien cuando se estrenaron inicialmente en consolas como Gamecube y PlayStation 2.

Todo esto acompañado de un montón de minijuegos, desafíos y opciones de juego que ya os puedo decir que realmente hacen de Banana Mania un juego grande… aunque no lo suficientemente elaborado como para recomendarlo en la actualidad. Tiene un buen lavado de cara, pero pesan los años en un sistema de juego que peca de tener una cámara frustrante y un sistema de físicas absolutamente desfasado. Una lástima porque la compilación desarrollada por Ryu Ga Gotoku Studio (también autora del reciente Lost Judgment) ofrece una buena presentación y se le nota el empeño de satisfacer al fan.

¿La experiencia definitiva de Super Monkey Ball?

El juego se presenta ante nosotros como la "experiencia definitiva" dentro de la licencia, y lo cierto es que los números acompañan. Hay muchísimos niveles y las modalidades de juego son abundantes. El modo historia, en particular, goza de cantidad de pruebas, con una dificultad creciente y bastante inventiva. El objetivo es sencillo: lleva la bola desde un punto A hasta un punto B, sorteando todos los obstáculos que se te presenten. Hay agujeros que debes evitar, elementos móviles que esquivar y un tiempo límite al que deberás prestar atención.

Una cosa que hace muy bien el juego es proponerte un desafío que gana en complejidad a cada mundo que superas. Tanto es así, que el juego te permite saltarte un nivel por si se te pone muy cuesta arriba, e incluso acudir a una ayuda especial, consistente en doblar el tiempo disponible y darte la posibilidad de ralentizar tus acciones. Esto, unido a la existencia de una considerable variedad temática (praderas, entornos acuáticos, con lava, futuristas...) da lugar a una experiencia satisfactoria desde el plano de la progresión.

Muchos contenidos pero sin la suficiente calidad

Pero hay algo que Super Monkey Ball Banana Mania no sabe hacer bien, y es que resulta frustrante por unas físicas muy mal ajustadas. En particular, las colisiones generan situaciones impredecibles que dan lugar a frustraciones constantes. Hay niveles que se convierten en una auténtica odisea en este sentido, al hacer que los impactos recibidos por elementos del escenario se traduzcan en que tu bola salga disparada irremediablemente hacia una dirección aleatoria de la pantalla. No es un problema menor, sino uno grande, y deberás tenerlo muy presente si decides aventurarte a probar el juego.

En lo técnico, gráfico y sonoro tampoco es ninguna maravilla

A un mejor nivel están los minijuegos, probablemente la parte que más me ha gustado de todo el conjunto. Los creadores no han escatimado en contenidos, con un total de 12 pruebas de lo más simpáticas. Hay carreras al más puro estilo Mario Kart (y en varios circuitos), una especie de brawler para hasta 4 jugadores y hasta la oportunidad de echar pachangas futboleras. Puedes jugarlos en solitario si quieres, aunque ya se sabe que como más se disfruta es en compañía de otros jugadores. En particular, le veo potencial si tienes pequeños en casa.

El conjunto jugable se completa con un modo desafíos con niveles absolutamente locos en cuanto a dificultad, además de una vertiente online en que podrás comparar tus puntuaciones con las de jugadores de todo el mundo. También me ha parecido interesante que el juego te premie con monedas a medida que desbloqueas los logros internos del juego, algo que te permite ir a la tienda y obtener elementos de personalización. De este modo, puedes obtener a Sonic o a Kiryu para jugar con ellos, por poner tan solo un ejemplo. No está nada mal.

Muchos contenidos pero sin la suficiente calidad

Por tener, tenemos hasta un modo foto. Muy básico, pero lo cierto es que no es algo que esperase. Esa es precisamente una de las mejores cosas de Super Monkey Ball Banana Mania: que los desarrolladores se nota que se han esforzado por añadir contenidos y contenidos que logran sacarte una sonrisa. Es un compendio de experiencias muy destacado, pero con graves errores de diseño como ya he recalcado. Básicamente, la calidad jugable no acompaña al repertorio de opciones que tenemos, y eso es una auténtica lástima.

En lo técnico, gráfico y sonoro tampoco es ninguna maravilla. Los escenarios son muy pobres en cuanto a detalles y los temas musicales resultan bastante repetitivos y machacones. Si se hubiese prestado tanta atención a esto como a la cantidad de contenidos, tendríamos un videojuego muy diferente. Creo sinceramente que a Sega le vendría bien replantearse futuras entregas y buscar una evolución de una saga que, por otro lado, tiene potencial.

Una irregular ejecución

Sin sello
Muchos contenidos pero sin la suficiente calidad

Super Monkey Ball Banana Mania

Por: El equipo de 3DJuegos
Sin sello

Super Monkey Ball Banana Mania tiene un montón de contenidos y experiencias, pero que no vienen acompañadas de una buena ejecución. Unas físicas mediocres impiden llegan más lejos a lo que podría haber sido una excelente celebración de los 20 años de esta simpática franquicia. No ha sido así, resultando un título muy irregular en cuestión de calidad. Solamente para muy fans de la licencia que no quieran perderse su particular colección de niveles.

Comprar Super Monkey Ball Banana Mania
5 Cosas que debes saber:
  • Gran cantidad de contenidos, con más de 300 niveles y 12 minijuegos.
  • Fuerte rejugabilidad, gracias a desbloqueables, desafíos y puntuaciones online.
  • Sistema de físicas muy deficiente, que da lugar a muchas frustraciones.
  • La cámara dificulta seguir la acción de forma eficiente.
  • Muy regulares resultados tanto en el plano gráfico como musical.
Jugadores: 1-4
Idioma: Textos en español
Duración: Incalculable
Comentarios cerrados
VÍDEO ESPECIAL

4.975 visualizaciones

El FINAL de GOD OF WAR RAGNAROK explicado

Si ya has tenido oportunidad de completar la última gran aventura de Kratos y Atreus en PS5 y PlayStation 4, te invitamos a debatir y hablar sobre su desenlace en este nuevo especial En Busca del Lore en el que analizamos al detalle todo lo que ha supuesto la historia de God o...