Si te descuidas en Zelda: Breath of the Wild te puede robar la Espada Maestra el invitado menos esperado

Si te descuidas en Zelda: Breath of the Wild te puede robar la Espada Maestra el invitado menos esperado
Facebook Twitter Flipboard E-mail

Un usuario ha descubierto que los miembros del Clan Yiga también pueden hacerse con el mítico arma de Link.

Pasarán 20 años y seguiremos descubriendo secretos de The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Al menos, eso sigue haciendo la comunidad cuatro años después del estreno del juego en Nintendo Switch. Cada semana y casi cada día nos topamos con nuevas curiosidades y genialidades que hacen que no pase el tiempo para las aventuras de Link.

Breath of the Wild no deja de sorprendernos

Os traemos un ejemplo perfecto gracias al usuario llamado ThornyFox, quien ha querido ver cómo actúa el clan Yiga, a quienes seguramente tendréis manía después de que os hayan robado unas cuántas de vuestras posesiones y objetos. Este fan del juego ha querido ponerlos a prueba con la Espada Maestra, el emblemático arma de Link. ¿Osarán cogerla y llevársela? Podéis verlo a continuación.

Como podéis ver sí, son capaces, llegando al punto prácticamente de "romper" el juego, ya que hacen que desaparezca y es un arma fundamental para que Link consiga su objetivo. Para ello, consigue que uno de estos miembros del clan le siga durante algún que otro nivel hasta llegar al bosque Kokoro. Tras eso, solo tiene que ponerle frente a la espada legendaria y sacarla de ahí sin ninguna complicación, para estupor del usuario.

Muy alto tiene el listón Breath of the Wild 2 para seguir sorprendiendo con este tipo de detalles durante tanto años; aunque tendremos que esperar hasta 2022 para comprobarlo. No os perdáis tampoco esta otra curiosidad, con la que consiguen abrir el cofre imposible del juego.

Comentarios cerrados
VÍDEO ESPECIAL

1.300 visualizaciones

20 JUEGOS que serían MEJORES si fuesen MÁS CORTOS

En este nuevo top 20 vamos a reunir los 20 videojuegos con el peor relleno de todos. Son 20 juegos estupendos pero que podrían serlo más si no quisiesen alargar de forma tan artificial su duración. Hay de todo, JRPG, juegos de mundo abierto, aventuras tradicionales y shooters.